Day: abril 1, 2014

MACGUFFIN (39 escalones)

Elemento de suspense que hace que los personajes avancen en la trama, pero que no tiene mayor relevancia en la trama en sí. MacGuffin es una expresión acuñada por Alfred Hitchcock que designa una excusa argumental que motiva a los personajes y al desarrollo de una historia, pero carece de relevancia por sí misma. El elemento que distingue al MacGuffin de otros tipos de excusas argumentales es que es intercambiable. Desde el punto de vista de la audiencia, el McGuffin no es lo importante de la historia narrada. (Wikipedia)

“La palabra procede de esta historia: van dos hombres en un tren y uno de ellos le dice al otro ‘¿Qué es ese paquete que hay en el maletero que tiene sobre su cabeza’. El otro contesta: ‘Ah, eso es un mcguffin’. El primero insiste: ‘¿Qué es un mcguffin?’, y su compañero de viaje le responde ‘un macguffin es un aparato para cazar leones en Escocia’. ‘Pero si en Escocia no hay leones’, le espeta el primer hombre. ‘Entonces eso de ahí no es un MacGuffin’, le responde el otro” (libro El cine según Hitchcock)
Alfred Hitchcock (1899-1980) Director de cine y productor británico

LOS 39 ESCALONES (The 39 steps) – 1935

steps

Director Alfred Hitchcock
Guión Charles Bennett e Ian Hay
Fotografía Bernard Knowles
Música Charles Williams, Hubert Bath y Jack Beaver
Producción Gaumont/British
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 81m. B/N
Reparto Robert Donat, Madeleine Carroll, Godfrey Tearle, Peggy Ashcroft, John Laurie, Lucie Mannheim, Helen Haye, Frank Cellier.

“Un mundo de donde la sospecha, la crueldad y el miedo hayan sido disipados para siempre, ¡Éste es el tipo de mundo que yo quiero!”

A pesar de sentirse algo molesto por la excesiva manipulación del argumento, el especialista en novelas de espionaje John Buchan no tuvo más remedio que rendirse al axiomático talento de Hitchcock y aceptar que esta portentosa conjunción de intriga y romanticismo había conseguido eclipsar su original literario. Por primera vez en su obra, el realizador británico utilizaba el elemento de suspense que más tarde Angus McPhail bautizaría como macguffin y desarrollaba el que iba a convertirse en uno de sus temas más obstinadamente recurrentes: la implacable persecución de un falso culpable que se ve forzado a buscar a los auténticos malhechores para demostrar su inocencia, en esta ocasión, un joven canadiense que huía desde Londres hasta Escocia con el apremiante objetivo de desenmascarar a una organización de espías. Tensión incesante, ironía amenazadora y erotismo refinado se integraron a la perfección en el largometraje británico más exitoso de su autor, protagonizado por una pareja de actores excepcionales y dotado de un ritmo vertiginoso, efervescente y, tal como ratificaron los grises remakes de Ralph Thomas (1959) y Don Sharp (1978), decididamente inimitable.

Otras películas que utilizan un MACGUFFIN como elemento de suspense

Ciudadano Kane – Orson Welles (1941)
El halcón maltés – John Huston (1941)
Bella de día – Luis Buñuel (1966)