Marcel Dalio

SILBIDO (Tener y no tener)

Sonido agudo que se produce al pasar con cierta fuerza el aire por la boca con los labios fruncidos o con los dedos colocados en ella convenientemente. (google.com)

“A martillazos de cristal el pecho espera que el dolor le alumbre un llanto de música esperanza. Y mientras tanto, silbo en silencio, contemplando el techo” (poema Ni él ni tú)
Blas de Otero (1916-1979) Poeta español

TENER Y NO TENER (To have and have not) – 1944

Director Howard Hawks
Guion Jules Furthman y William Faulkner
Fotografía Sid Hickox
Música Franz Waxman
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 100m. B/N
Reparto Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Walter Brennan, Dolores Moran, Hoagy Carmichael, Sheldon Leonard, Marcel Dalio.
* Hoagy Carmichael & Lauren Bacall – Am I blue?

“Sabes que conmigo no tienes que fingir, Steve. No tienes que decir nada y no tienes que hacer nada. Nada en absoluto. O tal vez solo silbar. Sabes como hacerlo, ¿verdad Steve? Tienes que juntar los labios y… soplar”

Magnífica combinación de aventuras, melodrama y cine negro, basada libremente en una discreta novela homónima de Ernest Hemingway, que, más allá de sus indiscutibles virtudes cinematográficas, ha pasado a la historia por ser la película durante la cual se produjo el idilio entre Humphrey Bogart y una tan sensual como fotogénica Lauren Bacall de diecinueve años de edad, que formalizaba aquí su primera aparición en pantalla. Ambientada en la isla de la Martinica, poco después de la capitulación francesa en la Segunda Guerra Mundial, narraba con estimulante dinamismo descriptivo y bajo una enigmática iluminación tenebrista cómo un desarraigado aventurero estadounidense acepta el temerario encargo de transportar en su embarcación de pesca a un cabecilla de la Resistencia, para así poder ayudar a regresar a su país a una joven compatriota. Obra paradigmática del personal estilo hawksiano, siempre dispuesto a reflexionar sobre la amistad y la búsqueda de la libertad, cuyos diálogos cortantes e ingeniosos resultaban idóneos para enriquecer la química especial que irradiaba la pareja protagonista, que prosiguió su romance tras las cámaras para contraer matrimonio un año más tarde.

Otras películas donde se emite algún famoso SILBIDO

Scarface, el terror del hampa – Howard Hawks (1932)
El puente sobre el río Kwai – David Lean (1957)
La vida de Brian – Terry Jones (1979)

CENICIENTA (Sabrina)

Persona o cosa injustamente postergada, desconsiderada o despreciada. (Larousse Editorial)
(Su origen etimológico proviene del personaje Cenicienta, del cuento homónimo de Charles Perrault.

“Y regresé a la maldición del cajón sin su ropa, a la perdición de los bares de copas, a las cenicientas de saldo y esquina, y, por esas ventas del fino La Ina, pagando las cuentas de gente sin alma que pierde la calma con la cocaína, volviéndome loco, derrochando la bolsa y la vida la fui, poco a poco, dando por perdida” (canción 19 días y 500 noches)
Joaquín Sabina (Cantautor, poeta y pintor español)

SABRINA (Sabrina) – 1954

Director Billy Wilder
Guion Billy Wilder, Samuel Taylor y Ernest Lehman
Fotografía Charles Lang
Música Frederick Hollander
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 114m. B/N
Reparto Humphrey Bogart, Audrey Hepburn, William Holden, Martha Hyer, John Williams, Walter Hampden, Marcel Dalio, Francis X. Bushman.
* Ella Fitzgerald – Isn’t it romantic

“Una mujer felizmente enamorada quema el soufflé. Una mujer tristemente enamorada se olvida de encender el horno”

