Mes: abril 2019

DISCOGRÁFICA (El fantasma del paraíso)

Empresa que se dedica a realizar grabaciones de música, así como su comercialización y distribución. Algunas de estas compañías tienen sus propios estudios de grabación y sus propios profesionales para buscar el mejor sonido en la grabación de un disco como productores discográficos. Además se encarga de producir artistas de cualquier género musical, lanzar nuevos cantantes, proporcionar lo necesario como la producción de videoclips, CD, la promoción en la radio, recientemente descargas de canciones, realizar conciertos, entre otras cosas más. (Wikipedia)

“Maverick es una verdadera discográfica, con artistas de verdad. No me gustaría ser Prince y tener clones míos. Eso no es una discográfica, eso es un harén”
Madonna (1958-) Cantautora, actriz y empresaria estadounidense

EL FANTASMA DEL PARAÍSO (The phantom of paradise) – 1974

phantom2

Director Brian De Palma
Guión Brian De Palma
Fotografía Larry Pizer
Música Paul Williams
Producción Harbor Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 92m. Color
Reparto William Finley, Paul Williams, Jessica Harper, George Memmoli, Gerrit Graham, Art Munson, Gary Mallaber, Jeffrey Comanor.
* Paul Williams – The hell of it

“Soy un profesional. He estado en este negocio desde hace mucho tiempo. Ahora bien, si no quiero, no es porque tenga miedo escénico. Es porque alguna criatura del más allá no quiere que yo haga el show”

De Palma aparcó su particular y depredador culto al talento hitchcockiano, iniciado el año anterior con HERMANAS y reemprendido en 1976 con FASCINACIÓN, un indisimulado remedo de VÉRTIGO (DE ENTRE LOS MUERTOS), para suscribir esta asombrosa transmutación al psicodélico universo del “glam-rock” de la famosa novela gótica de Gaston Leroux Le fantôme de l’opéra, que, debido a la vertiginosa sinuosidad de su narración o al estrambótico y arrollador desparrame creativo de sus imágenes bien puede ser honrada como un incontestable clásico del fantástico contemporáneo. Esta historia de amor, traición y venganza, ambientada en una estrafalaria multinacional discográfica, conducía al espectador hacia un arrebatador ejercicio de riesgo expresivo y formal, donde se fusionaban estilos, referencias al género y guiños a la cinefilia con un sentido del delirio tan imaginativo como congruente. Destacar la excelente banda sonora de Paul Williams y el excesivo diseño de producción a cargo de Jack Fish, secundado por su esposa y actriz Sissy Spacek.

Otras películas directamente relacionadas con una DISCOGRÁFICA

Nashville – Robert Altman (1975)
24 Hour Party People – Michael Winterbottom (2002)
Kill your friends – Owen Harris (2015)

JAMELGO (El último caballo)

Caballo flaco, viejo y desgarbado, de poco valor y utilidad. (google.es)

“¡Este placer de alejarse! Londres, Madrid, Ponferrada, tan lindos… para marcharse. Lo molesto es la llegada. Luego, el tren, al caminar, siempre nos hace soñar y casi, casi olvidamos el jamelgo que montamos” (poema El tren)
Antonio Machado (1875-1939) Poeta español

EL ÚLTIMO CABALLO (El último caballo) – 1950

Director Edgar Neville
Guión Edgar Neville
Fotografía César Fraile
Música José Muñoz Molleda
Producción Edgar Neville
Nacionalidad España
Duración 74m.
Reparto Fernando Fernán Gómez, Conchita Montes, José Luis Ozores, Mary Lamar, Julia Caba Alba, Julia Lajos, Fernando Aguirre, Antonio Ozores.

“Vamos a brindar por el mundo antiguo (…) El mundo en el que todo era suave y fácil, cuando había solidaridad entre los hombres”

Edgar Neville infundió una corriente neorrealista dentro del cine español de finales de la posguerra al proyectar esta nostálgica comedia costumbrista de agridulce y placentera ligereza, donde postulaba con ternura, vitalidad y lacerante ironía por la fraternidad y el bucólico bienestar que la banal vida moderna se ha encargado de dilapidar a partir de las adanzas por la urbe madrileña de un recién licenciado soldado de caballería, prendado de un jamelgo (de nombre Bucéfalo) al que quiere mantener a toda costa después de haberlo salvado del suplicio tauromáquico. De la mano de su actriz fetiche y compañera sentimental, Conchita Montes, un talentoso intérprete de moda, Fernán Gómez, y un por entonces prometedor cómico de linaje actoral, José Luis Ozores, el polifacético cineasta de condición nobiliaria enarbolaba en plena dictadura franquista una límpida proclama ecologista de inaudita contemporaneidad, presta a reivindicar la armonía y el sosiego de los viejos tiempos ante la contaminación, la vacuidad y la sistemática impaciencia que comporta el desarrollo tecnológico.

