Dirk Bogarde

CATEDRÁTICO (Accidente)

Profesor que tiene la categoría docente más alta en centros oficiales de enseñanza secundaria o universitaria. (google.com)

“Un catedrático debería ofrecer a su auditorio la indiscutible impresión de que ha puesto en juego todas sus energías para procurarle enseñanzas y gozo”
Michael Faraday (1791-1867) Físico y químico británico

ACCIDENTE (Accident) – 1967

Director Joseph Losey
Guion Harold Pinter
Fotografía Frederic Raphael
Música John Dankworth
Producción London Independent Prod.
Nacionalidad Reino Unido
Duración 112m. Color
Reparto Dirk Bogarde, Stanley Baker, Jacqueline Sassart, Vivien Merchant, Michael York, Delphine Seyrig, Alexander Knox, Freddie Jones.

“Sabes que soy su profesor (…) Tengo el deber de defenderla en el plan moral (…) Me niego a fomentar o secundar la concupiscencia que puedan despertar mis alumnas”

Preponderante adaptación de la novela homónima de Nicholas Mosley, que supone la segunda cooperación cinematográfica de Josep Losey con Harold Pinter, guionista que optimizó la marcada predisposición del realizador norteamericano a descomponer los automatismos de la sociedad que en su día lo acogió tras escabullirse de la “caza de brujas”. En la exploración de un complicado proceso estilístico que acoplara el realismo descriptivo a una anárquica estructura argumental y, que visto hoy, acaricia peligrosamente el manierismo, se emplazó en un contexto social álgidamente claustrofóbico a un restringido grupo humano vinculado al ámbito universitario de Oxford para destapar la corrupción, hipocresía y doblez moral que suelen albergar los lazos sentimentales en el entorno de la burguesía con un poderío dramático y psicológico que fluctuaba entre el amargo desaliento y la más retorcida excitación. Dirk Bogarde, en el papel de un catedrático de filosofía obsesionado por la belleza de una de sus alumnas encabezaba con su habitual distinción un reparto más que competente.

Otras películas protagonizadas por un CATEDRÁTICO universitario

Stico – Jaime de Armiñán (1985)
Muerte de un matemático napolitano – Mario Martone (1992)
Tierras de penumbra – Richard Attenborough (1993)

PODER (La caída de los dioses)

El término poder, como sinónimo de fuerza, capacidad, energía o dominio, puede referirse a:
1. La capacidad de hacer o ser algo
2. La capacidad de ejercer un dominio hegemónico sobre uno y/o varios individuos
3. La habilidad de influir sobre uno y/o varios individuos
4. Indicar la autoridad suprema reconocida en una sociedad.
5. Facultad de mandar.
En política y sociología, el poder puede ser percibido ocasionalmente como hegemónico y autoritario, aunque el ejercicio del poder de una manera o de otra es aceptado en todas las sociedades humanas.
(Wikipedia)

“El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretenda hacerse superior a las leyes”
Marco Tulio Cicerón (106 a.C.-43 a.C.) Jurista, político, filósofo, escritor y orador romano

LA CAÍDA DE LOS DIOSES (La caduta degli Dei) – 1969

Director Luchino Visconti
Guion Luchino Visconti, Nicola Badalucco y Enrico Medioli
Fotografía Pasquale De Santis y Armando Nannuzzi
Música Maurice Jarre
Producción Pegaso Film/Praesidens Films/Seven Arts/Eichberg Film
Nacionalidad Italia/ Alemania/ Suiza
Reparto Dirk Bogarde, Ingrid Thulin, Helmut Berger, Charlotte Rampling, Helmut Griem, Renaud Verley, Umberto Orsini, Florinda Bolkan.

“Ves que no es muy difícil entrar en la vida de las personas. Todos los ciudadanos alemanes de hoy son potencialmente uno de nuestros informantes. El pensamiento colectivo de nuestra gente ahora está completo. ¿No crees que ese es el verdadero milagro del Tercer Reich? Si lo deseas, podríamos leer juntos el futuro de Konstantine, si es que tiene uno”

