Ian Holm

AVENTURA (Los héroes del tiempo)

Suceso extraño o poco frecuente que vive o presencia una persona, especialmente el que es emocionante, peligroso o entraña algún riesgo. (google.es)

“Cualquiera que sea el tiempo en que se nace hay que embarcarse en la aventura de ese tiempo o quedas varado hasta que te mueres, sea en el siglo que sea. Solo te concenden una vida, unos años, si los vives intensamente es como si vivieras diez vidas”
Alberto Vázquez-Figueroa (1936-) Novelista, periodista e inventor español

LOS HÉROES DEL TIEMPO (Time bandits) – 1981

heroes

Director Terry Gilliam
Guión Terry Gilliam y Michael Palin
Fotografía Peter Biziou
Música Mike Moran y George Harrison
Producción HandMade Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 110m. Color
Reparto John Cleese, Sean Connery, Shelley Duvall, Ian Holm, Michael Palin, David Warner, Ralph Richardson, Peter Vaughn, Jack Purvis.

“Si yo hubiera creado el mundo, no me hubiera preocupado por mariposas y narcisos. Hubiera empezado con los lásers, 08:00 horas, día uno”

El miembro más activo y talentoso de los Monty Phyton sorprendió a propios y extraños con esta divertida, suntuosa e imprevisible aventura espacio-temporal que se ha erigido con el paso del tiempo en uno de los títulos más simbólicos y evocados de principios de los ochenta. La ulteriormente demostrada capacidad sensorial y visionaria de Terry Gilliam unida a la estrambótica creatividad y el delirante sentido del humor del conjunto británico se pusieron de manifiesto en esta imaginativa fábula fantástica, en la que un niño soñador era visitado por media docena de enanos y arrastrado a viajar con ellos por los agujeros del tiempo para compartir correrías junto a legendarios personajes como Napoleón (Ian Holm), Robin Hood (John Cleese) o Agamenón (Sean Connery). La película brindaba una visión irreflexiva y desmitificadora de distintas épocas de la historia de la humanidad, asentándose en un magnífico reparto y en una impresionante formulación estética, fruto de una extraordinaria armonización de todos sus apartados técnicos, entre los que destacaban el vestuario, la decoración y los efectos especiales.

Otras películas que hacen gala de un notable sentido de la AVENTURA

Los tres mosqueteros – George Sidney (1948)
Simbad y la princesa – Nathan Juran (1958)
La vida de Pi – Ang Lee (2012)

OPRESIÓN (Brazil)

Trata del accionar y de las consecuencias de oprimir. Este verbo, por su parte, refiere presionar o someter a un ser humano o una comunidad (…) El uso más frecuente de la noción, de todos modos, está asociado a la opresión que se desarrolla a nivel político o estatal (…) La forma de opresión política más conocida es la dictadura, y con ella todos los gobiernos totalitaristas. http://definicion.de/opresion/

“El Estado es un órgano de dominación de clases, un órgano de opresión de una clase por otra, es la creación del orden que legaliza y afianza esta opresión, amortiguando la lucha de clases”
Karl Marx (1818-1883) Filósofo, intelectual y militante comunista alemán

BRAZIL (Brazil) – 1985

brazil2

Director Terry Gilliam
Guión Terry Gilliam, Charles McKeown y Tom Stoppard
Fotografía Roger Pratt
Música Michael Kamen
Producción Embassy/Universal
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 136m. Color
Reparto Jonathan Pryve, Kim Greist, Michael Palin, Robert De Niro, Bob Hoskins, Ian Holm, Peter Vaughan, Ian Richardson, Katherine Helmond.

“Mal espíritu deportivo. Una minoría cruel parece haber olvidado ciertas virtudes de antaño. No soportan ver ganar al prójimo. Si se limitaran a jugar, sacarían más provecho de la vida”

Protagonista de una polémica contienda entre Terry Gilliam y la Universal debido a la grave manipulación que la cinta sufrió para su exhibición en Estados Unidos, esta impresionante y kafkiana fábula fantástica puede verse hoy en día como uno de los trabajos más brillantes, provocadores e imaginativos del antiguo componente de los Monty Phyton. Filmada casi en paralelo a la película de Michael Radford sobre la novela homónima de George Orwell 1984 (1985), de la que está marcadamente influenciada, desplegaba en unos fastuosos y extravagantes decorados un apoteósico cúmulo de continuas sorpresas y espectaculares imágenes para describir una trama ambientada con una clara atmósfera de cómic en una caótica, opresiva y paranoica ciudad futurista, oprimida por la tecnología, la burocracia y el totalitarismo, en la que un funcionario del Estado vive una serie de emocionantes peripecias tras conocer a la mujer de sus sueños o un inocente individuo es confundido por un error informático con un terrorista/ingeniero de calefacciones, nada menos que el mismísimo Robert De Niro.

