Ennio Morricone

HUÉSPED (Teorema)

Persona alojada en casa ajena. (RAE)

“El amor es como los huéspedes. Lo que importa no es creer en ellos, sino saberlos recibir cuando se presentan, aprovecharlos mientras están, y despedirlos con cortesía cuando se marchan”
Noel Clarasó (1899-1985) Escritor español

TEOREMA (Teorema) – 1968

Director Pier Paolo Pasolini
Guion Pier Paolo Pasolini
Fotografía Giuseppe Ruzzolini
Música Ennio Morricone y W.A. Mozart
Producción Aetos Produzioni Cinematografiche
Nacionalidad Italia
Duración 98m. Color y B/N
Reparto Terence Stamp, Silvana Mangano, Laura Betti, Massimo Girotti, Anne Wiazemsky, Ninetto Davoli, Andrés José Cruz, Susanna Pasolini.
* Ennio Morricone – Beat nº 3

“Si tenía algo era el instintivo amor por una vida estéril, como un jardín por el que nadie pasea. Este vacío estaba lleno de valores falsos y mezquinos, y de un horrendo cúmulo de ideas falsas. Ahora lo comprendo. Llenaste mi vida de un total y real interés. Tu partida no destruye nada de lo que ya estaba en mí, excepto una reputación de impoluta y casta mujer burguesa. ¿Qué me has dado? Un amor secreto en el vacío de mi vida. Dejándome, lo destruyes todo”

Polémico apólogo de trazo liberal, basado en una novela homónima del propio Pasolini, que encauzaba su temperamento psicológico hacia el vacío existencial y la descomposición ética de la burguesía neocapitalista, valiéndose de la aciaga tenencia lasciva y espiritual con la que un misterioso huésped de angelical apostura e irreprimible carisma trastocaba a todos los miembros de la pudiente familia milanesa que lo acogía, reconfigurando para siempre su confortable, anodina y desorientada cotidianeidad. Nos hallamos ante una inescrutable elegía social de cometido metafórico y disposición surrealista, expuesta con cierta parsimonia descriptiva pero henchida de matices y viveza cromática, que sería prohibida en Italia tras su exitosa presentación en el Festival de Venecia y condenada de inmoral por la iglesia católica debido a su acepción místico-religiosa y alto contenido sexual. Cabe destacar la inquietante presencia de Terence Stamp y una más que apreciable banda sonora, que alternaba fragmentos del Réquiem de Mozart con la ecléctica música disonante de Ennio Morricone.

Otras películas protagonizadas por un HUÉSPED

El hombre que vino a cenar – William Keighley (1942)
El silencio del mar – Jean-Pierre Melville (1949)
El pisito – Marco Ferreri (1959)

COMUNISMO (Novecento)

Movimiento político que promueve la formación de una sociedad sin clases sociales, donde los medios de producción sean de propiedad común. Esto implica que la propiedad privada de dichos medios no existiría, lo que llevaría el poder a la clase trabajadora. En su fin último, el comunismo busca la abolición del Estado: si no existe la propiedad privada de los medios de producción, no existe la explotación. Por lo tanto, la organización estatal no sería necesaria. Las bases del comunismo fueron desarrolladas por Karl Marx y Friedrich Engels a finales del siglo XIX en libros como “El capital”. En el siglo XX, el revolucionario ruso y líder bolchevique Vladimir Lenin se propuso llevar a la práctica dichas teorías, a partir de su propia interpretación. (definicion.de)

“El comunismo no priva al hombre de la libertad de apropiarse del fruto de su trabajo, lo único de lo que lo priva es de la libertad de esclavizar a otros por medio de tales apropiaciones”
Karl Marx (1818-1883) Filósofo, intelectual y militante comunista alemán de origen judío

NOVECENTO (Novecento [1900]) – 1976

19002

Director Bernardo Bertolucci
Guión Bernardo Bertolucci, Giuseppe Bertolucci y Franco Arcalli
Fotografía Vittorio Storaro
Música Ennio Morricone
Producción Artemis/Artistes Associés/PEA
Nacionalidad Italia/ Francia/ Alemania
Duración 314m. Color
Reparto Robert De Niro, Gérard Depardieu, Dominique Sanda, Sterling Hayden, Burt Lancaster, Donald Sutherland, Stefania Sandrelli, Alida Valli.

