Franz Planer

PRINCESA (Vacaciones en Roma)

Hija de un rey, femenino de príncipe (hijo varón del monarca) (…) Las esposas de los príncipes también se denominan princesas, por ejemplo la esposa del príncipe Alberto II de Mónaco es la princesa Charlene (…) En los cuentos infantiles tradicionales es común que entre sus protagonistas figuren bonitas princesas o que se conviertan en princesas luego de una vida modesta y sacrificada, al casarse con un príncipe como por ejemplo en el cuento “La Cenicienta”. (deconceptos.com)

“La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color” (poema Sonatina)
Rubén Darío (1867-1916) Poeta, periodista y diplomático nicaragüense

holliday

Director William Wyler
Guión Ian McLellan Hunter y John Dighton (Dalton Trumbo)
Fotografía Henri Alekan y Franz Planer
Música Georges Auric
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 114m. Color
Reparto Gregoty Peck, Audrey Hepburn, Eddie Albert, Margaret Rawlings, Paolo Carlini, Hartley Power, Tullio Carminati, Harcourt Williams.

“Voy a doblar aquella esquina, tú debes quedarte en el coche y marcharte. Prométeme que no me seguirás más allá de la esquina, sino que te marcharás y me dejarás igual que yo te dejo”

Ensoñadora comedia romántica que significó la presentación internacional de una de las más delicadas y encantadoras actrices de la historia del cine: Audrey Hepburn. Tras haber actuado en algunos films como secundaria, la joven actriz británica de rostro angelical y extremada delgadez trastocó los cánones de estética y feminidad al deslumbrar con su sofisticación y elegancia en un cautivador cuento de hadas que hurgaba en los caprichos de la providencia para describir el fugaz idilio que vive una dulce e ingenua princesa europea con un corresponsal norteamericano durante su visita oficial a la Ciudad Eterna. A pesar de no ser un reputado especialista en el género, Wyler volvió a lucir su refinado y privativo clasicismo al alternar con entusiasmo, vivacidad y un gran sentido del ritmo los momentos de intensidad dramática con otros de un igenioso sentido del humor, utilizando además con gran habilidad la belleza e inmortal aureola de misterio de los escenarios naturales romanos. Magnífico guión de Dalton Trumbo, por aquel entonces implicado en la “caza de brujas” (de ahí la tapadera Hunter/Dighton), y refinado vestuario a cargo de Edith Head.

Otras películas protagonizadas por una PRINCESA

Ámame esta noche – Rouben Mamoulian (1932)
Piel de asno – Jacques Demy (1970)
La princesa prometida – Rob Reiner (1987)

DEDO (Los 5000 dedos del Dr. T)

Los dedos son las extremidades de la mano y del pie del ser humano y de otros animales como los grandes simios. Son también las diez puntas de las extremidades que pueden apreciar la forma, tamaño, textura y temperatura de un objeto. (Wikipedia)

“Cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre”
Gabriel García Márquez (1927-2014) Escritor, novelista, cuentista, guionista y periodista colombiano

LOS 5000 DEDOS DEL DR. T (5000 fingers of Dr. T) – 1953

Director Roy Rowland
Guión Dr. Seuss y Allan Scott
Fotografía Franz Planer
Música Frederick Hollander y Hans J. Salter
Producción Columbia/The Stanley Kramer Company
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 88m. Color
Reparto Tommy Rettig, Peter Lind Hayes, Mary Healy, Hans Conried, George Chakiris, Noel Cravat, Robert Heasley, Tony Butala, Jack Heasley

“Bueno, digo yo, no creerás que he construido este gran piano solo para ti… ¿No entiendes que estoy en la víspera de mi mayor triunfo? Mañana, voy a cumplir el sueño de mi vida (…) Mañana, aquí abajo, tendré quinientos muchachos, ¡cinco mil pequeños dedos! ¡Y serán míos, todos míos! ¡Practicando las 24 horas del día, los 365 días del año!”

