Estados Unidos

VISADO (Si no amaneciera)

Autorización condicionada que otorga un país, típicamente a un ciudadano extranjero, para entrar y permanecer temporalmente en dicho país, o para abandonarlo. Los visados actúan como una norma entre países para legalizar la entrada o estancia de personas en un país donde no tengan nacionalidad o libre tránsito, ya sea por convenios bilaterales entre el país de la nacionalidad de la persona y el país de destino, todo fundamentado por una razón bien definida. El visado es un documento que se coloca adjunto a los pasaportes por las autoridades para indicar que el documento ha sido examinado y considerado válido para las personas que entran o salen de un país. (Wikipedia)

“¿Acaso no puedo vivir en los poemas? ¡Deprisa! ¡Poemas! ¡Mentiras! ¡Maldita sea vuestra débil música! ¡Habéis dejado pasar a la artritis! Tú no eres un poema. Eres un visado” (poema On the sickness of my love)
Leonard Cohen (1934-2016) Poeta, novelista y cantautor canadiense

SI NO AMANECIERA (Hold back the dawn) – 1941

Director Mitchell Leisen
Guion Charles Brackett y Billy Wilder
Fotografía Joseph Walker
Música W. Franke Harling
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 111m. B/N
Reparto Charles Boyer, Olivia de Havilland, Paulette Godard, Walter Abel, Victor Francen, Rosemary De Camp, Brian Donlevy, Veronica Lake, Mitchell Leisen.
* Atlantic Dance Orchestra – California here I come

“No tiene que tener miedo, señorita Brown. Ni un poco. Verá, somos como… dos trenes, detenidos por un momento en la misma estación. Pero vamos en diferentes direcciones. No podemos cambiar nuestro rumbo, como tampoco podemos detener el amanecer”

La tercera y última colaboración de Mitchell Leisen con el binomio de guionistas Wilder/Brackett trajo consigo este emblemático melodrama, que, más allá de determinar el momento más álgido en su carrera como realizador, constituye uno de los ejemplos más relevantes del placentero y algo engolado romanticismo hollywoodiense. A partir de un dilatado flashback, en el que el protagonista relataba la historia al mismísimo realizador en un plató de la Paramount, narraba con innegable solvencia dramática y ciertos lances de humor como un cínico gigoló rumano opta por contraer matrimonio con una inocente profesora para poder así obtener el visado necesario para cruzar la frontera mexicana y convertirse en ciudadano estadounidense. Una cuestión tan espinosa como la inmigración europea a Norteamérica tras la Segunda Guerra Mundial quedaba irremisiblemente en un segundo plano tras esta tierna y emotiva crónica de una redención amorosa, elaborada mediante una sublime puesta en escena e interpretada por un magistral terceto protagonista, del que sobresalía la candorosa dulzura de Olivia de Havilland.

Otras películas donde el protagonista se encuentra a la espera de un VISADO

Últimos días en La Habana – Fernando Pérez (2016)
La vida de Anna – Nino Basilia (2016)
Crystal Swan – Zhuk (2018)

RESCATE (Los profesionales)

1. Acción y resultado de rescatar a una persona o cosa.
2. Precio que se pide o se paga para rescatar a una persona. (Larousse Editorial)

“El corazón, mientras late, sueña con amanecer abrazado a una mujer que lo bese y lo rescate y, aunque pierda la fe, nunca da por perdido el combate” (canción Sin pena ni gloria)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

LOS PROFESIONALES (The professionals) – 1966

Director Richard Brooks
Guion Richard Brooks
Fotografía Conrad Hall
Música Maurice Jarre
Producción Columbia
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 117m. Color
Reparto Burt Lancaster, Lee Marvin, Claudia Cardinale, Robert Ryan, Jack Palance, Ralph Bellamy, Woody Strode, Joe De Santis, Rafael Bertrand.

“Nos quedamos porque nos enamoramos, huimos porque nos desencantamos, regresamos porque nos sentimos solos, morimos porque es inevitable”

A propósito del peligroso cometido de rescatar a su atractiva esposa que un potentado terrateniente texano encomienda a cuatro curtidos y desencantados mercenarios en plena revolución mexicana, según la modesta novela de Frank O’Rourke A mule for the marquesa, Richard Brooks realizó esta amarga y furibunda reflexión desmitificadora en torno a la intrínseca épica del western, a menudo dilucidada como una solapada metáfora acerca de la intervención estadounidense en la guerra de Vietnam. Provista de una poética crepuscular de notoria influencia peckinpahiana, diseminaba entre grandes escenas de acción nostálgicos raciocinios en torno a los viejos ideales, la lealtad, la camaradería o el eterno enfrentamiento de clases a través de unos diálogos portentosos, exudados de nostalgia, pesadumbre y romanticismo, al tiempo que extraía el máximo potencial de un reparto estelar, embellecido por el fulgor erótico de una Claudia Cardinale capaz de “convertir a los niños en hombres y a los hombres en niños”, tal y como apostillaba el sudoroso estratega encarnado por Lee Marvin en una de las múltiples grandes frases de la película.

