Cine negro

ESPEJO (La dama de Shanghai)

Superficie de cristal, cubierta en su cara posterior por una capa de mercurio o por una plancha de metal, en la que se reflejan la luz y las imágenes de los objetos que hay delante. (google.com)

«Hay un montón de espejos en la feria de la ciudad. Se ríen de los reflejos, nadie ve en ellos realidad. Si ellos de forma quisieran cambiar, es muy fácil… Sólo en otro espejo tendrán que mirar» (canción Espejos)
Charly García (1951-) Cantautor, vocalista, multinstrumentista, y productor discográfico argentino

LA DAMA DE SHANGHAI (The lady from Shanghai) – 1947

shanghai

Director Orson Welles
Guion Orson Welles
Fotografía Charles Lawton Jr.
Música Heinz Roemheld
Producción Columbia
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 87m. B/N
Reparto Orson Welles, Rita Hayworth, Everett Sloane, Glenn Anders, Ted de Corsia, Erskine Sanford, Gus Schilling, Carl Frank.

«En cuanto la vi mi sano juicio se esfumó por un tiempo. Quise darme ánimos y pensar que soy un tipo desenvuelto, pero allí había una bella mujer completamente sola y yo con tiempo de sobra, sin nada que hacer excepto buscarme complicaciones. Hay que gente que olfatea el peligro, yo no.»

El despótico magnate de la Columbia, Harry Cohn, únicamente seducido por la oportunidad de reverdecer el carisma de Rita Hayworth, accedió a regañadientes a que su entonces esposo (en trámites de separación) Orson Welles escribiera, produjera, dirigiera e interpretara una adaptación de la novela If I die before I wake de Sherwood King en torno a un descabellado relato de ambición sin límites entre un curtido marinero irlandés, un rico y tullido abogado criminalista y su cautivadora mujer fatal. Como resultado germinaría un deslavazado bucle de artimañas y falsas apariencias, de exigua consistencia dramática y profusa retórica visual, que emerge hoy como vislumbre de la tumultuosa relación que mantenían el genial cineasta y la actriz, refrendada en una obvia intención de fulminar su aura de mito erótico. La fascinación que emana de escenas como la fiesta de Acapulco, el oscuro encuentro amoroso en el acuario o su antológico epílogo en el laberinto de espejos de la feria de San Francisco no fueron suficientes para impedir un sonado fracaso de crítica y público.

Otras películas que recurren al poder simbólico y expresivo del ESPEJO

Sopa de ganso – Leo McCarey (1933)
Taxi driver – Martin Scorsese (1976)
Cisne negro – Darren Aronofsky (2010)

REHÉN (Cayo Largo)

Persona retenida por alguien como garantía para obligar a un tercero a cumplir determinadas condiciones. (RAE)
La toma de rehenes es una conducta sancionable por la ley penal, consistente en: apoderarse de otra persona -llamada rehén-, o detenerla y amenazarla con matarla, herirla o mantenerla detenida a fin de obligar a un tercero a una acción u omisión como condición explícita o implícita para la liberación del rehén. (guiasjuridicas.wolterskluwer.es)

«Hey todo el mundo, sirvan al rehén. Denle lo que pida, también denle de comer Cuiden sus pastillas, tengan el control. Nadie va a enterarse si es la luna o es el sol» (canción Rehén)
Charly García (1951-) Cantautor, vocalista, multinstrumentista, y productor discográfico argentino

CAYO LARGO (Key Largo) – 1948

cayo

Director John Huston
Guion John Huston y Richard Brooks
Fotografía Karl Freund
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 100m. B/N
Reparto Humphrey Bogart, Edward G. Robinson, Lauren Bacall, Lionel Barrymore, Claire Trevor, Thomas Gomez, Dan Seymour, Monte Blue.

