John M. Stahl

QUERIDA (La usurpadora)

Respecto de una persona casada, persona que mantiene una relación amorosa o sexual estable con ella. (google.com)

«Lo que hace celoso al amante no es el afecto que siente por ella sino el miedo a la humillación pública si su querida cambiara de sentimientos hacia él»
Marqués de Sade (1740-1914) Escritor francés

LA USURPADORA (Back Street) – 1932

usurpadora

Director John M. Stahl
Guion Gladys Lehman
Fotografía Karl Freund
Música David Broekman y James Dietrich
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 93m. B/N
Reparto Irene Dunne, John Boles, June Clyde, George Meeker, ZaSu Pitts, Shirley Grey, Doris Lloyd, William Bakewell, Arletta Duncan, Walter Catlett.

«¿Qué más puede darte un hombre así? ¿Dónde puede llevarte? No está bien que os vean en público. ¿Conoces a sus amigos? Lo único que hace es instalarte en un piso no muy céntrico para que esperes a que suene el teléfono, a recibir alguna postal o, tal vez, una carta sin firmar»

Aunque posteriormente volvería a ser versionada con solvencia por Robert Stevenson (1941) y David Miller (1961), la entonces popular novela homónima de Fannie Hurst gozó de su mejor adaptación a la gran pantalla con este melodrama severo, consistente e introspectivo, que constituye un paradigma tan sustancial como significativo del cine hollywoodiense previo a aquel execrable reglamento de autocensura implantado bajo el nombre de Código Hays (1934-1967). Evidenciando su capacidad para analizar la psicología femenina, el hoy revalorizado John M. Stahl indagaba en los confines de la pasión y el amor sin límites ni condiciones a través de la historia de una extrovertida mujer de Cincinnatti, cuya abnegada resignación afectiva la encamina a convertirse en la querida secreta de un hombre casado durante veinte años. La maravillosa interpretación de Irene Dunne engrandece la delicadeza, sensibilidad y contención de un relato que progresa con quietud y sin aspavientos emocionales, apoyándose en la expresión gestual y en el penetrante poder de la mirada y el silencio.

Otras películas protagonizadas por una QUERIDA

Una mujer de París – Charles Chaplin (1923)
Lola Montes – Max Ophüls (1955)
Fortunata y Jacinta – Angelino Fons (1969)

TORTITA (Imitación a la vida)

La tortita es un pan plano, redondo y salado o dulce, cuya masa base contiene usualmente leche, mantequilla, huevos, harina, levadura, azúcar, sal y opcionalmente, una especia, esencia o extracto (canela, por ejemplo). Se diferencia del crepe en que es de menor diámetro (10 cm frente a 16), cuenta con levadura y se hace a fuego medio, en vez de a fuego lento, hasta que se dore. (Wikipedia)

«¿No ves que solo está lloviendo? No es necesario salir a la calle… Pero cariño, apenas te das cuenta cuando trato de mostrarte esto. La canción está destinada a alejarte de lo que se supone que debes hacer, como despertar muy temprano. Tal vez podamos dormir, te haré tortitas de plátano. Finge que ahora es fin de semana»
Jack Johnson (1975-) Cantautor de folk rock, surfista, poeta y cineasta hawaiano

IMITACIÓN A LA VIDA (Imitation of life) – 1934

imitation2

Director John M. Stahl
Guion William Hurlbut
Fotografía Merrit B. Gerstad
Música Heinz Roemheld
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 109m. B/N
Reparto Claudette Colbert, Warren William, Rochelle Hudson, Ned Sparks, Henry Armetta, Louise Beavers, Alan Hale, Franklin Pangborn.
* William Warfield – Noboby knows the trouble I’ve seen

«He estado comiendo tortitas durante treinta y cinco años, pero nunca probé ninguna tan buena como estas. ¿Qué les pones?»