Pintoresco e ingenioso musical de corte fantástico que perdura con todos los honores entre los clásicos imborrables del cine infantil y constituye, sin ningún género de dudas, el título más notorio evocado de un realizador modestísimo, mayoritariamente confinado a la realización de westerns de segunda fila. Por tanto, no es de extrañar que los principales artífices de esta rareza de encanto decididamente naïf fueran su productor Stanley Kramer y el famoso escritor e ilustrador de cuentos para niños Theodor Seuss Geisel, conocido con el sobrenombre de Dr. Seuss, quienes concibieron un excéntrico y retorcido universo onírico/surrealista para plasmar las pesadillas que un tiránico profesor de piano provoca en un niño necesitado de amor paterno. Más allá de la delirante recreación ilusoria de esta especie de mofa de los regímenes totalitarios, cuyo diseño artístico se asemejaba en gran medida a las traslaciones fílmicas realizadas a partir de las fábulas de Lewis Carroll, cabe destacar su apropiado ritmo narrativo y la correcta labor de coreografía a cargo de Eugene Loring.

Otras películas donde los DEDOS juegan un papel primordial

La bestia con cinco dedos – Robert Florey (1946)
Pickpocket – Robert Bresson (1959)
Melodía para un asesinato – James Toback (1978)

GRANDEZA (Horizontes de grandeza)

1. Tamaño mayor de una cosa respecto de otra de su mismo género.
2. Importancia, magnitud.
3. Generosidad, bondad, excelencia moral.
http://www.wordreference.com/definicion/grandeza

“Hay grandes hombres que hacen a todos los demás sentirse pequeños. Pero la verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes”
Charles Dickens (1812-1870) Novelista inglés

HORIZONTES DE GRANDEZA (The big country) – 1958

big

Director William Wyler
Guión James R. Webb, Sy Bartlett y Robert Wilder
Fotografía Franz Planer
Música Jerome Moross
Producción United Artists/Anthony Productions/Worlwide Prod.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 165m. Color
Reparto Gregory Peck, Jean Simmons, Carroll Baker, Charlton Heston, Charles Bickford, Burl Ives, Chuck Connors, Alfonso Bedoya.

“Hay cosas que un hombre debe demostrarse sólo a sí mismo, y no a nadie más”

Un nutrido y estelar reparto, amplitud de pantalla y metraje, argumento de connotaciones épicas y una acentuada espectacularidad en las escenas de masas y paisajes configuraron las reglas de oro sobre las que maduró el denominado “superwestern”, emergido como relevo del “peplum” en la lucha de las “majors” contra la competencia televisiva y cuya enfática plenitud comercial llegaría con la reunión de los especialistas John Ford, Henry Hathaway y George Marshall para ostentar en Cinerama la genealogía del pueblo norteamericano en LA CONQUISTA DEL OESTE (1962). Sin embargo, fue probablemente Wyler quien firmó la manifestación más cautivadora del subgénero al expandir con su magistral pulso narrativo esta adaptación de una novela de Donald Hamilton en torno al enfrentamiento de gradación shakespeariana entre dos familias de rancheros texanos y un pacífico pero emprendedor naviero de Baltimore. Un férvido y acrisolado careo entre dos estilos feudales antagónicos, favorecido por su grandeza visual, unas loables interpretaciones y una legendaria partitura de Jerome Moross.

Otras películas caracterizadas por su GRANDEZA visual, artística y presupuestaria

Lawrence de Arabia – David Lean (1962)
Cleopatra – Joseph L. Mankiewicz (1963)
Ran – Akira Kurosawa (1985)

OLVIDO (Carta de una desconocida)

Acción involuntaria que consiste en dejar de recordar, o de guardar en la memoria, información adquirida. A menudo el olvido se produce por el “aprendizaje interferente”, que es el aprendizaje que sustituye a un recuerdo no consolidado en la memoria, y lo “desaparece” de la conciencia. Debemos recordar que uno recuerda que ha olvidado algo, es decir que sabe que tenía un conocimiento que ya no está allí, es decir, tener conciencia de haber tenido eso. Así, los recuerdos olvidados no desaparecen, sino que son sepultados en el inconsciente. https://es.wikipedia.org/wiki/Olvido

“Y la vida siguió, como siguen las cosas que no tienen mucho sentido. Una vez me contó, un amigo común, que la vio donde habita el olvido” (canción Donde habita el olvido)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor y poeta español

CARTA DE UNA DESCONOCIDA (Letter from an unknown woman) – 1948

carta3

Director Max Ophüls
Guión Howard Koch
Fotografía Franz Planer
Música Daniele Amfietheatrof
Producción Universal/Rampart Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 86m. B/N
Reparto Joan Fontaine, Louis Jordan, Mady Christians, Marcel Journet, Carol Yorke, Art Smith, Erskine Sanford, Otto Waldis.

