Comedia musical

ÓPERA (Don Giovanni)

Género de música teatral en el que una acción escénica se armoniza, se canta y tiene acompañamiento instrumental. Las representaciones suelen ofrecerse en teatros de ópera, acompañadas por una orquesta o una agrupación musical menor. Forma parte de la tradición de la música clásica europea y occidental. (Wikipedia)

«La ópera es la verdad de la mentira; el cine es la mentira de la verdad»
Ramón Gómez de la Serna (1888-1963) Escritor español

DON GIOVANNI (Don Giovanni) – 1979

ópera

Director Joseph Losey
Guion Joseph Losey, Rolf Liebermann, Renzo Rossellini, Patricia Losey y Frantz Salieri
Fotografía Gerry Fisher
Música Wolfgang Amadeus Mozart
Producción Opera Film Produzione/Opéra national de Paris/Gaumont/Caméra One/Janus Film/France 2
Nacionalidad Italia/ Francia/ Alemania/ Reino Unido
Duración 169m. Color
Reparto Ruggero Raimondi, Edda Moser, Kiri Te Kanawa, José Van Dam, Kenneth Riegel, Teresa Berganza, John Macurdy, Guglielmo Spoletini.

«¿Crees que un hombre honesto, un noble caballero como yo, puede soportar que esa carita de oro, ese rostro azucarado, sea maltratado por un vil patán? (…) Tú no estás hecha para ser campesina. Otra suerte te reservan esos ojos briboncillos, esos labios tan bellos, y esos deditos tan blancos y fragantes…»

La confluencia artística entre Joseph Losey, el reverenciado director de orquesta Lorin Maazel y Rolf Liebermann, por entonces administrador de la Ópera de París, trajo consigo esta consecuente tentativa de popularizar el elitista género operístico a partir de un trasvase al lenguaje cinematográfico del revolucionario drama jocoso en dos actos Il dissoluto punito, ossia il Don Giovanni, estrenado en Praga en 1787 con música de W.A. Mozart y libreto de Lorenzo da Ponte. Con su clarividente talento escenográfico, Alexandre Trauner aprovechó los suntuosos escenarios palladianos de Vicenza (Basílica, Vila Rotonda y Teatro Olímpico) y otras localizaciones de Venecia y Murano, primorosamente fotografiadas en Eastmancolor y Panavision, para airear las libertinas, picarescas e incorregibles andanzas del mítico seductor sin escrúpulos de origen sevillano. Los bajo-barítonos Ruggero Raimondi y José Van Dam, las sopranos Kiri Te Kanawa y Edda Moser o la mezzosoprano Teresa Berganza eran algunos de los integrantes de un elenco vocal de máxima categoría.

Otras versiones cinematográficas de una ÓPERA

La Traviata – Franco Zefirelli (1982)
Parsifal – Hans-Jürgen Syberberg (1982)
La bohème – Robert Dornhelm (2008)

BRILLANTINA (Grease)

Preparación cosmética que se usa para dar brillo al cabello. (RAE)

«Tercer año triunfal, con brillantina, los señoritos cierran Alazán, y, en un barquito, Miguel de Molina, se embarca, caminito de ultramar» (canción De purísima y oro)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

GREASE (Grease) – 1978

grease3

Director Randal Kleiser
Guion  Bronte Woodard y Allan Carr.
Fotografía Bill Butler
Música Michael Gibson
Producción Paramount/Robert Stigwood Organization
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 110m. Color
Reparto John Travolta, Olivia Newton-John, Stockard Channing, Jeff Conaway, Barry Pearl, Kelly Ward, Eve Arden, Frankie Avalon.
* Frankie Valli – Grease

«Voy a volver a Australia. Puede que nunca te vuelva a ver (…) ¡Pero es verdad! Acabo de pasar el mejor verano de mi vida…»

Adaptación de la exitosa pieza teatral escrita por Jim Jacobs y Warren Casey, que, desde el momento de su estreno, acuñó una mítica atemporalidad que ha ido cautivando a distintas generaciones, erigiéndose en uno de los musicales más populares y emblemáticos de la historia del cine. El inconstante romance adolescente entre un repeinado guaperas y una mojigata compañera de estudios en el ajetreado entorno del instituto Rydell de los años cincuenta (en realidad, el Venice High School de Los Ángeles) contrarrestaba su estereotipada frivolidad o la inefable dosis de chabacanería machista de ciertos diálogos gracias a una contagiosa vitalidad juvenil, la insólita química entre sus protagonistas y una sensacional banda sonora, abrillantada con temas tan pegadizos y admirablemente coreografiados como Summer nights (cantada en paralelo por los T-Birds y las Pink Ladies), las baladas Hopelessly devoted to you y Sandy, el mítico rock and roll Greased lightnin’ o el inolvidable colofón You’re the one that I one. Su éxito deparó una insustancial secuela en 1982, únicamente recordada por la presencia de Michelle Pfeiffer.