“Los fascistas no son como los hongos, que nacen así en una noche, no. Han sido los patronos los que han plantado los fascistas, los han querido, les han pagado. Y con los fascistas, los patronos han ganado cada vez más, hasta no saber dónde meter el dinero. Y así inventaron la guerra, y nos mandaron a África, a Rusia, a Grecia, a Albania, a España… Pero siempre pagamos nosotros. ¿Quién paga? El proletariado, los campesinos, los obreros, los pobres”

Monumental fresco histórico, donde, a través de la trayectoria vital de dos amigos de la infancia de una discordante condición social (uno, hijo de un bracero; el otro, de un terrateniente) a lo largo de cuarenta años, ilustraba con solemnidad y un espíritu descaradamente marxista la metamorfosis político-ideológica sufrida por Italia en la tumultuosa primera mitad del siglo XX, transformándose en una luminosa, exultante y controvertida glorificación al proletariado. La irrebatible grandeza de sus imágenes, iluminadas con proverbial excelsitud por Vittorio Storaro, viene dada por la intemperante tenacidad épica y el arrogante matiz lírico que fluye tanto de su impresionante robustez narrativa como de su exquisito tratamiento visual. Esta espectacular exposición, reforzada por un impresionante reparto, que incluía el retorno de la otrora diva Francesca Bertini, no acabó de convencer ni a las multinacionales norteamericanas que la financiaron ni a los diferentes partidos políticos italianos, incluido el PCI, y fue disparmente recibida por crítica y público, posiblemente alarmados ante una duración tan anómala que propició su estreno en dos partes.

Otras películas sobre el COMUNISMO

El hombre de mármol – Andrzej Wajda (1976)
Rojos – Warren Beatty (1981)
Good Bye, Lenin! – Wolfgang Becker (2003)

PROYECCIONISTA (Cinema Paradiso)

Los proyeccionistas utilizan el equipamiento que proyecta películas en salas de cine. Se aseguran de que todo funcione con normalidad, y de que se muestre en pantalla la película correcta y en el momento adecuado. Por lo general, son responsables del mantenimiento general del equipamiento. (educaweb.com)

“La ciudad novelesca es, como el espectáculo que contemplamos en el escenario, no lo real sino su espejismo, una proyección de lo existente a la que el proyeccionista ha impregnado una carga subjetiva tan personal que lo ha hecho mudar de naturaleza, emancipándolo de su modelo” (libro La verdad de las mentiras)
Mario Vargas Llosa (1936-) Escritor peruano

CINEMA PARADISO (Nuovo Cinema Paradiso) – 1988

Director Giuseppe Tornatore
Guión Giuseppe Tornatore
Fotografía Blasco Giurato
Música Ennio Morricone
Producción Cristaldi Pictures/ Les Films Ariane/RAI/Forum Pictures
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 123m. Color
Reparto Philippe Noiret, Salvatore Cascio, Jacques Perrin, Marco Leonardi, Leo Gullotta, Agnese Nano, Leopoldo Trieste, Pupella Maggio.

“Con el tiempo uno se acostumbra. Además, cuando desde aquí arriba oyes que el cine está lleno y que la gente se ríe y se divierte, tú también estás contento. Te alegras que los demás se rían; es como si fueses tú el que los haces reír haciéndoles olvidar las desgracias y las miserias”

El segundo largometraje de Giuseppe Tornatore y, hasta el momento, el más acreditado de su carrera como realizador, lo encontramos en este sensible y hábil melodrama costumbrista en torno a los recuerdos de infancia y adolescencia de un cineasta siciliano, sobre todo, en la tierna relación de amistad que mantuvo a lo largo de los años con el veterano y descreído proyeccionista del cine local. Popularmente considerado como un clásico de la década de los ochenta, refuerza su probablemente desmesurada fama en la constante búsqueda de una emoción tan simple como lacrimógena, revestida con la inolvidable banda sonora de Ennio Morricone y representada por un estupendo reparto cinematográfico, encabezado por un imponente Philippe Noiret. Por otro lado, el conjunto evoca con nostalgia y lucidez la entrañable efervescencia del cine italiano de los años cuarenta, convirtiéndose en una entusiasta ofrenda de amor al Séptimo Arte, a su fascinadora liturgia y a la trascendental influencia didáctica y pedagógica que éste ha ejercido en tantas generaciones de espectadores.

Otras películas donde se ejerce el oficio de PROYECCIONISTA

El moderno Sherlock Holmes – Buster Keaton (1924)
Splendor – Ettore Scola (1989)
Malditos bastardos – Quentin Tarantino (2009)

REPUGNANCIA (Saló, o los 120 días de Sodoma)

1. Alteración del estómago causada por algo desagradable que produce ganas de vomitar.
2. Aversión o sentimiento de rechazo hacia ciertas ideas o actos, desde el punto de vista moral o intelectual.
http://es.thefreedictionary.com/repugnancia

“Los recuerdos biológicos son casi siempre desagradables, ecos de peligros y terrores. Nada dura tanto como el miedo. En toda la naturaleza ves ahora ejemplos de mecanismos liberadores innatos, que han estado dormidos durante miles de generaciones, pero que conservan todo su poder (…) ¿De qué otro modo puedes explicar la repugnancia universal y completamente injustificada que inspiran las arañas, aunque solo una especie pica a sus victimas?”
J.G. Ballard (1930-2009) Escritor británico de ciencia-ficción

SALÓ, O LOS 120 DÍAS DE SODOMA (Salò o le 120 giornate di Sodoma) – 1975

saló2

Director Pier Paolo Pasolini
Guión Pier Paolo Pasolini y Sergio Citti
Fotografía Tonino Delli Colli
Música Ennio Morricone
Producción PEA/Les Productions Artistes Associés
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 117m. Color
Reparto Paolo Bonacelli, Giorgio Cataldi, Aldo Valletti, Caterina Boratto, Elsa De Giorgi, Umberto Paolo Quintavalle, Sonia Saviange.

