Akira Kurosawa

ANIMISMO (Dersu Uzala)

Concepto que engloba diversas creencias en las que tanto objetos (útiles de uso cotidiano o bien aquellos reservados a ocasiones especiales) como cualquier elemento del mundo natural (montañas, ríos, el cielo, la tierra, determinados lugares característicos, rocas, plantas, animales, árboles, etc.) están dotados de alma o consciencia propia. (Wikipedia)

“‘Es el hombre principal -respondió el gold, señalando al sol-. Si el pereciese, todo perecería alrededor -después de un corto intervalo, prosiguió-: El fuego y el agua son también hombres poderosos. Si ellos desapareciesen, sería el final de todo’. Estas sencillas palabras no revelaban más que un animismo elemental, pero el pensamiento del gold no carecía de profundidad” (libro Dersu Uzala)
Vladimir Arseniev (1872-1930) Explorador, naturalista, cartógrafo y escritor ruso

DERSU UZALA (Dersu Uzala) – 1975

Director Akira Kurosawa
Guion Akira Kurosawa y Yuri Nagibin
Fotografía Asakadzu Nakai, Youri Gantoman y Fyodor Dobronravov
Música Isaac Schwartz
Producción Mosfilm/Atelier 41
Nacionalidad Unión Soviética/ Japón
Duración 141m. Color
Reparto Maksim Munzuk, Yuriy Solomin, Svetlana Danilchenko, Vladimir Kremena, Dmitriy Korshikov, Suymenkul Chokmorov.

“Fuego enojado, bosque quemado por muchos días. El fuego se enoja, espantoso. El agua se enoja, espantoso. El viento se enoja, espantoso. Fuego, agua, viento. Tres hombres poderosos”

Uno de las películas más hermosas, poéticas y emocionantes de Akira Kurosawa fue esta coproducción soviético-japonesa, basada en las memorias escritas por el explorador Vladimir Arseniev acerca de los viajes en tareas cartográficas que emprendió por la taiga siberiana a principios del siglo XX, haciendo especial hincapié en el desprendido vínculo de amistad y respeto mutuo que entabló con el solitario cazador nómada y animista de la etnia Hezhen que los acompañó en calidad de improvisado guía expedicionario. Plasmada con vocación pedagógica, capacidad reflexiva y un profundo sentido humanista, deviene un prodigioso canto a la relación del hombre con la naturaleza, enaltecida por un fascinante planteamiento estético, una sencillez descriptiva poco menos que afrentosa y una irrepetible caracterización de Maxime Mounzouk. A pesar de la enorme popularidad y reconocimiento crítico que obtuvo la cinta (se hizo incluso con el Oscar a la mejor película de habla no inglesa), el magistral realizador nipón volvió a alejarse de las pantallas hasta la década siguiente, en la que reapareció con la apabullante KAGEMUSHA (1980).

Otras películas de poderosa impronta ANIMISTA

En compañía de lobos – Neil Jordan (1984)
Le quattro volte – Michelangelo Frammartino (2010)
Retorno al país de las almas – Jacinto Esteva (2010)

EXISTENCIALISMO (Barbarroja)

Corriente filosófica que persigue el conocimiento de la realidad a través de la experiencia inmediata de la propia existencia (…) este movimiento de la filosofía destaca al ser humano individual como creador del significado de su vida. La temporalidad del sujeto, su existencia concreta en el mundo, es aquello que constituye al ser y no una supuesta esencia más abstracta (…) En otras palabras, el ser humano existe desde que es capaz de generar cualquier tipo de pensamiento. El pensamiento hace que la persona sea libre: sin libertad, no hay existencia. Esta misma libertad convierte al individuo en un ser responsable de sus actos. (definicion.de)

“El existencialismo no es una forma de ateísmo… Más bien dice que, aunque dios existiera, nada cambiaría”
Jean-Paul Sartre (1905-1980) Filósofo, escritor, novelista, dramaturgo, activista político, biógrafo y crítico literario francés

BARBARROJA (Akahige) – 1965

Director Akira Kurosawa
Guión Akira Kurosawa, Ryzo Kikushima, Hideo Oguni y Masato Ide
Fotografía Asakazu Nakai y Takao Saito
Música Masaru Sato
Producción Toho/Kurosawa Production
Nacionalidad Japón
Duración 183m. B/N
Reparto Toshiro Mifune, Yuzo Kayama, Yoshio Tsuchiya, Tsutomu Yamazaki, Reiko Dan, Miyuki Kuwano, Kyoko Kagawa, Akemi Negishi.

“Sólo podemos luchar contra la pobreza y la ignorancia. Y ocultar lo que no sabemos. Dicen que la pobreza es un problema político. Pero, ¿acaso la política se ha preocupado alguna vez por los pobres? ¿Se ha aprobado alguna ley para librarnos de la pobreza y de la ignorancia?”

