Maureen O’Hara

JOROBA (Esmeralda, la zíngara)

Deformación de la columna vertebral o de las costillas de una persona que provoca que la espalda y el pecho tengan una forma abultada o curvada anormal. (google.es)

“Nunca tuve suerte con las mujeres, soporto con resignación una penosa joroba, todos mis familiares más cercanos han muerto, soy un pobre solitario que trabaja en una oficina pavorosa. Por lo demás, soy feliz” (novela Bartleby y compañía)
Enrique Vila-Matas (1948-) Escritor español

ESMERALDA, LA ZÍNGARA (The hunchback of Notre Dame) – 1939

Director William Dieterle
Guión Sonya Levien
Fotografía Joseph H. August
Música Alfred Newman
Producción RKO
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 119m. B/N
Reparto Charles Laughton, Maureen O’Hara, Cedric Hardwicke, Edmond O’Brien, Thomas Mitchell, Walter Hampden, Harry Davenport.

“Nunca hasta ahora me había dado cuenta de lo feo que soy. Y todo porque tú eres tan hermosa… No soy un hombre, ni tampoco una bestia. ¡Soy tan deforme como un monstruo!”

Con el permiso de la versión muda dirigida por Wallace Worsley en 1923, la más distinguida de las múltiples adaptaciones que ha tenido la popular novela épica Notre-Dame de Paris de Victor Hugo. El esfuerzo de producción promovido por Pancho S. Berman para recrear con minuciosa majestuosidad la ciudad medieval donde progresaba el descorazonador texto fue agradecido por el menospreciado William Dieterle, que sólo tuvo que aportar su competencia artesanal e ineludible mirada progresista para rematar un típico pero aventajado paradigma del buen hacer de la industria hollywoodiense de la época; donde fotografía, música, vestuario y decorados (insigne labor de Van Nest Polglase) se compenetraban a la perfección hasta consumar una recreación gótica de apabullante fastuosidad. Maureen O’Hara entraría en el cine norteamericano por la puerta grande al encarnar a la hermosa gitana Esmeralda y el gran Laughton lograba una de sus más ilustres caracterizaciones al dar vida al prendado campanero giboso, de nombre Quasimodo, en esta ferviente invocación a la libertad frente a la tiranía, barbarie e intolerancia que imperaban en París bajo el reinado de Louis XI.

Otras películas donde uno de sus protagonistas soporta una prominente JOROBA

Ricardo III – Laurence Olivier (1955)
El jorobado de Roma – Carlo Lizzani (1960)
El jovencito Frankenstein – Mel Brooks (1974)

PUNDONOR (Rio Grande)

Sentimiento de dignidad personal que exige a uno mismo atención y dedicación continua en una labor o profesión. http://www.oxforddictionaries.com/es/definicion/espanol/pundonor

“Reinaba entonces en el ejército español un pundonor llevado hasta la más excesiva delicadeza y mi padre exageraba aún este exceso, cosa de que no puedo culparlo, pues el honor es, ciertamente, el alma y la vida de un militar” (novela El manuscrito encontrado en Zaragoza)
Jan Potocki (1761-1815) Noble, científico, historiador y novelista polaco, capitán de zapadores del Ejército Polaco

RIO GRANDE (Rio Grande) – 1950

rio

Director John Ford
Guión James Kevin McGuinness
Fotografía Bert Glennon y Archie Stout
Música Victor Young
Producción Republic
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 105m. B/N
Reparto John Wayne, Maureen O’Hara, Ben Johnson, Victor McLaglen, Claude Jarman Jr., Chil Wills, Harry Carey Jr., Grant Withers.

“Ya que has elegido mi misma vida, creo que tendrás valor para aguantarla. Pero que se te quite de la cabeza la idea romántica de que es una vida de gloria. Es una vida dura, llena de sufrimientos y devoción para el deber que se juró cumplir”

Dignísimo colofón a una de las páginas más brillantes de la historia del western, como bien puede ser considerada la majestuosa trilogía sobre el Séptimo de Caballería que John Ford fraguó en el desértico e incomparable territorio del Monument Valley a partir de sendos relatos de James Warner Bellah. El inimitable realizador enlazó épica y lirismo con suma consonancia al reproducir de forma paralela las escaramuzas bélicas cerca de la frontera mexicana contra la hostil alianza de tribus vernáculas y la regeneración familiar y sentimental del solitario oficial protagonista, tras quince años de abnegados resentimientos. Este último registro, sin duda preferente en el cómputo final de la película, adecuaba su contenida generosidad romántica y emocional en torno a primorosas actitudes, introspectivos silencios o arrebatadoras miradas, que, representadas por un maravillosa pareja protagonista y dosificadas con la fluidez narrativa de su autor, culminaban en una virtuosa reflexión sobre cuestiones tan variadas como el orgullo y el pundonor militar o la perduración del amor puro a través de los años.

