James Wong Howe

SABOTAJE (Odio en las entrañas)

Daño o destrucción que se hace intencionadamente en un servicio, una instalación, un proceso, etc., como forma de lucha o protesta contra el organismo que los dirige o bien como método para beneficiar a una persona o grupo que es contrario a dicho organismo. (google.es)

“Desmoralizar al enemigo desde dentro por sorpresa, terror, sabotaje y asesinato. Esa es la guerra del futuro”
Adolf Hitler (1889-1945) Político y militar alemán

ODIO EN LAS ENTRAÑAS (The Molly Maguires) – 1970

molly

Director Martin Ritt
Guión Walter Bernstein
Fotografía James Wong Howe
Música Henry Mancini
Producción Paramount/Tamm Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 123m. Color
Reparto Richard Harris, Sean Connery, Samantha Eggar, Frank Finlay, Anthony Zerbe, Bethel Leslie, Art Lund, Anthony Costello.

“Usted quiere decencia. Y verdad, honor y un poco de seguridad. Y todo eso se encuentra junto a la ley, ¿no? ¿Cree que esas cosas se consiguen gratis? Usted ha salido y ha podido verlo por sí misma: la decencia no es para el pobre. Hay que pagar por la decencia, comprarla. Y también se compra la ley, como se compra una hogaza de pan (…) Existe lo que se desea y lo que se paga por conseguirlo”

Uno de los largometrajes más meticulosos y convincentes de Martin Ritt, basado en el libro Lament for the Molly Maguires que Arthur H. Lewis escribió en torno a los vandálicos sabotajes perpetrados en 1876 por la susodicha organización clandestina, creada por el colectivo minero de origen irlandés de Pennsylvania con el fin de forzar la mejora de sus deshonrosas condiciones laborales. Las alevosas maniobras de un detective para introducirse en el seno de aquel recalcitrante grupo sindicalista y desactivar su estructura sirvieron, no sólo para aproximarse con apego y sensatez a la problemática del sector obrero, tema no demasiado frecuentado por la industria hollywoodiense, sino para establecer un estudio sobre el ejercicio de la delación atizado de veladas connotaciones macarthyanas; no en vano, guionista (Walter Bernstein) y director padecieron en sus propias carnes aquella enmascarada represión fascista. Majestuosa fotografía en Technicolor y Panavision, buenas interpretaciones y una de las partituras dramáticas más bellas y menos conocidas de Henry Mancini.

Otras películas en las que se comete algún acto de SABOTAJE

El túnel – Curtis Bernhardt (1933)
Sabotaje – Alfred Hitchcock (1942)
El hombre de mármol – Andrzej Wajda (1977)

VIRILIDAD (Picnic)

La palabra virilidad nos permite referir a aquello que ostenta la calidad de viril, en tanto, el término viril se emplea con frecuencia para dar cuenta del varón o lo vinculado a éste, lo varonil, es decir, todo aquello que posee características propias del varón suele referirse a través de la palabra viril. El pelo corto, el pelo en el pecho, en las piernas y en los brazos, la fuerza y la voz grave, son algunas señales que normalmente se asocian con la virilidad y lo masculino. http://www.definicionabc.com/social/virilidad.php

“La verdadera virilidad significa una voluntad fuerte guiada por una conciencia delicada”
Aldous Huxley (1894-1963) Escritor británico

PICNIC (Picnic) – 1955

picnic

Director Joshua Logan
Guión Daniel Taradash
Fotografía James Wong Howe
Música George Duning
Producción Columbia
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 113m. Color
Reparto William Holden, Kim Novak, Rosalind Russell, Susan Strasberg, Arthur O’Connell, Betty Field, Cliff Robertson, Verna Felton, Reta Shaw.

“Solía sentarse en la cama todas las noches para que yo se las quitara, y me decía: ‘Hijo, el amo de la casa ha de llevar un buen par de botas, porque hay que dar muchas patadas’. Luego añadía: ‘Hijo, en determinados momentos, el único orgullo que experimentarás será el de haber nacido hombre. ¡Ponte las botas para que te oigan venir y cierra bien los puños para que vean los que intentan mezclarse en tus cosas que vas en serio'”

Adaptación de la famosa pieza teatral homónima de William Inge que perdura como uno de los grandes melodramas norteamericanos de los años cincuenta y, sin temor a equívoco, constituye la mejor película de un realizador que ya había triunfado al dirigir la misma obra en los escenarios de Broadway. El torbellino de frustraciones, resentimientos, envidias y apetitos carnales que provoca la llegada de un antiguo atleta universitario de espíritu indolente a una tranquila localidad de Kansas servía para plasmar un agudo retrato psicológico del hastío y la insatisfacción que determinaba la vida cotidiana estadounidense. Holden, con su salvaje virilidad marcó una de las más altas cotas del erotismo masculino y protagonizó junto a Kim Novak (destapada aquí como una de las grandes deidades concupiscentes del momento) un baile campestre antológico, con una peculiar bajada de escaleras por parte de ésta que ha entrado en los anales de la sensualidad insinuada. A destacar la magnífica fotografía en Technicolor y Cinemascope, así como un eminente equipo de actores secundarios, entre los que sobresale una soberbia Rosalind Russell.

