Terror

CRIATURA (El doctor Frankenstein)

Término atestiguado desde mediados del siglo XI, que se aplica al ser humano en cuanto especie viviente creada por Dios, parte de la creación. (…) A mediados del siglo XV el término ya había derivado para designar a los hombres como pecadores, así como a todo un bestiario de seres imaginarios más o menos nefastos, misteriosos o monstruosos. (Wikipedia)

“Aquí reposan los restos de una criatura que fue bella sin vanidad, fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad y tuvo todas las virtudes del hombre y ninguno de sus defectos” (Epitafio para un perro)
Lord Byron (1788-1824) Poeta inglés

EL DOCTOR FRANKENSTEIN (Frankenstein) – 1931

Director James Whale
Guion Garret Ford y Francis Edward Faragoh
Fotografía Arthur Edeson
Música David Brockman
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 71m. B/N
Reparto Boris Karloff, Colin Clive, Mae Clarke, John Boles, Edward van Sloan, Dwight Frye, Frederick Kerr.

“¿Nunca has querido hacer algo que fuera peligroso? ¿Dónde deberíamos estar si nadie trata de descubrir qué hay más allá?”

Libérrima adaptación de la emblemática novela homónima de Mary Shelley, basada en gran medida en una versión teatral formalizada por Peggy Webling en 1927, que ha sobrevivido como una obra clave en la historia del fantástico por implantar la figura del icónico monstruo protagonista en la mitología popular e introducir por primera vez en el género de terror el recurrente arquetipo del científico perturbado. Henry Frankenstein (Víctor en el original literario) era en esta ocasión el ‘mad doctor’ responsable de crear a partir de trozos de distintos cadáveres a una criatura horrible pero conmovedora para posteriormente otorgarle una vida destinada
a zozobrar entre la ruín aversión y la prejuiciosa crueldad del ser humano. Bela Lugosi rechazó el papel que identificaría para siempre a Boris Karloff (excelsamente maquillado por Jack Pierce) en este film de estilo expresionista que combinaba con admirable precisión tonalidades decadentes con inequívocamente sombrías. Su éxito propiciaría una superlativa secuela a cargo del propio James Whale (1935) y un buen número de sátiras, entre las que sobresale la hilarante parodia que Mel Brooks dirigió en 1974.

Otras películas protagonizadas por una CRIATURA fantástica

King Kong – Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack (1933)
Drácula – Terence Fisher (1958)
Eduardo Manostijeras – Tim Burton (1990)

SECUELA (La novia de Frankenstein)

Cualquier producto cultural producido después de otra obra completa y que se desarrolla en un mismo “universo”, pero en un tiempo posterior. Normalmente suele contener elementos de la obra original, como escenarios y personajes aunque esto no siempre es así. (…) Dentro de las películas suelen ser frecuentes las continuaciones. A veces, tienen un título especial, como ‘The Dark Knight’, continuación de ‘Batman Begins’, pero en otros casos se limitan a poner un número al título de la obra original, como por ejemplo, ‘Rocky II’, ‘Spider-Man 3’ o ‘La Pantera Rosa 2’. (Wikipedia)

“La película que convirtió en mito al inefable Stallone. Excesivamente dilatada y monótona, muestra el mundillo del boxeo en general y la vida de un aspirante a campeón en particular. El éxito se debió seguramente a su ramplón populismo. Provocó secuelas y varias imitaciones” (a propósito de Rocky en la imprescindible Guía del cine)
Carlos Aguilar (1958-) Historiador cinematográfico y novelista español

LA NOVIA DE FRANKENSTEIN (Bride of Frankenstein) – 1935

Director James Whale
Guion William Hulburt y John L. Balderston
Fotografía John J. Mescall
Música Franz Waxman
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 79m. B/N
Reparto Boris Karloff, Colin Clive, Valerie Hobson, Elsa Lanchester, Ernest Thesiger, Una O’Connor, E.E. Clive, Lucien Prival, Reginald Barlow.

