William Powell

MATERIALISMO (Al servicio de las damas)

Actitud de la persona que da excesivo valor a las cosas materiales, como el dinero o las propiedades. (google.com)

“Ante un problema humano, los materialistas analizan la parte fácil, niegan la parte difícil y se van a casa a tomar el té”
G.K. Chesterton (1874-1936) Escritor y periodista británico

AL SERVICIO DE LAS DAMAS (My man Gottfried) – 1936

Director Gregory LaCava
Guion Eric Hatch y Morrie Ryskind
Fotografía Ted Tetzlaff
Música Charles Previn
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 94m. B/N
Reparto William Powell, Carole Lombard, Gail Patrick, Alice Brady, Eugene Pallette, Alan Mowbray, Jean Dixon, Mischa Auer.

“Perteneces a esa desafortunada categoría que yo llamaría “mocosa de Park Avenue”. Una niña malcriada que ha crecido bajo la comodidad y el lujo, que siempre se ha salido con la suya y que sus energías mal dirigidas son tan infantiles que apenas se merecen un comentario, incluso el de un mayordomo en su jueves libre”

Adaptación de la novela corta 1101 Park Avenue de Erich Hatch, que perdura como una de la pieza más célebre y reputada de Gregory LaCava, sin duda, uno de los maestros de la comedia hollywoodiense de los treinta pese a no gozar del prestigio y la resonancia de otros coetáneos, como Lubitsch, Cukor, Hawks, Capra o McCarey. Ambientada en la Gran Depresión e influenciada por aquella nueva moralidad derivada del New Deal roosveltiano, analizaba las relaciones entre personas de distintas clases sociales (tema recurrente en la ‘screwball comedy’) por medio de una sobria y elegante puesta escena para formular una mordaz crítica contra la estupidez materialista a partir de la historia de un vagabundo que aprovecha un capricho del azar para convertirse, gracias a su ingenio y arrolladora personalidad, en el irreemplazable mayordomo de una excéntrica familia de la alta sociedad neoyorquina, muy especialmente protegido por sus frívolas y malcriadas hijas. Trepidante ritmo narrativo, originales títulos de crédito y estupendo plantel de actores, encabezado por unos impecables William Powell y Carole Lombard, por entonces recién divorciados en la vida real.

Otras películas que aportan una crítica al MATERIALISMO

Una chica afortunada – Leo McCarey (1937)
Concursante – Rodrigo Cortés (2007)
El lobo de Wall Street – Martin Scorsese (2013)

CANDIDATURA (El senador fue indiscreto)

1. Solicitud o aspiración a un cargo, a un premio o a una distinción.
2. Propuesta o presentación que se hace de una persona para alguna dignidad o cargo.
(Larousse Editorial)

“A los que vienen hablando de que me voy a bajar de la candidatura, yo les digo: Ni lo piensen, no saben de la fibra de la que está hecho uno”
Carlos Menem (1930-) Político y abogado argentino

EL SENADOR FUE INDISCRETO (The senator was indiscreet) – 1947

senator

Director George S. Kaufman
Guion Charles MacArthur y Edwin Lanham
Fotografía William Mellor
Música Daniele Amfitheatrof
Producción Inter-John Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 88m. B/N
Reparto William Powell, Ella Raines, Ray Collins, Peter Lind Hayes, Arleen Whelan, Allen Jenkins, Hans Conried, Whit Bissell, Milton Parsons.

“Ser propietario de un periódico incómodo es como poseer una bomba atómica. Incluso si uno no hace nada con ella, es un consuelo saber que está ahí”

A pesar de su conocida animadversión hacia Hollywood y toda su parafernalia, George S. Kaufman acabó cediendo a la tentación de ponerse tras la cámara (por única vez en su carrera) para dirigir esta alegoría de ambiente político, basada curiosamente en un texto ajeno, que persiste como una de las más astutas, vigentes y menos recordadas comedias norteamericanas de finales de los cuarenta. Utilizando como motivo argumental las osadas ambiciones políticas de un extravagante senador con síntomas seniles, el célebre autor teatral facturó una punzante e ingeniosa farsa gubernamental, dotada de alocado ritmo narrativo y pletórica de lances cómicos tan brillantes como maliciosos, que se anticipaba de forma premonitoria a un posterior y sustancial alud de sátiras sobre candidaturas y campañas electorales. Boicoteada en su día por el infausto macartismo, destacaba además por el trascendental guion de otro colosal comediógrafo, Charles MacArthur, la descollante interpretación de William Powell y, como detalle curioso, el breve y pícaro cameo sin acreditar de Myrna Loy, habitual pareja artística del protagonista.

