Joseph Cotten

FRONTERA (Sed de mal)

La frontera es un tránsito social entre dos culturas. Restringido al ámbito político, este término se refiere a una región o franja, mientras que el término límite está ligado a una concepción imaginaria. Los Estados tienen una característica esencial: la soberanía, esto es, la facultad de implantar y ejercer su autoridad de la manera en la que lo crean conveniente. Para que el ejercicio de la soberanía por parte de los Estados no perjudique a otras naciones, se crean límites definidos en porciones de tierra, agua y aire. En el punto preciso y exacto en que estos límites llegan a su fin es cuando se habla de fronteras. Las fronteras al contrario de lo que muchas veces se cree, no se demarcan únicamente cuando hay tierra de por medio, pues existen diferentes tipos de fronteras: aéreas, territoriales, fluviales, marítimas y lacustres (…) se caracterizan por el alto grado de vigilancia, para evitar entradas en masa de inmigrantes, de drogas, de mercaderías, etc. https://es.wikipedia.org/wiki/Frontera

“La frontera es, a veces, una manera de ir con billete de vuelta a un país en el que por razones políticas no se tiene ningún deseo de vivir”
Graham Greene (1904-1991) Escritor, guionista y crítico británico

SED DE MAL (Touch of evil) – 1958

sed

Director Orson Welles
Guión Orson Welles
Fotografía Russell L. Metty
Música Henry Mancini
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. B/N
Reparto Charlton Heston, Janet Leigh, Orson Welles, Joseph Calleia, Marlene Dietrich, Akim Tamiroff, Dennis Weaver, Zsa Zsa Gabor.

“Todas las ciudades fronterizas recogen lo peor de cada país”

Gracias al apoyo e interés de Charlton Heston, Welles pudo retomar en Hollywood su oficio como realizador para transformar la discreta novela Badge of evil de Whit Masterson en una de las obras cumbres del cine negro americano. Ambientada en la ciudad fronteriza de Tijuana, tal y como muestra el antológico plano-secuencia inicial, narraba el brutal enfrentamiento entre un íntegro policía recién casado y el corrupto y repulsivo comisario local (soberbio Welles) debido a un conflictivo caso de tráfico de estupefacientes. La película constituye una barroca reflexión sobre la perversidad y la violencia, plasmada a través de una extravagante atmósfera de pesadilla, un ritmo narrativo irrespirable y una nocturna e impactante fotografía, cuyo momento más álgido reside en su desasosegante y poético epílogo. Dotada de una vibrante música de Mancini e interpretada por un reparto colosal (completado con nombres como Mercedes McCambridge o Joseph Cotten), sostuvo una problemática producción que impidió a Welles rodar determinadas escenas e intervenir en el montaje final, cuya versión completa no pudo verse hasta la década de los ochenta.

Otras películas ambientadas en alguna localidad FRONTERIZA

Si no amaneciera – Mitchell Leisen (1941)
La frontera – Tony Richardson (1982)
El baño del Papa – C.Charlone y E.Fernández (2007)

TÍO (La sombra de una duda)

Tío, tía. Hermano o hermana del padre o de la madre de una persona, o cónyuge de uno de estos hermanos. http://es.thefreedictionary.com/t%C3%ADo

“Y como no teníamos apellidos, ni hojas de parra, ni un tío concejal, ni más Dios que Cupido no sirvió de nada protestar” (canción Eva tomando el sol)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor y poeta español

LA SOMBRA DE UN DUDA (The shadow of a doubt) – 1943

sombra

Director Alfred Hitchcock
Guión Thorton Wilder, Alma Reville y Sally Benson
Fotografía Joseph Valentine
Música Dimitri Tiomkin
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. B/N
Reparto Joseph Cotten, Teresa Wright, McDonald Carey, Patricia Collinge, Hume Cronyn, Henry Travers, Wallace Ford, Edna May Wonacott.

“Para qué pensar en el pasado, para qué pensar en el futuro. El presente es lo que importa”

La repentina irrupción de un peligroso ladrón y asesino de viudas en la apacible localidad californiana de Santa Rosa, en la que aparece para refugiarse en casa de su hermana y donde entablará una apegada relación con su dulce sobrina, constituye la famosa trama ideada por Gordon McDonell que el denominado “mago del suspense” convirtió en uno de los títulos más brillantes y significativos del cine americano de principios de los cuarenta. Fiel a su instinto progresista y transgresor, el cineasta británico incorporó por primera vez su particular sentido de la intriga a una realista y metódica crónica de costumbres, manipulando al espectador a través de una atmósfera psicológica tan armónica como inquietante. Por otra parte, la película sirvió para afianzar el prototipo de carácter pernicioso, distinguido y cautivador que, con el tiempo, se convertiría en una de las peculiaridades más características del universo hitchcockiano y, cuyo talante, estaba aquí representado por un adecuado Joseph Cotten, que, al igual que la delicada Teresa Wright, realizó una interpretación absolutamente magistral.

