Bélico

VELOCISTA (Gallipoli)

Atleta especializado en las carreras cortas o de velocidad. (Larousse Editorial)

“¿En base a qué indicio se establece la vida o la muerte de un escritor? ¿Acaso X está vivo y es contemporáneo porque puede ir a una reunión y Marcel Proust está muerto porque ya no puede ir a ninguna parte? De esa forma sólo se puede juzgar a los velocistas”
Marina Tsvetáyeva (1892-1941) Escritora, poeta y prosista rusa

GALLIPOLI (Gallipoli) – 1981

Director Peter Weir
Guion David Williamson
Fotografía Russell Boyd
Música Brian May
Producción Paramount Pictures
Nacionalidad Australia
Duración 110m. Color
Reparto Mel Gibson, Mark Lee, Bill Hunter, Robert Grubb, Tim McKenzie, David Argue, Ron Graham, Bill Kerr.
* Jean-Michel Jarre – Oxygene part. 2

“¿Qué son tus piernas? Muelles de acero. ¿Y qué van a hacer? Llevarme a toda velocidad. ¿A qué velocidad puedes correr? A la de un leopardo. ¿Y a qué velocidad vas a correr? A la de un leopardo”

En su cuarto largometraje, y penúltimo antes de afianzar su notoriedad como realizador en la industria hollywoodiense, Peter Weir describía con loable intensidad dramática el aciago recorrido vital, físico y existencial de dos jóvenes australianos de indomable espíritu soñador, nobles ideales patrióticos y prometedoras dotes como velocistas, según la novela Tell England de Ernest Raymond. Aunando intimismo, poesía y brillantez formal bajo un voluntarioso propósito naturalista, rubricó un poderoso alegato en contra de la crueldad e insensatez de todo conflicto bélico, ambientado en tres frentes geográficos: Australia Occidental (Perth), El Cairo y la península turca de Galípoli, en 1915, concretamente en el estrecho de los Dardanelos, donde transcurre uno de los episodios de combate más calamitosos, lacerantes y encarnizados de la Primera Guerra Mundial. Persuasivo dibujo de personajes, consistentes caracterizaciones y curiosa banda sonora, que alternaba sin rubor el Adagio en sol menor de Albinoni con la influyente música electrónica de Jean-Michel Jarre y su icónico Oxygene.

Otras películas protagonizadas por un VELOCISTA

Carros de fuego – Hugh Hudson (1981)
El héroe de Berlín – Stephen Hopkins (2016)
I Am Bolt – Benjamin Turner y Gabe Turner (2016)

POLIFACETISMO (Sangre, sudor y lágrimas)

El polifacetismo es otro rasgo fundamental del ser humano. Ser polifacético significa ser capaz de distintas acciones o actividades. (Francesc Torralba i Roselló, 2001)

“Hay teóricos que se la cogen con papel de celofán y, en lugar de llamar a esta corrupción del discurso como hijoputismo radical, se enredan diciendo que la clase política se ha inventado una neolengua, que reduce “el polifacetismo y la complejidad del mundo a una jerga tecnocrática y opaca”. Para nada. Lo que hay lisa y llanamente es una impunidad verbal, que roza la sinvergüencería más abyecta” (artículo De la incontinencia verbal impune)
Víctor Moreno (-) Filólogo, escritor y crítico literario español

SANGRE, SUDOR Y LÁGRIMAS (In which we serve) – 1942

which

Director Noël Coward y David Lean
Guion Noël Coward
Fotografía Ronald Neame
Música Noël Coward
Producción Two Cities Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 111m. B/N
Reparto Noël Coward, John Mills, Bernard Miles, Celia Johnson, Michael Wilding, James Donald, Derek Ephilstone, Richard Atteborough.
John B. Dykes – Eternal father, strong to save

“Vivimos tiempos extraños, querida. Hay que estar preparado para todo”

