Andrei Konchalovsky

TAIGA (Siberiada)

Bioma caracterizado por sus formaciones boscosas de coníferas, siendo la mayor masa forestal del planeta.​ En Canadá se emplea «bosque boreal» para designar la zona sur del ecosistema, mientras que «taiga» se usa para la zona más próxima a la línea de vegetación ártica. En otros países se emplea «taiga» para referirse a los bosques boreales rusos. Geográficamente se sitúan en el norte de Rusia europea y Siberia, norte de Europa, en la región de la Bahía del Hudson, en el norte de Canadá y en el estado de Alaska. Está limitada al sur por la estepa y al norte por la tundra. (Wikipedia)

“Aquí, muchachos, impera la ley de la taiga. Pero incluso aquí las personas se las arreglan para vivir. ¿Sabéis quienes son los que no llegan a viejos? Los que lamen las sobras de otros hombres, los que confían en la enfermería y los que se chivan al compadre” (novela Un día en la vida de Iván Denísovich)
Aleksandr Solzhenitsyn (1918-2008) Escritor e historiador ruso

SIBERIADA (Siberiade) – 1978

siberiade

Director Andrei Konchalovsky
Guión Andrei Konchalovsky y Valentin Ezhov
Fotografía Levan Paatashvili
Música Eduard Artemyev
Producción Mosfilm/Satra/Sovexportfilm
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 275m. Color y B/N
Reparto Vladimir Samoilov, Vitali Solomin, Nikita Mikhalkov, Natalja Andreychenko, Ljudmilla Gurchenko, Sergei Shakurov.

“Se muere no el que está viejo sino el que se ha pasado de madurez”

Antes de dosificar con cuentagotas su aparente talento en la industria hollywoodiense, adonde acudió aburrido de las estrictas pautas morales, artísticas e ideológicas que trazaba el gobierno comunista, Konchalovsky legó al cine soviético moderno una de sus páginas más poéticas y arrebatadoras con esta epopeya histórica en torno a las eventualidades que a lo largo de buena parte del siglo XX han de hacer frente dos familias rivales de distinto rango afincadas en Yelán, una remota aldea de la taiga siberiana. El apego a la propia tierra y sus tradiciones por encima de los aires de conversión y progreso que acarrea el implacable transcurrir del tiempo actuaban como “leit-motiv” de una revoltosa contextura coral con propiedades místicas y esporádicos matices oníricos e ilusorios, como la figura del imperecedero abuelo, fragmentada en capítulos serenados por calmosas tomas de su salvaje naturaleza y didácticos interludios gráficos en torno al devenir histórico del país. Sublime fotografía y admirables interpretaciones, entre ellas la del hermano del director y también destacado cineasta Nikita Mikhalkov.

Otras películas ambientadas en la TAIGA siberiana

La carta que nunca fue enviada – Mikhail Kalatozov (1959)
Dersu Uzala – Akira Kurosawa (1975)
Happy people: A year in the taiga – D.Vasyukov y W.Herzog (2010)