Intriga

MICROCOSMOS (La cinta blanca)

Parte de la realidad o grupo humano que conforma un ámbito cerrado y se toma como la totalidad en que se desarrolla o mueve una persona, obra, etc., o como un reflejo de una realidad superior. (google.es)

“El colegio es un microcosmos que reúne todos los tipos psicológicos: el cobarde, el noble, el bruto, el avieso… Indispensable para conocer a las personas”
Javier Marías (1951-) Escritor, traductor y editor español

LA CINTA BLANCA (Das weisse band – Eine deutsche kindergeschichte) – 2009

Director Michael Haneke
Guión Michael Haneke
Fotografía Christian Berger
Música Varios
Producción Les Films du Losange/Wega Film/X-Filme Creative Pool
Nacionalidad Alemania/ Austria/ Francia
Duración 145m. B/N
Reparto Susanne Lothar, Ulrich Tukur, Leonard Proxauf, Burghart Klaußner, Josef Bierbichler, Steffi Kühnert, Michael Schenk.
* Martin Luther – A mighty fortress in our god

“No aguanto más aquí, y no es solo por mí, aunque no pueda decir que la vida a tu lado sea lo que espera una mujer de mi edad. No, me voy porque no quiero que Sigi y los gemelos crezcan en un ambiente que está dominado por la maldad, la envidia, la apatía y la brutalidad (…) ¡Ya estoy harta de malos tratos, amenazas y venganzas!”

El porfiado trasiego de Haneke por los recovecos más sombríos y perturbadores de la naturaleza humana, hasta entonces perpetuamente asociado a la época actual, retrocedió hasta los albores de la Gran Guerra para exhumar la vulneración de derechos que subyace en un microcrosmos rural hermético y opresivo, marcado por una hipertrófica represión educativa, laboral y religiosa que bien pudo contribuir a desarrollar aquella concepción de pensamiento único que culminaría con la ideología nazi. La soterrada, dogmática y recelosa violencia que se anida bajo la aparente armonía cotidiana que circunda la aldea de Eichwald (Brandenburgo), lastima por su contundencia dramática o su brutal desesperanza a pesar del distanciamiento de obvia estirpe brechtiana
pretendido por el cineasta a través de la narración en voz en off de los acontecimientos (siempre desde el punto de vista del enamoradizo profesor), la práctica ausencia de banda sonora y la utilización de un deslumbrante blanco y negro en la fotografía, tomada previamente en color y alterada después en el laboratorio.

Otras películas ambientadas en un MICROCOSMOS cerrado y asfixiante

Dogville – Lars Von Trier (2003)
El bosque – M. Night Shyamalan (2004)
Canino – Yorgos Lanthimos (2009)

DOMICILIO (El estrangulador de Rillington Place)

Lugar en que uno habita o se hospeda de forma fija. (Espasa-Calpe)

“El destino suele estar a la vuelta de la esquina. Como si fuese un chorizo, una furcia o un vendedor de lotería: sus tres encarnaciones más socorridas. Pero lo que no hace es visitas a domicilio. Hay que ir a por él” (novela La sombra del viento)
Carlos Ruiz Zafón (1964-) Escritor español

EL ESTRANGULADOR DE RILLINGTON PLACE (10, Rillington Place) – 1971

Director Richard Fleischer
Guión Clive Exton
Fotografía Dennys Coop
Música John Dankworth
Producción Filmways Pictures
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 111m. Color
Reparto Richard Attenborough, John Hurt, Judy Geeson, Pat Heywood, Geoffrey Chater, Isobel Black, Robert Hardy, Gabrielle Daye.

“Es el aspecto moral lo que verdaderamente me preocupa. El acabar con una vida por incipiente que sea…”

Angustioso drama psicológico, basado en el libro homónimo de Ludovic Kennedy, y, a su vez, inspirado en las verídicas atrocidades perpetradas entre 1943 y 1953 por un desequilibrado expolicía británico llamado John Reginal Christie en su gris domicilio londinense de Notting Hill. A través de una descripción minuciosa de los hechos y una claustrofóbica atmósfera cargada de sordidez e inquietud, Fleischer no sólo perpetraba una de las más ásperas, estremecedoras y realistas disecciones sobre la compleja naturaleza del asesino en serie, sino que además transmitía un firme manifiesto sobre el disparate y la iniquidad de la pena de muerte, alegato promovido ya por el realizador en la extraordinaria IMPULSO CRIMINAL (1959) y cuyo restablecimiento se debatía paralelamente al rodaje del film en el Parlamento del Reino Unido. Richard Attenborough, actor sumamente concienciado con el tema de la condena capital, aceptó interpretar el papel del necrófilo psicópata, rubricando a la postre la composición más poderosa y sobrecogedora de su prolífica carrera.