«Su cabeza decía una cosa pero toda su vida decía otra. Lo demás puede que sea cierto, puede que el mundo esté podrido, pero una causa no está perdida mientras alguien esté dispuesto a seguir luchando»

Finalizado el rodaje de EL TESORO DE SIERRA MADRE, John Huston decidió zanjar su contrato con la Warner dirigiendo esta memorable adaptación de la obra teatral de Maxwell Anderson, convertida a través de los años en uno de los grandes clásicos del cine negro americano. Ambientada en la región de los cayos de Florida, recién finalizada la Segunda Guerra Mundial, narraba como un desencantado veterano militar visita a la viuda de un compañero del ejército en el hotel regentado por ella y su padre, lugar donde quedarán aislados por una tormenta tropical y serán tomados como rehenes de un despótico gangster y su banda, quienes planean poder huir a Cuba con un botín de dinero falsificado. Dotado de una atmósfera tensa, claustrofóbica y sumamente violenta, el film resultó beneficiado de un cúmulo de factores, entre ellos, la contribución como guionista de Richard Brooks, la labor totográfica del maestro expresionista Karl Freund, la participación de Robert Burks como responsable de los efectos especiales y la conjunción de un reparto absolutamente irrepetible, que reunía por última vez al matrimonio Bogart/Bacall.

Otras películas que giran alrededor de una TOMA DE REHENES

Horas desesperadas – William Wyler (1955)
Tarde de perros – Sidney Lumet (1975)
Money Monster – Jodie Foster (2016)

PRECEDENTE (La ley del hampa)

Cosa, hecho o circunstancia que es anterior a otra semejante o de su misma clase, a la que condiciona, influye o sirve de ejemplo. (google.com)

“El mero precedente es una peligrosa fuente de la autoridad”
Andrew Jackson (1767-1845) Estadista estadounidense, séptimo presidente de los Estados Unidos

LA LEY DEL HAMPA (Underworld) – 1927

underworld

Director Josef Von Sternberg
Guion Charles Furthman y Ben Hecht
Fotografía Bert Glennon
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 80m. B/N
Reparto George Bancroft, Evelyn Brent, Clive Brook, Fred Kohler, Helen Lynch, Larry Semon, Jerry Mandy.

«Había algo que tenía que averiguar, y esa hora valía más para mí que toda mi vida»

A pesar de no ser el primer drama criminal que se aproximaba al turbio mundo del hampa, sí cabe considerarlo como el más ilustre precedente del cine negro desarrollado por la cinematografía hollywoodiense a lo largo de los años treinta. Las convulsas relaciones entre un jactancioso y suspicaz ladrón de bancos, su atractiva amante y un fiel picapleitos de pasado dipsómano, apodado ‘Rolls Royce’, sirvieron a Josef Von Sternberg para ofrecer un penetrante análisis de la corrupta y peligrosa realidad social imperante en Estados Unidos a raíz de la promulgación de la Ley Seca. Aunque enfocaba el gangsterismo desde una óptica romántica, incluso heroica (suprimida por completo en la etapa de mayor esplendor del género), la película fue plasmada con imponente crudeza gracias al onirismo casi amenazador de su puesta en escena, generosa tanto en la utilización del primer plano como en el juego de luces y sombras. Extraordinario terceto protagonista y singular presencia del actor cómico Larry Semon para un largometraje que afianzó el prestigio internacional del realizador alemán.

Otras películas que ejercieron como PRECEDENTE de un género o subgénero

La legión de los hombres sin alma – Victor Halperin (1932) / cine de zombis
San Francisco – W.S. Van Dyke (1936) / cine de catástrofes
La legión invencible – John Ford (1949) / western crepuscular

DÉCADA (Los violentos años veinte)

Período de diez años referido a las decenas del siglo. (RAE)

“La década de los 90 nos dejó dos eventos nefastos para el mundo de la música: la muerte de Kurt Cobain, y el nacimiento de Justin Bieber”
El Gran Wyoming (1955-) Médico, humorista, actor, director, escritor, músico y presentador de televisión español

LOS VIOLENTOS AÑOS VEINTE (The roaring twenties) – 1939

roaring

Director Raoul Walsh
Guion Jerry Wald, Richard Macaulay y Robert Rossen
Fotografía Ernest Haller
Música Heinz Roemheld
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 104m. B/N
Reparto James Cagney, Priscilla Lane, Humphrey Bogart, Gladys George, Jeffrey Lynn, Frank McHugh, Paul Kelly, George Meeker.

«Una cosa es aprobar una ley y otra que funcione. Siempre habrá alguien que quiera echar un trago, ¿no?»

