Lauren Bacall

ESCENA (Dogville)

1. Parte del teatro u otro lugar destinado a la representación de un espectáculo ante un público.
2. Parte de una obra dramática durante la cual permanecen los mismos personajes.
(google.com)
Puesta en escena es un concepto proveniente del ámbito de las artes escénicas y extendido al cine, para referirse al diseño global de los aspectos de una producción escénica o cinematográfica. No debe confundirse con el concepto, más específico, de diseño de producción. Ha sido calificado de “magnífico término indeterminado” por la crítica del cine, no por ninguna carencia de definiciones, sino porque el término tiene tantos sentidos diferentes, que hay poco consenso sobre su definición concreta. (Wikipedia)

“El lenguaje típico del teatro tendrá su centro en la puesta en escena, considerada no como simple grado de refracción de un texto en escena, sino como el punto de partida de toda creación teatral”
Antonin Artaud (1896-1948) Poeta, dramaturgo, ensayista, novelista, director escénico y actor francés

DOGVILLE (Dogville) – 2003

Director Lars Von Trier
Guion Lars Von Trier
Fotografía Anthony Dod Mantle
Música Antonio Vivaldi
Producción Zentropa Entertainment/Isabella Films/Something Else/Menfis Film/Trollhättan Film/Pain Unlimited/Sigma Films/Zoma Films/Slot Machine/Liberator Prod./Film i Väst/Arte France Cinéma/France 3 Cinéma/DR TV-Drama/WDR/SVT Fiktion/NPS TV/YLE TV1/Norsk TV2 AS
Nacionalidad Dinamarca/ Holanda/ Suecia/ Alemania/ Gran Bretaña/ Francia/ Finlandia/ Noruega/ Italia
Duración 177m. Color
Reparto Nicole Kidman, Paul Bettany, Lauren Bacall, Stellan Skarsgård, James Caan, Ben Gazzara, Harriet Andersson, Jean-Marc Barr, Chloë Sevigny.
* David Bowie – Young americans

“Estás convencida de que nadie puede alcanzar tu alto nivel moral y perdonas a todos. No se me ocurre arrogancia mayor. Tú, mi hija adorada, perdonas a todos con excusas que jamás admitirías para ti.”

Obstinado en reflexionar sobre los límites de la bondad y la maldad que cobijan las relaciones humanas a través de distintos métodos y vías de expresión, Lars Von Trier enmarcó la América de la Depresión en el plató de un estudio teatral sueco sin paredes ni apenas decorados y mobiliario convencional (con los trazados de las calles y los contornos de las casas dibujados con tiza en el suelo) para hacernos testigos y casi partícipes del proceso de humillación, tortura y pérdida de dignidad al que es sometida una atractiva fugitiva en la pequeña comunidad rural estadounidense que la acoge. Bajo esta sugestiva y arriesgada concepción de puesta en escena, inspirada en la hechura del teatro épico brechtiano, subyace una abrumadora, fulgurante y desesperanzadora parábola de connotaciones bíblicas, estructurada en un prólogo y nueve capítulos, que iniciaba la trilogía USA: tierra de oportunidades, completada con MANDERLAY (2005) y WASHINGTON, aún pendiente de producción. Fenomenal reparto, abanderado por la beldad piadosa e inmaculada de una extraordinaria Nicole Kidman.

Otras películas que lucen una PUESTA EN ESCENA original y arriesgada

Fellini, ocho y medio – Federico Fellini (1963)
El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante – Peter Greenaway (1989)
Vania en la calle 42 – Louis Malle (1994)

MELODRAMA (Escrito sobre el viento)

El término melodrama, similar al drama pero con varios personajes, es oriiene el significado literal de obra teatral dramática en la que se resaltan los pasajes sentimentales mediante la incorporación de música instrumental. Con cualquier tipo de obra teatral, cinematográfica o literaria cuyos aspectos sentimentales, patéticos o lacrimógenos estén exagerados con la intención de provocar emociones en el público (…) En el cine, abarca películas que tienen una carga emocional o moral muy fuerte o emotiva, atendiendo al gusto de cada persona. Son películas dramáticas que buscan ser lo más realistas posibles dando un significado y connotación humana. https://es.wikipedia.org/wiki/Melodrama

“Si usted cree, como los griegos, que el hombre está a merced de los dioses, debe escribir tragedias. El fin es inevitable desde el principio. Pero si cree que el hombre puede resolver sus propios problemas y que no está a merced de nadie, entonces probablemente escriba melodramas”
Lillian Hellman (1905-1984) Dramaturga estadounidense

ESCRITO EN EL VIENTO (Written on the wind) – 1956

escrito

Director Douglas Sirk
Guión George Zuckerman
Fotografía Russell Metty
Música Frank Skinner
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 99m. Color
Reparto Rock Hudson, Lauren Bacall, Robert Stack, Dorothy Malone, Robert J. Wilke, Robert Keith, Grant Williams, Edward Platt, John Larch.

