Brasil

SERTÓN (Antonio das Mortes)

En Brasil, el sertón es una vasta región geográfica semiárida del Nordeste Brasileño, que incluye partes de los estados de Sergipe, Alagoas, Bahia, Pernambuco, Paraíba, Rio Grande do Norte, Ceará y Piauí. Geográficamente, el sertón consiste principalmente de colinas de poca altura que forman parte del Planalto Brasileiro. La mayor parte del ‘sertão’ está entre 200 y 500 metros sobre el nivel del mar, cuyas máximas elevaciones se encuentran en el lado oriental del Planalto da Borborema. (Wikipedia)

“Nosotros, gente del Sertón, somos contadores de historias desde que nacemos. Contar historias hace parte de nuestra sangre. Es un don de cuna que recibimos para el resto de la vida. ¡Qué más se puede hacer en las horas libres en el Sertón sino contar historias!”
Jorge Consuegra (1949-) Periodista, gestor, lingüista y escritor colombiano.

ANTONIO DAS MORTES (O dragao da maldade contra o santo guerreiro) – 1969

Director Glauber Rocha
Guión Glauber Rocha
Fotografía Alfonso Beato
Música Marlos Nobre
Producción Antoine Films/Cinémas Associés/P.C. Mapa/Glauber Rocha C.A./ Munich Tele-Pool
Nacionalidad Brasil/ Francia/ Alemania
Duración 94m. Color
Reparto Mauricio do Valle, Odete Lara, Othon Bastos, Hugo Carvana, Rosa Maria Penna, Jofre Soares, Lorival Pariz, Emmanuel Cavalcanti.

“Dios hizo la tierra, Satanás las cercas”

Antes de exportar su barroco y destemplado formalismo estético al continente europeo, Glauber Rocha recuperó al siniestro matador de cangaceiros Antonio das Mortes (uno de los principales personajes inclusos en su obra maestra DIOS Y EL DIABLO EN LA TIERRA DEL SOL) para inmiscuirlo en otra cruenta fábula social designada a revelar el doloroso subdesarrollo secular que erosionaba Brasil, y, en concreto, a representar la desigual lucha que sostenían terratenientes y campesinos en la agreste, fanatizada y supersticiosa región de Sertao. Recurriendo a un lenguaje conciso, exento de toda superfluidad o irrelevancia, el máximo representante del Cinema Novo combinó con suma destreza el exótico folklore patrio con una contextura propia del western para dar forma a una historia de odio, venganza y desarraigo, cuyo delirante y catártico desarrollo contenía secuencias tan chocantes como sobrecogedoras. Mención aparte merece la fotografía de estridente colorismo a cargo de Alfonso Beato y el desusado impacto poético de sus canciones populares.

Otras películas ambientadas en el SERTÓN

Vidas secas – Nelson Pereira Dos Santos (1963)
Estación Central de Brasil – Walter Salles (1998)
El cielo de Suely – Karim Aïnouz (2006)

ESCRITURA (Estación Central de Brasil)

Sistema de representación gráfica de un idioma, por medio de signos trazados o grabados sobre un soporte. En tal sentido, la escritura es un modo gráfico típicamente humano de transmitir información. Como medio de representación, la escritura es una codificación sistemática mediante signos gráficos que permite registrar con gran precisión el lenguaje hablado por medio de signos visuales regularmente dispuestos; obvia excepción a esta regla es la bastante moderna escritura Braille cuyos signos son táctiles. La escritura se diferencia de los pictogramas en que estos no suelen tener una estructura secuencial lineal evidente. https://es.wikipedia.org/wiki/Escritura

“La lectura hace al hombre completo. La conversación lo hace ágil. La escritura lo hace preciso”
Francis Bacon (1561-1626) Filósofo, político, abogado y escritor inglés

ESTACIÓN CENTRAL DE BRASIL (Central do Brasil) – 1998

central

Director Walter Salles
Guión Joáo Emanuel Carneiro y Marcos Bernstein
Fotografía Walter Carvalho
Música Antonio Pinto y Jaques Morelembaum
Producción MACT Productions/Riofilmes/Videofilms/Canal+
Nacionalidad Brasil/ Francia
Duración 107m. Color
Reparto Fernanda Montenegro, Vinicius de Oliveira, Marília Pêra, Soia Lira, Othon Bastos, Octavio Augusto, Stela Freitas, Caio Junqueira.

