Drama infantil

KURDO (Las tortugas también vuelan)

Pueblo indoeuropeo que habita en la región montañosa del Kurdistán, en Asia Occidental, repartida principalmente entre los Estados soberanos de Siria, Irak, Turquía e Irán (…) Los kurdos son en su mayoría musulmanes suníes, aunque una importante minoría todavía sigue la religión tradicional kurda, el yazidismo. (…) El pueblo kurdo es la minoría étnica más grande en el Oriente Próximo que no se encuentra establecida en alguna forma de Estado nación. Son entre 55 y 60 millones de personas. https://es.wikipedia.org/wiki/Pueblo_kurdo

“Treinta mil kurdos y un millón de armenios fueron asesinados en esta tierra y nadie se atreve a hablar de ello excepto yo”
Orhan Pamuk (1952-) Escritor turco

LAS TORTUGAS TAMBIÉN VUELAN (Lakposhtha hâm parvaz mikonand) – 2004

Director Bahman Ghobadi
Guión Bahman Ghobadi
Fotografía Shahriar Assadi
Música Housein Alizadeh
Producción Bahman Ghobadi Mij Films
Nacionalidad Irán
Duración 95m. Color
Reparto Avaz Latif, Soran Ebrahim, Hirsh Feyssal, Saddam Hossein Feysal, Abdol Rahman Karim.

“Antes pagabas más… ¿Por qué tan poco? ¿Crees que no sé que se las vendes a la ONU por 2200 dinares cada una? Sé cuánto cobran esos místers. Cada uno de sus perros gana lo que cobran cincuenta de nuestros niños. ¡Y además les dan latas de conserva para comer! ¿Qué clase de kurdo eres? ¡Ayuda a nuestros niños!”

Porfiando en divulgar el yugo de la explotación que oprime y ultraja al diseminado pueblo kurdo, Ghobadi decidió plantarse en un campamento de refugiados del Kurdistán iraquí, en la frontera entre Turquía e Irán, para agitar conciencias y desgarrar corazones pormenorizando una desoladora precariedad cotidiana marcada por la orfandad, el desarraigo y demás infortunios derivados del ejercicio bélico y los desalmados intereses políticos y económicos. Ambientada en vísperas de la invasión estadounidense que conllevaría el derrocamiento de Saddam Hussein, constituye un testimonio social de ineludible crudeza y verismo presto a embellecer las influencias estilísticas kiarostamianas con peculiares pinceladas de humor, súbitos flashbacks explicativos y unas loables actuaciones a cargo de un grupo de niños no profesionales, entre ellos una maltratada muchacha de imborrable mirada profunda y el avispado líder de una comunidad infantil singularizada por las mutilaciones físicas a causa de la detonación de minas antipersona, cuya recogida y posterior venta representa paradójicamente su única fuente de ingresos.

Otras películas sobre el pueblo KURDO

Vodka Lemon – Hiner Saleem (2003)
Los niños de Diyarbakir – Miraz Bezar (2009)
Jîn – Reha Erdem (2013)

INOCENCIA (Juegos prohibidos)

Algo inocente es lo que no es destructivo ni dañino. Aplicado a los seres humanos es la cualidad de alguien que no posee maldad ni ha cometido pecados, y es muy frecuente atribuirla a los niños (…) Se dice entre los adultos que alguien es muy inocente, cuando carece de conocimientos o experiencias vitales, lo que lo hace vulnerable a los actos maliciosos de sus semejantes. (deconceptos.com)

“El que se ruboriza ya es culpable; la verdadera inocencia no siente vergüenza por nada”
Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) Pensador, escritor, enciclopedista y filósofo franco-suizo.

JUEGOS PROHIBIDOS (Jeux interdits) – 1952

Director René Clément
Guión René Clément, Jean Aurenche y Pierre Bost
Fotografía Robert Juillard
Música Narciso Yepes
Producción Silver-Films
Nacionalidad Francia
Duración 89m. B/N
Reparto Briggitte Fossey, Georges Poujouly, Lucien Hubert, Jacques Marin, Amédée, Suzanne Courtal, Pierre Merouée, Laurence Badie.