“Cuando leas esta carta puede que ya haya muerto. Tengo tanto que contarte y tan poco tiempo. El motivo de estas líneas, no lo sé. Tengo que escribir ahora antes de que sea demasiado tarde. Quiero dejar claro que lo que nos pasó fue algo que está fuera del alcance de nuestro entendimiento. Si esta carta llega a tus manos, verás como fui tuya sin que tú siquiera supieses que existía”

El primer largometraje verdaderamente personal de Ophüls tras siete años de estancia en Estados Unidos llegó con esta sublime adaptación de la novela homónima de Stephan Zweig, que ha superado el paso de los años con portentosa solvencia hasta convertirse en una de las grandes cumbres del romanticismo cinematográfico. Ambientada en las ciudades de Viena y Linz de finales del siglo XIX, majestuosamente reconstruidas en estudio, describía mediante cuatro dilatados flashbacks la patética historia de una mujer que consagra su existencia a un atractivo y bohemio pianista del cual está secretamente enamorada desde su infancia. A través de un impresionante tratamiento visual, el cineasta alemán conseguía conjugar un sentido de la atmósfera febril y apasionado con una narrativa tan serena como delicada, donde la virtuosa cámara parecía moverse a ritmo de vals. Por su parte, Joan Fontaine alcanzaría su pináculo interpretativo gracias a la sutil y emotiva composición del difícil personaje principal, cuyo amor no correspondido evolucionaba desde la adolescencia hasta la madurez.

Otras películas sobre el OLVIDO

Niebla en el pasado – Mervyn Leroy (1942)
¡Olvídate de mí! – Michael Gondry (2004)
Trance – Danny Boyle (2013)

OCEANOGRAFÍA (20.000 leguas de viaje submarino)

Rama de la geografía que estudia los ríos, lagos, mares, océanos y cualquier espacio del mundo acuático de la Tierra, estudiando todo lo relacionado a él desde los procesos biológicos, físicos, geológicos y químicos que se dan en los mares y en los océanos. La misma ciencia es llamada también en español con las expresiones ciencias del mar, oceanología y ciencias marinas. http://es.wikipedia.org/wiki/Oceanograf%C3%ADa

«Sabemos muy poco de la forma en que los vientos y la corriente empujan a la deriva objetos como barcos abandonados y cuerpos humanos. Es un punto ciego en la oceanografía, ya que a los oceanógrafos no se les da bien medir con exactitud en la superficie del mar»
Curtis Ebbesmeyer (1943-) Oceanógrafo estadounidense

20.000 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO (Twenty thousand leagues under the sea) – 1954

league

Director Richard Fleischer
Guión Earl Felton
Fotografía Franz F. Planer
Música Paul J. Smith
Producción Walt Disney
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 127m. Color
Reparto Kirk Douglas, James Mason, Paul Lukas, Peter Lorre, Robert J. Wilke, Carleton Young, Ted De Corsia, Percy Helton, Ted Cooper.

“La mar lo es todo, un inmenso depósito de la naturaleza por el que transito a mi antojo”

La célebre novela homónima de Jules Verne, que en su primera adaptación oficial (realizada por Stuart Paton en 1916) ya reivindicó un pequeño lugar en la historia del cine por ser la primera película de ficción en utilizar cámaras submarinas, conquistó semejante deferencia al convertirse a mediados de los cincuenta en la primera producción con personas reales de Walt Disney, y, lo que es mucho más importante, asentarse entre los grandes clásicos del género de aventuras fantásticas para todas las edades. Fleischer, hasta entonces curtido con todos los honores en la serie B, supo plasmar con una imponente fuerza dramática y un excepcional vigor narrativo la odisea por los mares del Pacífico Sur del capitán Nemo a bordo del “Nautilus” (un submarino propulsado eléctricamente que aterrorizaba el mundo naviero allá por el 1868) y su encuentro con una expedidición integrada por un oceanógrafo, su ayudante y un revoltoso arponero. Solemne actuación de James Mason y escenas antológicas como la lucha contra el pulpo gigante o el entierro del navío entre formaciones de coral.

Otras películas sobre OCEANOGRAFÍA

El mundo del silencio – Jacques-Yves Cousteau (1956)
Abyss – James Cameron (1989)
Life Aquatic – Wes Anderson (2004)