Otras películas con protagonismo de algún TÍO/A

Mi tío Jacinto – Ladislado Vajda (1956)
Mi tío – Jacques Tati (1958)
La tía Tula – Miguel Picazo (1964)

DOCTOR (El abominable doctor Phibes)

1. Persona que ha recibido el último y preeminente grado académico que confiere una universidad u otro establecimiento autorizado para ello.
2. Persona que enseña una ciencia o arte.
3. Médico, aunque no tenga el grado académico de doctor.
http://lema.rae.es/drae/srv/search?id=Y1o2CND2ADXX2oi1zXbt
Los mad doctor suelen ser científicos en general o médicos (cirujanos sobretodo), que por un motivo u otro sobrepasan la línea que separa lo ético de lo que no lo es, abandonando por completo el código deontológico y cualquier otro código moral escrito o no, para conseguir algún propósito extravagante que suele retar los límites preestablecidos por la sociedad, la ciencia o la religión. Personajes megalómanos, vanidosos, visionarios, excéntricos, siniestros, con complejo de dios obsesionados por dar vida mediante la resurrección, la clonación o el sistema que sea necesario. http://www.diosesymonstruos.es/2011/04/introduccion-los-mad-doctors-en-el-cine-de-terror/

“El otro día fui a un psiquiatra. Me pidió mil pesos adelantados. Yo le dije: Doctor, es mi problema el que vengo a resolver, no el suyo”
Juan Verdaguer (1915-2001) Humorista uruguayo

EL ABOMINABLE DOCTOR PHIBES (The abominable Dr. Phibes) – 1971

phibes

Director Robert Fuest
Guión James Whiton y William Goldstein
Fotografía Norman Warwick
Música Basil Kirchin
Producción American International
Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 94m. Color
Reparto Vincent Price, Joseph Cotten, Virginia North, Sean Bury, Alex Scott, Peter Jeffrey, Susan Travers, Peter Gilmore, Hugh Griffith, Caroline Munro.

“La venganza es la mejor medicina”

Afianzado en su faceta de director artístico, el también expintor Robert Fuest efectuó una hábil incursión en el campo de la realización con esta desaforada película de horror gótico, que, unida a la menos inspirada pero todavía más delirante secuela del año siguiente, EL RETORNO DEL DR.PHIBES, tuvieron el privilegio de transferir a la historia del fantástico a uno de sus más maquiavélicos, patéticos y extravagantes “mad doctors”. Encarnado en su film número cien por el mítico Vincent Price, no era más que una anacrónica reproducción del “fantasma de la ópera”, cuyo pavoroso y necrófilo designio consistía en eliminar a todos los cirujanos que en su día fueron incapaces de salvar la vida de su accidentada esposa. La siniestra imaginería de esta vengativa y dinámica sucesión de crímenes, inspirados en las diez plagas del Egipto bíblico, se caracterizaba por un chocante humor soterrado, una macabra inventiva en el planteamiento y la resolución de los asesinatos y, sobre todo, por una labor escenográfica francamente original, vinculada vagamente al art-decó.

Otras películas sobre MAD DOCTORS

Los ojos sin rostro – Georges Franju (1960)
Gritos en la noche – Jesús Franco (1962)
El jovencito Frankenstein – Mel Brooks (1974)

PASIÓN (Duelo al sol)

1. Sentimiento muy intenso que domina la voluntad y puede perturbar la razón, como el amor, el odio, los celos o la ira.
2. Sentimiento de amor muy intenso manifestado con gran deseo sexual.
3. Afición o inclinación viva por alguien o algo.
http://es.thefreedictionary.com/pasi%C3%B3n

“Los celos matan el amor pero no el deseo. Este es el verdadero castigo de la pasión traicionada. Odias a la mujer que rompió el pacto de amor, pero sigues deseando porque su traición fue la prueba de su propia pasión”
Carlos Fuentes (1928-2012) Escritor, intelectual y diplomático mexicano

DUELO AL SOL (Duel at the sun) – 1946

duelo

Director King Vidor
Guión David O. Selznick y Oliver H.P. Garrett
Fotografía Lee Garmes, Harold G. Rosson y Ray Rennahan
Música Dimitri Tiomkin
Producción David O. Selznick
Duración 138m. Color
Reparto Jennifer Jones, Gregory Peck, Joseph Cotten, Lionel Barrymore, Lillian Gish, Walter Huston, Herbert Marshall, Charles Bickford.