Otras películas sobre CANDIDATURAS

El último hurra – John Ford (1958)
Primary – Robert Drew (1960)
Ciudadano Bob Roberts – Tim Robbins (1992)

CÓCTEL (La cena de los acusados)

Preparación a base de una mezcla de diferentes bebidas en diferentes proporciones, que contiene por lo general uno o más tipos de bebidas alcohólicas junto a otros ingredientes, generalmente jugos, frutas, miel, leche o crema, especias, etc. También son ingredientes comunes de los cócteles las bebidas carbónicas o refrescos sin alcohol, la soda y el agua tónica. Estas bebidas están servidas por personas llamadas barman. (Wikipedia)

“La sexualidad y un cóctel. Duran el mismo tiempo, producen el mismo efecto, y vienen a significar lo mismo”
D.H. Lawrence (1885-1930) Escritor inglés

LA CENA DE LOS ACUSADOS (The thin man) – 1934

cena2

Director W.S. Van Dyke
Guión Frances Goodrich y Albert Hackett
Fotografía James Wong Howe
Música William Axt
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 90m. B/N
Reparto William Powell, Myrna Loy, Maureen O’Sullivan, Nat Pendleton, Minna Gombell, César Romero, Porter Hall, William Henry, Edward Ellis.

“Lo más importante es el ritmo. Siempre hay que tener ritmo al hacer un cóctel. Por ejemplo, un Manhattan se debe hacer a ritmo de fox-trot, un Bronx a dos pasos, un Dry Martini siempre a ritmo de vals”

Encantadora y astuta adaptación de la última novela de Dashiell Hammett, cuyo clamoroso éxito de crítica y público originaría una popular y amplia sucesión de películas inspiradas en las ingeniosas aventuras detectivescas de su entrañable pareja protagonista y el pequeño fox terrier que los acompañaba, entre las que destaca su inmediata secuela ELLA, ÉL Y ASTA (1936), dirigida también por W.S. Van Dyke. La sorprendente habilidad y desenvoltura con la que se alternaba la comedia doméstica de enredos y la intriga criminal en el entorno de la clase alta neoyorquina, así como la agilidad e ironía de sus diálogos, sobre todo los concernientes a las continuas pero cariñosas discusiones que el agente mantenía con su locuaz esposa y ayudante entre abundantes copas y cócteles, se erigieron en las bazas fundamentales sobre las gravitaría esta placentera serie, que, como es lógico, acabó por consolidar la química, sofisticación y desparpajo del binomio Powell/Loy, convirtiéndolos en uno de los matrimonios cinematográficos más emblemáticos del Hollywood clásico.

Otras películas donde se sirve algún tipo de CÓCTEL

Eva al desnudo – Joseph L. Mankiewicz (1950) / Dry Martini-Gibson
La tentación vive arriba – Billy Wilder (1955) / Whisky Sour
El Padrino II – Francis Ford Coppola (1974) / Banana Daiquiri

ESCENOGRAFÍA (El gran Ziegfeld)

Todos los elementos visuales que conforman una escenificación, sean corpóreos (decorado, accesorios), la iluminación o la caracterización de los personajes (vestuario, maquillaje, peluquería); ya sea la escenificación destinada a representación en vivo (teatro, danza), cinematográfica, audiovisual, expositiva o destinada a otros acontecimientos. (Wikipedia)

“La arquitectura (es) una escenografía teatral donde los actores pincipales son las personas, y para dirigir dramáticamente el diálogo entre esas personas y el espacio está la técnica de diseño”
Kisho Kurokawa (1934-2007) Arquitecto japonés

EL GRAN ZIEGFELD (The great Ziegfeld) – 1936

El_gran_Ziegfeld-137216315-large

Director Robert Z. Leonard
Guion William Anthony McGuire
Fotografía Walter Donaldson
Música Ray June, Oliver T. Marsh, Karl Freund, Merritt Gerstad y George Folsey
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 172m. B/N
Reparto William Powell, Louise Rainer, Myrna Loy, Frank Morgan, Fannie Brice, Ray Bolger, Ernest Cossart, Reginald Owen, Virginia Bruce.

