Alfred Newman

RODRÍGUEZ (La tentación vive arriba)

Marido que, debido a su trabajo o a sus obligaciones, debe permanecer solo en su casa durante una temporada, mientras su familia se marcha a disfrutar de las vacaciones en otro lugar. (google.es)

“El síndrome del rodríguez, para algunos una enfermedad y para otros una bendición, ya no es lo que era. Pero contribuyó al nacimiento de un género cinematográfico muy particular y bautizó a uno de los mejores grupos de los 90” (artículo El rodríguez ya no es lo que era)
Marta Parreño (1980-) Periodista y cineasta española

LA TENTACIÓN VIVE ARRIBA (The seven year itch) – 1955

Director Billy Wilder
Guion Billy Wilder y George Axelrod
Fotografía Milton R. Krasner
Música Alfred Newman
Producción 20th Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 105m. Color
Reparto Tom Ewell, Marilyn Monroe, Evelyn Keyes, Sonny Tufts, Robert Strauss, Oscar Homolka, Carolyn Jones, Marguerite Chapman.
* Alfred Newman – The kiss

“Ahí está lo más prometedor de los hombres casados: pase lo que pase, jamás te pedirán matrimonio”

Exultante comedia urbana de obvio perfil misógino, basada en la obra teatral homónima de George Axelrod, que caricaturizaba la frustrante represión sexual del ciudadano medio estadounidense con motivo del dilema que un fantasioso ejecutivo neoyorquino en situación de rodríguez sostiene entre preservar su frágil fidelidad conyugal o, por el contrario, vivir un fugaz idilio con una eventual vecina de muy buen ver. Amparándose en una estupenda fotografía en Cinemascope-De Luxe a cargo de Milton Krasner y la solvente interpretación de Tom Ewell, repitiendo el papel con el que triunfó en Broadway, Wilder fraguó una alegoría social ocurrente y algo malintencionada que colisionó con la mojigata estrechez de miras de la oficina Hays (obligaron incluso a cambiar el desenlace original) pero contribuyó a la iconografía hollywoodiense con la secuencia del vestido blanco sobre la salida de ventilación del metro, por cierto, causante del inicio de una crisis matrimonial entre Marilyn y su marido Joe Di Maggio. El film nos obsequiaba, además, con dos deleitosas alusiones cinefílicas: una a modo de parodia (el célebre revolcón playero entre Kerr y Lancaster en DE AQUÍ A LA ETERNIDAD) y otra que honraba la serie B fantástica del momento con LA MUJER Y EL MONSTRUO de Jack Arnold.

Otras películas que explotan la figura del RODRÍGUEZ

El cálido verano del Sr. Rodríguez – Pedro Lazaga (1965)
40 grados a la sombra – Mariano Ozores (1967)
Elles n’oublient jamais – Christopher Frank (1994)

MAÎTRE (Cena de medianoche)

Camarero especializado en restaurantes u hoteles, generalmente de alta posición, responsable de planificar, organizar, desarrollar, controlar y gestionar las actividades que se realizan en la prestación del servicio, tanto en la comida como en las bebidas, coordinando y supervisando los distintos recursos que intervienen en el departamento para conseguir el máximo nivel de calidad. (Wikipedia)

“-Yo me tomaré eso de ahí arriba a la derecha. El ‘maître’ carraspeó, se inclinó suavemente sobre la comensal y sin sacar la voz de su natural tono recatado le dijo: -Permítame decirle que eso de ahí arriba a la derecha, es una cita de Baudelaire, ‘madamme”. Fue un embarazoso momento de aturdida zozobra. Pero mi querida Pilar se rehizo. A fin de cuentas no se trataba de matricularse en filología francesa sino de meterle algo al cuerpo”
José Luis Alvite (1949-2015) Periodista y escritor español

CENA DE MEDIANOCHE (History is made at night) – 1937

Director Frank Borzage
Guión Graham Baker, Gene Towne, Vincent Lawrence y David Hertz
Fotografía David Abel y Gregg Toland
Música Alfred Newman
Producción Walter Wanger Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 97m. B/N
Reparto Charles Boyer, Jean Arthur, Leo Carrillo, Colin Clive, Ivan Lebedeff, Lucien Prival, George Meeker, George Davis, Dora Clement.

