Bélico

MILICIA (Sierra de Teruel)

Grupo formado por la unión de varios ciudadanos que se organizan para proporcionar defensa o servicios paramilitares a una causa o región, sin recibir paga de forma regular o estar adscritos a la misma por un período prefijado (a diferencia de un soldado regular), y de forma voluntaria (a diferencia de los miembros de una leva o reemplazo obligatorio). El miembro de uno de estos grupos es, por extensión, un miliciano.
La milicia confederal fue una milicia popular, organizada durante la guerra civil española por las organizaciones del movimiento libertario en España: la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), la Federación Anarquista Ibérica (FAI) y la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) (…) Tras el golpe de Estado de julio de 1936 se formaron, en las zonas donde fracasó la sublevación, grupos armados de voluntarios civiles organizados por los partidos políticos y los sindicatos que se unieron a los restos de las unidades regulares del ejército y las fuerzas de seguridad estatales que permanecieron fieles a la República.
(Wikipedia)

“Aquí, en fin, la cortesía, el buen trato, la verdad, la firmeza, la lealtad, el honor, la bizarría, el crédito, la opinión, la constancia, la paciencia, la humildad y la obediencia, fama, honor y vida son caudal de pobres soldados; que en buena o mala fortuna la milicia no es más que una religión de hombres honrados”
Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) Escritor español

SIERRA DE TERUEL (L’espoir) – 1939

espoir

Director André Malraux
Guión André Malraux, Maux Aub, Antonio Del Amo, Denis Marion y Boris Peskin
Fotografía Louis Page
Música Darius Milhaud
Producción André Malraux/Prod. Comiglion-Molinier/Subsecretaria Propaganda Ministerio Estado
Nacionalidad Francia/ España
Duración 88m. B/N
Reparto Pedro Codina, Miguel del Castillo, Serafín Ferro, Julio Peña, José Sempere, Andrés Mejuto, José María Lado, Nicolás Rodríguez.

“Un balazo en el vientre son tres horas, ¿no es así? (…) Tanto me da, lo mismo hubiera podido empezar a morirme en las minas. Mire usted, durante el combate todos sacaron sus mascotas como niños. Les miré, dígales que no les desprecio. Se lo ruego. Mi modo de mirarles les molestó. No es que los despreciara, es que en aquel momento comprendí que era viejo”

Estimable y hoy poco menos que mítico himno a la lealtad, camaradería y resistencia combatiente en su lucha contra el fascismo, basada en algún que otro extracto de la novela homónima que el polifacético intelectual André Malraux escribió en 1937 a partir de sus propias experiencias como miembro del llamado Ejército Internacional, mientras convalecía de un accidente aéreo sufrido en plena contienda. Los diversos trances físicos, morales e ideológicos por los que atraviesa una escuadrilla de aviación republicana permitieron captar con una crudeza casi documental, a medio camino entre la épica propagandística soviética y el menesteroso e improvisado lirismo neorrealista, distintos aspectos de la cultura e idiosincrasia de un pueblo abrumado ante el cariz que tomaban aquellos traumáticos hechos. Interrumpida en 1939 ante la invasión de las huestes franquistas en Barcelona, y concluida en tierras galas, donde vió la luz en 1945 (en España no lo hizo hasta 1978), persiste como el testimonio más veraz y emocionante de nuestra Guerra Civil, así como del coraje y la solidaridad acopiada por la milicia confederal.

Otras películas que describen las maniobras de la MILICIA CONFEDERAL

Bloqueo – William Dieterle (1938)
La vaquilla – Luis García Berlanga (1985)
Tierra y libertad – Ken Loach (1995)

SOLDADO (La balada del soldado)

Individuo que se ha alistado, voluntariamente o en cumplimiento de un servicio militar obligatorio, en las fuerzas armadas de un país soberano, recibiendo entrenamiento y equipo para defender a dicho país y sus intereses. En su condición de miembro de dichas fuerzas armadas, se convierte en un militar organizado en el ejército. (Wikipedia)

«Cualquiera que sea el tema de la conversación, un viejo soldado hablará siempre de guerra»
Antón Chéjov (1860-1904) Médico, escritor y dramaturgo ruso

LA BALADA DEL SOLDADO (Ballada o soldate) – 1959

Director Grigori Chukhrai
Guión Grigori Chukhrai y Valentin Ezhov
Fotografía Vladimir Nikolayev y Era Savelyeva
Música Mikhail Ziv
Producción Ministerstvo Kinematografii
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 89m. B/N
Reparto Vladimir Ivashov, Zhanna Prokhorenko, Antonina Maksimova, Aleksandr Kuznetsov, Nikolai Kryuchkov, Elza Lezhdey, Lev Borisov.