“A veces me pregunto si la vida no sería mucho más divertida si todos fuéramos demonios, sin tonterías acerca de los ángeles y de ser buenos”

Magistral continuación de la exitosa EL DOCTOR FRANKENSTEIN (1931), que, no sólo consiguió el difícil reto de superarla, sino que se encumbró como la auténtica obra maestra del ciclo de terror de la Universal, adquiriendo la condición de incuestionable clásico del cine fantástico. Colmada de referencias bíblicas y poderosamente influenciada por una filosofía humanista, narraba como el Dr. Henry Frankenstein, presionado por el perverso e inefable Dr. Pretorius (uno de los grandes descubrimientos del film junto a sus diminutos humanoides), decidía ofrecer a su desamparada criatura una compañera creada a partir de cadáveres. Sin duda alguna, se trata del trabajo más elegante de James Whale, realizado por medio de una aleación entre el más puro horror expresionista y un desesperado e impulsivo tono poético, favorecido por la espléndida música de Franz Waxman y un sensacional reparto encabezado por Boris Karloff, tan espeluznante como conmovedor, y una Elsa Lanchester (inolvidable con su mítico peinado electrizado concebido por Jack Pierce) que asumía también en el prólogo el papel de la autora de la novela, Mary Shelley.

Otras ejemplos de cómo una SECUELA puede superar el film original

El Padrino II – Francis Ford Coppola (1974)
El testamento del Dr. Mabuse – Fritz Lang (1933)
El caballero oscuro – Christopher Nolan (2008)

TESTAMENTO (El legado tenebroso)

Declaración voluntaria de una persona expresando lo que quiere que se haga con sus bienes después de su fallecimiento; es un acto solemne sometido a ciertos requisitos de forma y en el que necesariamente consta la institución de un heredero. (google.es)

“La enfermedad más peligrosa después del doctor, es el testamento: más han muerto porque hicieron testamento, que porque enfermaron”
Francisco de Quevedo (1580-1645) Escritor español del Siglo de Oro

EL LEGADO TENEBROSO (The cat and the canary) – 1927

Director Paul Leni
Guion Alfred A. Cohn
Fotografía Gilbert Warrenton
Música Charles D. Hall
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 75m. B/N
Reparto Laura LaPlante, Creighton Hale, Forrest Stanley, Tully Marshall, Gertrude Astor, Arthur Edmund Carew, Flora Finch, Martha Mattox.
* Camille Saint-Saëns – Symphony No. 3 “Organ”

“Mis parientes han vigilado mi estado de salud como si ellos fuesen gatos y yo un canario. Piensan que me han vuelto loco y, por eso, todos mis bienes se los lego a mi pariente más distante que lleve el apellido… West”

Al igual que otros talentosos realizadores germanos, Paul Leni aterrizó en Hollywood dispuesto a introducir los elementos característicos de la atmósfera expresionista, y, casi sin darse cuenta, sembraron juntos la simiente de una enraizada tradición terrorífica, que tuvo en la Universal su auténtico núcleo neurálgico. En esta ocasión, fue la adaptación homónima de una exitosa pieza teatral de John Willard, encargada por el reputado Carl Laemmle Jr. (primogénito del fundador de la Universal), la auténtica iniciadora de un gótico, claustrofóbico e imitado subgénero de misterio con pinceladas de humor, sustentado en atrevidos e inusitados movimientos de cámara y una utilización con fines sobrecogedores de la iluminación en claroscuros. La entonces famosa estrella de la productora, Laura LaPlante, fue la encargada de interpretar a la joven y sorprendente única heredera de su millonario tío, según el retorcido testamento leído en su siniestro caserón veinte años después de su muerte, que debía enfrentarse a los amenazantes (y aparentemente sobrenaturales) arrebatos criminales por parte del resto de desheredados.

Otras películas que narran las consecuencias de un sorpresivo TESTAMENTO

Los herederos felices – Max Ophüls (1933)
La bestia con cinco dedos – Robert Florey (1946)
Los herederos – Stefan Ruzowitzky (1998)

OFTALMÓLOGO (El hombre con rayos X en los ojos)

Médico que está especializado en todas las enfermedades y trastornos que pueden afectar a los ojos y a la calidad de la visión. Gracias a todos los dispositivos y aparatos que ayudan en el estudio de la visión y la integridad estructural del ojo, se pueden detectar trastornos y determinar las modalidades de corrección. (salud.ccm.net)

“Parece que le gusta el contacto de los hombres, pero no por ello se deja llevar cuando se siente molestada. Demuestra una cierta fuerza de carácter y se muestra protectora y maternal con el chico estrábico, pero también con la mujer del oftalmólogo cuando esta se encuentra al borde de un ataque de nervios” (novela Ensayo sobre la ceguera)
José Saramago (1922-2010) Escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués

EL HOMBRE CON RAYOS X EN LOS OJOS (X: The Man with the X-Ray Eyes) – 1963

Director Roger Corman
Guion Robert Dillon y Ray Russell
Fotografía Floyd Crosby
Música Les Baxter
Producción American International/Alta Vista
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 79m. Color
Reparto Ray Milland, Diana Van der Vlis, Harold Stone, John Hoyt, Lorrie Summers, Morris Ankrum, Don Rickles, John Dierkes, Dick Miller.