“Fuisteis reunidas, débiles criaturas, como un rebaño destinado a nuestro placer. No esperéis encontrar aquí la ridícula libertad concedida al mundo exterior. Estáis fuera del alcance de cualquier “legalidad”. Nadie sabe que estáis aquí. Para el resto del mundo, vosotros ya estáis muertos”

Uno de los largometrajes más controvertidos, provocadores y escandalosos de todos los tiempos, que traslada las teorías hedonistas perpetradas en el libro del Marqués de Sade a la república fascista de Saló, en plena ocupación nazi, para delimitar qué inexcusable grado de envilecimiento e impudicia es capaz de alcanzar la condición humana. Mediante una impavidez narrativa aterradora, que no vacila en insertar simbólicas y discordantes inflexiones burlescas en un entorno tan angustioso como radicalmente vejatorio, la cinta nos convierte en atónitos espectadores de una confabulación sádico-morbosa entre cuatro tiránicos jerarcas y unas curtidísimas prostitutas, consistente en secuestrar a un nutrido grupo de adolescentes para someterlos a una sucesión de humillaciones sexuales, aberrantes sesiones coprofágicas y atroces torturas somáticas. Una obra desigual, a todas luces excesiva por su desagradable y repugnante obscenidad, e incluso premonitoria, pues Pasolini falleció misteriosamente asesinado en Ostia ese mismo año, tres meses después de abjurar de toda la belleza inherente a su insigne obra.

Otras películas dominadas por un sentimiento de REPUGNANCIA

Pink Flamingos – John Waters (1972)
La montaña sagrada – Alejandro Jodorowski (1973)
Saw – James Wan (2004)

TRIGO (Días del cielo)

Término que designa al conjunto de cereales, tanto cultivados como silvestres, que pertenecen al género Triticum; son plantas anuales de la familia de las gramíneas, cultivadas en todo el mundo (…) El trigo es uno de los tres granos más ampliamente producidos globalmente, junto al maíz y el arroz, y el más consumido por la población occidental desde la antigüedad. El grano del trigo es utilizado para hacer harina, harina integral, sémola, cerveza y una gran variedad de productos alimenticios. https://es.wikipedia.org/wiki/Triticum

DÍAS DEL CIELO (Days of heaven) – 1978

days4

Director Terrence Malick
Guión Terrence Malick
Fotografía Néstor Almendros
Música Ennio Morricone
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 95m. Color
Reparto Richard Gere, Brooke Adams, Sam Shepard, Linda Manz, Tim Scott, Gene Bell, Stuart Margolin, Robert J. Wilke, Richard Libertini.

“Me has hecho sentir como si estuviera vivo otra vez. Pensaba que un hombre tenía que conformarse con estar solo. Te acabas acostumbrando. A veces parece que estás aquí dentro de mí, que puedo oír tu voz y sentir tu aliento”

El convulso triángulo amoroso que florece en los frondosos campos de trigo de Texas entre una pareja de jóvenes braceros procedentes de Chicago y un apuesto terrateniente, unido a las contiendas de signo laboral originadas por la efervescencia del despótico sistema capitalista, conformaban el grueso argumental de este respetable melodrama intimista, que subsiste como uno de los éxitos crítico-comerciales más cautivadores y formalmente acabados de finales de los setenta. En su segundo largometraje, Malick perseveró en el realismo turbador, malsano y naturalista de MALAS TIERRAS (1973) para componer un retrato desgarrador y embelesadoramente poético de la Gran Depresión, y, a su vez, consumar un díptico de implícito furor y misticismo sobre la América rural en la que nació, creció y construyó su loable trayectoria profesional. Cabe mencionar, además de la espléndida labor interpretativa del terceto protagonista, entre ellos el debutante Sam Shepard, la hermosa partitura de Ennio Morricone y el hopperiano preciosismo fotográfico en Metrocolor de Néstor Almendros, especialmente visible en la escena del incendio nocturno, filmada íntegramente con luz natural.

Otras películas ambientadas en los campos de TRIGO

El pan nuestro de cada día – F.W. Murnau (1930)
La venganza – Juan Antonio Bardem (1958)
El viento nos llevará – Abbas Kiarostami (1999)