Richard Harris

DECLARACIÓN (Robin y Marian)

Aseveración o exposición que se hace públicamente.
Una declaración de amor es un gesto de generosidad emocional por parte de esa persona que le dedica algunas bellas palabras al ser amado. Es decir, cuando un individuo confiesa sus sentimientos a una persona por su propia voluntad. (google.com)

“La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco”
Platón (427-347 a.C.) Filósofo griego

ROBIN Y MARIAN (Robin and Marian) – 1976

Director Richard Lester
Guion James Goldman
Fotografía David Watkin
Música John Barry
Producción Columbia/Rastar Pictures
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 106m. Color
Reparto Sean Connery, Audrey Hepburn, Robert Shaw, Richard Harris, Nicol Williamson, Delholm Elliott, Ian Holm, Esmond Knight.

“Te amo. Te amo más que a todo, más que a los niños, más que a los campos que planté con mis manos, más que a la plegaria de la mañana o que a la paz, más que a nuestros alimentos. Te amo más que al amor o a la alegría, o a la vida entera. Te amo más que a Dios”

Después de luchar en las Cruzadas al servicio de Ricardo Corazón de León, un avejentado y decaído Robin Hood regresa tras veinte años de ausencia al bosque de Sherwood para reencontrarse con sus antiguos camaradas, su principal enemigo (el despótico sheriff de Notthingham) y, muy especialmente, con su amada Lady Marian, que se ha retirado a un convento para ejercer de abadesa. Esta emotiva y poética reflexión sobre el paso del tiempo, repleta de melancolía, serenidad y romanticismo, constituye, muy posiblemente, la película más brillante del iconoclasta Richard Lester, quien aprovechó el espléndido guión de James Goldman para ensalzar la condición humana de estos héroes legendarios con su proverbial ingenio y sentido del humor, sin llegar en ningún momento a desmitificarlos. Rodada en distintas localizaciones de la geografía española (Zamora, Artajona, etc.), sobresale por un impecable tratamiento formal y las majestuosas interpretaciones de Sean Connery y una esplendorosa Audrey Hepburn de cuarenta y siete años de edad que regresaba a la gran pantalla tras casi una década de ausencia.

Otras películas que contienen una emotiva DECLARACIÓN DE AMOR

Johnny Guitar – Nicholas Ray (1954)
Cuando Harry encontró a Sally – Rob Reiner (1989)
Love actually – Richard Curtis (2003)

SABOTAJE (Odio en las entrañas)

Daño o destrucción que se hace intencionadamente en un servicio, una instalación, un proceso, etc., como forma de lucha o protesta contra el organismo que los dirige o bien como método para beneficiar a una persona o grupo que es contrario a dicho organismo. (google.es)

“Desmoralizar al enemigo desde dentro por sorpresa, terror, sabotaje y asesinato. Esa es la guerra del futuro”
Adolf Hitler (1889-1945) Político y militar alemán

ODIO EN LAS ENTRAÑAS (The Molly Maguires) – 1970

molly

Director Martin Ritt
Guión Walter Bernstein
Fotografía James Wong Howe
Música Henry Mancini
Producción Paramount/Tamm Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 123m. Color
Reparto Richard Harris, Sean Connery, Samantha Eggar, Frank Finlay, Anthony Zerbe, Bethel Leslie, Art Lund, Anthony Costello.

“Usted quiere decencia. Y verdad, honor y un poco de seguridad. Y todo eso se encuentra junto a la ley, ¿no? ¿Cree que esas cosas se consiguen gratis? Usted ha salido y ha podido verlo por sí misma: la decencia no es para el pobre. Hay que pagar por la decencia, comprarla. Y también se compra la ley, como se compra una hogaza de pan (…) Existe lo que se desea y lo que se paga por conseguirlo”

Uno de los largometrajes más meticulosos y convincentes de Martin Ritt, basado en el libro Lament for the Molly Maguires que Arthur H. Lewis escribió en torno a los vandálicos sabotajes perpetrados en 1876 por la susodicha organización clandestina, creada por el colectivo minero de origen irlandés de Pennsylvania con el fin de forzar la mejora de sus deshonrosas condiciones laborales. Las alevosas maniobras de un detective para introducirse en el seno de aquel recalcitrante grupo sindicalista y desactivar su estructura sirvieron, no sólo para aproximarse con apego y sensatez a la problemática del sector obrero, tema no demasiado frecuentado por la industria hollywoodiense, sino para establecer un estudio sobre el ejercicio de la delación atizado de veladas connotaciones macarthyanas; no en vano, guionista (Walter Bernstein) y director padecieron en sus propias carnes aquella enmascarada represión fascista. Majestuosa fotografía en Technicolor y Panavision, buenas interpretaciones y una de las partituras dramáticas más bellas y menos conocidas de Henry Mancini.

