Sean Connery

ABADÍA (El nombre de la rosa)

Monasterio o convento cristiano bajo las órdenes de un abad o una abadesa, que son el padre o la madre espiritual de la comunidad. (Wikipedia)

«Solitario recinto de la abadía; tristes patios, arcadas de recias claves, desmanteladas celdas, capilla fría de historiados altares, de sillería de roble, domo excelso y obscuras naves» (poema Gótica)
Amado Nervo (1870-1919) Poeta y escritor mexicano

EL NOMBRE DE LA ROSA (Le nom de la rose) – 1986

nom

Director Jean-Jacques Annaud
Guion Andrew Birkin, Gérard Brach, Howard Franklin y Alain Godard
Fotografía Tonino Delli Colli
Música James Horner
Producción Constantin Film/ZDF/Cristaldifilm/RAI/Les Films Ariane/France 3 Cinéma
Nacionalidad Francia/ Italia/ Alemania Federal
Duración 131m. Color
Reparto Sean Connery, Christian Slater, F. Murray Abraham, Michael Lonsdale, Valentina Vargas, Ron Perlman, William Hickey, Volker Prechtel, Leopoldo Trieste.

«En la sabiduría hay penas y aquel que aumenta su conocimiento aumenta también su aflicción»

Si bien ya gozaba del beneplácito de la crítica por ganar el Oscar a la mejor película extranjera con su ópera prima LA VICTORIA EN CHANTANT (1976) y el César de la Academia francesa con la aventura épico-antropológica EN BUSCA DEL FUEGO (1981), Jean-Jacques Annaud no alcanzó su consagración a nivel comercial hasta mediados de los ochenta, cuando superó el desafío de adaptar al cine el homónimo superventas del semiólogo Umberto Eco. Para ello, acertó al desatender los conflictos políticos y teológicos del relato original en aras a intensificar la lúgubre y sherlockiana investigación detectivesca que emprende un erudito monje franciscano con un pasado como inquisidor, acompañado de su inseparable y enamoradizo discípulo, con el fin de resolver la sucesión de enigmáticos crímenes que acontecen en una remota abadía benedictina del norte de Italia, allá por el año 1327. El peso del acervo cultural y el poder del lenguaje afloran en esta decorosa intriga medieval de exquisita ambientación, astuto virtuosismo descriptivo y un metódico diseño de la escenografía.

Otras películas con presencia de una ABADÍA

El experimento del Dr. Quatermass – Val Guest (1955)
De dioses y hombres – Xavier Beauvois (2010)
La monja – Corin Hardy (2018)

AVENTURA (El hombre que pudo reinar)

Suceso extraño o poco frecuente que vive o presencia una persona, especialmente el que es emocionante, peligroso o entraña algún riesgo. (google.es)
Género de aventuras. Dicho de una obra literaria o cinematográfica que centra su atención en los episodios sucesivos de una acción tensa y emocionante. (RAE)

“Cualquiera que sea el tiempo en que se nace hay que embarcarse en la aventura de ese tiempo o quedas varado hasta que te mueres, sea en el siglo que sea. Solo te conceden una vida, unos años, si los vives intensamente es como si vivieras diez vidas”
Alberto Vázquez-Figueroa (1936-) Novelista, periodista e inventor español

EL HOMBRE QUE PUDO REINAR (The man who would be king) – 1975

Director John Huston
Guion John Huston y Gladys Hill
Fotografía Oswald Morris
Música Maurice Jarre
Producción Columbia/Devon/Persky-Bright/Allied Artists
Nacionalidad Reino Unido/ Estados Unidos
Duración 129m. Color
Reparto Sean Connery, Michael Caine, Christopher Plummer, Saeed Jaffrey, Doghmi Larbi, Shakira Caine, Karroom Ben Bouih, Jack May, Mohammed Shamsi.

«No creo que el mundo haya mejorado gracias a nosotros (…) Ni tampoco creo que nadie llore nuestra muerte (…) No hemos realizado muchas buenas acciones (…) Pero, ¿cuánta gente ha viajado lo que nosotros y visto lo que nosotros?»