El profusamente cacareado cuento de Cenicienta, en el que una muchacha de humilde condición traspasa las infranqueables barreras sociales gracias al amor, actuaría como principal fuente de inspiración para Samuel Taylor a la hora de moldear su obra teatral Sabrina fair, que, enriquecida por la delicadeza y el virtuoso ingenio como realizador de Billy Wilder, se convertiría en una de las grandes comedias románticas de los cincuenta. La ignorada hija de un chófer regresa de París, donde ha cursado unos singulares estudios culinarios, transformada en una elegante y atractiva damisela que cautivará a los antagónicos herederos de la acaudalada familia de empresarios para los que trabajan. Esta famosísima historia, plasmada con sarcástica ironía y sensibilidad, presenciaría un rodaje de lo más fastidioso e irrespirable, dominado por las continuas desavenencias entre Bogart y el cineasta de origen austríaco (quien reescribía continuamente el guion sobre la marcha) y el romance entre William Holden y una dulce, coqueta y esplendorosa Audrey Hepburn, sofisticadamente engalanada con los vestidos de Edith Head.

Otras películas basadas o inspiradas en el cuento de CENICIENTA

Medianoche – Mitchell Leisen (1939)
Pretty woman – Garry Marshall (1990)
Por siempre jamás – Andy Tennant (1998)

CASINO (El embrujo de Shanghai)

Establecimiento que se especializa en la oferta de todo tipo de juegos en los cuales se apuesta dinero con el objetivo de ganar una mayor cantidad a la suma apostada. El casino es una de las posibilidades de esparcimiento y diversión más populares de la actualidad, ofreciendo a sus clientes y visitantes numerosas opciones para disfrutar. Sin embargo, su presencia puede ser significativamente dañina si no se actúa de manera controlada y medida. (definicionabc.com)

“Hay un método secreto para volver del casino con una pequeña fortuna: ir con una gran fortuna”
Isidoro Loi (1940-) Arquitecto, escritor y paremiólogo chileno.

EL EMBRUJO DE SHANGHAI (The Shanghai gesture) – 1941

embrujo

Director Josef Von Sternberg
Guion Josef Von Sternberg, Jules Furthman y Geza Herczeg
Fotografía Paul Ivano
Música Richard Hageman
Producción Arnold Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 102m. B/N
Reparto Gene Tierney, Victor Mature, Ona Munson, Walter Huston, Albert Basserman, Eric Blore, Phyllis Brooks, Maria Ounspenskaya, Marcel Dalio.

“No fuerces a la suerte. Casi nunca da resultado”

Josef Von Sternberg resurgió de un período de aceptación de encargos tan sumiso como decadente para dirigir este drama turbulento y extravagante, con el que recuperaría de modo fugaz la suntuosidad visual y el recóndito fatalismo romántico que caracterizaron su etapa de mayor esplendor. Inspirado en una celebrada obra teatral homónima de John Cotton, de la que sustituyó el ambiente de prostíbulo por el de una ostentosa casa de juego, utilizaba el particular descenso a los infiernos de una sensual joven inglesa para ahondar en el tema de la autodestrucción espiritual por la vía de una corrupción paulatina de los sentimientos. Una obra maldita y anómala donde las haya, impregnada de un onírico y opresivo sentido de la atmósfera, fruto de un meticuloso refinamiento visual y una magnífica recreación del depravado entorno, que extraía de la delicadeza de Gene Tierney un asombroso poderío erótico y proclamaba la añoranza de su director por Marlene en el enigmático personaje de la ávida propietaria del casino (Ona Munson) que pretenden demoler con un velado propósito especulativo.

Otras películas ambientadas en un CASINO

Casino – Martin Scorsese (1995)
Ocean’s eleven – Steven Soderbergh (2001)
Los Pelayos – Eduard Cortés (2012)

KASBA (Pépé le Moko)

Barrio antiguo de algunas ciudades árabes que se caracteriza por la estrechez e irregularidad de sus calles. (Espasa-Calpe)

“Por orden del profeta prohibimos ese sonido del boogie. Degeneran los fieles con ese sonido loco del casbah” (canción Rock the casbah)
Joe Strummer (1952-2002) Músico británico, co-fundador, compositor, cantante y guitarrista de la banda The Clash

PÉPÉ LE MOKO (Pépé le Moko) – 1937

pepe

Director Julien Duvivier
Guion Julien Duvivier, Henri La Barthe, Henri Jeanson y Jacques Constant
Fotografía Marc Fossard y Jules Kruger
Música Vincent Scotto y Mohamed Ygerbuchen
Producción Paris Film
Nacionalidad Francia
Duración 90m. B/N
Reparto Jean Gabin, Mireille Balin, Line Noro, Gabriel Gabrio, Fernand Charpin, Gilbert Gil, Lucas Gridoux, Gaston Modot, Marcel Dalio.

