Estados Unidos

TRAGO (Días de vino y rosas)

1. Acción de pasar un líquido de la boca al estómago.
2. Porción de líquido que se ingiere de una vez.
3. Porción de una bebida alcohólica. (K Dictionaries)

“Ese es el problema con la bebida, pensé, mientras me servía un trago. Si ocurre algo malo, bebes para olvidarlo; si ocurre algo bueno, bebes para celebrarlo; y si no pasa nada, bebes para que pase algo”
Charles Bukowski (1920-1994) Escritor y poeta estadounidense

DÍAS DE VINO Y ROSAS (Days of wine and roses) – 1962

Director Blake Edwards
Guion J.P. Miller
Fotografía Philip Lathrop
Música Henry Mancini
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 117m. B/N
Reparto Jack Lemmon, Lee Remick, Charles Bickford, Jack Klugman, Alan Hewitt, Debbie Megowan, Jack Albertson, Tom Palmer.

“En la vida del alcohólico llega un momento en que la botella es Dios. Nadie importa, nada importa, sólo otro trago”

A partir de un extraordinario guión de J. P. Miller, posteriormente novelado por el propio autor y basado en un episodio homónimo dirigido por John Frankenheimer para la serie televisiva Playhouse 90, de la CBS, Blake Edwards formalizó con apasionada sensibilidad este patético, degradante e intemporal manifiesto acerca del infierno de la autodestrucción dipsómana o, dicho de otro modo, sobre el perpetuo y doloroso cautiverio del último trago al que se enfrenta una pareja de clase media de San Francisco, excelsamente declamada por Jack Lemmon y Lee Remick. Un largometraje de modélica puesta en escena, enriquecido por una triste banda sonora de Henry Mancini, cuyo intenso desarrollo argumental transitaba de la comedia romántica al sórdido drama familiar con hondura social, loable disposición realista y una portentosa carga poética hasta organizar una áspera travesía por los vericuetos más enrevesados de la conducta humana. Por cierto, su magnífico título se inspiraba en el texto de un poema sin título del londinense Ernest Dowson.

Otras películas cuyo protagonista subsiste abocado a la urgencia del siguiente TRAGO

Días sin huella – Billy Wilder (1945)
Fuego fatuo – Louis Malle (1963)
Solas – Benito Zambrano (1999)

DARWINISMO (Doble asesinato en la calle Morgue)

Teoría biológica que explica el origen de las especies naturales mediante el concepto de evolución o transformación de unas en otras a través de variaciones en las características hereditarias que se producen de modo no aleatorio, sino por selección natural y adaptación al medio. (google.es)

“El darwinismo ha existido en todos los tiempos, desde que Moisés presentó la historia de la creación, pasando sucesivamente de los animales inferiores hasta llegar al hombre”
Johan August Strindberg (1849-1912) Escritor y dramaturgo sueco

DOBLE ASESINATO EN LA CALLE MORGUE (Murders in the Rue Morgue) – 1932

Director Robert Florey
Guion Tom Reed, Dale Van Avery y John Huston
Fotografía Karl Freund
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 61m. B/N
Reparto Bela Lugosi, Sidney Fox, Brandon Hurst, Leon Ames, Arlene Francis, Bert Roach, Leon Waycoff, Noble Johnson, D’Arcy Corrigan, Herman Bing.

“¿Herejía? ¿Siguen quemando hombres por herejía? ¡Entonces quémeme señor, encienda el fuego! ¿Cree que esta pequeña llama podrá apagar la luz de la verdad? ¿Cree que estas tablas y estos telones son mi única vocación? ¡Son tan sólo una trampa para atrapar el dinero de los tontos! Mi vida está consagrada a un gran experimento… ¡Les aseguro que demostraré la relación del hombre con el mono!”

