Mes: agosto 2019

SECESIÓN (El nacimiento de una nación)

Acto de retirarse de una organización, unión o entidad política. Típicamente, hay un fuerte factor diferencial que motiva la retirada. La secesión puede ser un hecho o un derecho. Como derecho el fenómeno político de la secesión requiere la previa existencia de un Estado Federal o Confederal, del que forme parte el Estado que manifiesta su voluntad de separarse de la unión. La secesión, como hecho, suele confundirse con la independencia. Pero no es igual. En las guerras de secesión (como la Guerra de Secesión de Estados Unidos), lo decisivo es la voluntad de un Estado preexistente de separarse de la unión con otros Estados. Mientras que en las guerras de independencia se trata de la procuración de un nuevo Estado. (Wikipedia)

“Creo que existe un firme deseo de secesión entre los dirigentes políticos del País Vasco y de Cataluña, que desean un sistema en el que la intervención del Estado sea mínima, por no decir nula. Pero cuando un Estado no tiene disposición ni fuerza moral para, en el momento en el que hay un acto de desobediencia constitucional, poner los tanques en el territorio que comete este acto de desobediencia, la situación se puede volver muy complicada”
Albert Boadella (1943-) Actor y dramaturgo español

EL NACIMIENTO DE UNA NACIÓN (The birth of a nation) – 1915

birth

Director D.W. Griffith
Guión D.W. Griffith y Frank E. Woods
Fotografía George W. Bitzer
Música Joseph Carl Breil
Producción D.W.Griffith Corporation/Epoch
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 185m. B/N
Reparto Henry B. Walthall, Lillian Gish, Mae Marsh, Miriam Cooper, Spottiswoode Aitken, Josephine Crowell, Ralph Lewis, Elmer Clifton.

“¡Libertad y unión, una e inseparable, ahora y para siempre!”

Elocuente epopeya histórica basada en las novelas del reverendo Thomas Dixon The leopard’s spots, y, sobre todo, en la abiertamente racista The clansman: an historical romance of the Ku Klux Klan, que, a pesar de su deplorable mensaje social, causante de múltiples manifestaciones y sangrientos disturbios, ocupa un lugar de privilegio en los anales del Séptimo Arte al sentar las bases del lenguaje cinematográfico moderno sirviéndose de incontables recursos expresivos en beneficio de una prodigiosa fluidez narrativa. A través del enfrentamiento entre dos familias, los Stoneman y los Cameron, D.W. Griffith registró los acontecimientos que desataron la Guerra de Secesión por medio de un auténtico recital de innovaciones técnicas y artísticas (montaje en paralelo, uso de primeros planos dramáticos, profundidad de campo, banda orquestal, etc.), obteniendo instantes de una plasticidad indeleble como la espectacular batalla de Petersburg o la cabalgada final del Klan, y, logrando el primer gran éxito comercial del cine norteamericano pese a su elevado coste de producción.

Otras películas ambientadas en la GUERRA DE SECESIÓN

La gran prueba – William Wyler (1956)
Tiempos de gloria – Edward Zwick (1989)
Lincoln – Steven Spielberg (2012)

ADECUACIÓN (Malditos yanquis)

Acomodo, ajuste o adaptación de una cosa a otra. (Espasa-Calpe)

“El conocimiento de una amplia serie de tradiciones es una condición para la discriminación exacta y severa. Porque sólo por medio de tal conocimiento puede el crítico descubrir la intención de un artista y la adecuación de su ejecución”
John Dewey (1859-1952) Filósofo, pedagogo y psicólogo estadounidense

MALDITOS YANQUIS (Damn Yankees!) – 1958

Director Stanley Donen y George Abbott
Guion George Abbott
Fotografía Harold Lipstein
Música Richard Adler y Jerry Boss
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 111m. Color
Reparto Tab Hunter, Gwen Verdon, Ray Walston, Russ Brown, Nathaniel Frey, Shannon Bolin, James Komack, Rae Allen, Jean Stapleton.