“¿Salvado? No. He venido a decirte lo que veo. Hay grandes tinieblas. Más allá del tiempo mismo y más allá de la oscuridad. Una luz que brilla, cambia y en el centro del universo… ¡el ojo que nos ve a todos!”

Proverbial aunque usualmente desatendido clásico de la ciencia-ficción de serie B acerca del angustioso e irrefrenable proceso de autodestrucción al que se abona un reconocido oftalmólogo por su testarudez en incrementar los límites de la visión a través de un suero de su propia inventiva, cuyo empleo le otorga la facultad de verlo todo mediante Rayos X. Tres semanas de apresurado rodaje con un presupuesto inferior a 300.000 dólares fueron suficientes para que Roger Corman edificara con su particular dinamismo descriptivo esta concisa y desoladora parábola en torno a la egocéntrica y casi injuriosa propensión del ser humano a pretender tergiversar la naturaleza de la realidad, que tan buenos resultados propició para los estudios Universal de los años treinta en su contumaz personificación del “mad doctor”. Cabe reseñar la singularidad y belleza plástica de los efectos especiales, perfilados gracias al innovador procedimiento del Spectarama, así como la inconmensurable caracterización de Ray Milland, en el último gran papel como protagonista de su carrera como actor.

Otras películas que cuentan con un OFTALMÓLOGO entre sus protagonistas

Una mujer peligrosa – Felix E. Feist (1952)
Angustia – Bigas Luna (1987)
Delitos y faltas – Woody Allen (1989)

NIGROMANCIA (La brujería a través de los tiempos)

1. Procedimiento adivinatorio que consiste en predecir el futuro por medio de la invocación a los espíritus de los muertos.
2. Conjunto de conocimientos y prácticas que intentan conjurar y someter los malos espíritus y las fuerzas maléficas ocultas para causar daño a los demás.
(google.es)

“Hay menos tiempo que lugar, no obstante hay lugares que duran un minuto y para cierto tiempo no ha lugar. Lo propone el ritual, lo dice el faro, lo repite el viajero, lo aprende el nigromante: el tiempo es una calma artesanal” (libro El olvido está lleno de memoria)
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor, poeta, dramaturgo y periodista uruguayo

LA BRUJERÍA A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS (Häxan) – 1922

Director Benjamin Christensen
Guión Benjamin Christensen
Fotografía Johan Ankerstjerne
Música Launy Gröndahl
Producción Svensk Filmindustri/Aljosha Production
Nacionalidad Dinamarca/ Suecia
Duración 102m. B/N
Reparto Benjamin Christensen, Maren Pedersen, Emmy Schönfeld, Oscar Stribolt, Elith Pio, Tora Teje, Clara Pontoppidan, Karen Whinter.

“La creencia en espíritus malignos, hechicería y brujería es el resultado de ingenuas nociones sobre el misterio del universo”

El pletórico talento fílmico de Benjamin Christensen, posteriormente derrochado con arbitrariedad en Hollywood, se puso de manifiesto en este inclasificable tratado sociológico sobre la arraigada propensión a justificar lo oculto con coartadas de analogía demoníaca, cuya enjundia, repercusión e influencia en cineastas del fuste de Dreyer o Bergman lo perpetúan como un pilar imprescindible del cine nórdico, incluso europeo. Alternando escenas dramatizadas con un realismo neurálgico e inusitado con imágenes documentales procedentes de libros o archivos judiciales de los siglos XV a XVII, todas ellas en torno a prácticas relacionadas con la nigromancia (aquelarres, misas negras) o la superstición (represiones inquisitoriales o trastornos de orden psiquiátrico confundidos con posesiones satánicas), el realizador danés (que interpretaba al mismísimo diablo) proponía un inquietante recorrido iconográfico por la crueldad y la injusticia propia de la condición humana, asentado en una plasticidad de referencias pictóricas goyescas o flamencas, con ecos de Brueghel, El Bosco o Durero.

Otras películas que tratan sobre el arte de la NIGROMANCIA

El golem – Paul Wegener y Carl Boese (1920)
Arde, bruja, arde – Sidney Hayers (1962)
La bruja – Robert Eggers (2015)