Estremecedora adaptación libérrima de un relato fantástico de idéntico título escrito por Edgar Allan Poe, que forma parte de aquellos soberanos clásicos terroríficos que encumbraron en los primeros años treinta la gloriosa etapa de la Universal. El interesante y prácticamente olvidado Robert Florey explotó con verdadera inspiración un ambiente de malsana nocturnidad para desarrollar esta intrigante sinfonía del horror y el sadismo, centrada en uno de los temas más frecuentados en el género por la productora: el del sabio trastornado por sus tenebrosas e irrefrenables ansias de procreación, en esta ocasión, un doctor parisino convencido de las teorías de Darwin y obcecado en originar una nueva especie mediante el cruce de mujeres y simios. La ingente singularidad de la función estribaba en su apasionante impregnación de los fundamentos expresionistas (no en vano se contaba con la contribución del operador Karl Freund), la hipnótica caracterización del gran Bela Lugosi como el Dr. Mirakle y la portentosa, e insólita para la época, creación del gorila depredador.

Otras películas que tratan el DARWINISMO

La herencia del viento – Stanley Kramer (1960)
La duda de Darwin – Jon Amiel (2009)
Rincón de Darwin – Diego Fernández (2013)

SUEÑO (El moderno Sherlock Holmes)

1. Acto de dormir.
2. Representación en la fantasía de sucesos e imágenes mientras se duerme.
(Espasa-Calpe)

“Haz de tu vida un sueño, y de tu sueño una realidad”
Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944) Escritor y aviador francés

EL MODERNO SHERLOCK HOLMES (Sherlock Jr.) – 1924

Director Buster Keaton
Guion Clyde Bruckman, Jean Havez y Joe Mitchell
Fotografía Elgin Lessley y Byron Houck
Producción Buster Keaton Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 44m. B/N
Reparto Buster Keaton, Kathryn McGuire, Joe Keaton, Ward Crane, Erwin Connelly, Jane Connelly, George Davis, Doris Deane, Ruth Holly.

“Hay un viejo proverbio que dice: no intentes hacer dos cosas a la vez y esperar hacer justicia a ambas”

El proyeccionista de una sala de cine se queda dormido mientras trabaja e inicia un intenso sueño, en el que procede a atravesar la pantalla para vivir una trepidante aventura detectivesca con la que pretende recuperar la confianza de su prometida. Esta es la audaz propuesta argumental de la que, con casi toda seguridad, figura como la película más compleja y original de la filmografía de Buster Keaton, tanto por su sorprendente capacidad artesanal como por sus inusitados recursos de puesta en escena. En esta oportunidad, la digna, cáustica y melancólica comicidad del inexpresivo cómico era aderezada, no sólo por sus características gestas atléticas (antológica resulta en ese sentido la persecución final) sino por un prodigioso uso de los trucajes técnicos y de iluminación, que, todavía en la actualidad, siguen sorprendiendo a los operadores hollywoodienses. Por otro lado, la cinta ha influido enormemente en multitud de cineastas contemporáneos; tal es el caso de Woody Allen, que ejecutó un planteamiento de transición entre el sueño y la realidad análogo para dilucidar su emblemática fantasía romántica LA ROSA PÚRPURA DE EL CAIRO (1985).

Otras películas donde se reproduce el SUEÑO del personaje protagonista

La quimera del oro – Charles Chaplin (1925)
El mago de Oz – Victor Fleming (1939)
Fresas salvajes – Ingmar Bergman (1957)

MELODÍA (Los siete magníficos)

Sucesión de sonidos que es percibida como una sola entidad. Se desenvuelve en una secuencia lineal, es decir a lo largo del tiempo, y tiene una identidad y significado propio dentro de un entorno sonoro particular. En su sentido más literal, una melodía es una combinación de alturas y ritmo. (Wikipedia)

“La melodía es la esencia de la música”
Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) Compositor austríaco

LOS SIETE MAGNÍFICOS (The magnificient seven) – 1960

Director John Sturges
Guion William Roberts
Fotografía Charles Lang
Música Elmer Bernstein
Producción Alpha Productions/The Mirisch Corporation
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 128m. Color
Reparto Yul Brinner, Eli Wallach, James Coburn, Steve McQueen, Charles Bronson, Robert Vaughn, Horst Buchholz, Brad Dexter.

