Drama futurista

IGNICIÓN (Fahrenheit 451)

Circunstancia de estar una materia en combustión o incandescencia. Inicio de una combustión. (google.es)

“Aquella inmensa explosión de lava en ignición cubría las laderas de la montaña con un verdadero tapiz de llamas. El hemisferio interior del globo resplandecía en la noche, y un calor tórrido subía hasta la barquilla. El doctor Fergusson decidió que era preciso huir pronto de aquella atmósfera peligrosa” (novela Cinco semanas en globo)
Julio Verne (1828-1905) Escritor, poeta y dramaturgo francés

FAHRENHEIT 451 (Fahrenheit 451) – 1966

Director François Truffaut
Guión François Truffaut y Jean-Louis Richard
Fotografía Nicolas Roeg
Música Bernard Herrmann
Producción Vineyard Pictures/Anglo-Enterprises/Rank Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 113m. Color
Reparto Oskar Werner, Julie Christie, Cyril Cusack, Antón Diffring, Carolina Hunt, Jeremy Spencer, Ann Bell, Anna Palk, Dennis Gilmore.

“Es un trabajo como cualquier otro. Un buen trabajo, con mucha variedad: el lunes quemamos Miller, el martes Tolstoi, el miércoles Walt Whitman, el viernes Faulkner, y sábado y domingo Schopenhauer y Sartre. Los reducimos a cenizas y luego quemamos las cenizas. Es nuestro lema”

La temperatura de ignición del papel confería el título a una orweliana novela de Ray Bradbury, y, por añadidura, a su hipnótica, homónima e iconoclasta conversión cinematográfica, pormenorizada como la primera experiencia cromática y anglófona del maestro François Truffaut. Ambientada en una contrautópica sociedad absolutista que persigue la cultura escrita y sus subversivos adeptos, contraponía la lectura clandestina que redime a un bombero represor a la insana dependencia televisiva que rige la vida de su esposa para formalizar una premonitoria alegoría contra la censura y la aversión a la letra impresa que prevalece en un universo audiovisual determinado por una voracidad omnipresente y alienadora. El sentencioso hieratismo interpretativo de sus protagonistas, o el calculado desapego expresivo de sus decorados y localizaciones, no entorpecían ni atemperaban su esencia metafórica, su encrespado cinismo o su vertiginosa cadencia descriptiva, encarecida por la irascibilidad melódica del gran Bernard Herrmann y la bellísima fotografía de Nicolas Roeg.

Otras películas con libros que alcanzan la temperatura de IGNICIÓN

El año de las luces – Fernando Trueba (1986)
El nombre de la rosa – Jean-Jacques Annaud (1986)
La ladrona de libros – Brian Percival (2013)

ULTRAVIOLENCIA (La naranja mecánica)

Término que se aplica a actos de extrema violencia, a menudo sin justificación y con víctimas escogidas al azar. Representa “la violencia por la violencia”, entendiéndola casi como un deporte. Este término fue introducido por el escritor Anthony Burgess en su novela ‘La naranja mecánica’, de 1962. En ella el protagonista Alex DeLarge se dedica a cometer actos violentos con gran saña y crueldad, hasta incluir el asesinato, sin ninguna finalidad aparente y sin que sienta ningún remordimiento por ello. https://es.wikipedia.org/wiki/Ultraviolencia

“Soy un admirador de Peckinpah por la tensión de la ultraviolencia. Yo quería buscar una equivalencia de esa tensión ultraviolenta del lenguaje que él expresa tan bien en el cine, además de toda su tensión dramática”
Diego Maquieira (1951-) Poeta y artista plástico chileno

LA NARANJA MECÁNICA (A clockwork orange) – 1971

naranja

Director Stanley Kubrick
Guión Stanley Kubrick
Fotografía John Alcott
Música Wendy Carlos
Producción Hawk/Polaris/Warner Bros.
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 137m. Color
Reparto Malcolm McDowell, Patrick Magee, Adrienne Corri, Michael Bates, Warren Clarke, John Clive, Carl Duering, Paul Farrell, Clive Francis.