“A todos nosotros nos gustaría ir a casa, pero tenemos un trabajo que hacer aquí. Ésto es la guerra y nosotros somos soldados”

Acorde al proceso de humanización por el que atravesaba la cinematografía rusa, Chukhrai optó por desentenderse de los rigurosos parámetros del realismo socialista y, de ese modo, enfocar una situación con trasfondo bélico a través de un sentimiento antimilitarista y desmitificador del heroísmo, culminando un himno a la esperanza de enorme validez y trascendencia. Inspirándose en sus propias vivencias en el frente describió el breve permiso de un joven y azarosamente heroico soldado soviético en plena Segunda Guerra Mundial, así como el fugaz y sensitivo romance inconcluso que vive con una hermosa muchacha, a través de una ostentación de pureza, humanidad y ternura muy poco común, destinada a enaltecer con exorbitado lirismo e integridad moral la sencillez y fragilidad de sus auténticos personajes. Una película de una virtuosa planificación y un depurado gusto por el encuadre y la iluminación, agraciada en su momento con una treintena de premios en distintos certámenes, que forma parte de aquellos perennes e irrepetibles clásicos que nos legaría el cine soviético y perdura como la gran obra maestra en la filmografía de su insigne realizador.

Otras películas protagonizadas por un SOLDADO

Tiempo de amar, tiempo de morir – Douglas Sirk (1958)
La gran guerra – Mario Monicelli (1959)
El seductor – Don Siegel (1971)

OFICIAL (Capitán Conan)

El término oficial corresponde a la carrera, categoría o nivel, que los efectivos ostentan desde el rango o grado de Alférez o Subteniente hasta General, Capitán General o Mariscal de Campo, de las Fuerzas Armadas o las Fuerzas de Seguridad de una nación; que adquieren al finalizar sus estudios en las respectivas Escuelas de Oficiales de cada país, al ascender por antigüedad o mérito, ya sea el ganado en combate o en tiempo de paz. Los oficiales se diferencian entre sí por el grado y la posición que ocupan dentro de su escalafón jerárquico. Los oficiales tienen como tarea principal ejecutar, conducir y liderar las diversas operaciones llevadas a cabo en sus respectivas instituciones, ya sea en tiempos de paz o de guerra. https://es.wikipedia.org/wiki/Oficial_(fuerzas_armadas)

“La vida de civil resultará increíblemente aburrida. Sin multitudes que te reciban llenas de júbilo, sin flores, sin aviones privados. Estoy convencido de que el mejor final para un oficial es la última bala de la guerra”
George Patton (1885-1945) General del Ejército de los Estados Unidos

CAPITÁN CONAN (Capitaine Conan) – 1996

conan

Director Bertrand Tavernier
Guión Bertrand Tavernier y Jean Cosmos
Fotografía Alain Choquart
Música Oswald D’Andrea
Producción Les Films Alain Sarde/Little Bear/TF1 Films/Canal+/Studio Images 2
Nacionalidad Francia
Duración 129m. Color
Reparto Philippe Torreton, Samuel Le Bihan, Bernard Le Coq, Catherine Rich, Claude Rich, François Berléand, André Falcon, Claude Brosset.

“¿Tú también crees que la guerra ha terminado? (…) Te equivocas amigo mío. Tan sólo es el comienzo: rojos contra negros, anarquía contra leyes, creyentes contra cínicos, el bien contra el mal…”

Extraordinaria adaptación de la novela homónima y autobiográfica que Roger Varcel escribió en torno a la exploración de uno de los episodios más encubiertos e ignorados de la Primera Guerra Mundial, concretamente, las clandestinas operaciones del llamado Ejército de Oriente; un batallón de inadaptados soldados franceses, que, una vez ya firmado el armisticio, siguieron movilizados para seguir combatiendo violentamente por el centro del continente europeo. Rehuyendo el maniqueísmo, Tavernier construyó un largometraje de trazo tan antibelicista como desmitificador, que recurría al impetuoso fulgor y a la impactante crudeza de sus escenas de batalla para dilucidar una tesis consternadora sobre la absurdidad de la guerra y el falaz, retorcido e insensato proceder de la condición humana ante ella. Admirablemente interpretada (Torreton, su protagonista, trasmite intensidad y pasión a raudales) y soberbiamente fotografiada por Alain Choquart, sostuvo un rodaje por tierras rumanas durísimo, casi inhumano, que hizo tambalear por un momento la continuidad tras la cámara del realizador galo.