“La gente que se dedica a los números nunca es feliz”

Con el propósito de neutralizar las caleidoscópicas coreografías con las que Berkeley triunfaba en la Warner, la MGM acomodó al género todo el potencial de su glamouroso estilo para lanzar una serie de fastuosas reconstrucciones musicales, cuyo ejemplo más insigne se halla en este sugestivo y colosal “biopic” sobre la figura de Florenz Ziegfeld, un ambicioso feriante de Chicago que prosperó de forma meteórica en el mundo del espectáculo hasta convertirse en el más poderoso e influyente escenógrafo/empresario de Broadway y en el auténtico fundador del musical moderno. El film acertó en grado máximo al atenuar la ostentosa reproducción del material escénico con un registro eminentemente dramático y un notorio reparto, del que sobresalían Myrna Loy dando vida a Billie Burke y la cantante cómica Fannie Brice, que en 1968 sería homenajeada por Wyler y Barbra Streisand en FUNNY GIRL. Profesionales de la talla del modista Adrian o el decorador Cedric Gibbons contribuyeron a alcanzar la deslumbrante aparatosidad estética de números como A pretty girl is like a melody.

Otras películas sobre ESCENOGRAFÍA

La calle 42 – Lloyd Bacon (1933)
Un americano en París – Vincente Minnelli (1951)
Moulin Rouge – Baz Luhrmann (2001)

FIGURANTE (La última orden)

Figurante o extra es aquel actor que aparece en las representaciones audiovisuales como figura de fondo. Generalmente no posee calificaciones artísticas, por lo que no suele realizar ningún otro papel que implique cantar, hablar o bailar. http://es.wikipedia.org/wiki/Extra

“Es una mezcla de superstición y economía, en mi primera película no había presupuesto para figurantes”.
Fernando Colomo (1946-) Director de cine español

LA ÚLTIMA ORDEN (The last command) – 1928

last command

Director Josef Von Sternberg
Guión John F. Goodrich
Fotografía Bert Glennon
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 88m. B/N
Reparto Emil Jannings, Evelyn Brent, William Powell, Jack Raymond, Nicholas Soussanin, Michael Visaroff, Fritz Feld, Alexander Ikonnikov.

En medio de ese substancial tríptico sobre el crimen en los bajos fondos conformado por LA LEY DEL HAMPA (1927), LA REDADA (1928) y LOS MUELLES DE NUEVA YORK (1928), Von Sternberg dirigió este potente y algo olvidado drama de trasfondo bélico, basado en un argumento original de Ernst Lubitsch, que confrontaba en un dilatado flashback el atosigado menester de los figurantes hollywoodienses con la tenaz lucha revolucionaria en la Rusia imperial para narrar el intempestivo reencuentro de un director de cine soviético con el excomandante en jefe y primo del zar Nicolás II, que, hace casi una década, lo mancilló por su instinto agitador y por la efervescencia sensual que le sugería su atractiva camarada. Capoteando las profusas contrariedades emanadas del desmedido divismo de Jannings, en otro de sus característicos roles de individuo ultrajado tanto social como sentimentalmente, el realizador vienés forjó una puesta en escena de especial firmeza y exuberancia visual, donde armonizaba un fogoso registro épico con una feroz autocrítica hacia la Meca del cine.

Otras películas sobre FIGURANTES

El extra – Miguel M. Delgado (1962)
RoGoPaG (episodio La Riccota) – Pier Paolo Pasolini (1963)
El guateque – Blake Edwards (1968)