Natalie Portman

PROGRESISMO (Todos dicen I love you)

Tendencia al pragmatismo político que abarca ideologías de la centro-izquierda y ciertas posturas de la centro-derecha, formada por doctrinas filosóficas, éticas y económicas que persiguen el progreso integral del individuo en un ambiente de igualdad, libertad y justicia (…) Ocurre el hecho curioso de que, mientras en todo el mundo los sectores progresistas abanderan nombres ligados a la izquierda política, en Estados Unidos dichos sectores han adoptado el nombre de liberales, nombre que en otros países se relaciona con sectores que en la actualidad no son vistos como progresistas, lo que ocasiona la confusión de mucha gente que piensa que, por la coincidencia de nombres, en Estados Unidos no existiría el progresismo a la usanza de los demás países occidentales. (Wikipedia)
Liberalismo progresista. Ideología política de izquierda que combina nociones de libertad individual con intervención gubernamental para reformar la vida pública. Su premisa básica es que el liberalismo debería incluir justicia social. http://www.ehowenespanol.com/definicion-liberalismo-progresista-sobre_128269/

“El progresismo no es más que un grotesco determinismo eufórico que confía (en contra de las evidencias que nos proporciona la observación empírica) que la vocación natural de la naturaleza humana es ascender por sí misma, ignorando que el hecho más cierto e irrefutable de la historia humana es la Caída, de la que el hombre sólo puede levantarse con Dios y ayuda”
Juan Manuel de Prada (1970-) Escritor, crítico literario y articulista español.

TODOS DICEN I LOVE YOU (Everyone says I love you) – 1996

todos

Director Woody Allen
Guión Woody Allen
Fotografía Carlo Di Palma
Música Dick Hyman
Producción Sweetland Films/Miramax
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 101m. Color
Reparto Woody Allen, Alan Alda, Goldie Hawn, Julia Roberts, Tim Roth, Drew Barrymore, Edward Norton, Natalie Portman, Lukas Haas.
* The Helen Miles Singers – Everyone says I love you

“Yo nunca creí en Dios (…) No, nunca. Ni siquiera de niño. Siempre pensaba: ‘Aunque exista, ha hecho tan mal las cosas que no entiendo como la gente no se une para presentar una demanda conjunta contra él'”

Allen aparcó por el momento sus recurrentes obsesiones temáticas con el propósito de rendir un experimental homenaje al musical romántico hollywoodiense y, al mismo tiempo, regenerar los tópicos de un género lamentablemente postrado en los dictados de la obsolescencia. Las tres ciudades predilectas del cineasta, Nueva York, Venecia y París, sirvieron de lujosos enclaves para acomodar los altibajos sentimentales de un extravagante y heterogéneo muestrario del norteamericano de clase alta, liberal y progresista, y, a través de éste, preceptuar una dinámica compilación de números musicales de los años 30 y 40, orquestados por Dick Hyman, anárquicamente coreografiados por Gabrielle Daniele e interpretados por un conjunto de actores absolutamente entregados, de los cuales únicamente Drew Barrymore tuvo que ser doblada. El resultado fue una jovial alegoría a la volubilidad del amor, de una imprudencia conceptual encantadora y una viveza compositiva inverosímil, colmada de diálogos perspicaces, descabellados e hilarantes o referencias cómicas tan logradas como el sentido tributo a Groucho Marx que depara su desenlace.

Otras películas donde se palpa el LIBERALISMO PROGRESISTA

Adivina quién viene esta noche – Stanley Kramer (1967)
La noche deseada – Otto Preminger (1967)
Julia – Fred Zinnemann (1977)

GENERACIÓN (Beautiful girls)

Conjunto de personas que, por haber nacido en fechas próximas y recibido educación e influjos culturales y sociales semejantes, se comportan de manera afín o comparable en algunos sentidos. (Wikipedia)

“Es injusto que una generación sea comprometida por la precedente. Hay que encontrar un medio que preserve a las venideras de la avaricia o inhabilidad de las presentes”
Marlene Dietrich (1901-1992) Actriz y cantante alemana

BEAUTIFUL GIRLS (Beautiful girls) – 1996

girls

Director Ted Demme
Guión Scott Rosenberg
Fotografía Adam Kimmel
Música David A. Stewart
Producción Miramax/Woods Entertainment
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 112m. Color
Reparto Timothy Hutton, Natalie Portman, Matt Dillon, Uma Thurman, Michael Rapaport, Lauren Holly, Rosie O’Donnell, Mira Sorvino.

“Bueno, ¿y qué quieres decir con eso? ¿Que tal vez es mi manera de posponer lo inevitable, que es como decir que no quiero envejecer? (…) No, lo único que quiero es tener algo hermoso”

El reencuentro en una pequeña localidad de Nueva Inglaterra de un grupo de antiguos compañeros de instituto, cuyas vidas han proseguido por muy distintos cauces pero siguen aún determinadas por un notorio desconcierto sentimental, actuaría como sólida premisa argumental para trazar un cuadro generacional y costumbrista intachablemente articulado que iba a deparar una de las sorpresas más agradables y cautivadoras del cine norteamericano de los noventa. El cúmulo de sensaciones que suscitaba el deleitoso guión de Rosenberg al tratar con nostalgia, ironía y buen gusto en sus calculados diálogos temas como la vulnerabilidad de los lazos afectivos, el resbaladizo paso de la adolescencia a la madurez o la difícil aceptación de los amores perdidos, fue plasmado en escena por el neófito Demme con destreza, humildad y una gran dirección de actores, entre los que sobresalía la reluciente y tentadora pubertad de Natalie Portman, en unas suculentas apariciones que guardaban cierta analogía con el desazonante onirismo de la magistral JENNIE (1948) de William Dieterle.

Otras películas corales de inequívoco aliento GENERACIONAL

Reencuentro – Lawrence Kasdan (1983)
El declive del imperio americano – Denys Arcand (1986)
Reality bites (Bocados de realidad) – Ben Stiller (1994)