Apasionante trasvase cinematográfico de una recopilación de relatos cortos de Shûgorô Yamamoto, titulada Akahige shinryotan, que constituye uno de los largometrajes más apreciables y trascendentales dentro de la obra del más occidental de los cineastas japoneses. Ambientada en una clínica campestre de principios del siglo XIX, esgrimía el antagonismo afectivo y profesional entre un joven médico recién licenciado y el huraño e insensibilizado doctor Barbarroja, así como las distintas fases por las que atraviesa su relación laboral y personal, para efectuar un virtuoso, profundo y conmovedor tratado existencialista que incidía en la problemática de la injusticia social y por el que discurrían con humanitaria sencillez y venerable voluntad aleccionadora un sinfín de virtudes y atributos mundanos como la tenacidad, la condescendencia o la abnegación. Un arduo rodaje de casi dos años, colmado de inconvenientes técnicos y serias discrepancias personales, acabó propiciando una película tan deficitaria como traumática, que alejó a su venerable autor de las cámaras durante cinco años y, además, puso fin a su fructífera cooperación artística con Toshiro Mifune.

Otras películas que emergen como un tratado de EXISTENCIALISMO

Fuego fatuo – Louis Malle (1963)
La mujer en la arena – Hiroshi Teshigahara (1964)
La delgada línea roja – Terrence Malick (1998)

DILEMA (El infierno del odio)

Problema que puede resolverse a través de dos soluciones pero que ninguna de las dos resulta completamente aceptable o, por el contrario, que las dos son igualmente aceptables. En otras palabras, al elegir una de las opciones, la persona no queda del todo conforme. Lo que hace un dilema es poner a un individuo en una situación de duda, debatiéndose entre dos alternativas. El dilema puede generarse por diversas cuestiones: profesionales, morales, etc. https://es.wikipedia.org/wiki/Dilema

“Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter”
George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés

EL INFIERNO DEL ODIO (Tengoku to jigoku) – 1963

infierno

Director Akira Kurosawa
Guión Akira Kurosawa, Eijiro Hisaita, Ryuzo Kikushima e Hideo Oguni
Fotografía Asakazu Nakai y Takao Saito
Música Masaru Sato
Producción Kurosawa Films/Toho
Nacionalidad Japón
Duración 143m. B/N
Reparto Toshiro Mifune, Kyoko Kagawa, Susumu Fujita, Takeshi Kato, Isao Kimura, Kenjiro Ishiyama, Tatsuya Mihashi, Koji Mitsui.

“¡Yo no tengo miedo a la muerte ni al infierno! ¡Mi vida ha sido un infierno desde que nací! ¡Si me dijesen que iba a ir al cielo, entonces sí que temblaría de verdad!”

La conocida afición de Kurosawa por la cultura occidental le llevó, en esta ocasión, a trasponer a la concentrada y clasista sociedad nipona un relato encuadrado dentro del género negro estadounidense, concretamente la novela King’s ramson que Evan Hunter escribió bajo el seudónimo de Ed McBain. Esta ejemplar adaptación, injustamente desatendida en la genial filmografía de su autor, permitía contraponer la opulencia e insensibilidad del mundo capitalista a la lamentable indigencia de los suburbios urbanos a partir de una densa, enérgica y amarga intriga policíaca, segmentada en dos partes claramente diferenciadas: una primera donde se planteaba la encrucijada moral y financiera que se le presenta a un alto ejecutivo de la industria del calzado ante el inoportuno secuestro del hijo de su sirviente, así como el rescate del mismo; y la otra donde se describía con minuciosidad y modélica verosimilitud la investigación de la policía de Yokohama para detener al infractor, resaltando la dureza y el contundente matiz denunciador con el que se retrataba el submundo de la drogadicción.

Otras películas donde se da plantea un evidente DILEMA moral

Cruce de destinos – George Cukor (1956)
El dilema – Michael Mann (1999)
Los falsificadores – Stefan Ruzowitzky (2007)

EL REY LEAR (Ran)

El rey Lear (King Lear) es una de las principales tragedias de William Shakespeare, escrita en su segundo periodo. Comenzó su redacción en el año 1605 y fue representada por primera vez a fines del año siguiente. Su fuente principal es una obra anterior, ‘King Leir’ (representada en 1594 e impresa en 1605), y ambas son deudoras de la fuente principal, la ‘Historia Regum Britanniae’ escrita hacia 1135 por Godofredo de Monmouth, de raíz netamente céltica. Su tema principal es la ingratitud filial aunque también trata de la vejez y de la locura. http://es.wikipedia.org/wiki/El_rey_Lear

“El Rey Lear es una gran empresa para un teatro, una obra muy grande, una montaña que cuando empiezas a subir, nunca sabes dónde terminará“
Lluis Pasqual (1951-) Director teatral español

RAN (Ran) – 1985

ran

Director Akira Kurosawa
Guión Akira Kurosawa, Hideo Oguni y Masato Ide
Fotografía Takao Saito y Masaharu Ueda
Música Tôru Takemitsu
Producción Greenwich/Herald Ace/Nippon Herald
Nacionalidad Japón/ Francia
Duración 154m. Color
Reparto Tatsuya Nakadai, Akira Terao, Jinpachi Nezu, Yoshiro Miyazaki, Takeshi Nomura, Daisuke Ryo, Mieko Harada, Hisashi Igawa.