Otras películas en las que se comete algún acto de SABOTAJE

El túnel – Curtis Bernhardt (1933)
Sabotaje – Alfred Hitchcock (1942)
El hombre de mármol – Andrzej Wajda (1977)

SHOCK (El desierto rojo)

Conmoción violenta e imprevista que trastorna o perturba. (2016 Larousse Editorial)
En psicología, el shock emocional es el resultado de un evento traumático que abruma a la facultad que tiene un individuo para hacer frente a las emociones que siente. El trauma psicológico experimentado puede causar secuelas permanentes o a largo plazo. Se debe saber que el choque emocional es uno de los factores que contribuyen al inicio de la depresión. http://salud.ccm.net/faq/21038-shock-emocional-definicion

“La televisión construye la realidad, provoca el shock emocional y condena prácticamente al silencio y la indiferencia a los hechos que carecen de imágenes”
Ignacio Ramonet (1943-) Periodista español

EL DESIERTO ROJO (Il desserto rosso) – 1964

deserto

Director Michelangelo Antonioni
Guión Michelangelo Antonioni y Tonino Guerra
Fotografía Carlo Di Palma
Música Giovanni Fusco y Vittorio Gelmetti
Producción Federiz/Film Duemila/Franco Riz
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 120m. Color
Reparto Monica Vitti, Richard Harris, Carlo Chionetti, Xenia Valderi, Valerio Bartoleschi, Rita Renoir, Aldo Grotti, Lili Rheims, Bruno Borghi.

“No puedo estar sola… ¿Por qué tengo que necesitar siempre a los demás? Debo de ser una tonta, por eso no sé salir adelante. ¿Sabes lo que querría? Tener aquí a todas las personas que me han querido. Tenerlas alrededor de mí, como una muralla”

Coincidiendo con su tránsito del blanco y negro al color, Antonioni incorporó a su particular análisis de los sentimientos femeninos un deshumanizado amaneramiento formal, que alcanzó su máxima expresión en este depresivo retrato intimista acerca del aturdimiento existencial que extenúa y descorazona a la mujer de un poderoso industrial de Rávena, tras padecer un accidente de tráfico, y la vampirizadora relación afectiva que emprende con un neurasténico ingeniero que trabaja con su marido. La amargura, hipocondría y decadencia moral de estos seres, incapaces de adecuarse a las insensibles exigencias de la civilización moderna, fue reproducida a través de una metódica y algo pretenciosa simbiosis entre su parsimonia narrativa (donde los diálogos quedaban supeditados a la preeminencia de los silencios), su pulcritud decorativista (una continua alternancia de rebuscados entornos burgueses y pútridos paisajes industriales) y un tratamiento cromático subjetivo, cuyos matices procedían de la percepción visual de la protagonista (una plausible Vitti con el cabello teñido) y su angustioso estado de shock emocional.

Otras películas cuyo protagonista sufre un estado de SHOCK emocional

Vivir – Akira Kurosawa (1952)
De repente, el último verano – Joseph L. Mankiewicz (1959)
Persona – Ingmar Bergman (1966)

WESTERN (Sin perdón)

Género cinematográfico típico del cine estadounidense que se ambienta en el Viejo Oeste estadounidense. La palabra western, originariamente un adjetivo derivado de west («oeste», en inglés), se sustantivó para hacer referencia fundamentalmente a obras cinematográficas, aunque también existe en la literatura (novela del Oeste). En castellano, western es un extranjerismo adaptado, e incorporado en el Diccionario de la Real Academia Española. Las obras de este género son llamadas habitualmente películas del Oeste o películas de vaqueros (…) El western ha sido usado a menudo por el cine estadounidense para escribir la épica de su propio país, una narración legendaria del proceso de fundación de los Estados Unidos protagonizada por héroes que encarnan algunos de los valores más arraigados de su cultura, siempre bajo la inspiración del destino manifiesto y con una iconografía característica (sombrero tejano, pistolas, chalecos, caballos, desierto, ciudades-calle, saloon, ranchos, diligencias, indios…) (…) El padre del western cinematográfico fue Edwin S. Porter, quien, en 1903 realizó Asalto y robo de un tren. (Wikipedia)

“Mi nombre es John Ford y hago westerns”
John Ford (1894-1973) Actor, director y productor cinematográfico estadounidense

SIN PERDÓN (Unforgiven) – 1992

perdón

Director Clint Eastwood
Guión David Webb Peoples
Fotografía Jack N. Green
Música Lennie Niehaus
Producción Malpaso/Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 131m. Color
Reparto Clint Easwood, Gene Hackman, Morgan Freeman, Richard Harris, Jaimz Woolvett, Saul Rubinek, Frances Fisher, Anna Levine.