“Recelos de infierno y esperanza de paraíso, sólo una cosa es cierta: la vida termina. Una cosa es cierta y el resto ficción, que el alma perdura para ser juzgada por Dios”

El western acabó de armonizar la épica de sus orígenes con el melodrama desaforado y colorista gracias a esta desmesurada y moralmente ofensiva producción de David O. Selznick, basada en una ya polémica novela de Niven Busch, donde las pasiones cabalgaban a lomos de una atmósfera enfermiza y voluptuosamente fatalista para narrar la rivalidad de dos antagónicos hermanos por el amor de una arrolladora mestiza, con la contienda entre ganaderos y empleados del ferrocarril como trasfondo temático. El mítico productor cambió radicalmente la imagen de su entonces compañera sentimental Jennifer Jones, así como de Gregory Peck, finalizó el rodaje junto a William Dieterle y Josef Von Sternberg tras el abandono de un King Vidor amargado por sus continuas intromisiones (aún así consiguió dejar patente su refinada y enérgica caligrafía) y diseñó personalmente la antológica secuencia final, en torno a la cual se construyó el resto de la película: un auténtico desvarío de rencor y pasión desenfrenada en la rocosa Cabeza del Indio bajo las rojizas tonalidades de un sol abrumador.

Otras películas dominadas por una PASIÓN desenfrenada o irracional

Sangre y arena – Fred Niblo (1922)
Abismos de pasión – Luis Buñuel (1953)
El imperio de los sentidos – Nagisa Oshima (1976)

HOGAR (Desde que te fuiste)

El término hogar es utilizado muy corrientemente por las personas para denominar el lugar donde viven y que está estrechamente relacionado con una sensación de seguridad, confort, pertenencia y calma, en tanto, se eligió esta palabra y no otra por la otra acepción que también tiene el término, que es el sitio de la casa en el que se prende el fuego y en el cual solía reunirse la familia en el pasado cuando no existían las estufas o los splits frío/calor para calentarse y alimentarse. http://www.definicionabc.com/social/hogar.php

“Los mejores momentos de mi vida han sido aquellos que he disfrutado en mi hogar, en el seno de mi familia”
Thomas Jefferson (1743-1826) Tercer presidente de los Estados Unidos de América

DESDE QUE TE FUISTE (Since you went away) – 1944

desde2

Director John Cromwell
Guión David O. Selznick
Fotografía Stanley Cortez y Lee Garmes
Música Max Steiner
Producción United Artists
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 172m. B/N
Reparto Claudette Colbert, Jennifer Jones, Shirley Temple, Joseph Cotten, Monty Woolley, Agnes Moorehead, Robert Walker, Lionel Barrymore.

“Me alisté porque mi vida me parecía insulsa y quería tener diversión y emociones. Y me reía en sueños de esos tipos que se enrolaban por causas nobles, por la libertad y todo lo demás, pero descubrí que todo se resumía en una simple y rancia frase de la que no me podía reir: ‘Hogar, dulce hogar'”

Superlativa adaptación de la novela Since you went away: Letters to a soldier from his wife de Margaret Buell Wilder, que, con casi toda seguridad, merece ser considerada como el exponente más perfecto, ambicioso y enternecedor de aquel coyuntural subgénero melodramático con trasfondo bélico y decididas intenciones propagandísticas gestado en Hollywood durante la 2ª Guerra Mundial. Las amargas vicisitudes cotidianas por las que atraviesa una familia de clase media tras la llamada a filas del cabeza de la misma conformaban un cuadro costumbrista idóneo para enaltecer los valores clásicos del hogar norteamericano y, de paso, consolar a las muchísimas mujeres que se tambaleaban entre el desasosiego y la esperanza mientras aguardaban el retorno de los suyos. El infravalorado Cromwell confirió al estupendo guión del mismísimo David O’Selznick una puesta en escena de acrisolada intensidad dramática, primorosa plasticidad y un pertinente sentido del humor; factores, que, yuxtapuestos a su insuperable reparto y a la oscarizada música de Steiner acababan consagrándola como una de las grandes películas americanas de la década.

Otras películas consignadas a enaltecer la fuerza del HOGAR

Las cuatro hermanitas – George Cukor (1933)
¡Qué verde era mi valle! – John Ford (1941)
Primavera tardía – Yasujiro Ozu (1949)