Jean Gabin

FERROVIARIO (La bestia humana)

Que trabaja en el ferrocarril o compañía ferroviaria. (google.es)

“El jornal que recibe el obrero es insumido por tres necesidades fundamentales: habitación, alimento y vestido. Ademas, es indispensable que pueda tener una ilusión en la vida, y para ello es necesario que tenga un superávit en su presupuesto, para hacer economías, si lo desea, o para gastarlo en los placeres que apetezca. Esto, hablando relativamente del problema concreto de vosotros los ferroviarios. Pero no por ser obreros del riel dejáis de ser argentinos”
Marcelo T. de Alvear (1868-1942) Político y presidente argentino

LA BESTIA HUMANA (La bête humaine) – 1938

Director Jean Renoir
Guión Jean Renoir
Fotografía Curt Courant
Música Joseph Kosma
Producción Paris Film
Nacionalidad Francia
Duración 100m. B/N
Reparto Jean Gabin, Simone Simon, Fernand Ledoux, Jean Renoir, Jacques Berlioz, Gérard Landry, Marcel Pérès, Jenny Hélia, Colette Regis

“Es como si una nube espesa y caliente se me metiese en la cabeza y me torturase. Entonces soy como un perro rabioso. Sin embargo, yo no bebo ni una copita de anís. Cuando tomo alcohol me vuelvo loco. Creo que estoy pagando la culpa de los otros: de los padres, de los abuelos que bebieron, generaciones y generaciones de borrachos que me han podrido la sangre”

Impresionante adaptación de la novela homónima de Émile Zola, posteriormente revisada por Fritz Lang en la estimable DESEOS HUMANOS (1954), que emerge como uno de los largometrajes más efusivos, fascinadores y audaces dimanados de la cinematografía francesa de los treinta. Este trágico y adusto drama de turbias emociones sobre el estigma de los celos y el delirio pasional, ubicado en época contemporánea dentro del mundo de los ferrocarriles, constituye además una cruda crónica social sobre la supervivencia laboral del proletariado, mostrada con un realismo poético abrumador, un temperamento dramático sin mácula y una tremenda potencia visual. El espíritu naturalista del escritor galo y su particular visión pesimista de la naturaleza humana fueron captados a la perfección por Renoir, quien, además, consiguió inmortalizar la enigmática belleza de Simone Simon y exprimir el portentoso talento interpretativo del insigne Gabin al servicio de un atormentado ferroviario con brotes esquizofrénicos, sin lugar a dudas, uno de los personajes más recordados de toda su carrera.

Otras películas protagonizadas por un FERROVIARIO

La rueda – Abel Gance (1923)
El ferroviario – Pietro Germi (1956)
El tren – John Frankenheimer (1964)

ALISTAMIENTO (La bandera)

Acción de alistar, reclutar hombres para el servicio de las armas. Es voluntario, cuando el alistado toma libremente las armas; o es forzoso, si el recluta es obligado por la ley. (Wikipedia)

“Es mejor ser pirata que alistarse en la marina de los Estados Unidos. ¿Quieres vender agua azucarada el resto de tu vida, o quieres hacer historia?”
Steve Jobs (1955-2011) Empresario y magnate estadounidense

LA BANDERA (La bandéra) – 1935

bandera4

Director Julien Duvivier
Guión Julien Duvivier y Charles Spaak
Fotografía Jules Kruger
Música Roland Manuel y Jean Wiener
Producción Société Nouvelle de Cinématographie
Nacionalidad Francia
Duración 96m. B/N
Reparto Jean Gabin, Annabella, Robert Le Vigan, Raymond Aimos, Charles Granval, Gaston Modot, Pierre Renoir, Margo Lion, Reine Paulet.

“Y pensar que a mí nunca me han gustado los militares… Pues bien, un buen día me arruiné. Cuando me cansé de todo aquello me vine aquí a España con mi bicicleta. Comía muy mal, ya lo creo, y no he tenido más remedio que alistarme. Al menos, aquí tendré una paga”

Adaptación de la novela homónima de Pierre MacOrlan, que explotaba las copiosas posibilidades adjuntas al desaprovechado subgénero colonial de la Legión en una curiosa miscelánea de estilización ambiental y minucioso naturalismo descriptivo, erigiéndose a su vez en precursora del desconcertante, pesimista y redentor espíritu romántico que singularizaría el denominado realismo poético francés. Tras una apasionante primera parte filmada íntegramente en el Barrio Chino de la Barcelona prebélica, anticipo de la atmósfera marginal que Julien Duvivier esgrimiría para reproducir la kasbah argelina en PEPE LE MOKO (1937), el film narraba las distintas contrariedades de un aventurero parisino de sombrío pasado para esquivar el acecho policial en su alistamiento como legionario español y luchar contra la fatalidad que precedía su desgarradora pasión con una bailarina marroquí. Cabe destacar el tremendo potencial dramático que emanaba de la pareja formada por la rudeza “canaille” de Jean Gabin y la beldad de una Annabella soberbiamente maquillada con rasgos norteafricanos.