“Tienes que tener corazón, todo lo que realmente necesitas es corazón. Cuando las probabilidades dicen que nunca ganarás, entonces es cuando debe comenzar la sonrisa”

A finales de los años cincuenta, Stanley Donen se alió con el productor/guionista/director George Abbott y el coreógrafo Bob Fosse para llevar a la gran pantalla dos de los éxitos que éstos habían cosechado en los escenarios de Broadway: JUEGO DE PIJAMAS (1957) y esta canónica adaptación del musical que Richard Adler y Jerry Boss concibieron a partir del relato The yankees lost the pennant de Douglas Wallop y, que, constituye, un dignísimo broche de oro a la década más gloriosa del género. A pesar del entonado sentido del ritmo con el que se solventó esta rocambolesca adecuación del mito de Fausto al apasionado mundo del beisbol, no cabe duda de que el aspecto estrictamente dialogado brilló muy por debajo de los formidables números musicales, entre ellos Who’s got the pain?, Shoeless from Hannibal Mo., The lost souls, o, sobre todo, Whatever Lola wants, un estrambótico y caricaturesco “striptease” a cargo de la gran Gwen Verdon, quien tras diez años retirada, regresó para encarnar en el cine el mismo papel de vampiresa con el que triunfó en el teatro.

Otras ADECUACIONES cinematográficas en clave musical de un mito clásico

Carmen Jones – Otto Preminger (1954) / Carmen
Siete novias para siete hermanos – Stanley Donen (1954) / El rapto de las sabinas
My fair lady – George Cukor (1964) / Pigmalión

MATERIALISMO (Al servicio de las damas)

Actitud de la persona que da excesivo valor a las cosas materiales, como el dinero o las propiedades. (google.com)

“Ante un problema humano, los materialistas analizan la parte fácil, niegan la parte difícil y se van a casa a tomar el té”
G.K. Chesterton (1874-1936) Escritor y periodista británico

AL SERVICIO DE LAS DAMAS (My man Gottfried) – 1936

Director Gregory LaCava
Guion Eric Hatch y Morrie Ryskind
Fotografía Ted Tetzlaff
Música Charles Previn
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 94m. B/N
Reparto William Powell, Carole Lombard, Gail Patrick, Alice Brady, Eugene Pallette, Alan Mowbray, Jean Dixon, Mischa Auer.

“Perteneces a esa desafortunada categoría que yo llamaría “mocosa de Park Avenue”. Una niña malcriada que ha crecido bajo la comodidad y el lujo, que siempre se ha salido con la suya y que sus energías mal dirigidas son tan infantiles que apenas se merecen un comentario, incluso el de un mayordomo en su jueves libre”

Adaptación de la novela corta 1101 Park Avenue de Erich Hatch, que perdura como una de la pieza más célebre y reputada de Gregory LaCava, sin duda, uno de los maestros de la comedia hollywoodiense de los treinta pese a no gozar del prestigio y la resonancia de otros coetáneos, como Lubitsch, Cukor, Hawks, Capra o McCarey. Ambientada en la Gran Depresión e influenciada por aquella nueva moralidad derivada del New Deal roosveltiano, analizaba las relaciones entre personas de distintas clases sociales (tema recurrente en la ‘screwball comedy’) por medio de una sobria y elegante puesta escena para formular una mordaz crítica contra la estupidez materialista a partir de la historia de un vagabundo que aprovecha un capricho del azar para convertirse, gracias a su ingenio y arrolladora personalidad, en el irreemplazable mayordomo de una excéntrica familia de la alta sociedad neoyorquina, muy especialmente protegido por sus frívolas y malcriadas hijas. Trepidante ritmo narrativo, originales títulos de crédito y estupendo plantel de actores, encabezado por unos impecables William Powell y Carole Lombard, por entonces recién divorciados en la vida real.

Otras películas que aportan una crítica al MATERIALISMO

Una chica afortunada – Leo McCarey (1937)
Concursante – Rodrigo Cortés (2007)
El lobo de Wall Street – Martin Scorsese (2013)

LOCALIZACIÓN (Charada)

En cinematografía, el término localización se refiere a un sitio empleado en la filmación de cine, televisión y publicidad, pero que no fue creado con ese objetivo. Se usan para disminuir enormemente los costos del proceso de rodaje de un producto filmado, al sacar provecho de estructuras, edificios, pueblos, ciudades, escenarios naturales o cualquier medio ya existente que sea apropiado para desarrollar en él parte o toda la trama, con lo que se evita tener que erigirlos desde cero. (Wikipedia)