Otras películas donde se utiliza BRILLANTINA

Cry baby – John Waters (1990)
Velvet Goldmine – Todd Haynes (2008)
Crepúsculo – Catherine Hardwicke (2008)

ORO (La leyenda de la ciudad sin nombre)

Elemento químico metálico de color amarillo brillante. El más dúctil y maleable de los metales, muy buen conductor del calor y la electricidad. Escaso en la corteza terrestre, donde se encuentra nativo y muy disperso. Se usa en joyería, en la fabricación de monedas y, aleado con platino o paladio, en odontología. (RAE)
Se denomina fiebre del oro a un período de migración apresurada y de forma masiva de trabajadores hacia áreas más rústicas, en las que se había producido un descubrimiento espectacular de comerciales de oro. Suele referirse en especial al que se produjo en California (Estados Unidos) entre 1848 y 1855. (Wikipedia)

«Los hombres tienen la piedra de toque para probar el oro; pero el oro es la piedra de toque para probar a los hombres»
Thomas Fuller (1608-1661) Eclesiástico e historiador inglés

LA LEYENDA DE LA CIUDAD SIN NOMBRE (Paint your wagon) – 1969

paint2

Director Joshua Logan
Guion Alan Jay Lerner y Paddy Chayefsky
Fotografía William A. Fraker
Música Frederick Loewe
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 160m. Color
Reparto Lee Marvin, Clint Eastwood, Jean Seberg, Harve Presnell, Ray Walston, John Mitchum, Tom Ligon, Alan Dexter.

«Las chicas inventadas son las mejores, pero yo lo que necesito ahora es una de las peores»

Rutilante aleación de western crepuscular y comedia musical, basada en una pieza teatral escrita por la provechosa dupla Lerner/Loewe, que tomaba como pretexto la creación de una ciudad en plena fiebre del oro californiana para dirimir con idealismo, naturalidad y entusiasmo el presuntamente inmoral pacto afectivo que estipulan un recatado granjero de Michigan y un antitético buscador de metal para compartir la mujer que ambos aman. En la séptima y última película de su filmografía, Joshua Logan sacó a relucir sus mejores cualidades como realizador e insufló de dinamismo narrativo a esta oda a la libertad y la escasez de prejuicios, enriquecida por unos inspirados diálogos, la compenetración interpretativa entre sus protagonistas y un considerable puñado (quizás algo excesivo) de buenas canciones. Entre ellas, sobresalen la maravillosa They call the wind Maria, la romántica balada I talk to trees (cantada por el mismísimo Clint Eastwood) y, cómo no, la ya mítica Wand’rin’ star, declamada por Lee Marvin con su singular voz penetrante y resquebrajada.

Otras películas ambientadas en época de FIEBRE DEL ORO

La quimera del oro – Charles Chaplin (1925)
El tesoro de Sierra Madre – John Huston (1948)
El árbol del ahorcado – Delmer Daves (1959)

LECHERO (El violinista en el tejado)

Persona que tiene como ocupación laboral recoger la leche y realizar su reparto o venta entre la población. El término se aplica indistíntamente al trabajador que ordeña, al que reparte la leche y al que la vende en un establecimiento específico del ramo. (Wikipedia)

“Tengo el trabajo más fácil de Hollywood porque me pagan por ser yo. ¿Cuál es el papel? ¿Un lechero? ‘Oiga, soy un lechero. Aquí está su leche’. ‘Corten. Impriman’.”
Christopher Walken (1943-) Actor estadounidense

EL VIOLINISTA EN EL TEJADO (Fiddler on the roof) – 1971

violinista

Director Norman Jewison
Guion Joseph Stein
Fotografía Oswald Morris
Música John Williams
Producción United Artists/The Mirisch Corporation
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 181m. Color
Reparto Topol, Norma Crane, Leonard Frey, Molly Picon, Paul Mann, Rosalind Harris, Michele Marsh, Neva Small, Paul Michael Glaser.