Otras películas donde el protagonista hace gala de su VIRILIDAD

Un tranvía llamado deseo – Elia Kazan (1951)
Mogambo – John Ford (1953)
Jamón, jamón – Bigas Luna (1992)

COLUMNISTA (Chantaje en Broadway)

Periodista que escribe una columna en un medio de comunicación escrito como diarios o revistas convencionales o digitales a través de Internet. En la columna, expresa su opinión o punto de vista sobre una noticia de actualidad o sobre la situación general del ámbito político, económico, deportivo, etc. El columnista se basa en su experiencia y conocimientos de un ámbito determinado para analizarlo y desarrollar un comentario subjetivo respecto al mismo. Generalmente, los columnistas se especializan en una materia determinada expresando así su opinión sobre asuntos políticos, internacionales, deportivos, culturales o sociales en función de sus conocimientos (…) A menudo, los columnistas son un referente dentro de la publicación con los cuales los lectores identifican la línea ideológica o de pensamiento de la misma. (Wikipedia)

“Desde que llegó el verano y les presentaron a un asesor de imagen que estaba enrollado con la sobrina de un promotor, cuñado de cierta modista que era la esposa de un columnista de esa revista tan prestigiosa por su talento para la cosa del lanzamiento de los artistas” (canción Rap del optimista)
Joaquín Sabina (1949) Cantautor y poeta español

CHANTAJE EN BROADWAY (Sweet smell of success) – 1957

sweet

Director Alexander Mackendrick
Guión Clifford Odetts y Ernest Lehman
Fotografía James Wong Howe
Música Elmer Bernstein
Producción Hecht, Hill & Lancaster/ Norma Curtleigh Prod.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 96m. B/N
Reparto Burt Lancaster, Tony Curtis, Susan Harrison, Martin Milner, Same Levene, Barbara Nichols, Jeff Donell, Joe Frisco, Emile Meyer.

“La palabra, sólo la palabra, será la mejor de nuestras armas y el credo de nuestra democracia”

Tras legar a la cinematografía británica alguna de las fábulas negras más ocurrentes de la década, McKendrick se dejó engullir por la maquinaria hollywoodiense, donde debutó sin apenas beneplácito comercial con esta neurálgica adaptación de una pieza teatral de Clifford Odetts, basada a su vez en un ácido y perspicaz relato corto de Ernest Lehman en torno a la severa influencia del periodismo de opinión dentro del noctámbulo submundo teatral de Broadway. Extorsión, felonía y una indómita sed de poder, entre otras distorsiones de la naturaleza humana, condimentaban una historia tan abrupta e insalubre como demoledora, cimentada en una puesta en escena de agobiante dramatismo (donde la iluminación y la banda sonora de atmósfera jazzística jugaban una baza importantísima) y, cómo no, en el portentoso enfrentamiento interpretativo entre Tony Curtis, en la piel de un codicioso y rastrero agente de prensa, y Burt Lancaster, como un omnipotente columnista sin escrúpulos que pretende impedir por todos los medios el noviazgo de su hermana con un músico de jazz.

Otras películas sobre COLUMNISTAS

Cena de Navidad – Peter Godfrey (1945)
Días sin vida – Henry King (1959)
Se acabó el pastel – Mike Nichols (1986)

CÓCTEL (La cena de los acusados)

Preparación a base de una mezcla de diferentes bebidas en diferentes proporciones, que contiene por lo general uno o más tipos de bebidas alcohólicas junto a otros ingredientes, generalmente jugos, frutas, miel, leche o crema, especias, etc. También son ingredientes comunes de los cócteles las bebidas carbónicas o refrescos sin alcohol, la soda y el agua tónica. Estas bebidas están servidas por personas llamadas barman. (Wikipedia)

“La sexualidad y un cóctel. Duran el mismo tiempo, producen el mismo efecto, y vienen a significar lo mismo”
D.H. Lawrence (1885-1930) Escritor inglés

LA CENA DE LOS ACUSADOS (The thin man) – 1934

cena2

Director W.S. Van Dyke
Guión Frances Goodrich y Albert Hackett
Fotografía James Wong Howe
Música William Axt
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 90m. B/N
Reparto William Powell, Myrna Loy, Maureen O’Sullivan, Nat Pendleton, Minna Gombell, César Romero, Porter Hall, William Henry, Edward Ellis.