Otras películas en las que asistimos al ALISTAMIENTO militar de su protagonista

Sin novedad en el frente – Lewis Milestone (1930)
Gallipoli – Peter Weir (1981)
Nacido el cuatro de julio – Oliver Stone (1989)

KASBA (Pépé le Moko)

Barrio antiguo de algunas ciudades árabes que se caracteriza por la estrechez e irregularidad de sus calles. http://www.wordreference.com/definicion/kasba

“Por orden del profeta prohibimos ese sonido del boogie. Degeneran los fieles con ese sonido loco del casbah” (canción Rock the casbah)
Joe Strummer (1952-2002) Músico británico, co-fundador, compositor, cantante y guitarrista de la banda The Clash

PÉPÉ LE MOKO (Pépé le Moko) – 1937

pepe

Director Julien Duvivier
Guión Julien Duvivier, Henri La Barthe, Henri Jeanson y Jacques Constant
Fotografía Marc Fossard y Jules Kruger
Música Vincent Scotto y Mohamed Ygerbuchen
Producción Paris Film
Nacionalidad Francia
Duración 90m. B/N
Reparto Jean Gabin, Mireille Balin, Line Noro, Gabriel Gabrio, Fernand Charpin, Gilbert Gil, Lucas Gridoux, Gaston Modot, Marcel Dalio.

“Hay cuarenta mil donde debería haber sólo diez mil. De todas partes del mundo… muchos. Las casas tienen patios cerrados, aislados como células, que se comunican por terrazas del dominio exclusivo de las mujeres del lugar. Colorida, dinámica, multifacética, ruidosa… No hay una kasba, hay cientos, miles”

Excepcional melodrama policíaco, basado en una modesta novela firmada por un tal detective Ashelbé (seudónimo de Henri La Barthe), que permanece como uno de los grandes logros del realismo poético francés, y, por ende, sobresale como el título más conseguido de su eminente realizador. En el papel que lo consagró como el antihéroe misterioso y romántico del cine europeo, Gabin encarnaba a un delincuente de origen parisino refugiado en la turbia, abrumadora y multirracial red de callejuelas de la casbah argelina (ambientada entre imágenes documentales y decorados en estudio, que se debatía entre el acoso de la fuerzas del orden, la traición de algún que otro colega y las crueles garras del destino que imposibilitaban su amor con una bella y aburrida turista. Favorecido por unos estupendos diálogos, Duvivier evidenció su don para trenzar intrigas de corte depresivo, propias del clima fatalista de vísperas de la guerra, en un film cuyo éxito deparó un remake hollywoodiense prácticamente calcado, ARGEL (1938), sólo destacable por su atractiva pareja protagonista: Charles Boyer y Hedi Lamarr.

Otras películas ambientadas en la KASBA

Casbah – John Berry (1948)
La batalla de Argel – Gillo Pontecorvo (1965)
Kasbah – Mariano Barroso (2000)

CANCÁN (French Cancan)

1. Baile originario de Francia, ligero y atrevido, de ritmo rápido y generalmente binario, en el que se levantan las piernas hasta la altura de la cabeza; actualmente es bailado solamente por mujeres como parte de un espectáculo.
2. Enagua con muchos volantes para mantener hueca la falda.
http://es.thefreedictionary.com/canc%C3%A1n

“La memo Luisa mareada de manos, la más hembra del Maracaibo, bailando can-can en los piringundines con dólares en el corpiño”
Jorge Spíndola (1961-) Poeta argentino

FRENCH CANCAN (French Cancan) – 1954

french

Director Jean Renoir
Guión Jean Renoir
Fotografía Michael Kelber
Música Georges Van Parys
Producción Franco London Film
Nacionalidad Francia/ Gran Bretaña
Duración 99m. Color
Reparto Jean Gabin, Françoise Arnoul, María Félix, Philippe Clay, Jean-Roger Caussimon, Valentine Tessier, Michèle Philippe, Michel Piccoli.