“Si Dios no los hubiese querido trasquilados no los habría hecho borregos”

Inconfesa versión en clave de western del sustancial clásico japonés de Akira Kurosawa LOS SIETE SAMURÁIS (1954), que se limitaba a trasladar a la frontera mexicana la crónica de los mercenarios contratados para defender a los habitantes de un pequeño poblado, constantemente amenazado por una banda de crueles bandidos. Habitualmente sobrevalorada pero de una enorme importancia para la posterior creación de subgéneros como el denominado “western crepuscular” o el algo prosaico y tradicionalmente infravalorado “spaghetti western” (de los cuales puede considerarse como un particular punto de partida), emerge hoy en día como una de las películas del Oeste más populares de todos los tiempos, cuyo tremendo éxito comercial (refrendado con tres insulsas secuelas, una serie televisiva y un reciente remake homónimo de Antoine Fuqua) cabría atribuirlo a su espectacular reparto, del que surgieron estrellas como McQueen, Coburn o Bronson, la espléndida melodía de regusto tabaquero a cargo de Elmer Bernstein o la siempre vigorosa y estilizada dirección de John Sturges, todo un especialista del género.

Otros películas enriquecidas por su inolvidable MELODÍA

Carros de fuego – Hugh Hudson (1981)
Cinema Paradiso – Giuseppe Tornatore (1988)
La vida es bella – Roberto Benigni (1997)

REPATRIACIÓN (¿Que pasó entre mi padre y tu madre?)

Acción de trasladar los restos de una persona a su país de origen (…) La repatriación incluso puede desarrollarse muchos años después de producirse el deceso (…) La repatriación, por otra parte, puede vincularse a una política para favorecer el regreso de los ciudadanos de un país que se encuentran radicados en otro. Esto es habitual en lo referente a científicos y a otras personalidades cuyo trabajo se considera valioso para la sociedad. (definicion.de)

“María Kodama, la viuda del escritor, se opuso a la repatriación, alegando que Borges decidió al final de su vida, en plena posesión de sus facultades, marcharse de Argentina, para morir en Suiza, un país donde había vivido y estudiado de adolescente y al que guardó siempre mucho cariño” (artículo Farsa elogiosa repugnante)
Mario Vargas Llosa (1936-) Escritor peruano

¿QUÉ OCURRIÓ ENTRE TU PADRE Y MI MADRE? (Avanti!) – 1972

Avanti

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder e I.A.L. Diamond
Fotografía Luigi Kuveiller
Música Carlo Rustichelli
Producción The Mirisch Corporation/Jalem/Phalanx/PEA
Nacionalidad Estados Unidos/ Italia
Duración 143m. Color
Reparto Jack Lemmon, Juliet Mills, Clive Revill, Edward Andrews, Gianfranco Barra, Franco Angrisano, Giselda Castrini, Harry Ray.
* Gino Paoli – Senza fine

“Sr. Armbruster, aquí no nos vamos corriendo a la cafetería a comernos un bocadillo con una Coca-Cola. Aquí, nos tomamos nuestro tiempo. Cocinamos nuestra pasta, la rociamos con nuestro Parmesano, bebemos nuestro vino y hacemos el amor… (…) (¿Por la noche?) Volvemos a casa a ver a nuestras esposas”

Elegante y vigorosa adaptación de la homónima comedia teatral de Samuel A. Taylor que permitiría a Billy Wilder ofrecer otra de sus pertinaces e incisivas caricaturas sobre la sociedad norteamericana, y, que, bien puede ser considerada como una de las últimas grandes películas de su autor pese a la impasible acogida obtenida en su momento por la crítica. Íntegramente rodada en Italia, narraba con plenitud de matices y sutilezas la alocada e imprevisible relación sentimental que establecen un prejuicioso alto ejecutivo de Baltimore y una dependienta londinense propensa a engordar en la isla de Isquia; lugar donde han acudido para formalizar el traslado de los restos mortales de sus respectivos padre y madre, fallecidos en un accidente automovilístico. El film, prodigiosamente interpretado por Jack Lemmon y una deliciosa Juliet Mills, ponderaba con pasión, fulgor plástico y una asombrosa frescura nostálgica el talante hedonista, epicúreo y “bon vivant” de la idiosincrasia mediterránea en contraposición a la superficialidad, el pragmatismo y la estrechez de miras propias del estadounidense medio.

Otras películas que tratan sobre una REPATRIACIÓN

La tregua – Francesco Rosi (1997)
Retorno a Hansala – Chus Gutiérrez (2008)
Los inocentes – Anne Fontaine (2016)