La obra de Luchino Visconti, perpetuamente emparentada con el poder constituido y el ocaso de las clases sociales, acometió una especie de ciclo introspectivo acerca de las cuestiones relativas a la historia y a la cultura germanas que cobró forma con este solemne y apelmazado drama operístico ambientado en el Berlín de 1933, libremente inspirado en la tragedia shakespeariana Macbeth, cuyo argumento prefijaba un paralelismo entre la luctuosa desmembración de una ambiciosa saga de industriales de la siderurgia y la paulatina ascensión del nazismo. Paradójicamente, este lúgubre y alegórico calvario político-familiar acabó convirtiéndose en una hermosa, poética y penetrante disertación sobre la perniciosa hambre de poder que acarrea la condición humana, representada a cargo de una heterogénea nómina de intérpretes (para la posteridad ha quedado la imagen Helmut Berger travestido a lo Marlene Dietrich) y dominada por un audaz y, en ocasiones, estrambótico barroquismo formal, donde el suntuoso vestuario de Piero Tosi y la oscura y perturbadora ambientación de Pasquale Romano lucen de forma harto ceremoniosa.

Otros dramas familiares que tratan una lucha por el PODER

El padrino – Francis Ford Coppola (1972)
Ran – Akira Kurosawa (1985)
La reina Victoria – Jean-Marc Vallée (2009)

TEMOR (A las nueve cada noche)

1. Miedo que se siente al considerar que algo perjudicial o negativo ocurra o haya ocurrido.
2. Sospecha de que algo es malo o puede conllevar un efecto perjudicial o negativo.
(google.es)

“La gente tiene más temor a la muerte que al dolor. Es extraño que teman a la muerte. La vida duele mucho más que la muerte. Cuando la muerte llega, el dolor termina”
Jim Morrison (1943-1971) Poeta, compositor y cantante estadounidense

A LAS NUEVE CADA NOCHE (Our mother’s house) – 1967

Director Jack Clayton
Guión Haya Harareet y Jeremy Brooks
Fotografía Larry Pizer
Música Georges Delerue
Producción Metro Goldwyn Mayer/Filmways Pictures/Heron Film Productions
Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 105m. Color
Reparto Dirk Bogarde, Pamela Franklin, Margaret Brooks, Louis Shekdon Williams, Mark Lester, Yootha Joyce, Sarah Nicholls, John Gugolka.

“No os preocupéis. No tengáis miedo de nada. Salimos adelante cuando mamá estaba enferma y saldremos ahora. Hay que tener fe”

La marcada predisposición de Jack Clayton a confrontar el universo infantil con el de los adultos, que con tanta fascinación y ambigüedad apuntó en la memorable SUSPENSE (1961), quedó definitivamente constatada en este perturbador e inquietante drama infantil con toques de intriga y algún que otro trazo de terror esotérico, basado en una novela de Julian Gloag, cuyo macabro argumento giraba en torno a siete hermanos, que, temerosos de dar con sus huesos en el orfanato, determinaban silenciar la muerte de su madre y, por si fuera poco, decidían incluso rendirle un tenebroso culto furtivo. El elegante y poco prolífico realizador inglés analizó tan inaudita conducta por medio de una tenacidad esteticista y narrativa francamente encomiable, al tiempo que forjaba una atmósfera desazonadora y angustiosa que fluctuaba realidad y fantasía con pasmosa naturalidad. La encantadora interpretación del menudo conjunto de actores se acopló a la perfección al refinado talante de Dirk Bogarde, en uno de los personajes más excéntricos de su selecta vida cinematográfica.

Otras películas que tratan el TEMOR ante la pérdida de la figura materna

El incomprendido – Luigi Comencini (1967)
Desierto Sur – Shawn Garry (2007)
La vida sin Grace – James C. Strouse (2007)

BURGUESÍA (Providence)

Término de origen francés (bourgeoisie), utilizado en la economía política, y también extensivamente en filosofía política, sociología e historia. Designa a la clase media acomodada; aunque su utilización inicial y su uso específico en las ciencias sociales o en el ideoléxico tiene muy diversas variantes y matices. (Wikipedia)

“La burguesía occidental ha levantado suficientes barreras y alambradas para no temer realmente la competencia de aquellos a quienes explota y desprecia”
Frantz Fanon (1925-1961) Revolucionario psiquiatra, filósofo y escritor francés

PROVIDENCE (Providence) – 1977

providence

Director Alain Resnais
Guion David Mercer
Fotografía Ricardo Aronovich
Música Miklos Rozsa
Producción SFP/FR3 París/Action Films/Citel Films
Nacionalidad Francia/ Suiza/ Gran Bretaña
Duración 104m. Color
Reparto Dirk Bogarde, Ellen Burstyn, John Gielgud, David Warner, Kathryn Leigh Scott, Elaine Strich, Denis Lawson, Cryril Lückham.