Otras películas protagonizadas por un OFICIAL

El teniente seductor – Ernst Lubitsch (1931)
Cruce de destinos – George Cukor (1956)
Capitán Phillips – Paul Greengrass (2013)

CONFRATERNIZACIÓN (Suburbios)

Trato de afecto y solidaridad entre un grupo de personas o pueblos. http://www.oxforddictionaries.com/es/definicion/espanol/confraternizacion

“No puede haber batalla entre los sexos porque hay demasiada confraternización con el enemigo”
Henry Kissinger (1923-) Político germano-estadounidense de origen judío

SUBURBIOS (Okraina) – 1933

okraina

Director Boris Barnet
Guión Boris Barnet y Konstantin Finn
Fotografía Mikhail Kirillov y A. Spiridinov
Música Sergei Vasilenko
Producción Mezrahbpomfilm
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 98m. B/N
Reparto Aleksandr Chistyakov, Sergei Komarov, Yelena Kuzmina, Nikolai Bogolyubov, Hans Klering, Nikolai Kryuchkov, Mikhail Zharov.

“Hermanos, ¿Cuándo terminará todo esto? (…) A ver si alguien me lo explica. Nosotros no queremos pelear, ellos no quieren pelear… Y sin embargo, ya llevamos cuatro años peleando”

Pocas veces la sinrazón belicista ha sido mostrada con tanta emotividad, poesía y sentido del humor como en esta memorable adaptación del relato original de Konstantin Finn, que pasar por ser una de las primeras manifestaciones sonoras de la cinematografía soviética y, con casi toda seguridad, la obra maestra de su realizador. En ella, se plasmaba con una precisión descriptiva de encomiable laconismo, ternura y delicadeza tanto los sentimientos nacionalistas y revolucionarios que afloraban en una pequeña y anónima ciudad de provincias rusa, mayormente dedicada a la industria del calzado y conmocionada al declararse el inicio de la Primera Guerra Mundial, como la confraternización proletaria/beligerante entre alemanes y bolcheviques; siendo especialmente criticada e, incluso, censurada, la secuencia en la que los soldados de ambas nacionalidades se hermanaban en plena contienda. Una obra costumbrista de abundantes hallazgos expresivos y un profundo calado humano, que incidía en la absurdidad de las hostilidades militares desde la más pura ingenuidad y sobresalía por su creativa utilización del sonido.

Otras películas que versan sobre la CONFRATERNIZACIÓN entre pueblos

La gran ilusión – Jean Renoir (1937)
Feliz Navidad – Christian Carion (2005)
Perdidos en la nieve – Petter Naess (2012)

FUSILERO (La delgada línea roja)

Soldado de infantería dotado de un fusil. A pesar de que los fusileros solían formar parte de los regimientos de infantería de línea, a lo largo de la historia unidades de fusileros han desempeñado distintas tareas, incluyendo las de fuerzas especiales. https://es.wikipedia.org/wiki/Fusilero

“Nuestros fusiles estaban demasiado calientes para llevarlos, la noche estaba hecha de cortante acero, y por la calle abajo las descargas cerradas rodaban por donde como en oración los fusileros se arrodillaban”
Roy Campbell (1901-1957) Poeta, escritor satírico, traductor e hispanista sudafricano

LA DELGADA LÍNEA ROJA (The thin red line) – 1998

delgada

Director Terrence Malick
Guión Terrence Malick
Fotografía John Toll
Música Hans Zimmer
Producción Fox 2000/Geisler-Roberdeau/Phoenix
Nacionalidad Estados Unidos
Duración Estados Unidos/Canadá
Reparto Sean Penn, Nick Nolte, John Cusack, Woody Harrelson, Ben Chaplin, Elias Koteas, Adrien Brody, George Clooney, John Travolta.

“Vivimos en un mundo que se está destruyendo a marchas forzadas. Lo único que puedes hacer es cerrar los ojos y que nada te afecte. Cuidar de ti mismo”

Tras permanecer apartado del cine durante veinte años, Malick reanudó su entonces esparcida carrera como realizador con esta majestuosa adaptación de la antibelicista y autobiográfica novela homónima de James Jones, que ya había sido llevada a la gran pantalla con eficacia por Andrew Marton en 1964 bajo el título EL ATAQUE DURÓ SIETE DIAS. La constante manifestación de la exuberante naturaleza selvática, hermosamente fotografiada por John Toll, respaldó la serena y poética meticulosidad caligráfica del cineasta texano para forjar el entorno idóneo con el que transmitir las incertidumbres emocionales que desmoronaban a una fatídica compañía de fusileros estadounidense en la isla de Guadalcanal, en plena guerra del Pacífico, obteniendo como resultado un ceremonial bélico coral de estremecedora grandilocuencia existencialista, que no hacía sino corroborar la injusta e inadmisible atrocidad que comporta todo conflicto armado. El excelente plantel de actores reunía a un buen puñado de promesas hollywoodienses, así como otra inconmensurable caracterización de Nick Nolte.

Otras películas sobre las vicisitudes de un colectivo de FUSILEROS

Uno rojo, división de choque – Samuel Fuller (1980)
Platoon – Oliver Stone (1986)
La chaqueta metálica – Stanley Kubrick (1987)