Otras películas cuyo grueso argumental gira alrededor de un RESCATE

Centauros del desierto – John Ford (1956)
Rapto – Alex Segal (1956)
Salvar al soldado Ryan – Steven Spielberg (1998)

FRATERNIDAD (Las dos huérfanas)

Amistad o afecto entre hermanos o entre quienes se tratan como tales. (RAE)
Vínculo que une a dos hermanos y que supone, además del lazo de sangre, un sinfín de conexiones emocionales y psicológicas que tienen que ver con el contexto de crianza, con las experiencias vividas, con las personalidades, etc. La fraternidad también puede sentirse muchas veces con personas con las que no se comparte necesariamente un lazo de sangre si no que se comparten numerosas y emotivas experiencias de vida. El concepto abstracto de fraternidad implica siempre las nociones de unión, de respeto mutuo y de acompañamiento. (definicionabc.com)

“La fraternidad es el amor recíproco, la tendencia que conduce al hombre a hacer para los demás lo que él quisiera que sus semejantes hicieran para él”
Giuseppe Mazzini (1805-1872) Político, periodista y activista italiano

LAS DOS HUÉRFANAS (Orphans of the storm) – 1921

dos

Director D.W. Griffith
Guión D.W. Griffith
Fotografía Hendrik Sartov, Paul H. Allen y G.W. Bitzer
Música Louis F. Gottschalk y William F. Peters
Producción D.W. Griffith Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 150m. B/N
Reparto Lillian Gish, Dorothy Gish, Joseph Schildkraut, Morgan Wallace, Monte Blue, Lucille LaVerne, Sheidon Lewis, Frank Puglia.

“Cuando se encuentra a Louise, los sueños pueden convertirse en realidad”

Instigado a emular el formidable triunfo alcanzado en Alemania por Ernst Lubitsch con su MADAME DUBARRY (1919), D.W. Griffith reconstruyó el caos de la Revolución Francesa en sus propios estudios neoyorquinos con la fastuosidad decorativista que siempre le caracterizó para adaptar Les deux orphelines de Adolphe-Philippe d’Ennery y Eugène Cormon. Los desgarradores y apasionados avatares por los que atraviesan las dos desamparadas jóvenes del título, estimablemente interpretadas por las hermanas Gish, no sólo confirmaron el oficio del cineasta a la hora de dirigir escenas de masas sino que evidenciaron un sólido pulso narrativo y una especial sensibilidad y calidez para enlazar el registro melodramático con componentes de corte épico y doctrinario. Ninguna de las múltiples versiones posteriores, algunas bastante correctas como las de Maurice Tourneur (1933), Carmine Gallone (1942) o Roberto Rodríguez (1950), han conseguido ni siquiera aproximarse a la magnificencia una cinta, que, si bien obtuvo un considerable éxito comercial, resultó a la postre deficitaria por el excesivo detallismo de su realizador.

Otras cantos cinematográficos a la FRATERNIDAD

Rain man – Barry Levinson (1988)
Una historia verdadera – David Lynch (1999)
Nadie sabe – Hirokazu Koreeda (2004)

ESPONTANEIDAD (Sombras)

Expresión natural y fácil del pensamiento, los sentimientos, las emociones, etc. (RAE)

“El amor nace de la espontaneidad, es una improvisación. La amistad, al contrario, se edifica, por así decirlo; es un sentimiento que marcha con circunspección; es el egoísmo del espíritu, mientras que el amor es el egoísmo del corazón”
Henri Murger (1822-1861) Escritor francés

SOMBRAS (Shadows) – 1959

Director John Cassavetes
Guión John Cassavetes
Fotografía Erich Kollmar
Música Shafi Hadi y Charles Mingus
Producción Lion International
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 87m. B/N
Reparto Ben Carruthers, Lelia Goldoni, Anthony Ray, David Pokitillow, Rupert Crosse, Hugh Hurd, Dennis Sallas, Tom Allen, David Jones.
* Charles Mingus – Self-portrait in three colours

“El problema contigo es que tienes un caso de histeria autoinducida cada vez que escuchas la palabra ‘existencialismo'”