“Lo que tú quieres o lo que yo quiero es una tontería, no tiene importancia. Sólo una cosa importa, lo que pide el público”

Utilizando como pretexto argumental el resurgimiento del can-can y la consiguiente creación del Moulin Rouge por obra del maduro, vitalista y endeudado propietario de un local situado en el barrio de Montmartre, Renoir reconstruyó el alborozado París de finales del siglo XIX para componer un portentoso ensalzamiento del placer que comportaba aquel irrepetible estilo de vida. El magistral cineasta, que regresaba a su país tras quince años de exilio en Estados Unidos, supo transformar un desenfadado e intrascendente esbozo de comedia romántica y musical en un cálido espectáculo colorista, narrado en un tono que oscilaba entre la más amarga nostalgia y un sarcasmo de intrépida picardía, que homenajeaba ininterrumpidamente a pintores impresionistas como Toulouse-Lautrec, Degas o su propio padre, Auguste Renoir. Además, la película gozaba de unas excelentes interpretaciones de Jean Gabin, María Félix o la olvidada Françoise Arnoul, así como fugaces apariciones de figuras de la canción francesa tan eminentes como Edith Piaf, Patachou o André Claveau, entre otros.

Otras películas sobre el CANCÁN

Moulin Rouge – John Huston (1952)
Can-Can – Walter Lang (1960)
Moulin Rouge – Baz Luhrmann (2011)

ANALEPSIS (Amanece)

(flashback en inglés) es una técnica, utilizada tanto en el cine y la televisión como en la literatura, que altera la secuencia cronológica de la historia, conectando momentos distintos y trasladando la acción al pasado. Se utiliza con bastante frecuencia para recordar eventos o desarrollar más profundamente el carácter de un personaje. http://es.wikipedia.org/wiki/Analepsis

“Cada época crea sus propios conceptos y herramientas de análisis literario, aunque algunos son tan viejos como la Poética de Aristóteles. Los conceptos determinan nuestros gustos y nuestras valoraciones literarias. El concepto de mímesis, por ejemplo, ha sido de una prolongada eficacia en el terreno de las artes y de la literatura. Hay otros más específicos, el narrador, el tipo de focalización que éste emplea, la analepsis, la prolepsis, la noción de metáfora, etc.”
Evodio Escalante (1946-) Ensayista, antólogo, crítico y poeta mexicano

AMANECE (Le jour se lève) – 1939

jour

Director Marcel Carné
Guión Jacques Prevert y Jacques Viot
Fotografía Philippe Agostini, André Bac, Albert Viguier y Curt Courant
Música Maurice Jaubert
Producción Sigma/Vauban Productions
Nacionalidad Francia
Duración 93m. B/N
Reparto Jean Gabin, Jules Berry, Jacqueline Laurent, Arletty, Mady Berry, René Génin, Jacques Baumer, Bernard Blier, Marcel Pérès.

“Te quiero y lo sabes. Tienes un cuerpo hermoso y eres frágil como un pequeño animal. Aquella primera vez que te vi sosteniendo las flores, supe que quería ser feliz”

Acorralado por la policía en su modesta residencia suburbial, un descorazonado y furioso proletario evoca los dramáticos incidentes amorosos que lo han arrastrado hasta el homicidio. A partir de un argumento de Jacques Viot, el binomio Carné/Prevert coronó una de las más inmortales cimas del “realismo poético” y engrandeció esa fatalista e impugnadora visión de la sociedad francesa que divulgó su obra y que tanto revuelo suscitó en los organismos censores del gobierno de Vichy, que acabó desacreditándola por perjudicial y desmoralizadora. La metafórica originalidad de un guión de estructura analéptica, la sutileza de su ejecución, la belleza tanto de la fotografía como de los decorados y la efectividad de las interpretaciones, con un inmenso Gabin al frente, alcanzaron una contraposición entre veracidad y lirismo realmente prodigiosa, pero nada inmune al cinismo con el que el susodicho movimiento trataba a la intempestiva e injusta providencia. Anatole Litvak dirigió una correcta versión vinculada a los patrones del más puro cine negro, NOCHE ETERNA (1947), con Henry Fonda en el papel protagonista.

Otras películas con ANALEPSIS

Ciudadano Kane – Orson Welles (1941)
Dos en la carretera – Stanley Donen (1967)
El padrino II – Francis Ford Coppola (1974)