“A la belleza, a la verdad, que es todo menos bella”

Condensada y embriagadora adaptación de una novela original de Robert Wilder que representa la quintaesencia del melodrama hollywoodiense de los cincuenta por el grumo de intensidad, paroxismo y desesperanza con el que se abordó su desaforado argumento y el rabiosamente tornasolado tratamiento visual que Sirk y el operador Russell Metty supieron infundir a su estilizada puesta en escena. La decadente crónica familiar de unos magnates petrolíferos de Texas enfrentados por sus turbulentas e ilícitas pasiones fue visceralmente subvertida en un absorbente catálogo de odios, celos e insatisfacciones amorosas sumergidas en alcohol para plantear el fatídico desmoronamiento de la sociedad pudiente norteamericana y corroborar, una vez más, la tortuosa y aciaga concomitancia entre el poder material y el sexo. Magnífica dirección de actores, encabezados por el actor fetiche del realizador (Hudson) y entre los que sobresale la explosiva Dorothy Malone (que protagonizaba uno de los bailes más sensuales, morbosos y deletéreos jamás vistos en una pantalla) para un film icónico que se erigiría en semillero de futuras sagas televisivas: DALLAS, DINASTÍA, etc.

Otras obras maestras del MELODRAMA cinematográfico

Lo que el viento se llevó – Victor Fleming (1939)
Tú y yo – Leo McCarey (1957)
Esplendor en la hierba – Elia Kazan (1961)

HOMENAJE (El último pistolero)

Todo aquel acto que tiene como objetivo reconocer o recordar los logros de una persona en determinado ámbito ya sea laboral como también familiar o de amigos (…) Homenajear a una persona es sin dudas algo particularmente emotivo ya que supone que quienes llevan a cabo el homenaje lo hacen porque realmente sienten orgullo, admiración y cariño por esa persona. http://www.definicionabc.com/general/homenaje.php

“Pero aunque el mundo desdeña a los balleneros, sin embargo, y sin tener conciencia de ello, nos rinden el más encendido homenaje. Pues casi todos los cirios, lámparas y bujías que arden en los confines del globo lo hacen, para gloria nuestra, con aceite de ballena” (novela Moby Dick)
Herman Melville (1819-1891) Escritor estadounidense

EL ÚLTIMO PISTOLERO (The shootist) – 1976

shootist

Director Don Siegel
Guión Miles Hood Swarthout y Scott Hale
Fotografía Bruce Surtees
Música Elmer Bernstein
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 86m. Color
Reparto John Wayne, Lauren Bacall, Ron Howard, James Stewart, Hugh O’Brien, Richard Boone, John Carradine, Scatman Crothers.

“Me he pasado casi toda mi vida en el salvaje oeste y siempre he seguido mi línea de conducta (…) No soporto injusticias, no soporto insultos, no soporto bravucones. Yo no le hago eso a la gente y exijo lo mismo de ellos”

Emotiva y crepuscular revisión de los envejecidos cánones del western clásico, producida por el inefable Dino De Laurentiis e inspirada en la novela homónima de Glendon Swarthout, con la que el género redactaba, en presencia de otras veteranas glorias del celuloide, el merecido testamento epilogal a una de sus personalidades más honorables, prolíficas y representativas: John Wayne. Tras un evocador prólogo integrado por una recopilación de imágenes de diversas películas del actor, Siegel nos introducía con una mirada de profunda melancolía, causticidad y lirismo en una Carson City moderna e irreconocible para relatarnos la postrera aventura de un legendario pistolero aquejado de un cáncer de estómago en fase terminal, y, con ésta, augurar la inminente caducidad de su heroica y salvaje ideología. Tres años después, la vida no hizo sino consumar lo que el largometraje había subrayado y el mítico actor falleció víctima de la misma enfermedad que padecía su personaje, dejando atrás un legado de más de ciento cincuenta títulos y un importantísimo puñado de obras maestras.

Otras películas que sirven para rendir un HOMENAJE a su protagonista

El amor – Roberto Rossellini (1948) / Anna Magnani
Tras la pista de la pantera rosa – Blake Edwards (1982) / Peter Sellers
Mi enemigo íntimo – Werner Herzog (1999) / Klaus Kinski

SUBJETIVIDAD (La senda tenebrosa)

Propiedad de las percepciones, argumentos y lenguaje basados en el punto de vista del sujeto, y por tanto influidos por los intereses y deseos particulares del mismo. Su contrapunto es la objetividad, que los basa en un punto de vista intersubjetivo, no prejuiciado, verificable por diferentes sujetos. http://es.wikipedia.org/wiki/Subjetividad
El plano subjetivo es la toma que nos muestra directamente el punto de vista de un personaje, o sea que vemos la acción y los acontecimientos como si fuésemos el personaje mismo dentro de la película. http://es.wikipedia.org/wiki/Plano_cinematogr%C3%A1fico

