BALLENA (Moby Dick)

Mamífero marino, del orden de los cetáceos, que puede superar los 30 m de longitud, con extremidades superiores convertidas en aletas y la cola dividida en dos lóbulos; respira a través de uno o dos orificios situados en la parte superior de la cabeza; puede tener dientes y alimentarse de peces, o bien barbas (láminas duras y flexibles de arriba a abajo de la boca) y alimentarse del plancton y los pequeños crustáceos que filtra a través de ellas. http://es.thefreedictionary.com/ballena

“Los buitres del mar, en la piadosa mañana, y los tiburones, todos de riguroso negro. En vida, pocos de ellos habrían ayudado a la ballena si por ventura ésta los hubiera necesitado, pero al banquete de su funeral acuden todos” (novela Moby Dick)
Herman Melville (1819-1891) Escritor estadounidense

MOBY DICK (Moby Dick) – 1956

mobyd

Director John Huston
Guión John Huston y Ray Bradbury
Fotografía Oswald Morris
Música Philip Sainton
Producción Moulin/Warner Bros.
Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 116m. Color
Reparto Gregory Peck, Richard Basehart, Leo Genn, Harry Andrews, Bernard Miles, James Robertson Justice, Noel Purcell, Orson Welles.

“El poder de Dios es infinito. Cuando estéis al timón en el océano podréis creer que sois realmente poderosos, que escapáis a la mirada divina, que el rumbo de vuestra nave sólo depende de vosotros. Os equivocáis”

La profunda admiración que Huston profesaba por la apasionante novela de Herman Melville, reavivada a raíz de la representación teatral que Orson Welles escenificó en el londinense Duke of York Theatre, dio como resultado esta competente adaptación del texto, que, seis años antes había sido aparcada a causa del fallecimiento del que iba a ejercer como protagonista; concretamente el padre del director, Walter Huston. El perfecto manual sobre la rudeza del oficio ballenero que contenía aquel relato localizado en la Nueva Inglaterra de 1814 fue algo desvalorizado con el propósito de indagar a fondo en su orientación existencial, metafísica y religiosa, hasta convertir la azarosa empresa de la caza de la ballena blanca en un colérico y desesperado enfrentamiento del hombre contra el exorbitante poder divino, que acariciaba los confines de la más estricta blasfemia. Primoroso tratamiento cromático a cargo de Oswald Morris y rotunda interpretación de Gregory Peck, impuesto por la Warner para dar vida al rencoroso y desquiciado capitán Ahab.

Otras películas sobre BALLENAS

¡Liberad a Willy! – Simon Wincer (1993)
La puta y la ballena – Luis Puenzo (2004)
Una aventura extraordinaria – Ken Kwapis (2012)

8 comments

  1. Sin duda una de las novelas de cabecera de muchos, entre los que me incluyo, y una película formidable, diríamos que mostrando los límites de la locura, dando el bueno de Peck un recital también en los límites de la interpretación, para bien o para mal. Por cierto no recuerdo yo la novela como corta, salvo que quieras decir que se hace corta al leerla. Puede tener muchas lecturas, desde la visión natural de novela de aventuras a una revisión simbólica que alberga mil posibilidades.

    Me gusta

  2. Seguramente se nos hizo corta a la mayoría que tuvimos la oportunidad de disfrutarla…
    En efecto, Gregory Peck está inconmensurable en un papel que no parecía muy propicio a su aspecto físico ni a sus condiciones como actor. Su ejemplar actuación demuestra, una vez más, qué grandes eran las estrellas del Hollywood clásico y las extraordinarias exhibiciones interpretativas con las que nos agasajaron en la etapa más avanzada de sus carreras, una vez que se sacaron de encima el estereotipo en el que estuvieron encasillados. Hace poco, Hildy reparaba en la grandiosa actuación que ofreció Robert Mitchum en “La hija de Ryan“, pero qué decir de Burt Lancaster (“El gatopardo“, “La venganza de Ulzana”, “Atlantic City“) o Jack Lemmon (“Desaparecido”), entre muchos otros.

    Me gusta

  3. Gran película, uno de tantos ejemplos del magnífico cine de aventuras del Hollywood clásico, películas que siempre entretenían, pero que a su vez trataban temas con cierta complejidad.

    A mí de ballenas sólo se me ocurre “Pinocho” y también otra película de animación, una japonesa, “Mind game” en la que una secuencia homenajea toda esa parte en el interior de la ballena en Pinocho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s