“Tienes razón, Bruce. Esta vez tienes razón. Esta vez hay ‘otro’ hombre. Pusiste una trampa para atraparme con uno… y vino otro, para decirme que me ama y para que yo le diga también que lo amo. ¡Y tú lo hiciste! ¡Lo hiciste todo por ti mismo! ¿No es gracioso? ¿No crees que es gracioso? Antes de que él viniera, ni siquiera miraba a otro hombre. ¡Pero no me creías! Entonces tú creaste uno y lo enviaste directo a mis brazos”

La acentuada convicción borzaguiana en el triunfo del amor frente a los inoportunos envites del destino llegó a su más descomedida expresión en este curioso e imprevisto amasijo de géneros, cuyo principal aliciente residía en la sorprendente naturalidad y desenvoltura con la que transitaba de la más veleidosa ligereza a un registro de profunda y hosca melancolía. El fogoso y movedizo romance entre un versado maître de hotel parisino y la esposa de un magnate naviero neoyorquino (este último probablemente sea el personaje más malvado y retorcido en la filmografía de su realizador) deparaba un caprichoso y espontáneo melodrama folletinesco que jugaba con desfachatez, finura y considerable sentido del humor con las imposiciones de un guión presumiblemente trazado durante su azaroso rodaje. La incomparable delicadeza con la que su director abordaba el sentimiento amoroso y lo elevaba a un rango espiritual hasta inmunizarlo contra cualquier traba, evasiva o limitación alcanzaría altas cotas de apasionamiento y credibilidad gracias al buen hacer de la incomparable pareja protagonista.

Otras películas protagonizadas por un MAÎTRE

El mar y el tiempo – Fernando Fernán Gómez (1989)
Usted primero – Pierre Salvadori (2003)
3055 Jean Leon – Agustí Vila (2006)

PARADA (Bus stop)

Lugar en el que se detienen los vehículos de transporte público para recoger o dejar viajeros. (google.es)

“Tenía ocho años y corría con diez centavos en la mano a la parada de bus para coger un periódico para mi viejo. Me sentaba en sus rodillas en aquel viejo Buick y conducía mientras atravesábamos la ciudad. Me despeinaba el pelo y decía: ‘Hijo, mira bien a tu alrededor. Ésta es tu ciudad'” (canción My hometown)
Bruce Springsteen (1949-) Cantante, músico y compositor estadounidense

BUS STOP (Bus stop) – 1956

Director Joshua Logan
Guión George Axelrod
Fotografía Milton Krasner
Música Alfred Newman y Cyril J. Mockridge
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 92m. Color
Reparto Marilyn Monroe, Don Murray, Arthur O’Connell, Betty Field, Eileen Heckart, Robert Bray, Hope Lange, Casey Adams, Hans Conried.
* The Four Lads – The Bus Stop song

“Solo tengo que sentir que la persona que se case conmigo se preocupa por mí de verdad, aparte de todo eso del amor”

Un año después de dirigir PICNIC con suma notoriedad, Logan volvió a trasladar a la gran pantalla otra pieza teatral homónima de William Inge, que si bien nunca alcanzó la excelsitud popular y el beneplácito crítico de su precedente, ha adquirido cierto renombre por la pasión cinefílica que arrastra su mítica protagonista y por la loable brillantez con la que sus sencillas propuestas han ido resistiendo el paso del tiempo. El tosco procedimiento empleado por un vaquero testarudo y cateto para conquistar a una sensible, voluptuosa e indefensa cabaretera en el transcurso de un rodeo celebrado en Arizona, constituía el eje argumental sobre el que gravitaba esta agridulce reflexión sobre el decisivo concurso del azar en la relaciones amorosas, puntillosamente honrada con su origen escénico, guarnecida de una divertidísimas interpretaciones e iluminada en formato Cinemascope con una hermosa riqueza cromática a cargo de Milton Krasner. Para muchos, la película constituye la mejor interpretación en la carrera de Norma Jean, que nos deleita la vista y agudiza el oído con la canción The old black magic.

Otras películas que se detienen en una PARADA de autobús

Un extraño en mi vida – Richard Quine (1960)
Una historia del Bronx – Robert De Niro (1993)
Forrest Gump – Robert Zemeckis (1994)

LOCURA (Nido de víboras)

Privación del uso de la razón o del buen juicio. Hasta finales del siglo XIX, la locura se relacionaba con el rechazo de las normas sociales establecidas. Incluso, era común que se confundiera con ciertos trastornos, tales como la epilepsia o la bipolaridad. En la actualidad, la noción de locura está vinculada a un desequilibrio mental que se manifiesta en una percepción distorsionada de la realidad, la pérdida del autocontrol, las alucinaciones y los comportamientos absurdos o sin motivo. (definicion.de)

“En el amor siempre hay algo de locura, mas en la locura siempre hay algo de razón”
Friedrich W. Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán

NIDO DE VÍBORAS (The snake pit) – 1948

Director Anatole Litvak
Guión Frank Partos y Millen Brand
Fotografía Leo Tover
Música Alfred Newman
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. B/N
Reparto Olivia de Havilland, Mark Stevens, Leo Genn, Celeste Holm, Leif Erikson, Beulah Bondi, Lee Patrick, Betsy Blair.