Impulsivo y heterodoxo debut como realizador de John Cassavetes y primera película importante de la denominada “Escuela de Nueva York”, que ha pasado a la historia como una obra tan emblemática como fundamental en la evolución de la cinematografía estadounidense, por entonces ceñida a las estrictas imposiciones de las productoras y su “star system”. A través de la dogmática espontaneidad ante las cámaras de un grupo de alumnos surgidos de su propia academia de interpretación, el Variety Arts Studio, el pionero adalid del cine independiente narraba con calidez y osada fiereza creativa los problemas de integración a la metrópolis neoyorquina de un grupo de jóvenes, mayoritariamente afroamericanos, priorizando en los insoslayables prejuicios que coartan una historia de amor interracial. Un valiosísimo documento de los ambientes bohemios de la ciudad a finales de los cincuenta, y, en concreto de la denominada Generación Beat, costeado gracias a una financiación pública ideada por el actor/cineasta, del que sobresale la excelente ambientación jazzística a cargo de Charles Mingus.

Otras películas destacadas por su ESPONTANEIDAD interpretativa

Céline y Julia van en barco – Jacques Rivette (1974)
Criaturas celestiales – Peter Jackson (1994)
Antes del atardecer – Richard Linklater (2004)

CAMALEÓN (Zelig)

1. Reptil de cuerpo comprimido lateralmente, con cuatro patas cortas, cola prensil y ojos grandes con movimiento independiente el uno del otro; puede cambiar rápidamente el color de su piel para adaptarse al del lugar en que se encuentra; se alimenta de insectos que atrapa con su lengua larga y pegajosa; existen especies de diferentes formas y tamaños en África, Asia y Europa.
2. Persona que cambia de opinión, actitud o imagen con facilidad y según le conviene.
(google.com)
La personalidad camaleónica, como trastorno del comportamiento, es una desviación consistente en la adopción de multitud de personalidades y comportamientos diferentes para adecuarse a diferentes situaciones e interacciones sociales (…) El individuo con personalidad camaleónica es capaz de ser seductor, intrigante, vulgar, misterioso, desagradable, cariñoso o insufrible según el entorno o la persona con la que se relacione en ese momento. Si bien la versatilidad de esas personas puede resultar admirable, los motivos ocultos de semejante actitud son desconcertantes y pueden ir desde la integración social en grupos que de otra manera no le admitirían. (humorenlared.com)

“Soy como un camaleón, influenciado por lo que está pasando. Si Elvis puede hacerlo, yo puedo hacerlo. Si los Everly Brothers pueden hacerlo, Paul y yo podemos. Lo mismo con Dylan”
John Lennon (1940-1980) Músico y compositor británico

ZELIG (Zelig) – 1983

Director Woody Allen
Guion Woody Allen
Fotografía Woody Allen
Música Dick Hyman
Producción Orion/Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 79m. B/N
Reparto Woody Allen, Mia Farrow, Stephanie Farrow, Mary Louise Wilson, Ellen Garrison, John Rothman, John Doumanian, Deborah Rush.
* Bernie Kuce, Steve Clayton & Tony Wells – Doin’ the chameleon

“Zelig ha dejado de ser un camaleón para ser, al fin, él mismo. Sus puntos de vista sobre política, arte, la vida y el amor son honestos y espontáneos. Aunque su gusto pueda describirse como de vulgar, es el suyo. Finalmente, es un individuo, un ser humano”

Uno de los títulos más estimulantes, sorpresivos e inclasificables de la vasta filmografía alleniana lo encontramos en este prominente falso documental de grotesca ironía en torno a los variopintos avatares por los que atraviesa la convulsa existencia de un ciudadano norteamericano de camaleónica personalidad, adscrito a los dorados años veinte. La sobrenatural capacidad metamorfósica de este excepcional sujeto, ducho en permutar su apariencia a cualquier entorno y compañía, era aquí objeto de un concienzudo estudio psicoanalítico en el que se armonizaban diversas opiniones y testimonios de relevantes personalidades del mundo de la cultura y la ciencia con ilustraciones periodísticas, imágenes de noticiarios u otras representaciones supuestamente filmadas en diferentes épocas y contextos, fruto de un hacendoso trabajo de alta complejidad técnica, donde el protagonista coincidía con personalidades del momento como Al Capone, W.R. Hearst, Winston Churchill o Adolf Hitler, entre otros, en una maniobra de efectos especiales similar a la empleada once años después en FORREST GUMP.

Otras películas cuyo protagonista posee una PERSONALIDAD CAMALEÓNICA

Fletch: el camaleón – MichaeL Ritchie (1985)
Atrápame si puedes – Steven Spielberg (2002)
Yo, él y Raquel – Alfonso Gomez-Rejon (2015)