Lean inició su singladura como realizador con dos adaptaciones de sendas piezas teatrales de Noël Coward, designadas a concienciar a la alicaída población civil durante la Segunda Guerra Mundial: este conmovedor clásico del cine bélico, inspirado en la famosa expresión utilizada en un histórico discurso por Winston Churchill, que protegía a los británicos durante los bombardeos alemanes, y un mesurado drama doméstico en Technicolor sobre la historia de una familia de clase media en el suburbial Londres de entreguerras, LA VIDA MANDA (1944). A través de una modélica estructura en flashbacks, entrelazaba las actividades familiares y militares de tres supervivientes de una batalla naval en el Mediterráneo, haciendo especial hincapié en el personaje encarnado por el dramaturgo, co-director y principal artífice del film, que, al parecer, estaba inspirado en la figura de lord Mountbatten, comandante de un buque destructor hundido en combate: el “HMS Kelly”. Cristalina exaltación del imperio británico, de preciso tono documental y sutil clarividencia psicológica, cuyo trazado coyuntural atrincheraba un canto a la solidaridad y la cohesión ante tales extremas circunstancias.

Otras películas donde se evidencia el POLIFACETISMO de su autor

El chico – Charles Chaplin (1921)
Poderosa afrodita – Woody Allen (1995)
Hana-Bi: Flores de fuego – Takeshi Kitano (1997)

SINRAZÓN (El puente)

Acción hecha contra justicia y fuera de lo razonable o debido. (Larousse Editorial)

“La razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra fermosura” (novela Don Quijote de la Mancha)
Miguel de Cervantes (1547-1616) Novelista, poeta, dramaturgo y soldado español

EL PUENTE (Die brücke) – 1959

Director Bernhard Wicki
Guion Bernhard Wicki, Karl-Wilhelm Vivier y Michael Mansfeld
Fotografía Gerd von Bonin
Música Hans-Martin Majewski
Producción Fono Film/Transocean Film
Nacionalidad Alemania
Duración 105m. B/N
Reparto Folker Bohnet, Fritz Wepper, Franz Glaubrecht, Karl Michael Balzer, Michael Hinz, Volker Lechtenbrink, Günther Hoffmann, Cordula Trantow.

“He estado hablando con esos muchachos, Sr. Stern. Tienen un ideal. Piensan que han venido a luchar por el triunfo de ese ideal. Quieren salvar a la patria. Piensan lo que usted les ha inculcado, Sr. Stern: heroísmo, Alemania sobre todo, la victoria es segura… ¡Viva la patria! Por ella no importa ningún sacrificio”

Tras triunfar en el terreno de la interpretación, Bernhard Wicki optó por abrise camino como realizador cinematográfico con este sentencioso drama antibelicista, basado en la homónima novela de marcado carácter autobiográfico de Manfred Gregor, donde describía con escaso presupuesto, encomiable vigor narrativo y hábiles pretensiones humanistas la deplorable experiencia militar de una pandilla de adolescentes alemanes, reclutados en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial y encomendados a defender el puente de su localidad ante el decisivo avance de las tropas aliadas. Sustentándose de un lúcido y penetrante dibujo de sus personajes, así como en ciertas secuencias de considerable impacto dramático, la película denunciaba la absurda pero flagrante sinrazón de todo conflicto armado y traslucía con crudeza su monstruosa capacidad para extirpar la ingenuidad, la esperanza y el idealismo de las gentes. Destacar la espléndida labor del jovencísimo reparto en una cinta que generaría cierta polémica para acabar obteniendo el beneplácito internacional de crítica y público.

Otras películas que denuncian la SINRAZÓN de todo conflicto bélico

Sin novedad en el frente – Lewis Milestone (1930)
Senderos de gloria – Stanley Kubrick (1957)
Platoon – Oliver Stone (1986)

ARTIFICIERO (En tierra hostil)

1. Persona especializada en el manejo de explosivos.
2. Militar especializado en el manejo de las municiones.
(google.es)

“Ólafur se aproximó cauteloso, como un artificiero experimentado que conoce el comportamiento de los explosivos a los que se tiene que enfrentar. Alargó el brazo para tomar contacto con la nuca, húmeda y fría, y se coló entre sus brazos ofreciendo la protección de su pecho ante la inminente deflagración” (novela Cuchillo de palo)
César Pérez Gellida (1974-) Escritor español de novela negra contemporánea

EN TIERRA HOSTIL (The hurt locker) – 2008

Director Kathryn Bigelow
Guion Marc Boal
Fotografía Barry Ackroyd
Música Marco Beltrami y Buck Sanders
Producción Summit Entertainment/First Light Production/Kingsgate Films
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 125 m. Color
Reparto Jeremy Renner, Anthony Mackie, Brian Geraghty, Guy Pearce, Ralph Fiennes, David Morse, Christian Camargo, Evangeline Lilly.