“Matar a un hombre es algo muy duro. Le quitas todo lo que tiene y todo lo que podría tener”

Clint Eastwood adquirió en 1983 los derechos de un guión arrinconado en los despachos hollywoodienses desde hacía ocho años y esperó otros nueve para dar mayor verosimilitud a su protagonista: un asesino a sueldo retirado, viudo y con problemas económicos que decidía volver a su pretérita actividad para vengar a una prostituta marcada a navaja por dos clientes del prostíbulo de Big Whiskey (Wyoming) en el que alterna. El resultado fue un pluvioso y absorbente western crepuscular que confirmaba su candidatura a convertirse en el cineasta de raigambre clásica más sustancioso y eficaz del cine americano por la naturalidad expositiva con la que resolvía un recorrido dramático de melancólica persuasión, cuyo designio revisionista desacreditaba el mítico heroísmo del viejo Oeste y, al mismo tiempo, reflexionaba sobre algunos de los temas básicos de un género resurgido gracias a él del olvido, como las dolorosas derivaciones de la violencia o el amargo sedimento que nos inocula el paso del tiempo. Dedicada a sus dos grandes mentores, Sergio Leone y Don Siegel, posee un estimable reparto y una virtuosa labor lumínica a cargo de Jack Green.

Otras obras maestras del WESTERN

Solo ante el peligro – Fred Zinnemann (1952)
Raíces profundas – George Stevens (1953)
El hombre que mató a Liberty Valance – John Ford (1962)

RUGBY (El ingenuo salvaje)

Deporte de contacto en equipo nacido en Inglaterra, donde tomó ese nombre a partir de las reglas del fútbol elaboradas en el colegio de la ciudad de Rugby (Rugby School) en el siglo XIX. Es muy popular en todas las naciones que conforman las Islas Británicas (Inglaterra, Irlanda del Norte, Escocia, Gales e Irlanda), así como en las excolonias británicas (Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica) y en Francia (…) se enfrentan dos equipos de quince jugadores cada equipo (…) La pelota o balón es de forma ovalada, está construida con cuatro gajos de cuero o material sintético parecido y pesa algo menos de medio kilo. Los partidos duran ochenta minutos, divididos en dos tiempos iguales. http://es.wikipedia.org/wiki/Rugby

“El rugby es un deporte de bárbaros, jugado por caballeros”
Winston Churchill (1874-1965) Político y estadista británico

EL INGENUO SALVAJE (This sporting life) – 1963

ingenuo

Director Lindsay Anderson
Guión David Storey
Fotografía Denys N. Coop
Música Robert Gerhard
Producción Julian Wintle-Leslie Parkyn/Rank/Independent Artists
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 134m. B/N
Reparto Richard Harris, Rachel Roberts, Alan Badel, William Hartnell, Anne Cunningham, Colin Blakely, Arthur Lowe, Jack Watson.

“Ese coche que tienes… y yo arropada con un abrigo de pieles viviendo en la misma casa. Si vives suciamente, tienes que avergonzarte”

Clarividente debut cinematográfico de uno de los más insignes portavoces del “free cinema” británico, basado en la novela homónima de David Storey, que describía con gran realismo y un rabioso e impulsivo aliento de libertad expresiva la azorada existencia de un tosco, afligido y vulnerable minero de Yorkshire, circunscrita a desahogar su frustración vital entre los brazos de una amargada viuda de guerra y dilapidar su cólera jugando al rugby como profesional en el equipo local. Es, precisamente, el retrato de la sordidez, usura e iniquidad de este contexto deportivo el que actuaba como resorte para desvelar las presunciones, angustias y sujeciones que enardecían sin piedad la sociedad de consumo, agravada en el caso del Reino Unido por sus arcaicos y extremados convencionalismos. De la mano de un fogoso e insuperable Richard Harris, la película ofrecía además una severa crónica de la monotonía y vulgaridad inherentes al núclero proletario.

Otras películas sobre RUGBY

Forever strong – Ryan Little (2008)
Invictus – Clint Eastwood (2009)
Mi hijo y yo – Philippe Guillard (2010)