POBREZA (Las Hurdes, Tierra sin pan)

Situación o condición socioeconómica de la población que no puede acceder o carece de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas que permiten un adecuado nivel y calidad de vida tales como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria o el acceso al agua potable. También se suelen considerar la falta de medios para poder acceder a tales recursos, como el desempleo, la falta de ingresos o un nivel bajo de los mismos. También puede ser el resultado de procesos de exclusión social, segregación social o marginación. En muchos países del tercer mundo, la situación de pobreza se presenta cuando no es posible cubrir las necesidades incluidas en la canasta básica de alimentos o se dan problemas de subdesarrollo. http://es.wikipedia.org/wiki/Pobreza

“En un país bien gobernado, la pobreza es algo que avergüenza. En un país mal gobernado, la riqueza es algo que avergüenza”
Confucio (551 a.C.-479 a.C.) Pensador chino

LAS HURDES (TIERRA SIN PAN) – 1933

hurdes

Director Luis Buñuel
Guión Luis Buñuel
Fotografía Eli Lotar
Música Johannes Brahms
Producción Ramón Acín
Nacionalidad España
Duración 30m. B/N

“El realismo de un Zurbarán o de un Ribera queda por debajo de esta triste realidad. La degeneración de esta raza proviene principalmente (entre otras causas) del hambre, de la falta de higiene y del incesto”

De regreso a su país natal tras sus provocadores inicios surrealistas, Buñuel aprovechó un premio de lotería obtenido por su amigo anarquista Ramón Acín para financiar un documento etnográfico sobre la misérrima comarca extremeña de Las Hurdes, en el que denunciaba con truculencia y veracidad su calamitosa pobreza e ínfimo desarrollo, así como la insalvable degeneración física y anímica de sus habitantes. La humillante e insuperable amargura de este apasionante retablo de horror y vituperio, integrado por imágenes tan sobrecogedoras como la del asno devorado por las abejas o las de los distintos enfermos de bocio, cretinismo o enanismo, no sólo impulsa a la reflexión y al sufrimiento ajeno sino que consigue el propósito de incomodar e, incluso, enfurecer. Esta característica tan arraigada a los motivos surrealistas acarreó su esperada prohibición por parte del gobierno Lerroux, no siendo permitida su exhibición hasta el triunfo del Frente Popular. Aún en la actualidad, puede considerarse como uno de los mediometrajes documentales más honrados y conmovedores que nos ha legado el cine.

Otras películas sobre la POBREZA

El chico – Charles Chaplin (1921)
La canción del camino – Satyajit Ray (1955)
Macario – Roberto Gavaldón (1960)

8 comments

  1. El documental incomoda y, sí, enfuerce desde luego, pero no sé si lo definiría como honrado… Creo que Buñuel sigue empleando cierto surrealismo solapado y subversivo y ni siquiera tiene intención de que todo esto sea honrado. Ahí quedarían escenas preparadas ex profeso como la del despeñamiento de la cabra o la del burro y las abejas.

    Me gusta

    1. Al utilizar el término “honrado” (y reconociendo que quizás no sea el adjetivo más adecuado) me refería a que Buñuel actuó en todo momento en base a su objetividad y a sus genuinos principios morales y artísticos, aunque para ello tuviera que adulterar ciertas realidades mostradas con la severa intención de plasmar y transmitir la cruda verdad de aquel siniestro microcosmos rural.

      Me gusta

  2. No estoy en casa para saber el título, pero leí una novela sobre los judíos expulsados, que desde Granada viajaron en dirección a Portugal, quedándose algunos de ellos escondidos en esa comarca de Extremadura, obviamente en unas condiciones terribles, si bien con una aún discusión histórica. Una zona hermosisima que durante siglos fue un lugar durisimo para los hombres. El trabajo de Buñuel terrible, si bien puede que algunas escenas no fueran un estricto reflejo de lo filmado. Aún así, extraordinario y necesario trabajo. Disculpa errores pero el móvil no lo manejo bien.

    Me gusta

  3. Quería decir que muchas escenas no son reflejo de una realidad filmada, todo lo contrario, son prueba palmaria de montaje y manipulación conceptual falsaria, y de esas hay muchas. ¿Envilece el discurso?, en principio no, salvo que se presente el trabajo como un documento sobre una realidad tal cual captada, como así se indica al ingreso de la obra, y es ahí donde sí hay vicio. Se sabe que lo que se muestra sucedió, pero no en el momento de su filmación y es ahí donde podemos poner reservas éticas en la obra. En cualquier caso es una obra valiente y necesaria, brillante por momentos y siempre simbólica.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s