“Te mereces mucho, mucho más de lo que yo podría darte. Cuando quieras acordarte de mí, mira la pequeña foto que nos hicimos juntos. Te lo digo porque tengo miedo de que algún día tú también me olvides”

Entre un niño que acaba de perder a su madre en un accidente de tráfico y una madura profesora que sobrevive escribiendo cartas dictadas en la Estación Central de Rio de Janeiro nace un afectuoso y decisivo vínculo, que les llevará a buscar al padre del crío por las vastas extensiones de Sertâo, y, que les ayudará a reencontrarse con ellos mismos y con sus propios orígenes. La amplia formación documentalista de Salles favoreció la gestación de esta tierna y emocionante “road movie”, en la que plasmaba los duros contrastes de la sociedad brasileña contemporánea por medio de una lírica y pintoresca contraposición entre un mundo urbano enfermado de analfabetismo, pobreza y delincuencia y una cotidianeidad rural marcada por la sencillez y el más flagrante desamparo. Pero este film no hubiera alcanzado una trascendencia tan meritoria sin las notables interpretaciones de Fernanda Montenegro, toda una institución en su país, y el joven Vinicius de Oliveira, un verdadero limpiabotas reclutado por el realizador en uno de los aeropuertos de la ciudad carioca.

Otras películas sobre la importancia de la ESCRITURA

The Pillow Book – Peter Greenaway (1996)
Jóvenes prodigiosos – Curtis Hanson (2000)
¿Cómo se escribe amor? – Marc Lawrence (2014)

FAVELA (Ciudad de Dios)

Nombre dado en Brasil a los asentamientos precarios o informales que crecen en torno o dentro mismo de las ciudades grandes del país. Este término portugués muy usado en Brasil es sinónimo de chabola o comuna, en castellano. http://es.wikipedia.org/wiki/Favela

“Sostengo que es más peligroso vivir en una ciudad amurallada que en una favela. En la favela hay códigos.”
Férrez (1975) – Novelista, cuentista y poeta brasileño

CIUDAD DE DIOS (Cidade de Deus) – 2002

ciudad

Director Fernando Meirelles y Kátia Lund
Guión Braulio Mantovani
Fotografía César Charlone
Música Antonio Pinto y Ed Cortes
Producción O2 Filmes / VideoFilmes / Globo Filmes / Wild Bunch
Nacionalidad Brasil/ Francia
Duración 130m. Color
Reparto Alexandre Rodrigues, Leandro Firmino, Phellipe Haagensen, Douglas Silva, Seu Jorge, Jonathan Haagensen, Matheus Nachtergaele, Alice Braga.

“¿Adónde van los que no tienen donde vivir? Pues a Ciudad de Dios. Es el infierno. ¿Teméis al infierno del Más Allá? Abrid los ojos. El infierno está en esta tierra, y no hace falta estar muerto para vivir en él”

Animado por la responsabilidad de mostrar la vertiente más miserable y descarnada de su país a raíz de la lectura de una voluminosa novela con personajes reales de Pablo Lins, ambientada en uno de los suburbios más violentos de Rio de Janeiro a lo largo de cuatro décadas, Meirelles conformó un fresco social homónimo con impactante envoltura de thriller de acción que se ha instaurado como un referente estigmatizador en torno a la problemática para subsistir en el brutal entorno de la periferia carioca. La sobrecogedora cotidianeidad marginal en un contexto de aprendizaje marcado por el narcotráfico y el crimen organizado, narrada desde la óptica esperanzadora de un joven que se abre camino en el mercado laboral como reportero gráfico, deslumbra por la impetuosidad de una puesta en escena cámara en mano, un montaje trepidante de ostensible factura videoclipera y el alarde de un tratamiento visual extremadamente sofisticado. Mención aparte merece el encomiable naturalismo aportado por sus protagonistas, en su mayoría actores no profesionales y vecinos de distintas favelas, incluso de la propia Ciudad de Dios.

Otras películas ambientadas en la FAVELAS cariocas

Rio 40 grados – Nelson Pereira Dos Santos (1955)
Pixote, la ley del más débil – Héctor Babenco (1981)
Radio Favela – Helvecio Ratton (2002)

POPULISMO (Tierra en trance)

En política, el populismo es un término usado para designar a la corriente ideológica que sostiene la reivindicación del rol del Estado como defensor de los intereses de la generalidad de una población a través del estatismo, el intervencionismo y la seguridad social con el fin de lograr la justicia social y el Estado de bienestar (…) en sentido positivo, lo que define es un sistema en el que el poder recaiga más en el pueblo que en sí mismo, no en que los políticos profesionales gobiernen para la mayor comodidad del pueblo (…) con una significación peyorativa, que es la principalmente usada, es el uso de “medidas de gobierno populares”, destinadas a ganar la simpatía de la población, particularmente si ésta posee derecho a voto, aún a costa de tomar medidas contrarias al estado democrático. http://es.wikipedia.org/wiki/Populismo

“El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica”
Mariano Grondona (1932-) Abogado, periodista, escritor y sociólogo argentino

TIERRA EN TRANCE (Terra em transe) – 1967

tierra

Director Glauber Rocha
Guión Glauber Rocha
Fotografía Luiz Carlos Barreto
Música Sérgio Ricardo
Producción Mapa Filmes
Nacionalidad Brasil
Duración 106m. B/N
Reparto Jardel Filho, Paulo Autran, José Lewgoy, Glauce Rocha, Modesto de Souza, Paulo Gracindo, Hugo Carvana, Jofre Soares.