Otras películas ambientadas en un contexto de OPRESIÓN política

Los verdugos también mueren – Fritz Lang (1943)
Espartaco – Stanley Kubrick (1960)
Blade runner – Ridley Scott (1982)

JORGE III DEL REINO UNIDO (La locura del rey Jorge)

(1738-1820) Rey de Gran Bretaña y de Irlanda desde el 25-10-1760 hasta el 1-1-1801, y a partir de entonces rey del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, unidos, hasta su muerte. Simultáneamente ostentó los títulos de duque de Brunswick-Lüneburg, Elector de Hannover y duque de Bremen y príncipe de Verden (1760-1820) (…) Jorge III fue el tercer monarca británico de la Casa de Hannover, pero el primero en nacer en Gran Bretaña y usar el inglés como lengua materna. Durante su reinado, Gran Bretaña se alzó como la primera potencia dominante, extendió su poder por Norteamérica, incluyendo la conquista de Canadá tras la Guerra de los Siete Años, ganó la supremacía en el océano y derrotó a Napoleón en las Guerras Napoleónicas, pero sin duda alguna, será recordado por la pérdida de las colonias, que formarían el núcleo de los futuros EE.UU. Más tarde en su reinado Jorge III sufrió de una recurrente y finalmente permanente enfermedad mental. Se piensa ahora que padeció de desórdenes mentales y nerviosos como una consecuencia de la enfermedad sanguínea llamada porfiria, que ha afectado a varios monarcas británicos. https://es.wikipedia.org/wiki/Jorge_III_del_Reino_Unido

“Nada importante sucedió hoy” (escrita en su diario personal el día que se firmó la declaración de independencia de los Estados Unidos de América, 4-7-1776)
Jorge III del Reino Unido

LA LOCURA DEL REY JORGE (The madness of King George) – 1994

madness

Director Nicholas Hytner
Guión Alan Bennett
Fotografía Andrew Dunn
Música George Fenton
Producción Samuel Goldwyn Company/Channel Four/Close Call Films/
Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 107m. Color
Reparto Nigel Hawthorne, Helen Mirren, Rupert Everett, Amanda Donohoe, Ian Holm, Rupert Graves, Charlotte Curley, Julian Wadham.

“¿Sabéis que el estado de la monarquía y el estado de la demencia son fronterizos? Algunos de mis dementes se creen que son reyes… Él es el rey, ¿en que fantasías se refugiará? (…) ¿Y quién dice lo que es normal en un rey? Según qué, conforme a qué, de acuerdo a qué, ¿quién puede hacer gala de tal ración diaria de condescendencia?”

Adaptación casi literal de la tragicomedia de Alan Bennett The madness of George III, adecuada a la gran pantalla por el mismo director de escena (que debutaba así en el cine) y el idéntico protagonista que la encumbraron con el montaje representado en el National Theater de Londres. Las continuas excentricidades del monarca Jorge III de Hannover, al parecer originadas por culpa de una dolorosa enfermedad neurológica de trasfondo hereditario denominada porfiria, unidas a las codiciosas maquinaciones tramadas a su costa, componían un eminente fresco de la colectividad palaciega absolutista del siglo XVIII, plasmado con la típica magnificencia y meticulosidad anglosajona pero realzado por unos cabales e irónicos diálogos y un surtido de interpretaciones colmadas de humanidad, destreza y pasión; entre ellas, una maravillosa Helen Mirren en el papel de la reina Charlotte. La película constituye un prolijo análisis del desmoronamiento anímico y mental de un ser humano y, además, encierra una amarga reflexión sobre el egoísmo y la mezquindad inherente al poder.