Otras películas que usan un DOMICILIO concreto como titulo original

Calle Madeleine nº 13 – Henry Hathaway (1947)
Calle River, 99 – Phil Karlson (1953)
125, Rue Montmartre – Gilles Grangier (1959)

AUTÓMATA (La huella)

“Máquina dotada de un mecanismo que le permite moverse, en particular la que imita la figura y movimientos de un ser animado, normalmente humano” (RAE)

“Un político no puede ser un hombre frío. Su primera obligación es no convertirse en un autómata. Tiene que recordar que cada una de sus decisiones afecta a seres humanos. A unos beneficia y a otros perjudica. Y debe recordar siempre a los perjudicados”
Adolfo Suárez (1932-2014) Político y abogado español

LA HUELLA (Sleuth) – 1972

Director Joseph L. Mankiewicz
Guión Anthony Shaffer
Fotografía Oswald Morris
Música John Addison
Producción Palomar Pictures
Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 139m. Color
Reparto Laurence Olivier, Michael Caine, Alec Cawthorne, John Matthews, Eve Channing, Teddy Martin.

“El camino más corto para llegar al corazón de un hombre es a través de la humillación. Enseguida descubres de qué pasta está hecho”

Mankiewicz puso punto final a su trayectoria como realizador con esta adaptación de la pieza teatral homónima de Anthony Schaffer, ofreciendo un detallado inventario de los distinguidos recursos expresivos que lo encumbraron como uno de los grandes maestros de la puesta en escena cinematográfica. El ambiguo y retorcido enfrentamiento entre un decrépito novelista aristócrata y el peluquero amante de su esposa en la lúgubre mansión propiedad del primero deparaba un macabro juego psicológico de poder, venganza y humillación, donde las disimilitudes conceptuales de dos clases sociales radicalmente distintas eran desenmascaradas sin ningún tipo de indulgencia. El egregio cineasta estadounidense optó por realzar el fundamento escénico del relato y demostró por última vez su prodigioso talento en la dirección de actores; unos espléndidos Olivier y Caine (éste último interpretaría una nueva e ineficaz versión en 2007 a las órdenes de Kenneth Branagh) que ayudaron con su antológico duelo interpretativo a hacer de la película uno de los mayores triunfos críticos y comerciales de su filmografía. No hay que olvidarse de la extravagante decoración de Ken Adam, aderezada con una inquietante colección de juguetes y muñecos autómatas, así como de la excelente partitura de John Addison.

Otras películas donde aparece algún AUTÓMATA

Jaque a la reina – Raymond Bernard (1927)
El afinador de terremotos – Timothy Quay y Stephen Quay (2005)
Autómata – Gabe Ibáñez (2014)

SEPPUKU (Harakiri)

Suicidio ritual japonés por desentrañamiento. El seppuku formaba parte del bushidō, el código ético de los samuráis, y se realizaba de forma voluntaria para morir con honor en lugar de caer en manos del enemigo y ser torturado, o bien como una forma de pena capital para aquellos que habían cometido serias ofensas o se habían deshonrado. La ceremonia del seppuku es parte de un ritual más elaborado que se realiza generalmente delante de espectadores clavándose un arma corta en el abdomen, tradicionalmente un tantō, y realizando un corte de izquierda a derecha. (Wikipedia)

“Quería haber utilizado su sangre para escribir el carácter que significa espada, pero el dolor pudo con él. Para acabar el seppuku, dos de sus ayudantes le decapitaron. El denominado por la prensa incidente tuvo repercusión mundial: Mishima había sido propuesto tres veces al Nobel, y en Japón su ideología fascista había cuajado en ciertos sectores” (artículo La vida de Yukio Mishima, una obra de arte y muerte)
Gregorio Belinchón (1971-) Cineasta y crítico de cine español

HARAKIRI (Seppuku) – 1962

Director Masaki Kobayashi
Guión Shinobu Hashimoto
Fotografía Yoshio Miyajima
Música Tôru Takemitsu
Producción Shochiku Kinema Kenkyû-jo/Shôchiku Eiga
Nacionalidad Japón
Duración 133m. B/N
Reparto Tatsuya Nakadai, Rentarô Mikuni, Akira Ishihama, Shima Iwashita, Tetsurô Tanba, Masao Mishima, Ichirô Nakatani, Kei Satô, Yoshio Inaba.