Recuperando el viejo espíritu de los grandes clásicos de aventuras, John Huston trasladó su tierno pero implacable entusiasmo por la mítica del perdedor a los imperiales confines del colonialismo anglosajón del siglo XIX para formalizar un sarcástico y vitalista ensalzamiento a la lealtad, a la épica de la ilusión y los anhelos fraguados de poder y fortuna, que muy bien podría ser encuadrado entre lo mejor de su dilatada filmografía. Tomando como punto de partida un relato corto de Rudyard Kipling, incluido como un personaje más en el transcurso de la narración, reconstruía los distintos avatares de dos pícaros trotamundos huidos del ejército británico en la India de 1880, que, movidos por la ambición y la soberbia, llegan hasta las ignotas tierras de Kafiristán con la vanidosa pretensión de levantar un imperio. A través de una narración impecable, un tratamiento visual francamente atractivo y una pareja protagonista de excepción, la película reflexiona con lúcido discernimiento humanista sobre la amistad, el heroísmo, el frenesí por la aventura y la impostura que genera la codicia.

Otras grandes películas del género de AVENTURAS

Robin de los bosques – Michael Curtiz y William Keighley (1938)
Lawrence de Arabia – David Lean (1962)
En busca del arca perdida – Steven Spielberg (1981)

DECLARACIÓN (Robin y Marian)

Aseveración o exposición que se hace públicamente.
Una declaración de amor es un gesto de generosidad emocional por parte de esa persona que le dedica algunas bellas palabras al ser amado. Es decir, cuando un individuo confiesa sus sentimientos a una persona por su propia voluntad. (google.com)

«La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco»
Platón (427-347 a.C.) Filósofo griego

ROBIN Y MARIAN (Robin and Marian) – 1976

Director Richard Lester
Guion James Goldman
Fotografía David Watkin
Música John Barry
Producción Columbia/Rastar Pictures
Nacionalidad Reino Unido
Duración 106m. Color
Reparto Sean Connery, Audrey Hepburn, Robert Shaw, Richard Harris, Nicol Williamson, Delholm Elliott, Ian Holm, Esmond Knight.

«Te amo. Te amo más que a todo, más que a los niños, más que a los campos que planté con mis manos, más que a la plegaria de la mañana o que a la paz, más que a nuestros alimentos. Te amo más que al amor o a la alegría, o a la vida entera. Te amo más que a Dios.»

Después de luchar en las Cruzadas al servicio de Ricardo Corazón de León, un avejentado y decaído Robin Hood regresa tras veinte años de ausencia al bosque de Sherwood para reencontrarse con sus antiguos camaradas, su principal enemigo (el despótico sheriff de Notthingham) y, muy especialmente, con su amada Lady Marian, que se ha retirado a un convento para ejercer de abadesa. Esta emotiva y poética reflexión sobre el paso del tiempo, repleta de melancolía, serenidad y romanticismo, constituye, muy posiblemente, la película más brillante del iconoclasta Richard Lester, quien aprovechó el espléndido guion de James Goldman para ensalzar la condición humana de estos héroes legendarios con su proverbial ingenio y sentido del humor, sin llegar en ningún momento a desmitificarlos. Rodada en distintas localizaciones de la geografía española (Zamora, Artajona, etc.), sobresale por un impecable tratamiento formal y las majestuosas interpretaciones de Sean Connery y una esplendorosa Audrey Hepburn de cuarenta y siete años de edad que regresaba a la gran pantalla tras casi una década de ausencia.

Otras películas que contienen una emotiva DECLARACIÓN DE AMOR

Johnny Guitar – Nicholas Ray (1954)
Cuando Harry encontró a Sally – Rob Reiner (1989)
Love actually – Richard Curtis (2003)

BEREBER (El viento y el león)

Individuo de la raza que habita el África septentrional desde los desiertos de Egipto hasta el océano Atlántico y desde las costas del Mediterráneo hasta el interior del desierto del Sahara. (educalingo.com)

«El Magreb ya no puede seguir funcionando sin tener en cuenta a, como mínimo, el 40% de su población. Una población cuyas costumbres, usos y mentalidades son muy diferentes de las de los árabes. El caso no es comparable al de los vascos en España ni al de los sardos o calabreses. Los bereberes se sienten privados de sus raíces, de su identidad cultural, y además se ven obligados a ceder a la lengua y a la forma de funcionamiento de la escasa mayoría de idioma árabe»
Tahar ben Jelloun (1944-) Escritor marroquí

EL VIENTO Y EL LEÓN (The wind and the lion) – 1975

Director John Milius
Guion John Milius
Fotografía Billy Williams
Música Jerry Goldsmith
Producción Metro Goldwyn Mayer/Columbia/ Herb Jaffe
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 114m. Color
Reparto Sean Connery, Candice Bergen, Brian Keith, John Huston, Steve Kanaly, Geoffrey Lewis, Vladek Sheybal, Deborah Baxter.

