COJERA (Cautivo del deseo)

Impedimento físico que no permite andar de modo normal. http://es.thefreedictionary.com/cojera

“Con tu sonrisa de medio lao cuántos te quiero te habrás callao, cuántas cosas de chiquillo aún conservas en los bolsillos. Con tu eterno cigarrillo, con tu ojera y tu descuido, La más bella de las danzas es tu cojera al caminar” (canción Ese que me dio la vida)
Alejandro Sanz (1968-) Cantautor y músico español

CAUTIVO DEL DESEO (Of human bondage) – 1934

cautivo

Director John Cromwell
Guión Lester Cohen
Fotografía Henry W. Gerrard
Música Max Steiner
Producción RKO
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 83m. B/N
Reparto Leslie Howard, Bette Davis, Kay Johnson, Frances Dee, Reginald Denny, Alan Hale, Reginald Owen, Desmond Roberts, Reginald Sheffield

“Siempre la misma historia… Si quieres que un hombre sea bueno contigo, tienes que ser dura con él”

Uno de los productos más destacados de John Cromwell, competente artesano especializado en melodramas de agitada pulsión romántica, lo encontraríamos en esta eminente adaptación de la novela más autobiográfica de William Somerset Maugham, donde abordaba con gran sensibilidad la historia de un estudiante de medicina enamoradizo y acomplejado por una cojera congénita, de cuya frágil personalidad se aprovecha una vulgar e insolente camarera para arrastrarlo por la senda de la humillación y el menosprecio. Fundamentada en una compacta construcción narrativa y un impecable sentido de la atmósfera romántica, ofrecía dos de las más brillantes caracterizaciones de sus respectivos protagonistas, especialmente una Bette Davis de deslumbradora lindura y fiereza que aprovecharía este generoso papel para afianzarse como una de las estrellas más fulgurantes de la época. Posteriormente se han llevado a la gran pantalla dos nuevas versiones del magistral texto, realizadas por Edmund Goulding (1946) y Ken Hughes (1964), pero con resultados infinitamente inferiores a esta obra maestra del género.

Otras películas con protagonistas que padecen de COJERA

La marcha nupcial – Erich Von Stroheim (1928)
Tristana – Luis Buñuel (1970)
Largo domingo de noviazgo – Jean-Pierre Jeunet (2004)

10 comments

  1. Enorme artesano con un puñado de estupendas películas, entre las que destaca ésta, una más de las muchas llevadas al cine basadas en una novela de Maughan, autor que siendo interesante no llegan a gustarme del todo las obras literarias que he leído de él, e incluso me han llegado a gustar más algunas películas como “El velo pintado”, también con médico. En ese caso y sin que sirva de precedente, me gustó más la versión actual. Por cierto, creo recordar que ya hablamos en su día de “Sin remisión” y las consecuencias en mi maltrecha economía de la época. Un gran abrazo y disculpa los errores del corrector del móvil.

    Me gusta

    1. No he leído ninguna novela de Maugham, pero sí he podido disfrutar de varias adaptaciones cinematográficas más que notables, entre las cuales destaco “El filo de la navaja“. Espero no equivocarme, pero ahora mismo no recuerdo haber hablado de “Sin remisión”, Altaica. Quizás te confundas con otro blog amigo. Un abrazo y disculpa por la demora en contestar.

      Me gusta

      1. Lo mismo estoy equivocado, pero en algún archivo de la memoria hay una conversación que mantuvimos sobre un concurso de cine en la Cadena SER, y perdí un dineral de la época al no recordar el director de la película Sin remisión. Creo que incluso tú llegaste a decirme que también habías participado. ¿Sabes lo que pasa?, yo a los buenos amigos, aunque sean recientes, creo haber estado con ellos toda la vida. Me pasa igual con las mujeres, la última es la única. Cuídate y sácame de mi error o acierto. Obviamente no es lo mismo poner alguna vez algún comentario en un blog, que ser el autor del mismo y responder encima a cientos de comentarios. Lo mío es mucho más fácil. Un enorme abrazo.

        Me gusta

  2. … recuerdo lo que me impresionó Bette Davis, y me hizo admirarla más como actriz, en esta película, que me parece una historia dura, amarga pero a la vez hermosa. Su personaje es tan tremendo que logra que el espectador sienta toda la capa de sentimientos hacia él. Desde desprecio hasta compasión… Por otra parte me hizo conocer más allá de Ashley Wilkes al actor Leslie Howard.

    Me pasa igual que Altaica, solo que yo no he leído a Maugham, pero sí he disfrutado con sus adaptaciones cinematográficas. Y me fascinó la actual versión de El velo pintado con Edward Norton y Naomi Watts.

    Me han venido a la cabeza dos cojos: Mel Ferrer en LILI y Burt Lancaster en TRAPECIO, dos películas a las que tengo especial cariño y simpatía. Y en cuanto damas cojas no olvido el triste personaje de Piper Laurie en EL BUSCAVIDAS o el de Vannessa Redgrave en otra película que adoro, JULIA.

    Beso
    Hildy

    Me gusta

    1. No recordaba que ningún personaje de esta obra maestra del cine negro sufriera de cojera, aunque ahora que has tocado el “film noir” me ha venido a la memoria la que padecía el abogado interpretado por Robert Taylor en “Chicago, años 30” de Nicholas Ray. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s