“La locura es mi conciencia. Y mi conciencia está aquí, en el momento de la verdad ¡En la hora de la decisión, de la lucha, de la muerte!”

No sería fácil encontrar otra película que transcriba mejor el caótico desasosiego moral y político radicado en Brasil tras el golpe militar de 1964 que este cautivador, alegórico e intemperante breviario del sentimiento de postración y sacrificio instalado en su sociedad ante el vasallaje conservadurista del poder establecido y el estridente populismo izquierdista que pretendidamente trataba de combatirlo. En este sentido, el alevoso torbellino social y gubernativo que sacude el devenir cotidiano de un territorio ilusorio denominado El Dorado actuaba como una visionaria exhortación sobre el abuso del poder que tanto han esgrimido los regímenes latinoamericanos a lo largo de su historia. La crispación y visceralidad de su puesta en escena, si cabe acentuada por un narración desordenada, el indiscriminado uso de la cámara al hombro y la inserción (como casi siempre en Rocha) de extravagancias culturales y atávicos sortilegios afrobrasileños, acuñaban una estridencia dramática y una potencia visual avanzada a su época, por las que fue unánimemente reprobada e injustamente incomprendida.

Otras películas sobre POPULISMO

El político – Robert Rossen (1949)
Salvatore Giuliano – Francesco Rosi (1962)
Cocalero – Alejandro Landes (2007)

CANGACEIRO (Dios y el diablo en la tierra del sol)

Nombre dado a los hombres que vivían en bandas armadas fuera de la ley en el nordeste brasileño desde mediados del siglo XIX hasta la década de 1930. La gran mayoría vivía del robo de grandes haciendas y del bandolerismo, tornándose en un problema social de la región y al mismo tiempo pasando a ser parte del folklore brasileño. (Wikipedia)

“El cangaceiro era libre aun cuando prestara un servicio a otra persona para matar a algún enemigo. El caso de Antonio Silvino, probablemente el cangaceiro más representativo e importante de la historia del bandolerismo brasileño, puede ser esclarecedor. Silvino comenzó su lucha para vengar a su padre siendo muy joven (…) impuso a su bando la norma de no atacar a campesinos ni trabajadores pobres. Atacaba haciendas y tiendas comerciales promoviendo el saqueo y, en muchas ocasiones, distribuía el botín entre los pobres, incluido el dinero. Fue temido y admirado” (libro Historia política de los campesinos latinoamericanos)
Pablo González Casanova (1922-) Sociólogo y crítico mexicano

DIOS Y EL DIABLO EN LA TIERRA DEL SOL (Deus e o diablo na terra do sol) – 1964

tierra

Director Glauber Rocha
Guión Glauber Rocha
Fotografía Waldemar Lima
Música Heitor Villa-Lobos
Producción Cobacabana Filmes
Nacionalidad Brasil
Duración 125m. B/N
Reparto Geraldo del Rey, Yoná Madalgäes, Othon Bastos, Maurício do Valle, Lídio Silva, Sonia dos Humildes, Joao Gama, Antonio Pinto.

“La tierra pertenece al hombre, no a Dios ni al diablo”

Título capital en la historia del cine latinoamericano, inspirado en diversos cantares de ciego derivados del romancero popular y alumbrado por la barroca imaginería expresiva e ideológica de un joven director de tan sólo veintiseis años, que, con su segunda película, se disponía a erigirse en el principal impulsor del entonces embrionario “cinema novo”. El desesperado y cruento deambular de una pareja de campesinos por los secos andurriales del Sertão, tras asesinar al estanciero del lugar, contraponía el despótico poder latifundista con el exacerbado, atávico y supersticioso misticismo del colectivo proletario hasta deparar una vehemente proclama redentora acerca de la extrema miseria patente en las inhóspitas tierras del nordeste brasileño. Película saturada de un heterógeneo exotismo, impregnada de un membrudo aliento poético y hechizada por un clímax violento tan catártico como revolucionario, de la que sobresalía un avieso matador de cangaceiros que Rocha volvería a esgrimir para polarizar otra cruenta fábula de complexión westerniana, ANTONIO DAS MORTES (1968).

Otras películas sobre CANGACEIROS

Cangaçeiro – Lima Barreto (1953)
Faustão – Eduardo Coutinho (1971)
O’ Cangaceiro – Giovanni Fago (1971)