“Verás, Paulette… Ya verás qué bien estarás. Estarás con muchas niñas como tú. Niñas que han tenido muchas desgracias. Sobre todo, no te muevas. Sé buena”

Manifiesto de inmaculada sencillez contra la atrocidad bélica y la alarmante magnitud de sus secuelas, construido a partir de un guión inspirado en la novela Les jeux inconnus de François Boyer, que representa una de las páginas más conmovedoras de la cinematografía francesa y, por supuesto, la cumbre creativa en la carrera de su reputado realizador. El lúgubre entorno fantástico que nace de la candorosa afinidad entre dos chiquillos galos (un travieso campesino y una angelical niña que acaba de presenciar la muerte de sus padres a causa de un ataque aéreo nazi) consiguió hermanar la gélida y minuciosa percepción realista de su autor con una adecuada profundidad psicológica hasta extraer un sensitivo y poético canto a la inocencia infantil en contraste con la interesada, ridícula e impasible catadura moral del mundo adulto. Asombrosa y enternecedora interpretación de la pequeña pareja protagonista, cuya tentativa de proseguir sus respectivas carreras una vez transcurrida su pubertad resulto del todo infructuosa, y antológica banda sonora compuesta por los virtuosos acordes a guitarra de Narciso Yepes.

Otras películas que plasman con emotividad y perspicacia la INOCENCIA infantil

El ídolo caído – Carol Reed (1948)
La guerra de los botones – Yves Robert (1962)
El espíritu de la colmena – Víctor Erice (1973)

TEMOR (A las nueve cada noche)

1. Miedo que se siente al considerar que algo perjudicial o negativo ocurra o haya ocurrido.
2. Sospecha de que algo es malo o puede conllevar un efecto perjudicial o negativo.
(google.es)

“La gente tiene más temor a la muerte que al dolor. Es extraño que teman a la muerte. La vida duele mucho más que la muerte. Cuando la muerte llega, el dolor termina”
Jim Morrison (1943-1971) Poeta, compositor y cantante estadounidense

A LAS NUEVE CADA NOCHE (Our mother’s house) – 1967

Director Jack Clayton
Guión Haya Harareet y Jeremy Brooks
Fotografía Larry Pizer
Música Georges Delerue
Producción Metro Goldwyn Mayer/Filmways Pictures/Heron Film Productions
Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 105m. Color
Reparto Dirk Bogarde, Pamela Franklin, Margaret Brooks, Louis Shekdon Williams, Mark Lester, Yootha Joyce, Sarah Nicholls, John Gugolka.

“No os preocupéis. No tengáis miedo de nada. Salimos adelante cuando mamá estaba enferma y saldremos ahora. Hay que tener fe”

La marcada predisposición de Jack Clayton a confrontar el universo infantil con el de los adultos, que con tanta fascinación y ambigüedad apuntó en la memorable SUSPENSE (1961), quedó definitivamente constatada en este perturbador e inquietante drama infantil con toques de intriga y algún que otro trazo de terror esotérico, basado en una novela de Julian Gloag, cuyo macabro argumento giraba en torno a siete hermanos, que, temerosos de dar con sus huesos en el orfanato, determinaban silenciar la muerte de su madre y, por si fuera poco, decidían incluso rendirle un tenebroso culto furtivo. El elegante y poco prolífico realizador inglés analizó tan inaudita conducta por medio de una tenacidad esteticista y narrativa francamente encomiable, al tiempo que forjaba una atmósfera desazonadora y angustiosa que fluctuaba realidad y fantasía con pasmosa naturalidad. La encantadora interpretación del menudo conjunto de actores se acopló a la perfección al refinado talante de Dirk Bogarde, en uno de los personajes más excéntricos de su selecta vida cinematográfica.

Otras películas que tratan el TEMOR ante la pérdida de la figura materna

El incomprendido – Luigi Comencini (1967)
Desierto Sur – Shawn Garry (2007)
La vida sin Grace – James C. Strouse (2007)

INFANCIA (La piel dura)

Periodo de la vida humana comprendido entre el nacimiento y la adolescencia o comienzo de la pubertad (…) En los últimos 40 o 50 años se ha empezado a prestar atención a este periodo de la vida, y estableciéndolo como un momento crucial en el desarrollo físico, intelectual, social y emocional de todo ser humano. http://conceptodefinicion.de/infancia/

“Una de las trampas de la infancia es que no hace falta comprender algo para sentirlo. Para cuando la razón es capaz de entender lo sucedido, las heridas en el corazón ya son demasiado profundas”
Carlos Ruiz Zafón (1964-) Escritor español

LA PIEL DURA (L’argent de poche) – 1976

poche

Director François Truffaut
Guión François Truffaut
Fotografía Pierre-William Glenn
Música Maurice Jaubert
Producción Les Films du Carrosse
Nacionalidad Francia
Duración 104m. Color
Reparto Geary Desmonceaux, Jean-François Stévenin, Sylvie Grezel, Philippe Goldman, Nicole Felix, Pascale Bruchon, Chantal Mercier.

