Corea del Sur

TENSIÓN (La doncella)

Efecto psicológico creado por las obras narrativas de mantener al espectador o lector pendiente de lo que pueda ocurrirle a los personajes. (Wikipedia)

“El sexo alivia la tensión. El amor la aumenta”
Woody Allen (1935-) Director, guionista, actor, músico, dramaturgo, humorista y escritor estadounidense

LA DONCELLA (Hayno) – 1960

Director Kim Ki-young
Guion Kim Ki-young
Fotografía Kim Deok-jin
Música Han Sang-gi
Producción Kuk Dong/Seki
Nacionalidad Corea del Sur
Duración 90m. B/N
Reparto Lee Eun-shim, Ju Jeung-nyeo, Jin Kiu Kim, Eom Aeng-ran, Ko Seon-ae, Ahn Sung-kee, Choi Nam-Hyeon.

“Nunca debes tocar el piano… ¿Entiendes?”

Incuestionable obra maestra del minucioso Kim Ki-young y un título crucial en la historia cinematográfica surcoreana, que denunciaba con una creciente intensidad dramática y bajo una acentuada contextura teatral la neurótica avidez de opulencia y poder derivada del desarrollo económico postbélico a partir del sórdido, enfermizo e irreflexivo atolladero erótico-moral en el que se ve envuelto un profesor de piano casado y con dos hijos al intimar con su taciturna e indómita criada. Nos hallamos ante un largometraje moderno, de enardecido carácter claustrofóbico, tan turbador y malsano como angustioso e imprevisible, capaz de escarbar en los anhelos y las pasiones del alma humana a través de una portentosa amalgama de sensibilidad, truculencia y amargura que nos retrotrae a los ambientes de impetuosidad amorosa y vituperio a la condición burguesa de Buñuel, mientras reproduce los vínculos de posesión, dominación y envilecimiento propios de Joseph Losey. Loables actuaciones y sublime fotografía de profundos contrastes para una cinta aclamada por multitud de cineastas, entre ellos, Martin Scorsese, quien no dudó en auspiciar una compleja restauración para su posterior divulgación en occidente.

Otras películas que evidencian un sentido de la TENSIÓN ‘in crescendo’

Encadenados – Alfred Hitchcock (1946)
Conspiración de silencio – John Sturges (1955)
Ascensor para el cadalso – Louis Malle (1958)

SILENCIO (Hierro 3)

1. Abstención de hablar.
2. Falta de ruido.
3. Efecto de no hablar o no manifestar algo por escrito.
(Espasa-Calpe)

“El silencio es infinito como el movimiento, no tiene límites. Para mí, los límites los pone la palabra”
Marcel Marceau (1923-2007) Mimo francés

HIERRO 3 – (Bin-jip) – 2004

hierro

Director Kim Ki-duk
Guión Kim Ki-duk
Fotografía Jang Seung-beck
Música Slvian
Producción Kim Ki-duk Film
Nacionalidad Corea del Sur
Duración 95 m. Color
Reparto Seung-yeon Lee, Hee Jae, Kwon Hyuk-ho, Joo Jin-mo, Choi Jeong-ho, Lee Joo-suk, Lee Mi-sook, Moon Sung-hyuk.
* Natacha Atlas – Gafsa

“Es difícil saber si el mundo en que vivimos es sueño o realidad”

Un repartidor de propaganda a domicilio acostumbra a ocupar hogares ajenos aprovechando la ausencia vacacional de sus propietarios, sin robar absolutamente nada e incluso desempeñando labores domésticas como contraprestación a su hospedaje. He aquí que un día conoce a la maltratada esposa de un capitalista tan ostentoso como despótico y entre ellos brota un romance de excéntrica y ensoñadora reciprocidad, determinado por gestos, miradas profundas y un silencio perpetuo, que les salvaguarda de ese entorno hostil, alicaído y subyugado al consumismo en el que les ha tocado vivir. HIERRO 3, título que alude al palo menos utilizado en la práctica golfística y que es esgrimido en el film como una eficaz arma de ataque, representa el onceavo largometraje de Ki-duk y una de las obras mayores en su peculiar, considerado y prolífico recorrido cinematográfico. Una fábula minimalista de absorbente tratamiento visual y relajado pulso narrativo, escindido por fortuitas eclosiones de violencia, que agazapa tras su delicadeza formal un sentimiento de rabia, decepción y desconfianza hacia una humanidad lastrada por una anómala ineptitud para comunicarse.

Otras películas determinadas por el SILENCIO

El silencio de un hombre – Jean-Pierre Melville (1967)
La chica de la fábrica de cerillas – Aki Kaurismäki (1990)
Drive – Nicolas Winding Refn (2011)

VENGANZA (Oldboy)

Desquite contra una persona o grupo en respuesta a una mala acción percibida, vengarse es “equilibrar la balanza”, y ello tiene como consecuencia que muchos aspectos de la venganza se asemejen al concepto de justicia, haciendo que la diferencia entre los conceptos de venganza y justicia sean muy difusos. La venganza en general persigue un objetivo más injurioso que reparador. El deseo de venganza consiste en forzar a quien haya hecho algo malo en sufrir el mismo dolor que él infligió, o asegurarse de que esta persona o grupo no volverá a cometer dichos daños otra vez. Muchos creen que la venganza es un acto que causa placer a quien la efectúa, aunque otros consideran que no es placer lo que se siente, sino que es la sensación del reestablecimiento de la salud del que se venga. http://es.wikipedia.org/wiki/Venganza

“La venganza es dulce y no engorda”
Alfred Hitchcock (1899-1980) Director de cine británico

OLDBOY (Oldeuboi) – 2003

oldboy

Director Park Chan-wook
Guión Park Chan-wook, Hwang Jo-yoon e Im Joon-hyung
Fotografía Chung Chung-hoon
Música Cho Young-wuk
Producción Show East Co. Ltd
Nacionalidad Corea del Sur
Duración 120m. Color
Reparto Choi Min-sik, Yu Ji-tae, Kang Hye-jeong, Ji Dae-han, Oh Dal-su, Kim Byeong-ok, Lee Seung-Shin, Yun Jin-seo.

“Sea un grano de arena o una piedra, en el agua se hunden igual”

Park Chan-wook contribuyó con su particular eclecticismo a posicionar la cinematografía surcoreana en el panorama fílmico internacional a raíz del impacto adquirido con su “Trilogía de la Venganza”, inaugurada con la cruda, espasmódica y rompedora SYMPATHY FOR MR. VENGEANCE (2002) y rematada con la confusa, truculenta y desconcertante SYMPATHY FOR LADY VENGEANCE (2005). En medio de estos dos virtuosos thrillers de esencia psicológica brilla con luz propia esta otra pesadilla de aliento operístico, basada en el manga homónimo de Tsuchiya Garon y Minegishi Nobuaki, que hurgaba en la tiranía del tiempo y la memoria para describir la peripecia catártica emprendida por un hombre para resarcir el suplicio de haber sido confinado a subsistir en la habitación de un hotel sin motivo aparente durante quince años. Una pieza de orfebrería formal enfermiza, feroz y abrumadoramente poética que permutaba dramatismo, suspense y acción (en ocasiones recurriendo al lenguaje del videojuego) con una prodigiosa simetría compositiva, que en nada se asemeja al insípido mimetismo ostentado recientemente por Spike Lee (2013) en su soporífero remake.

Otras películas sobre la VENGANZA

Las damas del bosque de Bolonia – Robert Bresson (1945)
El cabo del terror – J. Lee Thompson (1962)
La muerte y la doncella – Roman Polanski (1994)