«Vos sois como el viento y yo soy como el león. Vos formáis la tempestad. La arena me pica en los ojos y la tierra abrasa. Rujo de furia pero no me escucháis. Hay una gran diferencia entre nosotros: yo, al igual que el león, debo permanecer en mi sitio; mientras que vos, como el viento, jamás sabréis cual es el vuestro»

El secuestro en la ciudad de Tánger de una pudiente y atractiva viuda estadounidense y sus dos hijos de corta edad a manos del idealista caudillo de una partida bereber, por un lado, y el ávido intervencionismo del presidente Roosevelt y otras potencias colonialistas en el consiguiente conflicto diplomático, por otro, constituyen los dos ejes argumentales sobre los que pivota este avispado cruce de sátira política, glamouroso romanticismo e implacable ensalzamiento del primitivo heroísmo marcial, acogido en su momento como una tan oportuna como esencial recuperación del cine de aventuras clásico. Inspirada en un hecho real acontecido a principios del siglo XX, incluido en el libro biográfico de Rosita Forbes The sultan of the mountains; the life story of Raisuli, sobresale por la ágil narración que el patriótico Milius consuma desde la candorosa mirada de uno de los niños raptados, la épica y solemne partitura de armonías marroquíes a cargo de Jerry Goldsmith y la formidable presencia como actor de Sean Connery, en una de sus más carismáticas interpretaciones.

Otras películas sobre el pueblo BEREBER

Caravanas – James Fargo (1978)
Tinghir – Jerusalén, los ecos del Mellah – Kamal Hachkar (2013)
Razzia – Nabil Ayouch (2017)

ENANISMO (Los héroes del tiempo)

Anomalía por la que un individuo tiene una estatura considerablemente inferior al común de su especie. Entre los humanos, suele considerarse persona de talla baja al hombre que mida menos de 1,40 metros, y en las mujeres a las que miden menos de 1,30 metros, es decir, estadísticamente por debajo de tres desviaciones estándar de la media de la población, no obstante, estas cifras han de manejarse con cautela, pues dependen del grupo poblacional a que pertenece el individuo y se debe considerar también la altura de los progenitores. Algunas personas pequeñas, sin embargo, no han sobrepasado los 64 cm al alcanzar la madurez esquelética. (Wikipedia)

«Cuando un enano, aún el más respetable, siente en el corazón el deseo de oro y joyas, puede transformarse de pronto en una criatura audaz, y llegar a ser violenta» (novela El hobbit)
J.R.R. Tolkien (1892-1973) Escritor y filólogo inglés

LOS HÉROES DEL TIEMPO (Time bandits) – 1981

heroes

Director Terry Gilliam
Guion Terry Gilliam y Michael Palin
Fotografía Peter Biziou
Música Mike Moran y George Harrison
Producción HandMade Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 110m. Color
Reparto John Cleese, Sean Connery, Shelley Duvall, Ian Holm, Michael Palin, David Warner, Ralph Richardson, Peter Vaughn, Jack Purvis.

«Si yo hubiera creado el mundo, no me hubiera preocupado por mariposas y narcisos. Hubiera empezado con los lásers, 08:00 horas, día uno»

El miembro más activo y talentoso de los Monty Phyton sorprendió a propios y extraños con esta divertida, suntuosa e imprevisible aventura espacio-temporal que se ha erigido con el paso del tiempo en uno de los títulos más simbólicos y evocados de principios de los ochenta. La ulteriormente demostrada capacidad sensorial y visionaria de Terry Gilliam unida a la estrambótica creatividad y el delirante sentido del humor del conjunto británico se pusieron de manifiesto en esta imaginativa fábula fantástica, en la que un niño soñador era visitado por media docena de enanos y arrastrado a viajar con ellos por los agujeros del tiempo para compartir correrías junto a legendarios personajes como Napoleón (Ian Holm), Robin Hood (John Cleese) o Agamenón (Sean Connery). La película brindaba una visión irreflexiva y desmitificadora de distintas épocas de la historia de la humanidad, asentándose en un magnífico reparto y en una impresionante formulación estética, fruto de una extraordinaria armonización de todos sus apartados técnicos, entre los que destacaban el vestuario, la decoración y los efectos especiales.

Otras películas con protagonismo de ENANOS

El topo – Alejandro Jodorowsky (1970)
También los enanos empezaron pequeños – Werner Herzog (1970)
Blancanieves – Pablo Berger (2012)