“Hay cuarenta mil donde debería haber sólo diez mil. De todas partes del mundo… muchos. Las casas tienen patios cerrados, aislados como células, que se comunican por terrazas del dominio exclusivo de las mujeres del lugar. Colorida, dinámica, multifacética, ruidosa… No hay una kasba, hay cientos, miles”

Excepcional melodrama policíaco, basado en una modesta novela firmada por un tal detective Ashelbé (seudónimo de Henri La Barthe), que permanece como uno de los grandes logros del realismo poético francés, y, por ende, sobresale como el título más conseguido de su eminente realizador. En el papel que lo consagró como el antihéroe misterioso y romántico del cine europeo, Gabin encarnaba a un delincuente de origen parisino refugiado en la turbia, abrumadora y multirracial red de callejuelas de la casbah argelina (ambientada entre imágenes documentales y decorados en estudio, que se debatía entre el acoso de la fuerzas del orden, la traición de algún que otro colega y las crueles garras del destino que imposibilitaban su amor con una bella y aburrida turista. Favorecido por unos estupendos diálogos, Duvivier evidenció su don para trenzar intrigas de corte depresivo, propias del clima fatalista de vísperas de la guerra, en un film cuyo éxito deparó un remake hollywoodiense prácticamente calcado, ARGEL (1938), sólo destacable por su atractiva pareja protagonista: Charles Boyer y Hedi Lamarr.

Otras películas ambientadas en la KASBA

Casbah – John Berry (1948)
La batalla de Argel – Gillo Pontecorvo (1965)
Kasbah – Mariano Barroso (2000)

PUÑETAZO (La taberna del irlandés)

Golpe que se inflige con el puño cerrado, golpeando, generalmente a otra persona, con la intención de defensa o ataque. (Wikipedia)

“Si el libro que leemos no nos despierta de un puñetazo en el cráneo, ¿para qué leerlo?… Un libro tiene que ser un hacha que rompa el mar de hielo que llevamos dentro”
Franz Kafka (1883-1924) Escritor praguense de origen judío

LA TABERNA DEL IRLANDÉS (Donovan’s reef) – 1963

taberna

Director John Ford
Guión Frank Nugent y James Edward Grant
Fotografía William H. Clothier
Música Cyril Mockridge
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. Color
Reparto John Wayne, Lee Marvin, Jack Warden, Elizabeth Allen, Marcel Dalio, Dick Foran, César Romero, Dorothy Lamour, Mike Mazurki.

“Una boda es una cosa seria (…) De ahora en adelante seré yo quien imponga la paz en la familia”

Ford y Wayne cerraron su intensa colaboración artística, que perduró casi veinticinco años y alumbró más de una docena de obras maestras, con esta exótica comedia localizada en unas paradisíacas islas de la Polinesia e inspirada en un relato de Edmund Beloin, que describía cómo la plácida y dichosa vida de unos exmarineros norteamericanos allí instalados era fugazmente alterada ante la llegada desde Boston de la hija de uno de ellos, cuyo objetivo era constatar la conducta inmoral de su padre para así excluirlo de un suculento legado naviero. Si bien la cinta no figura (ni de lejos) entre los títulos mayores de su autor, constituye un placentero ejemplo de su incomparable talento narrativo, de su espíritu poético y contagiosamente optimista, y, sobre todo, de aquel satírico, integrador y particularísimo sentido del humor que persistía en encomiar el aspecto lúdico y vivificador del apego a la bebida o las peleas a puñetazos. Además de la desmesurada belleza y luminosidad que desprendían sus imágenes, presentaba un reparto excepcional y de lo más variopinto.

Otras películas donde se resuelven los conflictos a PUÑETAZO limpio

Le llamaban Trinidad – Enzo Barboni (1970)
Duro de pelar – James Fargo (1978)
El club de la lucha – David Fincher (1999)