Otras películas con protagonistas que resaltan por su PUNDONOR

Siguiendo mi camino – Leo McCarey (1944)
Matar a un ruiseñor – Robert Mulligan (1962)
Million dollar baby – Clint Eastwood (2004)

OCUPACIÓN (Esta tierra es mía)

1. Toma de posesión de un lugar.
2. Trabajo que una persona realiza a cambio de dinero y de manera más o menos continuada.
3. Actividad a la que una persona se dedica en un determinado tiempo.
(Espasa-Calpe)
La ocupación militar es el control provisional efectivo por parte de una entidad de un cierto poder de decisión sobre un territorio que no está bajo su soberanía formal, sin la voluntad del soberano real. La ocupación militar se distingue de la anexión por su carácter temporal previsto —por ejemplo, no se hace reclamación de soberanía permanente—, por su naturaleza militar y porque los derechos de ciudadanía de la potencia ocupante no se confieren a la población subyugada. (Wikipedia)

“Mientras los palestinos vivan bajo la ocupación, expuestos a la frustración y a humillaciones cotidianas, mientras los israelíes sigan siendo despedazados por las bombas en los autobuses o en las discotecas, las pasiones seguirán estando inflamadas por doquier”
Kofi Annan (1938-) Séptimo Secretario General de las Naciones Unidas

ESTA TIERRA ES MÍA (This land is mine) – 1943

land

Director Jean Renoir
Guión Jean Renoir y Dudley Nichols
Fotografía Frank Redman
Música Lothar Perl
Producción RKO
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 103m. B/N
Reparto Charles Laughton, Maureen O’Hara, George Sanders, Kent Smith, Una O’Connor, Walter Slezak, Nancy Gates, Philip Merivale, George Coulouris.

“La lucha es muy dura. No solo hay que luchar contra el hambre y contra la tiranía; hemos de luchar contra nosotros mismos. La ocupación, cualquier ocupación en cualquier país, es posible solo porque estamos corrompidos”

En su segundo largometraje americano, Renoir recurrió a un registro más cáustico e irritado de lo habitual para describir el proceso de concienciación que experimenta un maestro de escuela solterón, timorato y maternalmente sobreprotegido (conmovedora caracterización del gran Laughton) ante la abusiva actuación de las tropas nazis que ocupaban Francia durante la Segunda Guerra Mundial. Popularmente considerada como una obra menor dentro de la filmografía del dechado realizador francés, constituye una pura e insondable disquisición psicológica sobre el imprevisible proceder de la mente humana, narrada con un clasicismo de una extrema sencillez y delicadeza. Gracias al perspicaz guión de Dudley Nichols, impregnado de un espíritu decididamente propagandístico, promulgaba un alegato a favor de la libertad de opinión y de expresión (inolvidable resulta el discurso final del actor británico) y aglutinaba un vasto surtido de sentimientos y cualidades terrenales (amor, desaliento, valentía, honestidad…) para tratarlas con auténtica pericia y desenvoltura, sirviéndose para ello de un maravilloso conjunto de intérpretes.

Otras películas con escenarios de OCUPACIÓN MILITAR

Los verdugos también mueren – Fritz Lang (1943)
El silencio del mar – Jean-Pierre Melville (1949)
Adiós, muchachos – Louis Malle (1987)

VÉRTEBRA (Escrito bajo el sol)

Se denomina vértebra a cada uno de los huesos que conforman la columna vertebral. http://es.wikipedia.org/wiki/V%C3%A9rtebra
La columna vertebral, espina dorsal o el raquis es una compleja estructura osteofibrocartilaginosa articulada y resistente, en forma de tallo longitudinal, que constituye la porción posterior e inferior del esqueleto axial. La columna vertebral es un órgano situado (en su mayor extensión) en la parte media y posterior del tronco, y va desde la cabeza (a la cual sostiene), pasando por el cuello y la espalda, hasta la pelvis a la cual le da soporte. http://es.wikipedia.org/wiki/Columna_vertebral

“Cada una de las noches soporto el vuelo de pequeñas alas de llama blanca. Mariposas en mi cerebro, estas ideas mías se filtran en la mente, chorrean por la columna vertebral, se agolpan en la barriga, crecen hasta hacer una hoguera” (canción Every single night)
Fiona Apple (1977-) Cantautora y compositora estadounidense

ESCRITO BAJO EL SOL (The wings of eagles) – 1957

escrito

Director John Ford
Guión Frank Fenton y William Wister Haines
Fotografía Paul C. Voge
Música Jeff Alexander
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 110m. Color
Reparto John Wayne, Maureen O’Hara, Dan Dailey, Ward Bond, Ken Curtis, James Todd, Edmund Lowe, Kenneth Tobey, Dorothy Jordan.