“En el Dorova Milk Bar servían leche plus: leche con venloceta, o con drencromina, que era lo que estábamos tomando. Aquello nos agudizaba los sentidos, y nos dejaba listos para una nueva sesión de la vieja ultraviolencia”

Severa y poderosa reflexión sobre el mundo de la violencia desaforada, basada en la contrautópica novela homónima de Anthony Burgess, que acabaría desencadenando uno de los escándalos cinematográficos más polémicos de todos los tiempos; hasta el punto de ser prohibida en Gran Bretaña por su realizador durante más de veinticinco años, es decir, desde que se cometió algún que otro suceso criminal que imitaba los atropellos del film hasta su fallecimiento en 1999. Ambientada en un decadente e impreciso futuro cercano, narraba las extremas barbaridades cometidas por una pandilla de jóvenes delincuentes y el brutal e innovador tratamiento de regeneración al que será sometido su líder (sensacional y emblemática interpretación de Malcolm McDowell) por parte de las instituciones sociales y carcelarias. A través de una fascinante textura visual y un conglomerado de secuencias tan agresivas como espeluznantes, aunque en gran parte justificadas, Kubrick parodiaba la corrupción política, la hipocresía social o la arbitrariedad del poder establecido hasta alcanzar una satírica representación de la amoralidad hedonista y destructiva, que mantuvo totalmente íntegra pese a las fuertes presiones de la censura.

Otras películas determinadas por su singular visión de la ULTRAVIOLENCIA

Asesinos natos – Oliver Stone (1994)
Ichi the killer – Takashi Miike (2001)
Solo Dios perdona – Nicolas Winding Refn (2013)

SUPERPOBLACIÓN (Cuando el destino nos alcance)

Fenómeno que se produce cuando una elevada densidad de la población provoca un empeoramiento del entorno, una disminución en la calidad de vida o situaciones de hambre y conflictos. Generalmente este término se refiere a la relación entre la población humana y el medio ambiente. http://es.wikipedia.org/wiki/Superpoblaci%C3%B3n

“Y cuando el mundo entero esté superpoblado de habitantes, el último recurso será la guerra, la cual vendrá a poner remedio para cada hombre, o con la victoria, o con la muerte”
Thomas Hobbes (1588-1679) Filósofo inglés

CUANDO EL DESTINO NOS ALCANCE (Soylent green) – 1973

soylent

Director Richard Fleischer
Guión Stanley R. Greenberg
Fotografía Richard H. Kline
Música Fred Myrow
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 96m. Color
Reparto Charlton Heston, Edward G. Robinson, Leigh Taylor-Young, Joseph Cotten, Brock Peters, Chuck Connors, Paula Kelly, Mike Henry.

“Todo es miseria, igual que cuando era niño. A nadie le importa nada ni nadie trata de hacer nada, incluso yo”

Año 2002: Nueva York se ha erigido en el epicentro de una civilización superpoblada, indigente y parapolicial, donde se respira un permanente efluvio de polución, la mujer desempeña un papel de mero utensilio sexual y el racionamiento alimenticio se reduce a una galleta sintética de enigmáticos componentes nutritivos fabricada por la compañía Soylent, cuyo principal ejecutivo acaba de ser asesinado. Este decrépito contexto social enmarca el relato futurista de corte policíaco de Harry Harrison Make Room! Make room!, y, consecuentemente, esta hábil adaptación fílmica a cargo de Fleischer, quien no necesitó de un holgado presupuesto para transmitir con su habitual aspereza y fluidez narrativa la inquietud que propagaba esta agorera parábola ecologista en torno a la autodestrucción del planeta a causa, entre otros factores, de la dilapidación de sus recursos naturales o el fomento de su insaciable violencia cotidiana, tal y como reflejaba el montaje fotográfico inicial. Despedida del gran Edward G. Robinson y propicia labor de fotografía, con un excelso uso del formato panorámico.

Otras películas sobre la SUPERPOBLACIÓN

Edicto siglo XXI: prohibido tener hijos – Michael Campus (1972)
Blade runner – Ridley Scott (1982)
Juez Dredd – Danny Cannon (1995)

ZONA (Stalker)

1. Extensión de terreno cuyos límites están determinados por razones administrativas, políticas, etc.
2. Cualquier parte de un terreno o superficie encuadrada entre ciertos límites.
(2005 Espasa-Calpe)

“Cada ciudad con 800 mil o un millón de habitantes, genera su propia zona prescindible, compuesta por esa gente sin oficio ni beneficio, en el filo de la navaja entre la sobrevivencia y el delito”
Carlos Monsiváis (1938-2010) Escritor mexicano

