Christopher Lee

CAPITÁN (El hidalgo de los mares)

Persona que está al frente, encabeza, dirige, gobierna o representa a un grupo. (Wikipedia)
El capitán es la máxima autoridad en un barco. Es el responsable de todo el funcionamiento del mismo. Dirige, coordina y controla todas las actividades que se realizan a bordo, siendo responsable de la seguridad del buque, tripulación, cargamento, navegación y organización del trabajo. (google.com)

“La vida es como un viaje por mar: hay días de calma y días de borrasca. Lo importante es ser un buen capitán de nuestro barco”
Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo, director, guionista y productor de cine español

EL HIDALGO DE LOS MARES (Captain Horatio Hornblower) – 1951

Director Raoul Walsh
Guion Ivan Goff, Aeneas McKenzie y Ben Roberts
Fotografía Guy Green
Música Robert Farnon
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 117m. Color
Reparto Gregory Peck, Virginia Mayo, Terence Morgan, Richard Hearne, Robert Beatty, Stanley Baker, Christopher Lee, Richard Johnson.

“No lo estoy azotando por pelear, señor Gerard. Lo hago porque Ud. dijo frente a sus hombres que lo azotaría. Este es un barco de guerra; como capitán, debo defender la autoridad de mis tenientes (…) Los azotes solo empeoran a un hombre malo, Sr. Gerard, pero pueden romper el espíritu de un hombre bueno”

A partir de un guión que compendiaba las tres primeras novelas de C.S. Forester (The happy return, The ship on the line y Flying colours), Walsh reiteró su pasmoso talento como caligrafista cinematográfico al concebir este insuperable film de aventuras marinas, instalado con todos los honores entre los excelsos e irrefutables clásicos del género. Los avatares de un intrépido capitán de la armada británica durante las guerras napoleónicas, enfatizados con palpitantes batallas navales y emblandecidos con una exacerbada historia de amor, conformaban la sugestiva y vigorosa grueso argumental de este apasionante manual de autoridad, respeto e indulgencia, edificado con solidez gracias a la endiablada energía narrativa de su realizador. Planteado como un esplendoroso himno a las valerosas y temerarias embarcaciones que surcaban los océanos para colonizar exóticos y remotos paraísos mientras imponían su intolerante potestad marítima, destaca, además, por una esmerada fotografía en Technicolor y un majestuoso reparto, compuesto por numerosos secundarios de lujo.

Otras películas protagonizadas por un CAPITÁN de la Marina

El motín del Caine – Edward Dmytryk (1954)
Master and Commander: Al otro lado del mundo – Peter Weir (2003)
Capitán Phillips – Paul Greengrass (2013)

DEDUCCIÓN (La vida privada de Sherlock Holmes)

Tipo de razonamiento a través del cual la conclusión es inferida necesariamente de los axiomas o las premisas. (definicion.de)

“Al contrario, Watson, lo tiene todo a la vista. Pero no es capaz de razonar a partir de lo que ve. Es usted demasiado tímido a la hora de hacer deducciones” (relato El carbuncio azul)
Arthur Conan Doyle (1859-1930) Escritor y médico británico

LA VIDA PRIVADA DE SHERLOCK HOLMES (The private life of Sherlock Holmes) – 1970

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder e I.A.L. Diamond
Fotografía Christopher Wallis
Música Miklos Rozsa
Producción Mirisch Corp./United Artists/Sir Nigel Films/Compton Films/Phalanx Prod. Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 125m. Color
Reparto Robert Stephens, Colin Blakely, Genevieve Page, Clive Revill, Stanley Holloway, Tamara Toumanova, Christopher Lee, Irene Handl.

“Ya no hay grandes crímenes, Watson. La clase criminal ha perdido toda iniciativa y originalidad. A lo sumo cometen una torpe villanía con un móvil tan evidente que hasta un inspector de Scotland Yard puede advertirlo”

Cálida, nostálgica y, al mismo, desmitificadora aproximación a la figura del célebre investigador victoriano creado por Arthur Conan Doyle, que, en un portento de sensibilidad, elegancia e ironía, reconstruía una ingeniosa peripecia detectivesca y afectiva por andurriales escoceses para hurgar en los aspectos más oscuros de su contradictoria e intelectualista personalidad, como por ejemplo su apego cotidiano por los estupefacientes o su misógina y confusa inclinación sexual. Abreviada por la Mirisch Company en casi un cuarenta por ciento de las tres horas y media del metraje original e incomprendida por crítica y público en el momento de su estreno, subsiste en la actualidad como una de las obras más metódicas e intimistas de su realizador, donde la estética interviene en el desarrollo del relato de forma decisiva y el ponderado y amargo romanticismo se manifiesta como pocas veces antes había sucedido en su extensa filmografía. Cabe resaltar la atmosférica partitura del gran Miklos Rozsa, así como la determinante contribución artística del escenógrafo Alexandre Trauner.

