Julien Duvivier

ALISTAMIENTO (La bandera)

Acción de alistar, reclutar hombres para el servicio de las armas. Es voluntario, cuando el alistado toma libremente las armas; o es forzoso, si el recluta es obligado por la ley. (Wikipedia)

“Es mejor ser pirata que alistarse en la marina de los Estados Unidos. ¿Quieres vender agua azucarada el resto de tu vida, o quieres hacer historia?”
Steve Jobs (1955-2011) Empresario y magnate estadounidense

LA BANDERA (La bandéra) – 1935

bandera4

Director Julien Duvivier
Guión Julien Duvivier y Charles Spaak
Fotografía Jules Kruger
Música Roland Manuel y Jean Wiener
Producción Société Nouvelle de Cinématographie
Nacionalidad Francia
Duración 96m. B/N
Reparto Jean Gabin, Annabella, Robert Le Vigan, Raymond Aimos, Charles Granval, Gaston Modot, Pierre Renoir, Margo Lion, Reine Paulet.

“Y pensar que a mí nunca me han gustado los militares… Pues bien, un buen día me arruiné. Cuando me cansé de todo aquello me vine aquí a España con mi bicicleta. Comía muy mal, ya lo creo, y no he tenido más remedio que alistarme. Al menos, aquí tendré una paga”

Adaptación de la novela homónima de Pierre MacOrlan, que explotaba las copiosas posibilidades adjuntas al desaprovechado subgénero colonial de la Legión en una curiosa miscelánea de estilización ambiental y minucioso naturalismo descriptivo, erigiéndose a su vez en precursora del desconcertante, pesimista y redentor espíritu romántico que singularizaría el denominado realismo poético francés. Tras una apasionante primera parte filmada íntegramente en el Barrio Chino de la Barcelona prebélica, anticipo de la atmósfera marginal que Julien Duvivier esgrimiría para reproducir la kasbah argelina en PEPE LE MOKO (1937), el film narraba las distintas contrariedades de un aventurero parisino de sombrío pasado para esquivar el acecho policial en su alistamiento como legionario español y luchar contra la fatalidad que precedía su desgarradora pasión con una bailarina marroquí. Cabe destacar el tremendo potencial dramático que emanaba de la pareja formada por la rudeza “canaille” de Jean Gabin y la beldad de una Annabella soberbiamente maquillada con rasgos norteafricanos.

Otras películas en las que asistimos al ALISTAMIENTO militar de su protagonista

Sin novedad en el frente – Lewis Milestone (1930)
Gallipoli – Peter Weir (1981)
Nacido el cuatro de julio – Oliver Stone (1989)

KASBA (Pépé le Moko)

Barrio antiguo de algunas ciudades árabes que se caracteriza por la estrechez e irregularidad de sus calles. (Espasa-Calpe)

“Por orden del profeta prohibimos ese sonido del boogie. Degeneran los fieles con ese sonido loco del casbah” (canción Rock the casbah)
Joe Strummer (1952-2002) Músico británico, co-fundador, compositor, cantante y guitarrista de la banda The Clash

PÉPÉ LE MOKO (Pépé le Moko) – 1937

pepe

Director Julien Duvivier
Guion Julien Duvivier, Henri La Barthe, Henri Jeanson y Jacques Constant
Fotografía Marc Fossard y Jules Kruger
Música Vincent Scotto y Mohamed Ygerbuchen
Producción Paris Film
Nacionalidad Francia
Duración 90m. B/N
Reparto Jean Gabin, Mireille Balin, Line Noro, Gabriel Gabrio, Fernand Charpin, Gilbert Gil, Lucas Gridoux, Gaston Modot, Marcel Dalio.

“Hay cuarenta mil donde debería haber sólo diez mil. De todas partes del mundo… muchos. Las casas tienen patios cerrados, aislados como células, que se comunican por terrazas del dominio exclusivo de las mujeres del lugar. Colorida, dinámica, multifacética, ruidosa… No hay una kasba, hay cientos, miles”

Excepcional melodrama policíaco, basado en una modesta novela firmada por un tal detective Ashelbé (seudónimo de Henri La Barthe), que permanece como uno de los grandes logros del realismo poético francés, y, por ende, sobresale como el título más conseguido de su eminente realizador. En el papel que lo consagró como el antihéroe misterioso y romántico del cine europeo, Gabin encarnaba a un delincuente de origen parisino refugiado en la turbia, abrumadora y multirracial red de callejuelas de la casbah argelina (ambientada entre imágenes documentales y decorados en estudio, que se debatía entre el acoso de la fuerzas del orden, la traición de algún que otro colega y las crueles garras del destino que imposibilitaban su amor con una bella y aburrida turista. Favorecido por unos estupendos diálogos, Duvivier evidenció su don para trenzar intrigas de corte depresivo, propias del clima fatalista de vísperas de la guerra, en un film cuyo éxito deparó un remake hollywoodiense prácticamente calcado, ARGEL (1938), sólo destacable por su atractiva pareja protagonista: Charles Boyer y Hedi Lamarr.

Otras películas ambientadas en la KASBA

Casbah – John Berry (1948)
La batalla de Argel – Gillo Pontecorvo (1965)
Kasbah – Mariano Barroso (2000)