“Recuerdo que una vez leí en un libro que, hace mucho tiempo, solían poner a la gente loca en fosas llenas de serpientes. Creo que pensaron que algo que podría volver loca a una persona normal, podría devolverle la cordura a una persona enferma. ¿Alguna vez oíste hablar de eso?”

Una de las primeras películas norteamericanas en abordar de lleno el complejo mundo de la locura, basada en la homónima y parcialmente autobiográfica novela de May Jane Ward, donde lejos de exprimir la vertiente psicoanalítica del relato (tan de moda en el cine hollywoodiense del momento) se optaba por recrear con poderosa fuerza dramática y desde un siniestro prisma de claustrofóbico onirismo tantos los horrores cotidianos como los dudosos métodos rehabilitadores de cualquier sanatorio mental, sirviéndose para ello de una puesta en escena de trazo expresionista y unas convincentes interpretaciones femeninas encabezadas por una extraordinaria Olivia de Havilland. Aderezando la narración con una oportuna utilización del flashback, el ucraniano Litvak evidenció una solvencia caligráfica más que notable al describir el enquistado complejo de culpabilidad que atormenta y trastorna al personaje protagonista en este rabioso melodrama negro, que, pese a tener ciertos problemas con la censura, alcanzó una importante resonancia hasta convertirse en un producto sumamente rentable.

Otras películas que abordan el tema de la LOCURA

Repulsión – Roman Polanski (1965)
Una mujer bajo la influencia – John Cassavetes (1974)
Spider – David Cronenberg (2002)

ANTIFAZ (El signo del Zorro)

Pieza de tela, cartón u otro material flexible que cubre la parte superior de la cara, desde media frente a media nariz, con dos agujeros a la altura de los ojos para poder ver; se sujeta a la cara con una cinta o una liga elástica que rodea la cabeza y se usa principalmente para no ser reconocido. (google.es)

“Si te adivinara un ‘no’, sería que algo pasó. Cualquier tontería, incluso un crimen, qué se yo… Y así sería capaz de poner fin a la guerra infinita de esta paz. ¡Qué duro ver el rostro de la muerte cada vez que intento verte más allá de tu antifaz!”
Luis Eduardo Aute (1943-) Músico, cantautor, director de cine, actor, escultor, escritor, pintor y poeta

EL SIGNO DEL ZORRO (The mark of Zorro) – 1940

Director Rouben Mamoulian
Guión John Taintor Foote, Garrett Ford y Bess Meredith
Fotografía Arthur C. Miller
Música Alfred Newman
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 90m. B/N
Reparto Tyrone Power, Basil Rathbone, Linda Darnell, Gale Sondergaard, Montagu Love, Eugene Pallette, J. Edward Bromberg.

“Dos errores no hacen un derecho y nunca lo harán. Debemos acabar con la tiranía sea como sea”

Emblemático e imborrable clásico de aventuras de capa y espada, basado en el famoso antihéroe concebido por Johnston McCulley para el folletín The curse of Capistrano e inmortalizado un año después de su publicación (1919) por Douglas Fairbanks en la versión de Fred Niblo LA MARCA DEL ZORRO. Las convencionales andanzas de este romántico y parlanchín justiciero californiano de linaje aristocrático y doble personalidad (enmascarado con antifaz y ropa negra y aficionado a señalar a sus víctimas con una enorme Z) contra la corrupta tiranía que sojuzga su pueblo natal fueron plasmadas por Mamoulian con elegante fluidez expositiva y un calculado dinamismo narrativo, especialmente visible en sus coreográficos y ya míticos duelos a espada. La película obtuvo un formidable éxito comercial que sirvió para consagrar como una de las grandes estrellas del momento a Tyrone Power, en esta ocasión acompañado de un extraordinario plantel de actores secundarios, entre los que destaca Basil Rathbone, uno de los “malvados” por excelencia de aquellos años.

Otras películas cuyo personaje protagonista oculta su rostro tras un ANTIFAZ

Extraño suceso – T.Fisher y A.Darnborough (1950)
La leyenda del Llanero Solitario – William A. Fraker (1981)
Linterna verde – Martin Campbell (2011)