“No quiero una historia sobre barcos y aviones. La quiero sobre los hombres que los dirigen; cómo viven, piensan y hablan. Quiero una pluma sumergida en agua salada, no en martinis secos”

Emotiva y apasionada evocación a la figura de Frank W. “Spig” Wead, un heroico comandante de aviación que desbarató su estable vida familiar por culpa de su obstinado pundonor patriótico y militarista para malograr después su carrera profesional al romperse la columna vertebral en un accidente doméstico, que, paradójicamente, facilitaría una posterior trayectoria literaria como escritor de novelas y guiones de temática bélica. Manifestando su innata capacidad como realizador, Ford se acercó a la personalidad de su viejo amigo con tanto apego y delicadeza que consiguió, no sólo justificar su actitud, sino incluso hacer inteligible su hermética personalidad. Para ello convirtió el magnífico guión en una auténtica exhibición de talento narrativo, que permutaba nostálgicos y emotivos momentos melodramáticos con situaciones de típica comedia fordiana, es decir, orientadas en gran medida a encomiar la ingesta de alcohol y las peleas a puñetazos. Además de la especial química que siempre rezumó la pareja protagonista, destacaba la vivificadora composición del hoy olvidado Dan Dailey o la estupenda labor del asiduo Ward Bond parodiando al propio realizador.

Otras películas sobre lesiones o trastornos en la COLUMNA VERTEBRAL

La danza inconclusa – Henry Koster (1947)
Escalofrío – William Castle (1959)
Une histoire vertébrale – Jérémy Clapin (2004)

DOTE (El hombre tranquilo)

Patrimonio que la futura esposa o su familia entregan al novio, siendo en muchos casos proporcional al estatus social del futuro esposo. Su significado, según diferentes culturas, bien sería el de contribuir a la manutención de la propia novia o contribuir a las cargas matrimoniales. (Wikipedia)

“La virtud de los padres es una gran dote”
Quinto Horacio Flaco (65 a.C. – 8 a.C.) Poeta romano

EL HOMBRE TRANQUILO (The quiet man) – 1952

Director John Ford
Guion Frank S. Nugent
Fotografía Winton C. Hoch y Archie Stout
Música Victor Young
Producción Argosy/Republic
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 129m. Color
Reparto John Wayne, Maureen O’Hara, Victor McLaglen, Barry Fitzgerald, Ward Bond, Mildred Natwick, Eileen Crowe, Arthur Shields.

“¿Casada? ¿Ésa? Ni lo estará nunca. Con esas pecas y ese genio que tiene. Ese pelo rojizo suyo la delata. Aun así, hay hombres a los que no les importaría, pero… no tiene dote”

Haciendo realidad su gran sueño de rodar en el país de sus ancestros, Ford viajó hacia tierras irlandesas (concretamente al condado de Galway) para adaptar la novela corta Green rushes de Maurice Walsh, en la que se narraba el retorno a sus orígenes de un hombre de turbio pasado y los distintos percances que ha de hacer frente para obtener la dote y el consiguiente permiso para casarse con una bella pelirroja lugareña de armas tomar. De aquel paraje bucólico, pintoresco y casi detenido en el tiempo como Innisfree surgió esta indiscutible obra maestra de la comedia romántica, cuya genial dosificación de melancolía, inocencia y placidez consigue colmarnos de ternura, contagiarnos de felicidad y conmovernos a base de sensaciones tan embriagadoras como balsámicas. Entre sus hermosas imágenes en Technicolor, repletas de cerveza negra, peleas a puñetazos y entrañables personajes fordianos, subyacen escenas tan inolvidables como el apasionado beso bajo la lluvia de la pareja protagonista, el huracanado encuentro de ambos en el “cottage” o la emocionante carrera de caballos.

Otras películas sobre DOTES

La novia sin dote – Yakov Protazanov (1936)
La ciudad de la alegría – Roland Joffé (1992)
La dote de Ninah – Victor Viyuoh (2012)