Otras películas donde tiene especial importancia la presencia de un JAMELGO

Don Quijote – Grigori Kozintsev (1957)
Camino hacia la victoria – John Gatins (2005)
El caballo de Turín – Béla Tarr y Ágnes Hranitzky (2011)

TARTAMUDEZ (El discurso del rey)

Trastorno de la comunicación (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla que se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés.​ Ellas son la expresión visible de la interacción de determinados factores orgánicos, psicológicos y sociales que determinan y orientan en el individuo la conformación de un ser, un hacer y un sentir con características propias. Los efectos psicológicos de la tartamudez pueden ser graves afectando el estado de ánimo de la persona de forma continua. (Wikipedia)

“¡Si buena parte de nuestros poetas se convenciera de que es preferible la tartamudez al plagio!”
Oliverio Girondo (1891-1967) Poeta, articulista y escritor argentino

EL DISCURSO DEL REY (The king’s speech) – 2010

Director Tom Hooper
Guion David Seiler
Fotografía Danny Cohen
Música Alexandre Desplat
Producción UK Film Council/The Weinstein Company/Momentum Pictures/Aegis Film/Molinare London/Filmnation Entertainment/See-Saw Films/Bedlam Productions
Nacionalidad Gran Bretaña/ Australia
Duración 118m. Color
Reparto Colin Firth, Helena Bonham Carter, Geoffrey Rush, Michael Gambon, Guy Pearce, Timothy Spall, Derek Jacobi, Claire Bloom.

“Si soy un rey, ¿dónde está mi poder? ¿Puedo formar un gobierno? ¿Puedo imponer impuestos? ¿Declarar una guerra? No. Y sin embargo soy la autoridad. ¿Por qué? Porque la nación cree que cuando hablo, hablo por ellos. Pero no sé hablar”

Drama histórico-biográfico de cuidadosa ejecución formal y narrativa, cuyo argumento versaba en torno al inquebrantable vínculo de amistad, complicidad y mutua confianza que florece entre el príncipe Alberto, duque de York, y el excéntrico e insolente logopeda australiano que acepta tratar su pronunciada tartamudez, según un guion de controvertida fidelidad histórica urdido por David Seidler, quien, al parecer, también padeció durante su infancia semejante trastorno del habla. Encuadrada entre el discurso de clausura de la British Empire Exhibition de 1925, en el estadio de Wembley, hasta la famosa transmisión por radio sobre la declaración de guerra a Alemania en 1939 desde el Palacio de Buckingham a cargo del ya entonces rey Jorge IV, representa una conmovedora historia de responsabilidad, determinación y perseverancia en vencer el miedo al ridículo, cuya sensibilidad yace esencialmente en la magnificencia de su dirección artística, en su apasionado tratamiento lumínico y, por encima de todo, en la portentosa exhibición actoral de un Colin Firth tan cercano como conmovedor.

Otras películas donde aparece algún personaje aquejado de TARTAMUDEZ

La vida por delante – Fernando Fernán Gómez (1958)
Un pez llamado Wanda – Charles Chrichton (1988)
Que Dios nos perdone – Rodrigo Sorogoyen (2016)

PODER (La caída de los dioses)

El término poder, como sinónimo de fuerza, capacidad, energía o dominio, puede referirse a:
1. La capacidad de hacer o ser algo
2. La capacidad de ejercer un dominio hegemónico sobre uno y/o varios individuos
3. La habilidad de influir sobre uno y/o varios individuos
4. Indicar la autoridad suprema reconocida en una sociedad.
5. Facultad de mandar.
En política y sociología, el poder puede ser percibido ocasionalmente como hegemónico y autoritario, aunque el ejercicio del poder de una manera o de otra es aceptado en todas las sociedades humanas.
(Wikipedia)

“El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretenda hacerse superior a las leyes”
Marco Tulio Cicerón (106 a.C.-43 a.C.) Jurista, político, filósofo, escritor y orador romano

LA CAÍDA DE LOS DIOSES (La caduta degli Dei) – 1969

Director Luchino Visconti
Guion Luchino Visconti, Nicola Badalucco y Enrico Medioli
Fotografía Pasquale De Santis y Armando Nannuzzi
Música Maurice Jarre
Producción Pegaso Film/Praesidens Films/Seven Arts/Eichberg Film
Nacionalidad Italia/ Alemania/ Suiza
Reparto Dirk Bogarde, Ingrid Thulin, Helmut Berger, Charlotte Rampling, Helmut Griem, Renaud Verley, Umberto Orsini, Florinda Bolkan.