Primera adaptación del folletín homónimo de Fannie Hurst en torno a la trayectoria empresarial y sentimental de una emprendedora viuda de Atlantic City que logra enriquecerse gracias a la receta secreta de tortitas de su sirvienta negra, cuya hija mestiza reniega ingratamente de su descendencia étnica. El afán de superación personal, el verdadero concepto de la amistad o el inabordable sentimiento del amor materno, cuya grandeza emerge aquí por encima de cualquier impulso pasional, consiguen atenuar la problemática del trasfondo social de extremado racismo en el que se circunscribe este soberano drama familiar, producido y realizado con suma exquisitez narrativa y cierto encanto visual por uno de los grandes especialistas que ha dado el género en toda su historia. Aunque quizás el conjunto haya deslucido un tanto con el paso del tiempo por su plétora de sentimentalismo y la inevitable comparación con el excelso remake que Douglas Sirk dirigió en 1959, perdura como un espléndido melodrama, realzado por unas interpretaciones más que meritorias.

Otras películas donde se consumen TORTITAS

El chico – Charles Chaplin (1921)
Sin reservas – Scott Hicks (2007)
Una pastelería en Tokio – Naomi Kawase (2015)

CELOS (Que el cielo la juzgue)

Respuesta emocional que surge cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera como propio. Comúnmente se denomina así a la sospecha o inquietud ante la posibilidad de que la persona amada preste atención en favor de otra. También se conoce así al sentimiento de envidia hacia el éxito o posesión de otra persona (…) Los celos mal llevados al extremo constituyen una patología fuertemente autodestructiva, generalmente denominada celotipia; quien padece esta enfermedad «vive» en un estado de infelicidad, en función de sus miedos y sospechas de engaño, muchas veces completamente infundados y prácticamente no acepta otra condición de verdad que no sean las evidencias que confirman su inseguridad en la relación. Los celos patológicos pueden manifestarse indistintamente en hombres o mujeres. Los celos causan mucha angustia e infelicidad y aún provocar el daño al ser objeto del celo, incluso hasta provocar una respuesta física de agresión desmedida terminando, en la reclusión (secuestro), en el asesinato o agresión física. (Wikipedia)

“Ni siquiera la prueba de lo absurdo de sus sospechas podrá consolar al celoso, porque los celos son la enfermedad de la imaginación”
Vicente Aleixandre (1898-1984) Poeta español

QUE EL CIELO LA JUZGUE (Leave her to heaven) – 1945

juzgue3

Director John M. Stahl
Guion Jo Swerling
Fotografía Leon Shamroy
Música Alfred Newman
Producción 20th Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 111m. Color
Reparto Gene Tierney, Cornel Wilde, Jeanne Crain, Vincent Price, Mary Phillips, Guy Beach, Gene Lockhart, Ray Collins, Darryl Hickman.

«De los siete pecados capitales, los celos es el peor de todos»

El guionista Jo Sweling alteró drásticamente su agradable y benévola disposición melodramática con esta adaptación de la novela homónima de Ben Ames Williams, que John M. Stahl convirtió en una intriga pasional, sobrecogedora e irrefutablemente superlativa para confirmarse definitivamente como uno de los más insignes cultivadores del género. La deslumbrante y maravillosa Gene Tierney ingresaba por méritos propios en la ilustre galería de ofuscadoras «femme fatales» al encarnar a la egoísta, malvada y enloquecida esposa de un joven escritor, carcomida por los celos y dispuesta incluso a asesinar para preservar su extremado sentido de la posesión amorosa. La película cimentaba su tremebundo y descabellado dramatismo en una perspicaz graduación psicoanalítica de la compleja personalidad de la protagonista y en la impactante resolución de determinadas secuencias, que, evidentemente, causaron una auténtica conmoción en el momento de su estreno. El inflamable romanticismo visual de su autor quedaría afianzado por la magistral fotografía en espacios naturales de Leon Shamroy.

Otras películas sobre los CELOS

Otelo – Orson Welles (1952)
El infierno – Claude Chabrol (1994)
Celos – Vicente Aranda (1999)