PETRÓLEO (Pozos de ambición)

Mezcla homogénea de compuestos orgánicos, principalmente hidrocarburos insolubles en agua (…) Se produce en el interior de la Tierra, por transformación de la materia orgánica acumulada en sedimentos del pasado geológico y puede acumularse en trampas geológicas naturales, de donde se extrae mediante la perforación de pozos (…) Es un recurso natural no renovable y actualmente también es la principal fuente de energía en los países desarrollados. http://es.wikipedia.org/wiki/Petr%C3%B3leo

“El consumo mundial de petróleo es tan grande que las provisiones sólo pueden durar unas cuantas generaciones más. La solución es el alcohol, un combustible limpio y perfecto”
Alexander Graham Bell (1847-1922) Científico escocés

POZOS DE AMBICIÓN (There were be blood) – 2007

Blood

Director Paul Thomas Anderson
Guión Paul Thomas Anderson
Fotografía Robert Elswitt
Música Johnny Greenwood
Producción Miramax Film/Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 158m. Color
Reparto Daniel Day-Lewis, Paul Dano, Kevin J. O’Connor, Ciarán Hinds, Dillon Freasier, Russell Harvard, Paul F. Tompkins, Colleen Foy.

“Hay un mar de petróleo debajo de nuestros pies, y sólo yo puedo llegar hasta él”

Aparcando la imprevisible complejidad de sus argumentos entrelazados y corales, Anderson recurrió a las primeras 150 páginas de la novela de Upton Sinclair Oil!, sobre los escándalos desatados en el seno de la industria del oro negro durante la administración Hardin (especialmente en el famoso caso “Teap dome affair” acontecido en la reserva de Wyoming), para establecer una poderosa reprobación a los atropellos de un capitalismo cada vez más postizo en su infame presunción alienadora. Circunscrita por un enfático prólogo de resonancias silentes y un epílogo de profusa e incómoda verborrea, describía con un clasicismo solemne y elegíaco la acelerada ascensión como empresario petrolífero de un minero con aptitudes embaucadoras y su paulatina decadencia moral tras sucumbir al ensimismamiento de la codicia, metáfora del desalmado apogeo económico estadounidense que sirvió de antesala al crack del 29. Hurgando en el fanatismo religioso de la América profunda, anticipaba además el siguiente film de su realizador THE MASTER (2012), sobre la creación de la iglesia de la Cienciología.

Otras películas sobre la industria del PETRÓLEO

Gigante – George Stevens (1956)
Escrito sobre el viento – Douglas Sirk (1957)
Syriana – Stephen Gaghan (2005)

3 comments

  1. La primera parte me parece absolutamente magistral… y la segunda en consonancia con la historia que nos quiere contar Paul Thomas Anderson pero es la que más choca porque además llega un momento que es imposible empatizar con ninguno de los dos protagonistas llegando a un final esperpéntico pero totalmente integrado en el discurso del director. The Master ha sido una de las películas que más me ha hecho reflexionar este año.

    Siento verdadero cariño y me encanta ver de vez en cuando GIGANTE. Es una película donde hay mucho que analizar y con muchas sorpresas en cada visionado. George Stevens es otro director a tener más en cuenta.

    Besos
    Hildy

    Me gusta

  2. Coincido con tu comentario. Su preámbulo es muy prometedor, incluso brillante, su desarrollo algo farragoso y con un protagonista quizás demasiado cargante por su histrionismo, y un desenlace discutible por su descarnado dramatismo, por otro lado, acorde a la voluntad recurrente de su director por descolocar al personal.
    En cuanto a las alternativas, prefiero “Escrito sobre el viento” (de lo mejor de Sirk).
    Saludos.

    Me gusta

  3. Después de verla uno reflexiona muy seriamente sobre la posibilidad de que Magnolia fue un mero accidente. En realidad estamos ante dos posibilidades: que no sabe contar historias o que es un ambicioso pretencioso. Este viaje existencial es tan plano como epidermico y tan innecesariamente esperpentico que los desoladores resultados conmueven menos que una telenovela, en tanto que lo grotesco anula el pausado y tedioso desafio. Reto que en realidad, visto lo visto, tiene tan escasa complejidad ( durante horas no pasa nada y si al menos hubiese análisis de personajes pues…, más bien caricaturas) que su banda sonora solo ayuda al desastre global. Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s