“Cuando usted está dirigiendo, tiene que levantarse a las 4:30, desayunar a las cinco, salir del hotel a las seis, conducir una hora a la localización, comenzar a filmar a las ocho, y acabar de filmar alrededor de las seis de la tarde. Después va a su oficina y fija la pauta del trabajo del día próximo. Vuelve de nuevo al hotel cerca de las ocho o nueve, esperanzadamente consigue algo para comer, después va a su habitación y medita sobre su trabajo, cómo va a filmar las escenas del día próximo, y entonces se va a dormir. La mañana siguiente todo comienza de nuevo”
George Lucas (1944-) Cineasta estadounidense

CHARADA (Charade) – 1963

Director Stanley Donen
Guion Peter Stone
Fotografía Charles Lang
Música Henry Mancini
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 113m. Color
Reparto Cary Grant, Audrey Hepburn, Walter Matthau, George Kennedy, James Coburn, Ned Glass, Dominique Minot, Jacques Marin.

“Conozco a muchísimas personas. Hasta que no haya bajas no me queda lugar para nuevas amistades”

Al regresar de sus vacaciones, una sofisticada pero inocente mujer se verá sometida a una implacable persecución por parte de agentes de la CIA y delincuentes varios tras descubrir el asesinato de su marido, presunto culpable de un valiosísimo robo. A partir de este sugerente argumento, derivado de un guion inicial concebido en colaboración con Marc Behm (The unsuspecting wife around Hollywood) y posteriormente convertido en la novela Charade, publicada por entregas en la revista Redbook, Stanley Donen realizó una sugestiva y trepidante comedia de intriga con claros toques hitchcockianos, en la que cohesionaba suspense, glamour y romanticismo con una eficacia más que notable. Ejemplarmente localizada en París y aderezada con una espléndida partitura musical de Henry Mancini, significó el definitivo lanzamiento de tres grandes intérpretes (Matthau, Coburn y Kennedy), e inmortalizó para los anales cinematográficos la perfecta química existente entre la deliciosa Audrey Hepburn (engalanada con vestidos de Givenchy) y el siempre elegante Cary Grant.

Otras películas que utilizan una gran ciudad europea como LOCALIZACIÓN principal

Vacaciones en Roma – William Wyler (1953)
El cielo sobre Berlín – Wim Wenders (1987)
Antes del amanecer – Richard Linklater (1995)

CENTAVO (Dinero caído del cielo)

Moneda americana de bronce, cobre o níquel, cuyo valor es la centésima parte de la unidad. (Espasa-Calpe)

“En Hollywood te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma”
Marilyn Monroe (1926-1962) Actriz estadounidense

DINERO CAÍDO DEL CIELO (Pennies from heaven) – 1981

cielo

Director Herbert Ross
Guión Dennis Potter
Fotografía Gordon Willis
Música Ralph Burns, Marvin Hamlish y Billy May
Producción MGM/Hera Productions/SLM Production
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. Color y B/N
Reparto Steve Martin, Bernadette Peters, Christopher Walken, Jessica Harper, John Karlen, Vernerl Bagneris, John McMartin, Eliske Krupka.

“Siempre pasa lo mismo… Sales del cine y el mundo sigue igual”

Encantadora adaptación para la gran pantalla de una popular miniserie televisiva escrita por Dennis Potter y emitida por la BBC en 1978 con Bob Hoskins como protagonista, que, a pesar del estrepitoso fracaso de crítica y público cosechado en el momento de su estreno, constituye hoy en día uno de los musicales a la antigua usanza más sugerentes y originales producidos por Hollywood en las cuatro últimas décadas. El constante vaivén entre la realidad y el deseo en el que subsiste un infelizmente casado vendedor de partituras dentro del sórdido entorno de la Gran Depresión deparaba un preciso y en ocasiones desolador retrato de perdedores sin decoro ni enmienda, ingeniosamente ilustrado con canciones de la época (en “playback”) y portentosamente perfilado en su apartado decorativo y visual, donde la fotografía del inconfundible Gordon Willis jugaba una baza decisiva. Entre sus números destacan Love is good for anything that ails you, My baby said yes, el clásico Let’s face the music and dance, y, sobre todo, Let’s misbehave, con Christopher Walken evidenciando sus dotes de bailarín en un tugurio de billares.

Otras películas donde algún CENTAVO actúa como protagonista de una escena

Annie Oakley – George Stevens (1935)
Keoma – Enzo G. Castellari (1976)
Ghost. Más allá del amor – Jerry Zucker (1990)