SABANA (Memorias de África)

Ecosistema caracterizado por un estrato arbóreo-arbustivo en el que el dosel arbóreo tiene una escasa cobertura, ya sea por árboles pequeños o por haber poca densidad de ellos, lo que permite un estrato herbáceo continuo y generalmente alto. Combina características del bosque y del pastizal. Normalmente, las sabanas son zonas secas de transición entre selvas y semidesiertos. http://es.wikipedia.org/wiki/Sabana

“Los ocultos olorificadores empezaron a emitir un viento aromatizado en dirección a las dos personas del centro de la achicharrante sabana africana. El intenso olor a paja, el aroma fresco de la charca oculta, el penetrante olor a moho de los animales, el olor a polvo en el aire ardiente…” (cuento La sabana)
Ray Bradbury (1920-2012) Escritor estadounidense

MEMORIAS DE ÁFRICA (Out of Africa) – 1985

africa

Director Sidney Pollack
Guión Kurt Luedtke
Fotografía David Watkin
Música John Barry
Producción Mirage Entertainment/Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 154m. Color
Reparto Meryl Streep, Robert Redford, Klaus Maria Brandauer, Suzanna Hamilton, Michael Gough, Michael Kitchen, Malick Bowens.

“Las despedidas producen una extraña sensación. Hay en ellas algo de envidia, los hombres se van para poner a prueba su valor y si algo se pone a prueba es nuestra paciencia al prescindir de ellos o, tal vez, por lo bien que soportamos la soledad. Pero eso lo he sabido siempre, no hacía falta una guerra”

Uno de los éxitos más clamorosos del cine hollywoodiense de los ochenta, donde se ilustraba el adúltero romance que mantuvo a principios del siglo XX la escritora danesa Karen Blixen (bajo pseudónimo Isak Dinesen) con un desarraigado cazador británico durante su intensa estancia en Africa Central, según el compendio argumental realizado a partir de tres de sus libros de memorias y otros elementos incluidos en dos complejas biografías sobre la autora, firmadas por Judith Thurman y Errol Trzebinski. Sin abandonar su acomodaticia adscripción a las edulcoradas fórmulas del “star-system”, Pollack fraguó uno de sus largometrajes más atractivos al plasmar en un tono de serena y contagiosa melancolía este matizado relato de amor imposible, cuyas pretensiones psicológicas murmuraban acerca del aislamiento emocional o la nostalgia que sucede a la felicidad quebrantada. Espléndida interpretación de Meryl Streep, deslumbrante fotografía e inspirada y envolvente banda sonora de John Barry, por entonces sumido en una grave crisis personal que estuvo a punto de acabar con su vida.

Otras películas sobre la SABANA

Las minas del rey Salomón – A.Marton y C.Bennett (1950)
Mogambo – John Ford (1953)
Hatari! – Howard Hawks (1962)

14 comments

  1. Cuando me citan esta película siempre me trae a la memoria su hermosa banda sonora, que por mil veces escuchada, no deja de constituir un pedazo de belleza.

    En cuanto a la película en sí, nunca fue de mi especial agrado, precisamente por aquello que citas sobre su “acomodaticia adscripción a las edulcoradas fórmulas del “star-system”. Magnífica crónica con pluma, como siempre, maestra. Es gratificante la densidad de información y opinión en tan breve grupo de palabras. No sabía lo de Barry, por cierto. Un abrazo.

    Me gusta

  2. Por cierto, de las que citas la mejor es ¡Hatari!, que siempre me pareció espléndida y de la que suele hablar poco. Cuanto me gustaba la Martinelli, en su arrebatadora y elegantísima delgadez.

    Me gusta

  3. Preciosa película, impresionante fotografía y una B.S.O bellísima. La escena de la avioneta es unas las cosas más hermosas que le ocurrieron al cine en aquella década.

    Me gusta

  4. … Ya sabes que a mí, al contrario que el crítico abúlico (me encantan las miradas distintas-contrapuestas, me lo paso muy, muy bien y enriquece muchísimo), tengo cariño por el cine de Pollack… y siento especial cariño por su asociación con Robert Redford. Y Memorias de África es uno de esos títulos que veo de vez en cuando y no me canso… Siempre hay alguna escena que me viene a la cabeza cuando la nombro. Por ejemplo ahora… Cómo me gusta esa escena en que Denis lava el pelo a Karen… es una forma maravillosa de plasmar el erotismo.

    Me olvidé comentar el otro día otra película de Pollack que me gusta bastante y que también protagoniza Redford: Los tres días del cóndor.

    Beso
    Hildy

    Me gusta

    1. No estás sola en tu querencia por las miradas contrapuestas, te lo aseguro. Recuerdo que me comentaste que te gustaba Pollack, cineasta muy correcto pero al que no le hubiera ido del todo mal una mayor potestad autoral. Entre sus películas, me quedo sin dudarlo con “Danzad, danzad malditos”…
      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s