“Esa es vuestra espada, por ella moriréis. Para un samurái, su espada es su alma. Por lo tanto, ¿qué otra podría ser más apropiada para él?”

Instaurada la paz en pleno shogunato Tokugawa (1630), miles de guerreros nipones padecen una desesperada situación de indigencia que les obliga a pedir limosna o, incluso, a plantearse el suicidio por desentrañamiento según regula el código ético de los samuráis (Bushido). A través de un insuperable armazón descriptivo fundamentado en un ejemplar encadenamiento de flashbacks y un impresionante tratamiento visual en Scope con una rigurosa concepción arquitectónica del espacio, Kobayashi fusionaba drama, intriga y acción al pormenorizar el porqué un veterano ronin (excelso Tatsuya Nakadai) acude al palacio de un respetado clan a fin de solicitar los requisitos necesarios para formalizar dicha ceremonia mortuoria (Seppuku). Esta emblemática obra maestra del cine japonés, basada en la novela Ibun rônin-ki de Yasuhiko Takiguchi y recientemente versionada por Takashi Miike (2011), deviene un visceral reproche a la ruindad, la hipocresía y el insustancial tradicionalismo que imperaba en la sociedad feudal bajo erróneos conceptos del honor, la valentía, el orgullo o la dignidad. Imposible resulta olvidar la brutal crudeza de la escena del harakiri, el fantasmagórico duelo a espadas en la llanura campestre o la coreográfica lucha final del protagonista contra decenas de samuráis.

Otras películas sobre el ritual del SEPPUKU

Los cuarenta y siete samuráis – Kenji Mizoguchi (1941)
Patriotismo (El rito de amor y muerte) – Yukio Mishima y Domoto Masaki (1966)
Mishima: Una vida en cuatro capítulos – Paul Schrader (1985)

DEDUCCIÓN (La vida privada de Sherlock Holmes)

Tipo de razonamiento a través del cual la conclusión es inferida necesariamente de los axiomas o las premisas. (definicion.de)

“Al contrario, Watson, lo tiene todo a la vista. Pero no es capaz de razonar a partir de lo que ve. Es usted demasiado tímido a la hora de hacer deducciones” (relato El carbuncio azul)
Arthur Conan Doyle (1859-1930) Escritor y médico británico

LA VIDA PRIVADA DE SHERLOCK HOLMES (The private life of Sherlock Holmes) – 1970

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder e I.A.L. Diamond
Fotografía Christopher Wallis
Música Miklos Rozsa
Producción Mirisch Corp./United Artists/Sir Nigel Films/Compton Films/Phalanx Prod. Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 125m. Color
Reparto Robert Stephens, Colin Blakely, Genevieve Page, Clive Revill, Stanley Holloway, Tamara Toumanova, Christopher Lee, Irene Handl.

“Ya no hay grandes crímenes, Watson. La clase criminal ha perdido toda iniciativa y originalidad. A lo sumo cometen una torpe villanía con un móvil tan evidente que hasta un inspector de Scotland Yard puede advertirlo”

Cálida, nostálgica y, al mismo, desmitificadora aproximación a la figura del célebre investigador victoriano creado por Arthur Conan Doyle, que, en un portento de sensibilidad, elegancia e ironía, reconstruía una ingeniosa peripecia detectivesca y afectiva por andurriales escoceces para hurgar en los aspectos más oscuros de su contradictoria e intelectualista personalidad, como por ejemplo su apego cotidiano por los estupefacientes o su misógina y confusa inclinación sexual. Abreviada por la Mirisch Company en casi un cuarenta por ciento de las tres horas y media del metraje original e incomprendida por crítica y público en el momento de su estreno, subsiste en la actualidad como una de las obras más metódicas e intimistas de su realizador, donde la estética interviene en el desarrollo del relato de forma decisiva y el ponderado y amargo romanticismo se manifiesta como pocas veces antes había sucedido en su extensa filmografía. Cabe resaltar la atmósferica partitura del gran Miklos Rozsa, así como la determinante contribución artística del escenógrafo Alexandre Trauner.

Otras películas protagonizadas por maestros de la DEDUCCIÓN

Asesinato en el Orient Express – Sidney Lumet (1974) / Hercules Poirot
Adiós, muñeca – Dick Richards (1975) / Philip Marlowe
El nombre de la rosa – Jean-Jacques Annaud (1986) / Guillermo de Baskerville