Otras películas protagonizadas por maestros de la DEDUCCIÓN

Asesinato en el Orient Express – Sidney Lumet (1974) / Hercules Poirot
Adiós, muñeca – Dick Richards (1975) / Philip Marlowe
El nombre de la rosa – Jean-Jacques Annaud (1986) / Guillermo de Baskerville

SANGRE (Drácula)

Líquido, de color rojo en los vertebrados, que, impulsado por el corazón, circula por los vasos sanguíneos del cuerpo de las personas y los animales, transportando oxígeno, alimentos y productos de desecho. (google.es)

“La violencia es el único medio de lucha, y la sangre el carburante de la historia”
Iósif Stalin (1878-1953) Dictador y presidente del Consejo de Ministros de la Unión Soviética

DRÁCULA (Dracula) – 1958

dracula2

Director Terence Fisher
Guión Jimmy Sangster
Fotografía Jack Asher
Música James Bernard
Producción Hammer Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 82m. Color
Reparto Christopher Lee, Peter Cushing, Michael Gough, Carol Marsh, Melissa Stribling, Olga Dickie, John Van Eyssen, George Merritt.

“Se ha comprobado que la víctima detesta estar dominada por el vampirismo, pero no puede abandonar su práctica como el drogadicto no puede abandonar las drogas. Por fin ocurre la muerte como resultado de la pérdida de sangre, pero, al contrario que en la muerte normal, no encuentran la paz porque entran en el reino de los muertos vivientes”

La Hammer inauguró la considerada tercera gran etapa del cine fantástico con esta minuciosa regeneración naturalista del mito vampírico, donde sus determinados patrones estilísticos se potenciaron con una carga sensual inusitada para la época y una enardecida ambientación gótico/victoriana, que, a partir de entonces, se afianzaría como una de las inconfundibles señas de identidad de la productora. Los sanguinolentos embates carnales del aristócrata valaco instalado en Transilvania e incordiado por el afán científico del doctor Van Helsing, según la inmortal novela de Bram Stoker, fueron expuestos bajo una atmósfera tan inquietante como claustrofóbica, sobre la que Terence Fisher evidenció su dinámico e intenso tempo narrativo, así como una particular y extraordinaria elegancia tanto para el empleo del color como para el recurso de la elipsis. Una inmarchitable obra maestra del género, que encumbraría a sus dos protagonistas como paradigmáticos estandartes del mismo y propiciaría una cuantiosa sarta de remedos y secuelas, entre las que cabe citar LAS NOVIAS DE DRÁCULA (1960) y DRÁCULA, PRÍNCIPE DE LAS TINIEBLAS (1966), ambas del propio Fisher.

Otras películas surtidas de una sustancial cantidad de SANGRE

La sangre de las bestias – Georges Franju (1949)
Posesión infernal – Sam Raimi (1981)
Reservoir dogs – Quentin Tarantino (1992)

GORGONA (La leyenda de Vandorf)

En la mitología griega, una gorgona era un despiadado monstruo femenino a la vez que una deidad protectora procedente de los conceptos religiosos más antiguos. Su poder era tan grande que cualquiera que intentase mirarla quedaba petrificado, por lo que su imagen se ubicaba en todo tipo de lugares, desde templos a cráteras de vino, para propiciar su protección. La gorgona llevaba un cinturón de serpientes, entrelazadas como una hebilla y confrontadas entre sí. En mitos posteriores se decía que había tres gorgonas, Medusa, Esteno y Euríale, y que la única mortal de ellas, Medusa, tenía serpientes venenosas en lugar de cabellos como castigo por parte de la diosa Atenea. Esta imagen se hizo particularmente famosa, si bien la gorgona aparece en los registros escritos más antiguos de las creencias religiosas de la Antigua Grecia, como en las obras de Homero. La gorgona ocupaba el lugar principal del frontón de un templo en Corfú. Se trata del pedimento de piedra más antiguo de Grecia, estando fechado c. 600 a. C. (Wikipedia)