«Un violinista en el tejado. Suena de locos, ¿no? Pero aquí, en nuestra pequeña aldea de Anatevka, podría decirse que cada uno de nosotros es un violinista en el tejado intentando entonar una dulce y sencilla melodía sin romperse la crisma»

Concienzuda y sensitiva traslación del musical de Broadway que Sheldon Harnick (letra) & Jerry Bock (música) forjaron a partir del libreto de Joseph Stein, a su vez inspirado en el relato Las hijas de Tevye de Sholeim Aleichem, acerca de los distintos percances cotidianos de una familia judía ucraniana de principios del s. XX., en su mayoría, focalizados en la premura de los padres por encontrar un buen marido para sus cinco hijas. Narrada con enorme dinamismo por Norman Jewison y enaltecida por un virtuoso diseño de producción, este exultante retrato de la Rusia prerevolucionaria emerge como un canto al progreso y a la aceptación de los nuevos tiempos con dignidad y tolerancia. La vitalidad, simpatía y contundente presencia del israelí Chaim Topol como el entrañable, sufrido y devoto lechero de profundas creencias (el mejor papel de su carrera) enriqueció la vertiente dramática de la función, mientras que el ilustre violín de Isaac Stern contribuyó a pulir una sensacional banda sonora, que incluía números tan melódicos como Tradition, Sabbath prayer o la pegadiza If I were a rich man.

Otras películas donde el protagonista trabaja como LECHERO

La Vía Láctea – Leo McCarey (1936)
El lechero amoroso – Derren Nesbitt (1975)
No amarás – Krzysztof Kieslowski (1988)

FORDISMO (Viva la libertad)

Modo de producción caracterizado por hacer que la misma se realice en serie o en cadena. Su nombre deriva de uno de sus progenitores ideológicos, Henry Ford. El fordismo significó una verdadera revolución en lo que respecta a productividad y en el acceso a un mercado de masas gracias al recorte de costos logrado. Fue empleado prioritariamente en la industria automotriz durante el siglo XX, más específicamente desde los años cuarenta hasta los setenta. Además de estas mejoras en lo que respecta a la productividad y reducción de costos, el fordismo se caracterizó por una mejora salarial hacia los obreros, que se vieron beneficiados financieramente de un modo significativo. (definicion.mx)

«Si el fordismo había incorporado, y transcripto a su modo, algunos aspectos de la experiencia socialista, el postfordismo ha destituido de fundamento tanto al keynesianismo como al socialismo»
Paolo Virno (1952-) Filósofo y semiólogo italiano de orientación marxista

VIVA LA LIBERTAD (À nous la liberté) – 1931

Director René Clair
Guion René Clair
Producción Tobis
Fotografía Georges Périnal
Música Georges Auric
Nacionalidad Francia
Reparto Raymond Cordy, Henri Marchand, Rolla France, Paul Olivier, André Michaud, Germaine Aussey, Léon Morin, William Burke.

«Trabajar es obligatorio. Porque el trabajo es la libertad»

René Clair perseveró en el enfrentamiento entre la obligación y la bohemia individualista para crear esta incisiva farsa social, incluida entre las obras más importantes de su carrera, en torno a la amistad que nutren dos expresidiarios, años después de haberse fugado de la cárcel: uno de ellos convertido en vagabundo, el otro asentado como respetable comerciante de gramófonos. A pesar de no profundizar excesivamente en su enfoque anarquista, el realizador galo consiguió una hábil crítica de la civilización industrial y la despersonalización del trabajo racionalizado a consecuencia del sistema de producción en cadena, o fordismo, narrada en clave de opereta por medio de una fluidez expresiva de portentosa inventiva. En su momento, la cinta no obtuvo la aceptación popular que merecía por sus incuestionables virtudes, pero sirvió de inspiración para la maravillosa TIEMPOS MODERNOS (1936), hasta el punto de que la Tobis intentó emprender una querella por plagio que el propio Clair evitó alegando que se trataba de un orgullo para él que Chaplin se hubiese simplemente percatado de la existencia de su película.

Otras películas que tratan el FORDISMO o modelo de producción en cadena

La clase obrera va al paraíso – Elio Petri (1971)
La chica de la fabrica de cerillas – Aki Kaurismäki (1990)
Recursos humanos – Laurent Cantet (1999)