“Un burgués es aquel que rechaza las ideologías nuevas (…) Es alguien para quien las ideologías nuevas hacen peligrar sus valores. Y yo soy de esos. No sé si mis valores son válidos, pero mi vida se basa en ellos”

Sirviéndose de un guion del dramaturgo inglés David Mercer, Resnais persistió en escrutar la ilación entre memoria, realidad y ficción a través de una de sus intrincadas construcciones narrativas y, para ello, transmutó el concepto y los recuerdos que un escritor enfermo de cáncer terminal posee acerca de los miembros de su familia burguesa en los caracteres y situaciones novelescas que su febril y etílica lucidez recrean durante la noche que precede a su 78º aniversario. Rodada en el idioma original de un estupendo reparto anglosajón, del que sobresale el perfeccionismo interpretativo de John Gielgud, y determinada por la presunta irracionalidad de una retórica expositiva poco menos que desconcertante, constituye no sólo una mordaz admonición sobre el deterioro físico y moral de la condición humana y la infructuosidad de revelarse ante su antojadizo destino, sino que, además, permite recapacitar sobre la creación artística o la institución familiar, temas que el cineasta galo reincorporaría en largometrajes posteriores aunque con un menguado nivel de inspiración.

Otras películas que se mofan de los valores sociales y morales de la BURGUESÍA

Medianoche – Mitchell Leisen (1939)
Elena y los hombres – Jean Renoir (1956)
La escopeta nacional – Luis García Berlanga (1978)

DOMINACIÓN (El sirviente)

Situación en la cual una persona y/o un grupo, utilizando la persuasión, la presión velada, la amenaza, o incluso la fuerza o cualquier otra vía, es capaz de imponer sus ideas, sus reglas y puntos de vista, sus verdades, y/o sus creencias o suposiciones. La dominación puede tener como trasfondo el miedo del dominado a perder sus fuentes de subsistencia más básicas y/o sufrir él mismo o sus allegados algún otro tipo de daño o perjuicio, así como el gusto del dominante por el propio poder y por los privilegios que el mismo le otorga, aunque tampoco es a descartar un sentimiento malsano del o de los dominantes hacia la humillación y el sufrimiento de los dominados.  (Wikipedia)

“Nada es más grato al espíritu del hombre que el poder de la dominación”
Joseph Addison (1672-1719) Escritor y político inglés

EL SIRVIENTE (The servant) – 1963

servant

Director Joseph Losey
Guión Harold Pinter
Fotografía Douglas Slocombe
Música John Dankworth
Producción Elstree/Springbok Productions
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 112m. B/N
Reparto Dirk Bogarde, James Fox, Sarah Miles, Wendy Craig, Brian Phelan, Hazel Terry, Richard Vernon, Catherine Lacey, Hazel Terry.

“Todavía sé lo que le gusta. No encontrará a nadie mejor que yo (…) Soy el mismo que arregla la casa y lo despierta por la mañana, diciéndole qué hacer. Mi única ambición es servirle. Lo sabe, ¿no?”

Basándose en la celebrada novela homónima de Robin Maugham, el reputado dramaturgo Harold Pinter escribió un espléndido guión para la que sería su primera colaboración con Joseph Losey, además de la más sugestiva, refinada y estremecedora película de cuantas dirigió el realizador norteamericano. El pérfido surtido de maquinaciones que desencadena la absorbente y misteriosa atracción entre un joven aristócrata londinense y su peculiar mayordomo daba lugar a un drama psicológico de una insensibilidad emotiva tan hermética como inquietante, plasmado a través de una impecable resolución plástica y un sentido de la atmósfera opresivamente onírico. Esta didáctica e incisiva parábola sobre los sentimientos de manipulación, dominación y dependencia afectiva, que, en muchas ocasiones, generan las relaciones humanas acabaría convirtiéndose en un título emblemático de la cinematografía británica, que marcaría toda una época y acabaría de consolidar el prestigio de sus máximos responsables. Memorables caracterizaciones del cuarteto protagonista y, muy especialmente, de Dirk Bogarde, que realizó aquí una de las creaciones más brillantes de toda su carrera.

Otras películas que tratan un caso de DOMINACIÓN

El dependiente – Leonardo Favio (1969)
Las amargas lágrimas de Petra Von Kant – Rainer W. Fassbinder (1972)
Furtivos – José Luis Borau (1975)