Indiscutible clásico del cine negro, inspirado en el relato corto The world moves on del columnista Mark Hellinger, que, en su momento, irrumpió como un eficaz compendio de las distintas claves del subgénero, estableciendo muchas de las pautas a seguir en el mismo a lo largo de los años cuarenta. Ambientada en la década de la llamada Ley Seca americana, describía el ascenso y caída de un enamoradizo taxista neoyorquino con ínfulas gangsteriles después de su dispar asociación con otros dos compañeros excombatientes: un prometedor e íntegro abogado y un contrabandista de alcohol sin escrúpulos, conciencia ni principios. Raoul Walsh, que sustituyó poco después de iniciarse el rodaje a Anatole Litvak, emprendió su fructífera colaboración con la Warner inscribiendo su vigoroso estilo narrativo a la representativa violencia con la que la productora solía tratar el submundo del hampa hasta rubricar una crónica de la crisis de entreguerras tan concisa como implacable, enfatizada con afanosa voluntad documental, que ofrecía como aliciente el inolvidable duelo interpretativo entre James Cagney y Humphrey Bogart.

Otras películas que hacen referencia a una DÉCADA

Chicago, años 30 – Nicholas Ray (1958)
Golden eighties – Chantal Akerman (1986)
En los 90 – Jonah Hill (2018)

MICROFILM (Manos peligrosas)

Sistema de archivo, gestión y difusión documental. … Su objetivo es obtener una reproducción exacta del documento original, representada a un grado de reducción determinado y conocido, sobre un soporte fotográfico normalizado y cuya posición dentro de una serie documental puede ser establecida. (Wikipedia)

«Hoy en día, con el microfilm se pueden emplear reducciones de factor lineal de uno a veinte sin que ello afecte a la claridad de la visión cuando en material se amplia de nuevo para examinarlo. Los límites vienen impuestos por el grano de la película, la excelencia en la calidad del sistema óptico y la eficiencia de las fuentes de luz utilizadas. Y todos estos factores están mejorando con gran rapidez»
Vannevar Bush (1890-1974) Ingeniero y científico estadounidense

MANOS PELIGROSAS (Pickup on South Street) – 1953

manos

Director Samuel Fuller
Guion Samuel Fuller
Fotografía Joseph MacDonald
Música Leigh Harline
Producción 20th Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 80m. B/N
Reparto Richard Widmark, Jean Peters, Thelma Ritter, Richard Kiley, Murvyn Vye, Milburn Stone, Willis Bouchey, Harry Tenbrook, Virginia Carroll.

“Ni siquiera un buen entierro merece la pena si es a costa de tratar con gente como usted. Yo sé lo que usted quiere (…) Son comunistas y buscan un microfilm que no les pertenece (…) ¿Qué sé yo de los comunistas? Nada. Tan sólo sé una cosa, que no me gustan”

En plena Guerra Fría, Fuller transformó en guion un relato de espionaje de Dwight Taylor para conformar este thriller urbano de rectitud nihilista, implacable verismo descriptivo y un admirable sentido de la elipsis, que perdura como una joya atípica del cine negro y representa una de las escasas obras que el cineasta de Massachusetts realizó al amparo de un gran estudio. En uno de sus frecuentes robos, un avezado carterista neoyorquino se apodera involuntariamente de un microfilm que contiene una secreta y valiosa formula química, pretendida a toda costa por el FBI y los espías comunistas. Este sugestivo planteamiento daba pie a una intriga criminal de un turbio e intenso maniqueísmo político, puesta en escena con sobriedad bajo una atmósfera de sordidez moral, subrayada por un visceral e insólito tratamiento de la violencia. Repudiada en su día por su fehaciente acento anticomunista, posee una magnética interpretación de Richard Widmark, la sensual presencia de Jean Peters y la siempre valiosa intervención de Thelma Ritter como una vendedora callejera de corbatas, ocasional confidente de la policía.

Otras películas determinadas por la existencia de un deseado MICROFILM

Correo diplomático – Henry Hathaway (1952)
Licencia para matar – Clint Eastwood (1975)
La espía que me amó – Lewis Gilbert (1977)