Gillo Pontecorvo

ALAMBRADA (Kapo)

Cerca hecha de hilo de alambre grueso con púas o pinchos que sirve para dificultar el paso por un lugar, como en las trincheras o zonas de vigilancia especial. (google.es)

“Mario Dufort era uno de esos presos, y estaba sudando hielo. Tenía los brazos abiertos, como todos, con las manos agarrando la alambrada: como él estaba temblando, la alambrada estaba temblando. Tiemblo de frío, se dijo así mismo, y se lo repitió; y no se lo creyó. Y tuvo vergüenza de su miedo. Se sintió abochornado por aquel espectáculo que estaba dando ante sus compañeros. Y soltó las manos. Pero la alambrada siguió temblando. Sacudida por las manos de todos los demás, la alambrada siguió temblando. Y entonces Mario entendió” (relato breve La alambrada)
Eduardo Galeano (1940-2015) Periodista y escritor uruguayo

KAPO (Kapò) – 1960

Director Gillo Pontecorvo
Guion Gillo Pontecorvo y Franco Solinas
Fotografía Goffredo Bellisario
Música Carlo Rustichelli
Producción Vides-Zebra Cineriz/Francinex/Lovcen Film
Nacionalidad Italia/ Francia/ Yugoslavia
Duración 118m. B/N
Reparto Susan Strasberg, Laurent Terzieff, Emmanuelle Riva, Didí Perego, Gianni Garko, Anabella Besi, Graziella Galvani, Bruno Scipioni.

“Debería haber amor y felicidad para todos, pero uno está obligado a matar y a odiar”

Avivado por su origen hebrero y una pronunciada ideología antifascista, Gillo Pontecorvo exploró los límites de la supervivencia humana a través de la desesperada e indigna mutación de una joven judía parisina en “kapo”, o sea, en uno de aquellos presos con ciertos privilegios que ejercían como capataces en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial. La convincente interpretación de Susan Strasberg sobresalía por encima de cualquier otra particularidad en esta cruda, desesperanzada y, en cierto modo, precursora descripción del Holocausto, afectada por una incorrecta utilización de la banda sonora y popularmente denostada por un prescindible movimiento de cámara de “abyecto” y “despreciable” énfasis formalista, según el famoso artículo que Jacques Rivette escribió un año después de su estreno para Cahiers du Cinéma. Aún con todo, el largometraje emerge en la actualidad como un poderoso, directo e inclemente paradigma sobre el aciago e inexorable proceso de deshumanización que trae consigo todo conflicto bélico.

Otras películas donde aparece alguna que otra ALAMBRADA

La pradera sin ley – King Vidor (1955)
La gran evasión – John Sturges (1963)
El niño con el pijama de rayas – Mark Herman (2008)

INSURRECCIÓN (La batalla de Argel)

Sublevación, levantamiento o rebelión de un pueblo o nación, o de cualquier colectivo humano. (Larousse Editorial)

“Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es el más sagrado de los derechos y el más indispensable de los deberes”
Marqués de La Fayette (1757-1834) Oficial militar, aristócrata y político francés

LA BATALLA DE ARGEL (La battaglia di Algeri) – 1966

batalla

Director Gillo Pontecorvo
Guión Gillo Pontecorvo y Franco Solinas
Fotografía Marcello Gatti
Música Gillo Pontecorvo y Ennio Morricone
Producción Igor Film/Casbah Film
Nacionalidad Italia/ Argelia
Duración 118m. B/N
Reparto Jean Martin, Saadi Yacef, Brahim Haggiag, Tommaso Neri, Ugo Paletti, Omar, Samia Kerbash, Fusia El Kader, Michele Kerbash.

“Las guerras no se ganan con los atentados. Ni las guerras ni las revoluciones. El terrorismo sirve para comenzar, pero después todo el pueblo tiene que moverse”

Gillo Pontecorvo, auténtico paradigma sesentero de cineasta políticamente comprometido, realizó únicamente cinco películas (todas ellas de un acentuado carácter antifascista) en sus treinta y cinco años de carrera, destacando entre todas esta perturbadora e impactante reconstrucción de las luchas que el pueblo argelino y el Frente de Liberación Nacional (FLN) sostuvieron entre 1954 y 1960 contra el poder colonial francés para conseguir su independencia. Rodada íntegramente en la capital del país norteafricano con actores no profesionales, mostraba la insurrección de la “casbah” contra las fuerzas de ocupación del general De Gaulle mediante un fiel y apropiado tono realista, cercano al documental, en el que se ponían de manifiesto los métodos represivos con espeluznante violencia y rigurosidad dramática. Esas impactantes imágenes contribuyeron a que este conmovedor himno en favor de la libertad permaneciera prohibido durante muchos años en numerosos países (censurada casi en todos) hasta que el paso del tiempo ha hecho de ella una obra cumbre de la historia del cine político.

Otras películas ambientadas en un turbulento escenario de INSURRECCIÓN

El año que vivimos peligrosamente – Peter Weir (1982)
Tabataba – Raymond Rajaonarivelo (1988)
Braveheart – Mel Gibson (1995)