“El ímpetu de la batalla es a menudo una adicción potente y letal, porque la guerra es una droga”

Kathryn Bigelow afianzó su merecido prestigio tras la cámara orientando su poderoso lenguaje cinematográfico hacia una intrépida y no menos ambigua disección de los recientes conflictos políticos estadounidenses a partir de este rugoso y sensorial thriller bélico de acción, donde reseñaba con veracidad documental y elevadas dosis de suspense la arriesgada rutina acometida durante el conflicto armado iraquí por una unidad de élite de artificieros yanquis, comandada por un recién llegado sargento tan efusivo como vehemente. Eludiendo cualquier atisbo de discurso moral o doctrinario para centrarse en la representación del fanatismo, la obsesión y la paranoia inherentes a toda guerra mediante una puesta en escena áspera, minuciosa y visceral, de una contundente fisicidad y capacidad de sugestión, la realizadora californiana cosechó una aceptación crítica tan ostensible que la llevó a convertirse en la primera mujer en ganar el Oscar a la mejor dirección, arrebatándole dicho galardón a su entonces ya ex marido James Cameron, nominado a la sazón por AVATAR.

Otras películas protagonizadas por un ARTIFICIERO

A diez segundos del infierno – Robert Aldrich (1959)
El enigma se llama Juggernaut – Richard Lester (1974)
Volar por los aires – Stephen Hopkins (1994)

EPISODIO (Paisà)

1. Circunstancia o suceso que, enlazado con otros, forman parte de una serie de acontecimientos que constituyen un todo.
2. División de la acción dramática de una narración no literaria, discurso, serie de televisión o radio.
(Larousse Editorial)

“El amor en la vida del hombre es un episodio; en la mujer es toda la existencia”
Lord Byron (1788-1824) Poeta inglés

PAISÀ (Paisà) – 1946

Director Roberto Rossellini
Guion Roberto Rossellini, Federico Fellini y Sergio Amidei
Fotografía Otello Martelli
Música Renzo Rossellini
Producción O.F.I.
Nacionalidad Italia
Duración 134m. B/N
Reparto Maria Michi, Gar Moore, Carmela Sazio, Dots M. Johnson, Harriet White, Renzo Avanzo, Bill Tubbs, Dale Edmonds.

“¿Cómo puedo encontrar esa plaza y esa iglesia? (…) ¡Esta maldita ciudad! Camino todo el día y todos los rincones se ven igual. Otra fuente, y otra iglesia… ¡Todos las plazas son iguales!”

Amplio y dramático mosaico del dolor, la resistencia y el sacrificio que violentaba la Italia ocupada durante la Segunda Guerra Mundial, que contribuyó enormemente a solidificar las pautas del movimiento neorrealista, erigiéndose como una de sus incuestionables obras maestras. Dividida en seis episodios independientes, localizados cada uno de ellos en una ciudad o región distinta (por orden de aparición, Sicilia, Nápoles, Roma, Florencia, la Romagna y el Delta del Po), plasmaba las relaciones entre el pueblo transalpino y las salvadoras tropas aliadas por medio de un cariz amargo e inflexiblemente documental, impregnado de la singular fuerza poética que caracterizaba la obra de un autor, que, a partir de entonces, pasaría a ser considerado como una de las primeras figuras del panorama cinematográfico mundial. Entre los diferentes segmentos, basados en argumentos de distintos escritores y prestos en su mayoría a humanizar la figura del soldado, destacan los dos últimos: el quinto, ambientado en un convento franciscano, planteaba el difícil acomodo del respeto y la tolerancia dentro de un escenario bélico, mientras que el sexto aflora como un alegato sin concesiones contra la descarnada iniquidad de toda guerra.

Otras películas divididas en más de cinco EPISODIOS independientes

Seis destinos – Julien Duvivier (1942)
¡Que viva Italia! – Mario Monicelli, Dino Risi y Ettore Scola (1977)
Relatos salvajes – Damián Szifrón (2014)