“La subjetividad es la auto-estafa más grande que puede uno hacerse a sí mismo”
Leandro Kabakian (1985-) Abogado comunitario, político y escritor argentino

LA SENDA TENEBROSA (Dark passage) – 1947

senda

Director Delmer Daves
Guión Delmer Daves
Fotografía Sidney Hickox
Música Franz Waxman
Producción Warner Bros./First National
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 106m. B/N
Reparto Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Bruce Bennett, Clifton Young, Tom D’Andrea, Agnes Moorehead, Douglas Kennedy, Rory Mallinson.

“Así es la vida, una batalla campal desde el principio. A nadie le importa nadie, a nadie le importa un bledo lo que le pase a los demás. Hubo un tiempo en que los hombres se echaban mutuamente una mano”

Irreprochable clásico del cine negro, recamado con aliento romántico y pinceladas de un tenebroso y psicológico dramatismo, que adecuaba al cine la novela homónima del especialista David Goodis sobre la fuga de un convicto injustamente encarcelado por homicidio y su venturoso contacto con una atractiva mujer que le asistirá hasta el punto de procurarle una operación de cirugía estética. Habitualmente invocado por una eficaz aplicación del plano subjetivo durante la primera media hora para así no tener que revelar el semblante original del protagonista (de hecho, su rostro no se vislumbra hasta pasada una hora del metraje), brindaba un íntegro muestrario de la dinámica precisión narrativa y el abrumador carácter poético de su infravalorado realizador a pesar de la inverosimilitud del planteamiento argumental y su enrevesado desarrollo. Ejemplarmente ambientada en la inconfundible San Francisco, ofrecía el penúltimo recital de esa impresionante química irradiada por la carismática pareja Bogart/Bacall y, además, hacía gala de un magnífico trabajo de fotografía a cargo de Sidney Hickox.

Otras películas con una profusa utilización del PLANO SUBJETIVO

El hombre y el monstruo – Rouben Mamoulian (1931)
La dama del lago – Robert Montgomery (1947)
El resplandor – Stanley Kubrick (1980)

MODISTA (Mi desconfiada esposa)

Persona que tiene por profesión el diseño y confección de prendas de vestir; como vestidos, blusas, abrigos, etc. También se denomina diseñador de moda. Modista es común en cuanto al género, en tanto que la forma modisto, si bien es aceptada por la Real Academia Española, se refiere exclusivamente a un hombre con esta profesión. http://es.wikipedia.org/wiki/Modista

“Quiero ser un buen modista, honesto y coherente conmigo y con mis clientas. Nunca he pretendido ser el gran vanguardista. Intento hacer bien mi trabajo. Ni más, ni menos”
Lorenzo Caprile (1967-) Diseñador de moda español

MI DESCONFIADA ESPOSA (Designing woman) – 1957

mi

Director Vincente Minnelli
Guión George Wells
Fotografía John Alton
Música André Previn
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 118m. Color
Reparto Gregory Peck, Lauren Bacall, Dolores Gray, Sam Levene, Tom Helmore, Mickey Saughnessy, Chuck Connors, Jesse White.

“No me pregunten por qué fui al desfile esa tarde. Debí perder la cabeza. ¿Han estado en un desfile? Es un ritual pagano, una danza ceremonial donde los seguidores beben té y adoran la ropa”

A partir de los diversos conflictos cotidianos que surgen en el difícil matrimonio formado por un periodista deportivo y una sofisticada modista de alta costura, en su mayoría provocados por los celos o por sus antagónicas costumbres sociales, Minnelli perpetró este lúcido, exuberante y corrosivo análisis de la sociedad norteamericana de la época, que, no sólo figura como su mejor comedia, sino que también constituye una de las obras más personales de su filmografía. Con la habitual brillantez y distinción visual que siempre imprimió a su puesta en escena y sin prescindir del espíritu del musical que tanto cultivó, el inagotable realizador resolvía con suma precisión rítmica una serie de divertidas y estilizadas situaciones cómicas, entre las que destacaba la convulsa partida de póquer en casa de los consortes o la coreográfica pelea final, encauzadas a formular una elocuente contraposición entre el equilibrio manumisor del arte y la exacerbada mediocridad adherida al deporte. Por cierto, el guión se inspiraba en la vida de la mujer encomendada a vestir con finura al inspirado reparto: la reputada diseñadora Helen Rose.

Otras películas sobre MODISTAS

Las chicas de la lencería – Bettina Oberli (2006)
Valentino, the last emperor – Matt Tyrnauer (2008)
Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel – Anne Fontaine (2009)