Día: marzo 17, 2014

DESEO (El imperio de los sentidos)

Anhelo de saciar un gusto (…) consecuencia final de la emoción inducida en origen por la variación del medio (…) A cada deseo le precede un sentimiento, se puede decir que al deseo sexual le precede un sentimiento de atracción: Las normas sociales actuales hacen imposible que esta frase sea de uso cotidiano, sobre todo por el miedo al rechazo. No obstante, el deseo (sea del tipo que sea) y su satisfacción, forman parte de la naturaleza humana. Satisfacer los deseos de forma adecuada implica el uso de la empatía para evitar agredir, y en consecuencia, provocar respuestas violentas en personas que, adecuadamente estimuladas, accederían sin problemas. (Wikipedia)

“Nuestro deseo desprecia y abandona lo que tenemos para correr detrás de lo que no tenemos”
Michel Eyquem de Montaigne (1533-1592) Escritor, filósofo, humanista y político francés

EL IMPERIO DE LOS SENTIDOS (Ai no korîda) – 1976

sentidos

Director Nagisa Oshima
Guión Nagisa Oshima
Fotografía Hideo Ito
Música Minoru Miki
Producción Argos/Oshima/Shibata
Nacionalidad Japón
Duración 105m. Color
Reparto Eiko Matsuda, Tatsuya Fuji, Aio Nakajima, Meika Seri, Kanae Kobayashi, Taiji Tonoyama, Kyôji Kokonoe, Naomi Shiraishi.

“¿Por qué usar estas manos para matar cuando puedes usarlas para el placer?”

Desasosegadora recreación de un suceso real ocurrido en el Japón de 1936, llevado a la pantalla un año antes y de forma muy loable por Akio Kido en EL ABISMO DE LOS SENTIDOS, que por el incomparable grado de magnetismo sensual y físico que derrochaban sus imágenes despuntó como uno de los films más transgresores e impactantes de su tiempo. La pasión incontrolada, voraz e inconformista entre una joven meretriz y el cónyuge de la madame del prostíbulo en el que se hospedan, ambientada en vísperas de la invasión nipona a China, sirvió para efectuar una profunda reflexión sobre los límites del deseo y la sexualidad, abordada con una sublime elegancia estética y un realismo tan explícito y turbador como conmovedoramente sorpresivo. El enorme escándalo que provocó su estreno, refrendado con su prohibición en numerosos países, no impidió la obtención de un gran reconocimiento crítico, encumbrando la carrera de Oshima e impulsándolo a completar al año siguiente un particular díptico sobre el sexo y la muerte con la asimismo controvertida EL IMPERIO DE LA PASION.

Otras películas sobre el DESEO

El amargo deseo de la propiedad – Elio Petri (1973)
La ley del deseo – Pedro Almodóvar (1987)
Deseo, peligro – Ang Lee (2007)