“Ves que no es muy difícil entrar en la vida de las personas. Todos los ciudadanos alemanes de hoy son potencialmente uno de nuestros informantes. El pensamiento colectivo de nuestra gente ahora está completo. ¿No crees que ese es el verdadero milagro del Tercer Reich? Si lo deseas, podríamos leer juntos el futuro de Konstantine, si es que tiene uno”

La obra de Luchino Visconti, perpetuamente emparentada con el poder constituido y el ocaso de las clases sociales, acometió una especie de ciclo introspectivo acerca de las cuestiones relativas a la historia y a la cultura germanas que cobró forma con este solemne y apelmazado drama operístico ambientado en el Berlín de 1933, libremente inspirado en la tragedia shakespeariana Macbeth, cuyo argumento prefijaba un paralelismo entre la luctuosa desmembración de una ambiciosa saga de industriales de la siderurgia y la paulatina ascensión del nazismo. Paradójicamente, este lúgubre y alegórico calvario político-familiar acabó convirtiéndose en una hermosa, poética y penetrante disertación sobre la perniciosa hambre de poder que acarrea la condición humana, representada a cargo de una heterogénea nómina de intérpretes (para la posteridad ha quedado la imagen Helmut Berger travestido a lo Marlene Dietrich) y dominada por un audaz y, en ocasiones, estrambótico barroquismo formal, donde el suntuoso vestuario de Piero Tosi y la oscura y perturbadora ambientación de Pasquale Romano lucen de forma harto ceremoniosa.

Otros dramas familiares que tratan una lucha por el PODER

El padrino – Francis Ford Coppola (1972)
Ran – Akira Kurosawa (1985)
La reina Victoria – Jean-Marc Vallée (2009)

POLIFACETISMO (Sangre, sudor y lágrimas)

El polifacetismo es otro rasgo fundamental del ser humano. Ser polifacético significa ser capaz de distintas acciones o actividades. (Francesc Torralba i Roselló, 2001)

“Hay teóricos que se la cogen con papel de celofán y, en lugar de llamar a esta corrupción del discurso como hijoputismo radical, se enredan diciendo que la clase política se ha inventado una neolengua, que reduce “el polifacetismo y la complejidad del mundo a una jerga tecnocrática y opaca”. Para nada. Lo que hay lisa y llanamente es una impunidad verbal, que roza la sinvergüencería más abyecta” (artículo De la incontinencia verbal impune)
Víctor Moreno (-) Filólogo, escritor y crítico literario español

SANGRE, SUDOR Y LÁGRIMAS (In which we serve) – 1942

which

Director Noël Coward y David Lean
Guion Noël Coward
Fotografía Ronald Neame
Música Noël Coward
Producción Two Cities Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 111m. B/N
Reparto Noël Coward, John Mills, Bernard Miles, Celia Johnson, Michael Wilding, James Donald, Derek Ephilstone, Richard Atteborough.
John B. Dykes – Eternal father, strong to save

“Vivimos tiempos extraños, querida. Hay que estar preparado para todo”

Lean inició su singladura como realizador con dos adaptaciones de sendas piezas teatrales de Noël Coward, designadas a concienciar a la alicaída población civil durante la Segunda Guerra Mundial: este conmovedor clásico del cine bélico, inspirado en la famosa expresión utilizada en un histórico discurso por Winston Churchill, que protegía a los británicos durante los bombardeos alemanes, y un mesurado drama doméstico en Technicolor sobre la historia de una familia de clase media en el suburbial Londres de entreguerras, LA VIDA MANDA (1944). A través de una modélica estructura en flashbacks, entrelazaba las actividades familiares y militares de tres supervivientes de una batalla naval en el Mediterráneo, haciendo especial hincapié en el personaje encarnado por el dramaturgo, co-director y principal artífice del film, que, al parecer, estaba inspirado en la figura de lord Mountbatten, comandante de un buque destructor hundido en combate: el “HMS Kelly”. Cristalina exaltación del imperio británico, de preciso tono documental y sutil clarividencia psicológica, cuyo trazado coyuntural atrincheraba un canto a la solidaridad y la cohesión ante tales extremas circunstancias.

Otras películas donde se evidencia el POLIFACETISMO de su autor

El chico – Charles Chaplin (1921)
Poderosa afrodita – Woody Allen (1995)
Hana-Bi: Flores de fuego – Takeshi Kitano (1997)