“Todos los hombres nacen llorando y mueren cuando ya han llorado lo suficiente”

La capacidad de Kurosawa para conjugar la más arcaica tradición nipona con la cultura clásica occidental halló su definitivo pináculo estilístico en esta solemne y majestuosa transposición del King Lear shakespeariano al Japón feudal del siglo XVI. La fatricida y codiciosa rivalidad surgida entre tres hermanos tras la discutida herencia de su anciano padre servía como base para manifestar un profundo y amargo discurso sobre el honor, la ambición desmedida y la avidez de poder, desarrollado a través de una formulación plástica de una cautivadora y deslumbrante luminosidad. La demencia autodestructiva del ser humano o la moldeable fortaleza de los lazos paterno-filiales eran otros de los temas analizados con lucidez y una impávida meticulosidad en esta ceremoniosa tragedia humana, saturada de momentos de una brillante espectacularidad como la toma del castillo, paradigma absoluto de puesta en escena cinematográfica. Mención aparte merecen sus perfectas interpretaciones, la inspirada decoración de Yoshiro y Shinobu Muraki, así como el impecable vestuario diseñado por Emi Wada.

Otras adaptaciones de EL REY LEAR

El rey Lear – Peter Brook (1971)
El rey Lear – Grigori Kozintsev (1971)
My kingdom (Mi reino) – Don Boyd (2001)

SOSIAS (Kagemusha: la sombra del guerrero)

Persona que tiene mucho parecido o similitud con otra, hasta tal punto que pueden llegar a confundirse. La palabra proviene de la obra Anfitrión (Amphitruo) de Plauto, en la que Mercurio se hace pasar por Sosias, el criado del general Anfitrión, para ayudar a Júpiter a seducir a Alcmena, esposa del mismo general. http://es.wikipedia.org/wiki/Sosias

“Hay criaturas y perros y gorriones que van garúa arriba ensimismados. Y un sosias de Dios que pone cielos sobre nuestra mejor abolladura. Y tampoco el espejo sabe nada de por qué lo contemplo sin rencor y aburrido” (poema Los espejos, las sombras)
Vicente Huidrobo (1893-1948) Poeta chileno

KAGEMUSHA: LA SOMBRA DEL GUERRERO (Kagemusha) – 1980

kagemusha2

Director Akira Kurosawa
Guión Akira Kurosawa y Masato Ide
Fotografía Takao Saito y Masaharu Ueda
Música Shinichiro Ikebe
Producción Kurosawa Production Co./Toho Company/Twentieth Century Fox Film Corporation
Nacionalidad Japón/ Estados Unidos
Duración 180m. Color
Reparto Tatsuya Nakadai, Tsutomu Yamazaki, Kenichi Hagiwara, Daisuke Ryu, Masayuki Yui, Toshihiko Shimizu.

“La sombra de un hombre jamás puede ponerse de pie y caminar por sí sola”

Tras otro cinco años de dolorosa inactividad y gracias al patrocinio de Francis Ford Coppola y George Lucas, Kurosawa volvió a ponerse tras la cámara para rodar este majestuoso melodrama bélico de ecos shakespearianos, ambientado en las postrimerías del período Sengoku (final del siglo XVI) y centrado en las luchas feudales por adueñarse de la ciudad de Kioto. La historia de un malhechor de poca monta cuya condena es conmutada a cambio de reemplazar con fines políticos la personalidad del fallecido “shogun” del clan Takeda, con el que guarda un sorprendente parecido físico, servía al veterano cineasta nipóm para desarrollar una profunda y melancólica reflexión sobre la impostura y, de paso, cuestionar sin apenas compasión ni efervescencia la decadente potestad del honor samurai. Una impecable reconstrucción ambiental y un resplandeciente tratamiento cromático enfatizaron esta suntuosa superproducción, magistralmente decorada por Yoshiro Muraki y protagonizada con apabullante brillantez por Tatsuya Nakadai en su doble papel de poderoso caudillo y su particular sosias.

Otras películas con SOSIAS

El prisionero de Zenda – John Cromwell (1937)
Más allá del olvido – Hugo del Carril (1956)
Vértigo (De entre los muertos) – Alfred Hitchcock (1958)