Bolivia

ESTERILIZACIÓN (La sangre del cóndor)

Método por el cual se hace infecundo y estéril a un animal o a una persona. http://es.wikipedia.org/wiki/Esterilizaci%C3%B3n_(medicina)
La esterilización forzosa es aquella que se produce en una o más personas sin su consentimiento ni justificación médica o clínica, con intención eugenésica, punitiva o anticonceptiva forzosa. A lo largo del siglo XX y XXI numerosos países han desarrollado programas, normalmente en mujeres, como parte de sus políticas gubernamentales, en el propio país o en otros (…) es considerada como un crimen de guerra y un delito grave de violencia sexual, reconocido en el proceso de Núremberg desarrollado entre 1945 y 1946 por iniciativa de las naciones aliadas vencedoras al final de la 2ª Guerra Mundial, en los que se determinaron y sancionaron las responsabilidades de dirigentes, funcionarios y colaboradores del régimen nacionalsocialista de Hitler. Mientras que, según el Estatuto de Roma, la esterilización forzosa constituye un crimen contra la humanidad. http://es.wikipedia.org/wiki/Esterilizaci%C3%B3n_forzosa

“Los que mandan tienen interés en regular la natalidad. ¿Por qué, si no, tienen tanto interés en condicionar la capacidad de las mujeres para decidir cuándo quieren parir? No estamos hablando del pasado, basta ver la reforma de la ley de aborto del PP. Las reformas de la ley del aborto se acompañan de procesos de esterilización forzosa en otras partes del mundo, gestionadas por el Banco Mundial, las agencias internacionales…”
Silvia Federici (1942-) Escritora, profesora y activista feminista estadounidense

LA SANGRE DEL CÓNDOR (Yawar malku) – 1969

sangre

Director Jorge Sanjinés
Guión Jorge Sanjinés y Óscar Soria
Fotografía Antonio Eguino
Música Alfredo Domínguez, Ignacio Quispe, Alberto Villalpando y Gregorio Yana
Productor Grupo Ukamau
Nacionalidad Bolivia
Duración 78m. B/N
Reparto Marcelino Yanahuaya, Benedicta Mendoza, Vicente Salinas, Felipe Vargas, Danielle Caillet, Mario Arrieta, Carlos Cervantes, Ilde Artes.

“Es necesario desterrar al hechicero emplumado y reemplazarlo por el científico”

En 1966, Jorge Sanjinés selló definitivamente su compromiso con la realidad social boliviana y su endémica situación de sojuzgado abandono al establecer una parábola de trazo naturalista sobre la abusiva explotación de la comunidad labriega indígena, ¡ASÍ ES!, cuya médula argumental radicaba en la venganza por el deshonroso crimen cometido por un explotador capataz de raza mestiza. Semejante dosis de beneplácito crítico internacional y drástico rechazo gubernativo recogió tres años después este otro clamor por la justicia del repudiado colectivo agrario, que, con una similar parquedad de recursos técnicos y el mismo plantel de actores no profesionales, condenaba el infame plan de esterilización en masa perpetrado por el denominado “Cuerpo de Paz” con tanto fervor y ahínco que propició la expulsión del país de dicho organismo humanitario de filiación estadounidense. Rodado en la altiplanicie quechua de Kaata y fragmentado en una exhaustiva alternancia de flashbacks, sobrevive como un emblema de contundente impulso poético contra el poder absolutista.

Otras películas sobre la ESTERILIZACIÓN FORZOSA

¿Vencedores o vencidos? – Stanley Kramer (1961)
The new man – Klaus Härö (2007)
La cicatriz de Paulina – Manuel Legarda y Genciana Cortés (2010)