ROBO (Rififí)

Delito contra el patrimonio, consistente en el apoderamiento de bienes ajenos, con la intención de lucrarse, empleando para ello fuerza en las cosas o bien violencia o intimidación en la persona (…) Dentro del robo hay dos modalidades distintas, una que se distingue por el empleo de la fuerza en las cosas y otra por la violencia o intimidación en las personas.
Rififi: Se denomina así este “registro” cuando el boquete que permite la entrada a una persona se efectúa a través de terrado. Fundamentalmente “trabajan” en locales o naves comerciales de una sola planta.
(Wikipedia)

“La muerte, los incendios y los robos hacen a todos los hombres iguales”
Charles Dickens (1812-1870) Novelista inglés

RIFIFÍ (Du rififi chez les hommes) – 1955

rififi

Director Jules Dassin
Guion Jules Dassin, René Wheeler y Auguste Le Breton
Fotografía Philippe Agostini
Música Georges Auric
Producción Indusfilms/Societé Nouvelle Pathé Cinéma/Prima Film
Nacionalidad Francia
Duración 115m. B/N
Reparto Jean Servais, Carl Möhner, Robert Manuel, Claude Sylvain, Marie Sabouret, Jules Dassin, Janine Darcey, Magali Nöel, Robert Hossein.

“Para un trabajo contigo, vendrá. ¡César! No hay caja fuerte que se le resista a César, ni mujer a la que César se pueda resistir”

Después de un período de inactividad de cuatro años, propiciado por su inclusión en el sumario maccarthysta y el consiguiente exilio europeo, Dassin debutó en el cine francés con esta libre adaptación de una exitosa novela negra homónima de Auguste Le Breton, que, además de erigirse en el gran paradigma del subgénero policíaco sobre “atracos perfectos”, propició un desmedido aluvión de imitaciones y parodias, algunas tan popularmente aclamadas como el caricaturesco RUFUFÚ (1958) de Mario Monicelli. Prorrogando la sombría y angustiosa violencia que embargó su etapa norteamericana, reprodujo en uno tono costumbrista de desencantada y amarga sátira social la gestación, ejecución y consecuencias del robo a una joyería parisina, siendo el segundo de estos tres segmentos, de una media hora de duración sin diálogos ni refuerzo musical de ningún tipo, el que sobresale por la rigurosa e imponente exactitud beckeriana con la que es gestionado. Soberbias actuaciones, lideradas por un gran Jean Servais, que dilucidaban una rica galería de seres perdedores, marcados por un hálito de tortuosa fatalidad.

Otras películas sobre ROBOS

Atraco perfecto – Stanley Kubrick (1956)
Círculo rojo – Jean-Pierre Melville (1970)
Antes que el diablo sepa que has muerto – Sidney Lumet (2007)

8 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.