“Un adulto que no es feliz puede volver a empezar, pero un niño que no es feliz está indefenso. Tal vez no sepa cómo expresarlo en palabras, pero siente que ni siquiera puede discutir el derecho de sus padres de lastimarlo. Un niño golpeado, que no recibe cariño, se siente culpable. ¡Eso es lo trágico! De todas las injusticias de la humanidad, la injusticia contra los niños es la más despreciable”

Truffaut regresó a su adorado mundo infantil, aquel que con tanto fervor autobiográfico acuñó ya en su ópera prima LOS CUATROCIENTOS GOLPES (1959), con esta tierna y veraz descripción de las distintas vivencias e incidentes que convergen a lo largo del último mes de curso escolar de primaria en la pequeña localidad francesa de Thiers. Vitales aleccionamientos, impúberas ensoñaciones, primeros flirteos amorosos e ingenuas gamberradas se suceden con ligereza, sencillez y convicción hasta colmar una avispada reflexión en torno a la influencia que el proceder de los adultos tiene en la progresiva evolución de la personalidad de los más pequeños, que, sin alcanzar las cotas de talento y mágica inspiración que su autor expuso en gran parte de su filmografía, sí detenta en cambio aquella perceptible propensión detallista que siempre atesoró su cine e irradia una equilibrada combinación de vitalidad, amargura, emoción y comicidad que la mantienen como una película de extraordinaria y maravillosa vigencia. Destacar el delicioso conjunto de interpretaciones infantiles.

Otras películas sobre el mundo de la INFANCIA

Juegos prohibidos – René Clement (1952)
Cinema Paradiso – Giuseppe Tornatore (1988)
Nadie sabe – Hirokazu Koreeda (2004)

VERSIÓN (Oliver)

1. Modo particular de entender o relatar un hecho.
2. Presentación diferente o adaptación de una obra artística o literaria.
3. Traducción de una obra escrita.
http://es.thefreedictionary.com/versi%C3%B3n

“No te preocupes por ajustarte a la versión que tiene la sociedad sobre lo que es aceptable y lo que es bello. Sé auténtico. Vive”
Lenny Kravitz (1964-) Cantante, actor, compositor, multiinstrumentista y productor estadounidense

OLIVER (Oliver!) – 1968

Oliver

Director Carol Reed
Guión Vernon Harris
Fotografía Oswald Morris
Música Lionel Bart
Producción Romulus Films/Warwick Film Prod.
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 153m. Color
Reparto Mark Lester, Ron Moody, Oliver Reed, Shani Wallis, Hugh Griffith, Harry Secombe, Jack Wild, Clive Moss, Peggy Mount, Sheila White

“Verás, Oliver… En esta vida, sólo una cosa cuenta, ¡tener las arcas bien llenas”

Carol Reed despertó del deplorable letargo creativo en el que se hallaba sumido para llevar a la gran pantalla una adaptación teatral en clave de musical de Lionel Bart sobre la célebre historia de un niño llamado Oliver Twist (delicioso y comedido Mark Lester), que, con el único propósito de encontrar una ápice de felicidad, huía de las humillaciones del orfanato para deambular por los bajos fondos londinenses del siglo XIX, donde se incorporaba a una banda de ladronzuelos liderada por el avieso bellaco Fagin (impagable Ron Moody). Transformar el denso y apesadumbrado clásico moralizante de Charles Dickens en una melodiosa comedia festiva parecía una operación sumamente arriesgada, pero la vivificadora perspicacia conceptual, estilística y argumental del director inglés acabó propiciando un espectáculo tan exquisito como optimista, donde el esplendor coreográfico de Onna White se integraba a la perfección en los estilizados decorados victorianos hasta alumbrar pasajes musicales tan maravillosos como el emblemático Consider yourself, It’s a fine life o el estelar Who will buy?.

Otros ejemplos de VERSIÓN musical de un clásico literario

My fair lady – George Cukor (1964)
El pequeño príncipe – Stanley Donen (1974)
El fantasma de la ópera – Joel Schumacher (2004)