STALKER (Stalker) – 1979

zona

Director Andrei Tarkovsky
Guión Andrei Tarkovsky, Arkadiy Strugatskiy y Boris Strugatskiy
Fotografía Aleksandr Knyazhinski
Música Eduard Artemyev
Producción Mosfilm/ZDF
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 163m. B/N y Color
Reparto Aleksandr Kaidanovsky, Anatoly Solonitsyn, Nikolai Grinko, Natalya Abramova, Alisa Freyndlikh, Faime Jurno, Raymo Rendi.
* Eduard Artemyev – Meditation

“Un hombre escribe porque está atormentado, porque duda. Necesita probarse a sí mismo y a los demás que es alguien que merece la pena”

El último largometraje que Tarkovsky rodó en su país natal antes de su exilio a Italia fue esta perturbadora e imponente parábola metafísica en torno a la expedición iniciática que dos consternados individuos (un científico y un escritor) emprenden junto a su pertinente guía (el “stalker”) a un territorio prohibido denominado “la zona”, cargado de una inescrutable energía capaz de alterar la percepción de las personas y satisfacer sus más ocultos deseos. Este místico y retorcido manifiesto tarkovskiano de insondable abstracción conceptual, basado en la novela The roadside picnic de Arkadi y Boris Strugatski, presentaba con recursos técnicos más bien limitados una sociedad venidera dilapidada por un sistema político represivo y una aplicación destructivista de la ciencia para recapacitar sobre el sino de la humanidad y la importancia de preservar en todo momento la fe y la esperanza. Un film polémico, de mensaje equívoco y enorme complejidad moral, que pone de manifiesto la irracionalidad estética de su autor y revela tanto su dominio del plano-secuencia como su lento y, en ocasiones, tedioso estilo caligráfico.

Otras películas sobre ZONAS

El Danubio rojo – George Sidney (1949)
Zona libre – Amos Gitai (2005)
En tierra hostil – Kathryn Bigelow (2008)

DISTOPÍA (Lemmy contra Alphaville)

Sociedad ficticia indeseable en sí misma. Esta sociedad distópica suele ser introducida mediante una novela, ensayo, cómic o cine (…) La mayor parte de las distopías describen sociedades que son consecuencia de tendencias sociales actuales y que llevan a situaciones totalmente indeseables. Surgen como obras de advertencia, o como sátiras, que muestran las tendencias actuales extrapoladas en finales apocalípticos. http://es.wikipedia.org/wiki/Distop%C3%ADa

“La distopía parece más al alcance de la mano que la utopía”
Robert Juan-Cantavella (1976-)

LEMMY CONTRA ALPHAVILLE (Alphaville, une étrange aventure de Lemmy Caution) – 1965

alphaville

Director Jean-Luc Godard
Guión Jean-Luc Godard
Fotografía Raoul Coutard
Música Paul Misraki
Producción Athos Films/Chaumiane/Filmstudio
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 99m. B/N
Reparto Eddie Constantine, Anna Karina, Akim Tamiroff, Valérie Boisgel, Michel Delahaye, Jean-Pierre Léaud, Howard Vernon.

“Todo está en movimiento. Para vivir debemos avanzar, ir de frente hacia lo que amamos”

Tomando como fuente de inspiración el libro de poemas Capitale de la douleur de Paul Éluard, Godard se adentró al unísono en los terrenos del cine policíaco y de la ciencia-ficción de corte filosófico y simbolista para ofrecernos esta penetrante distopía crítica, que, aún hoy en día, perdura como uno de los trabajos más reputados e ingeniosos de su filmografía. Los avatares del agente especial del FBI Lemmy Caution, personaje al que Eddie Constantine ya había prestado en varias ocasiones su rugoso y aguerrido semblante, por una capital galáctica de ambiente gris, gélido y afrancesado, regida de manera represiva y totalitaria por un cerebro electrónico, nos permitían presenciar un enfoque futurista paracrónico, sistemático y despersonalizado, cuyo principal aliciente residía en una asombrosa puesta en escena de corte minimalista o en las difusas y características parrafadas godardianas con voluntad de flirteo y persuasión amatoria entre el áspero detective sideral y la hija del creador de la autocrática computadora, interpretada por la siempre turbadora Anna Karina.

Otras películas sobre DISTOPÍAS

Metrópolis – Fritz Lang (1927)
Fahrenheit 451 – François Truffaut (1966)
Cuando el destino nos alcance – Richard Fleischer (1973)