Otras películas donde aparece el REY JORGE III

América – D.W. Griffith (1924)
El vencedor de Napoleón – Carol Reed (1942)
El árbitro de la elegancia – Curtis Bernhardt (1954)

ATLETISMO (Carros de fuego)

Deporte que contiene un gran conjunto de disciplinas agrupadas en carreras, saltos, lanzamientos, pruebas combinadas y marcha. Es el arte de superar el rendimiento de los adversarios en velocidad o en resistencia, en distancia o en altura (…) Los Juegos Olímpicos son el evento internacional más prestigioso. Se celebran cada cuatro años desde 1896 y el atletismo es la disciplina más importante en ellos. (Wikipedia)

“En los Juegos de Pekín tuve la impresión de ser el David Beckham del atletismo”
Usain Bolt (1986-) Atleta jamaicano

CARROS DE FUEGO (Chariots of fire) – 1981

chariots

Director Hugh Hudson
Guión Colin Welland
Fotografía David Watkin
Música Vangelis
Producción Allied Stars Ltd./Enigma/Goldcrest Films Ltd./Warner Bros.
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 123m. Color
Reparto Ben Cross, Ian Charleson, Ian Holm, Alice Krige, John Gielgud, Nigel Havers, Lindsay Anderson, Nigel Davenport, Cheryl Campbell.

“Uno puede loar al Señor pelando una patata si lo hace a la perfección. No te comprometas, comprometerse es un lenguaje del demonio. Corre en nombre del Señor y deja que el mundo se asombre”

El mayor triunfo crítico/comercial de David Puttnam, un creativo productor británico que años más tarde presidiría la Columbia Pictures hollywoodiense y ocuparía diversos cargos para el gobierno blairiano, coincidió con la primera y más distinguida realización del posteriormente devaluado Hudson. En ella se reconstruían las experiencias previas, la ardua preparación y el concurso final en los Juegos Olímpicos de París, en 1924, de dos atletas de divergente condición, personalidad e ideología, a los que les unía una contumaz y desafiante antipatía por los obstinados y conservaduristas convencionalismos de su época: Eric Liddell, un ferviente católico escocés aspirante a misionero, y Harold M. Abrahams, un marginado universitario de Cambridge de origen judío. Sustentada en una exquisita reproducción ambiental y en un eficaz dibujo de los personajes, la película deviene un estimulante, fogoso y también algo almibarado enaltecimiento a la perseverancia y al afán de superación que requiere la dedicación a cualquier deporte, que perdurará para siempre por la pegadiza banda sonora compuesta por Vangelis.

Otras películas sobre ATLETISMO

El colegial – James W. Horne (1927)
Olimpiada – Leni Riefenstahl (1938)
La soledad del corredor de fondo – Tony Richardson (1962)

ARROGANCIA (Enrique V)

1. Actitud de la persona orgullosa y soberbia que se cree superior a los demás.
2. Valor y decisión en la forma de actuar.
http://es.thefreedictionary.com/arrogancia

“Existe una delgada línea entre la arrogancia y la confianza en uno mismo, y esta última, si es legítima, es un caballo ganador”
Jack Welch (1935-) Empresario y escritor estadounidense

ENRIQUE V (Henry V) – 1989

HENRY

Director Kenneth Branagh
Guión Kenneth Branagh
Fotografía Kenneth McMillan
Música Patrick Doyle
Producción Reinaissance Films/BBC
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 137m. Color
Reparto Kenneth Branagh, Derek Jacobi, Brian Blessed, Emma Thompson, Ian Holm, Paul Scofield, Christian Bale, Richard Easton.

“En la paz nada le está mejor al hombre que la modesta calma y la humildad, pero cuando oigáis sonar el toque de guerra procurad imitar en todo al tigre”

Una vez certificada su privilegiada capacidad para remozar la tradición teatral shakespeariana en la que se había formado, Branagh consumó su presentación en sociedad con este terso acercamiento cinematográfico a la figura histórico/literaria del magnánimo monarca inglés Enrique V, gravitando su contexto argumental básicamente en el paulatino acrecentamiento de combativa arrogancia, despotismo y apetito imperial que sufre su persona con la llegada al trono. Sin encubrir en ningún momento su inspiración en la versión homónima de Sir Laurence Olivier (1944) o en las técnicas estilísticas apuntadas por Orson Welles en su apasionante CAMPANADAS A MEDIANOCHE (1965), como la elocuente composición formal de la mítica y fangosa batalla de Agincourt (donde Patrick Doyle se luce con unos apoteósicos arreglos sinfónicos), el joven actor/guionista/realizador de tan sólo veintiocho años reprodujo este trazado del pundonor y la grandeza de la corona británica con coherencia, sensibilidad y devoción, cosechando un insospechado éxito de crítica y público. Gran trabajo de la diseñadora Phyllis Dalton.

Otras películas sobre la ARROGANCIA

Un tranvía llamado deseo – Elia Kazan (1951)
Gigante – George Stevens (1956)
El buscavidas – Robert Rossen (1961)