“Nosotros, los que sobrevivimos a los campos no somos testigos verdaderos. Nosotros somos los que, a través de la prevaricación, la habilidad o la suerte, nunca tocamos fondo. Los que estuvieron y vieron el rostro de la Gorgona, no regresaron, o regresaron sin palabras”
Primo Levi (1919-1987) Escritor italiano de origen judío sefardí

LA LEYENDA DE VANDORF (The gorgon) – 1964

gorgon

Director Terence Fisher
Guion John Gilling
Fotografía Michael Reed
Música James Bernard
Producción
Nacionalidad Gran Bretaña
Producción Hammer Films
Duración 82m. Color
Reparto Peter Cushing, Christopher Lee, Richard Pasco, Barbara Shelley, Jack Watson, Michael Goodlife, Patrick Troughton, Joseph O’Conor, Redmond Phillips.

“Siempre me asombra que la creación más noble de Dios, el cerebro humano, sea la más repulsiva de observar”

Fisher aparcó su perspicaz revisión de los clásicos del terror para dirigir esta excepcional rehabilitación cinematográfica del mito griego de la Gorgona, según el argumento ideado por J. Llewellyn Devine, que pasa por ser una de las películas más atípicas y arrebatadoramente románticas jamás producidas por la firma Hammer. Aludiendo al inagotable tema de la belleza encubierta tras la más amenazante monstruosidad, tan mimado por su autor a lo largo de toda su filmografía, la cinta abordaba con un primoroso sentido del ritmo la irrupción en la Transilvania de principios del siglo XX de esta fascinadora divinidad con cabello serpenteante, cuya retorcida facultad le inducía a petrificar a todo mortal que se atreviera a mirarle a los ojos. Fascinante historia de amor autodestructivo, por desgracia demasiado ignorada, constituye un magnífico arquetipo de intriga terrorífica persuadida a través una atmósfera de turbador lirismo y una hermosa formulación plástica, cimentada, a su vez, por una trabajo de fotografía alucinante y una sublime dirección artística. Grandes interpretaciones, con mención especial para una enigmática y convincente Barbara Shelley.

Otras películas con presencia de alguna GORGONA

Malpertuis – Harry Kümel (1971)
Percy Jackson y el ladrón del rayo – Chris Columbus (2010)
Medusa – Jorge Ameer (2015)

SONRISA (El temible burlón)

Forma de expresar facialmente un sentimiento de satisfacción (…) En los humanos, es una expresión común que refleja placer o entretenimiento, pero también puede ser una expresión involuntaria de ansiedad o de muchas otras emociones (ira, sarcasmo, etc.). http://es.wikipedia.org/wiki/Sonrisa

“Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa”
Gabriel García Márquez (1927-2014) Escritor, novelista, guionista y periodista colombiano

EL TEMIBLE BURLÓN (The crimson pirate) – 1952

temible2

Director Robert Siodmak
Guión Roland Kibbee
Fotografía Otto Heller
Música William Alwyn
Producción Norma Productions/Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 104m. Color
Reparto Burt Lancaster, Nick Cravat, Eva Bartok, Torin Thatcher, Margot Grahame, James Hayter, Leslie Bradley, Noel Purcell, Christopher Lee

“Recuerda, en un barco pirata, en aguas piratas, en un mundo pirata, no preguntes. Cree solo lo que veas. No, cree solo la mitad de lo que veas”

Intentando repetir la fórmula que dos años antes y, al frente de su propia compañía, le había llevado a conseguir uno de sus mayores éxitos, EL HALCÓN Y LA FLECHA, pero con el ventajoso acicate de poder rodar en hermosos escenarios naturales (la isla italiana de Ischia) gracias a un presupuesto mucho más holgado, Lancaster abordó esta dinámica película de aventuras marinas en torno a las trepidantes acometidas piratescas en aguas caribeñas que, a finales del siglo XVIII, mantenían un grupo de bucaneros contra las huestes de la corona española. La afilada mofa de las actuaciones militares inclusa en el apresurado guión que Kibbee reescribió una vez iniciado el rodaje para suplir el subversivo argumento original de Waldo Salt, recién encausado por el comité maccarthysta, alternaba momentos de exótico romanticismo con escenas de acción enriquecidas por las espectaculares acrobacias de sus sonrientes protagonistas. Siodmak supo ordenar todo el material con su contrastada solvencia narrativa, beneficiándose de una inspirada fotografía en Technicolor.

Otras películas alumbradas por una SONRISA

Un americano en París – Vincente Minnelli (1951) / Gene Kelly
Una cara con ángel – Stanley Donen (1957) / Audrey Hepburn
Pretty woman – Garry Marshall (1990) / Julia Roberts