“Lo más importante es el ritmo. Siempre hay que tener ritmo al hacer un cóctel. Por ejemplo, un Manhattan se debe hacer a ritmo de fox-trot, un Bronx a dos pasos, un Dry Martini siempre a ritmo de vals”

Encantadora y astuta adaptación de la última novela de Dashiell Hammett, cuyo clamoroso éxito de crítica y público originaría una popular y amplia sucesión de películas inspiradas en las ingeniosas aventuras detectivescas de su entrañable pareja protagonista y el pequeño fox terrier que los acompañaba, entre las que destaca su inmediata secuela ELLA, ÉL Y ASTA (1936), dirigida también por W.S. Van Dyke. La sorprendente habilidad y desenvoltura con la que se alternaba la comedia doméstica de enredos y la intriga criminal en el entorno de la clase alta neoyorquina, así como la agilidad e ironía de sus diálogos, sobre todo los concernientes a las continuas pero cariñosas discusiones que el agente mantenía con su locuaz esposa y ayudante entre abundantes copas y cócteles, se erigieron en las bazas fundamentales sobre las gravitaría esta placentera serie, que, como es lógico, acabó por consolidar la química, sofisticación y desparpajo del binomio Powell/Loy, convirtiéndolos en uno de los matrimonios cinematográficos más emblemáticos del Hollywood clásico.

Otras películas donde se sirve algún tipo de CÓCTEL

Eva al desnudo – Joseph L. Mankiewicz (1950) / Dry Martini-Gibson
La tentación vive arriba – Billy Wilder (1955) / Whisky Sour
El Padrino II – Francis Ford Coppola (1974) / Banana Daiquiri

REPRESALIA (Los verdugos también mueren)

Una represalia es una venganza o una respuesta de castigo a algún tipo de agresión. Quien ejecuta la represalia busca obtener una satisfacción del daño recibido (…) Las represalias también aparecen en el marco de las relaciones internacionales. Lo habitual es que una represalia sea una medida adoptada por un Estado contra otro para responder a los actos adversos de este, aunque sin llegar a la ruptura de las relaciones diplomáticas (…) A lo largo de la historia, sin embargo, se han registrado todo tipo de represalias que se encuentran fuera de cualquier marco legal, como bombardeos a población civil en respuesta a actos terroristas. (definicion.de)

“Nos reservamos el derecho a tomar represalias contra todos los países que toman parte en esta guerra injusta: Gran Bretaña, España, Polonia, Japón e Italia”
Osama Bin Laden (1957-2011) Terrorista yihadista, conocido mundialmente por ser el fundador de la red terrorista Al Qaeda

LOS VERDUGOS TAMBIÉN MUEREN (Hangmen also die) – 1943

hangmen

Director Fritz Lang
Guión Fritz Lang, Bertolt Brecht y John Wexley
Fotografía James Wong How
Música Hanns Eisler
Producción Arnold Pressburger Films
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 134m. B/N
Reparto Brian Donlevy, Walter Brennan, Anna Lee, Gene Lockhart, Reinhold Schünzel, Nana Bryant, Dennis O’Keefe, Alexander Granach.

“Piensa siempre que la libertad no es uno de esos bienes que se poseen como un sombrero o un trozo de azúcar. La libertad se adquiere luchando por conseguirla”

Gracias a un milimétrico guión emanado de la infundida colaboración entre el propio cineasta y su compatriota y conspicuo dramaturgo Bertolt Brecht, pero firmado por Wexley por ciertas dificultades sindicales, Lang pudo materializar el segundo de sus fornidos alegatos en contra de la institución nazi y sus desalmadas actividades represivas, que permanece como uno de los títulos más arriesgados y emocionantes de su etapa hollywoodiense. Haciendo alarde de un portentoso dominio de la progresión dramática y sin la necesidad de utilizar unos parámetros visuales puramente expresionistas, pues sólo recurría a ellos en contadas ocasiones, el realizador vienés de origen judío describía en una Praga espléndidamente recreada en decorados la escalofriante represalia de las tropas invasoras emprenden tras conocer el asesinato de uno de sus dirigentes a manos de un militante de la Resistencia checoslovaca y la ingeniosa confabulación de ésta para detener la avalancha de ejecuciones. Un conmovedor canto al poder de la solidaridad ciudadana frente a las fuerzas absolutistas e intimidadoras.

Otras películas sobre REPRESALIAS

Treinta segundos sobre Tokio – Mervyn Leroy (1944)
La larga noche del 43 – Florestano Vancini (1960)
La batalla de Argel – Gillo Pontecorvo (1965)