PERSECUCIÓN (Bullitt)

Intento de alcanzar lo que huye o se escapa. (Espasa-Calpe)
Una persecución de vehículos es la persecución de una persona o grupo de personas a otra(s) mediante vehículos, generalmente entre la policía y delincuentes. La policía debe estar preparada para perseguir a los delincuentes, que suelen escapar en automóviles o motocicletas luego de cometer delitos. Ambos bandos han desarrollado técnicas y objetos para despistar al enemigo y para detenerlo, como giros en U y bandas de clavos respectivamente. Las persecuciones causan problemas de seguridad vial, dado que se suele circular a altas velocidades y sin tener en cuenta las reglas de tránsito. (Wikipedia)

“Ignorando el dolor de sus particulares enfermedades, lo persiguen a través de los callejones, lo persiguen por las escaleras. Lo arrastran por el barro, cantan a coro su muerte y lo arrastran a los pies del sacerdote de cabeza púrpura” (canción The next day)
David Bowie (1947-2016) Músico y compositor británico de rock

BULLITT (Bullitt) – 1968

Director Peter Yates
Guion Alan R. Trustman y Harry Kleiner
Fotografía William A. Fraker
Música Lalo Schifrin
Producción Warner Bros/Seven Arts
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 113m. Color
Reparto Steve McQueen, Robert Vaughn, Jacqueline Bisset, Don Gordon, Robert Duvall, Simon Oakland, Norman Fell, George Stanford.

“Para ti la violencia es una forma de vida. Vives rodeado de violencia y muerte. ¿Cómo podrías formar parte de todo esto sin volverte cada vez más insensible?”

Adaptación de la novela negra Mute witness de Robert L. Pike, dispuesta a mayor gloria del adusto, gélido pero implacable Steve McQueen, en esta ocasión, embutido en la piel de un teniente de policía de San Francisco a cuya unidad ha sido asignada la custodia durante cuarenta horas de un testigo del gobierno, prófugo integrante de una organización criminal de Chicago. Inmortalizada por la espectacular persecución automovilística contendida a través de la ondulante metrópoli californiana y alrededores entre el Ford Mustang GT-390 Fastback del citado inspector de homicidios y el Dodge Charger R/T 440 Magnum pilotado por una pareja de sicarios, permanece hoy en día como un circunspecto thriller urbano de un realismo sin indulgencias, algo predecible y audazmente crítico con el sistema político, que, más allá de la incomparable personalidad de su legendario protagonista, sobresale por su lacónica contundencia dialéctica, una pertinente banda sonora de raigambre jazzística a cargo del gran Lalo Schifrin y la sugestiva aunque ligeramente ornamental presencia de Jacqueline Bisset.

Otras películas recordadas por una PERSECUCIÓN automovilística

El diablo sobre ruedas – Steven Spielberg (1971)
French Connection, contra el imperio de la droga – William Friedkin (1971)
Drive – Nicolas Winding Refn (2011)

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .