Bette Davis

PRUEBA (La carta)

Cosa material, hecho, suceso, razón o argumento con que se prueba o se intenta probar que algo es de una determinada manera y no de otra. (google.es)
(en derecho) Todo motivo o razón aportado al proceso por los medios y procedimientos aceptados en la ley para llevarle al juez al convencimiento de la certeza sobre los hechos discutidos en un proceso. Ciertos autores le asignan a la prueba el fin de establecer la verdad de los hechos y no solamente el convencimiento al juez. (Wikipedia)

“La más clara prueba de que existe vida inteligente en otros planetas es que aún no han venido a visitarnos”
Sigmund Freud (1856-1939) Médico neurólogo austriaco de origen judío, padre del psicoanálisis

LA CARTA (The letter) – 1940

Director William Wyler
Guión Howard Koch
Fotografía Tony Gaudio
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 95m. B/N
Reparto Bette Davis, Herbert Marshall, James Stephenson, Gale Sondergaard, Sen Yung, Frieda Inescort, Bruce Lester, Cecil Kellaway.

“Solíamos vernos una o dos veces por semana. Nadie llegó a sospechar nada. Cada vez que nos veíamos me odiaba a mí misma, pero solo vivía pensando en verle de nuevo (…) Era como una persona que padece una grave enfermedad y no quiere recuperarse. En la misma agonía sentía placer”

Memorable adaptación de la pieza teatral homónima de William Somerset Maugham, a su vez inspirada en un cuento basado en hechos reales e incluido en su libro recopilatorio The casuarina tree, que trataba sobre el tormentoso e incontrolable sentimiento de la pasión adúltera y los poderosos privilegios de la clase alta en asuntos legales a partir del asesinato cometido por la ambiciosa, pérfida y manipuladora esposa del responsable de una plantación de caucho en la colonia anglosajona de Malasia. Un largometraje de una progresión dramática admirable, favorecido por la concienzuda dirección del siempre efectivo Wyler, la talentosa dirección de fotografía de Gregg Toland y unas prominentes interpretaciones a cargo de Herbert Marshall, cuya sobriedad interpretativa ya había sido puesta al servicio de Jean de Limur en la primera versión de la novela (1929), y, cómo no, de la gran Bette Davis, que despedazaba los cánones de belleza establecidos en Hollywood con sus ojos saltones mientras se consolidaba como una rutilante estrella de modales altivos e impetuosa personalidad.

Otras películas en cuyo título reside la PRUEBA incriminatoria del delito

Testigo de cargo – Billy Wilder (1957)
Único testigo – Peter Weir (1985)
La caja de música – Constantin Costa-Gavras (1989)

TREPA (Eva al desnudo)

Persona que intenta ascender profesional o socialmente aprovechando cualquier circunstancia y sin importarle los medios que utilice para ello. http://es.thefreedictionary.com/trepa

“Yo soy monárquico como rebeldía contra los partidos políticos, no porque crea que Dios tiene que dar el poder a una familia (…) Me gusta que haya un trono al que ningún trepa pueda llegar”
Juan Soto Ivars (1985-) Escritor y periodista español

EVA AL DESNUDO (All about Eve) – 1950

eva2

Director Joseph L. Mankiewicz
Guión Joseph L. Mankiewicz
Fotografía Milton Krasner
Música Alfred Newman
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 138m. B/N
Reparto Bette Davis, Anne Baxter, George Sanders, Celeste Holm, Gary Merrill, Craig Hill, Hugh Marlowe, Thelma Ritter, Marilyn Monroe.

“Buen discurso, Eva, pero yo no me preocuparía demasiado por el corazón ya que siempre puedes poner ese trofeo en su lugar”

El exquisito Mankiewicz decidió poner de manifiesto su fascinación por el teatro, y, tomando como referencia el relato The wisdom of Eve de Mary Orr, configuró esta perspicaz, cínica y desencantada radiografía sobre el competitivo universo de Broadway que narraba por medio de una brillante construcción en flashback el declive de una veterana primera actriz y la paralela ascensión de su trepa y usurpadora secretaria; papeles interpretados respectivamente por unas sensacionales e irrepetibles Bette Davis y Anne Baxter. Desdeñando el extremismo afín al puro melodrama y omitiendo todo fragmento escénico, la película conformaba un certero y cruel análisis sobre la complejidad de las apariencias, dotado de unos diálogos antológicos por su sardónica agudeza y colmado de sofisticados e interesantísimos personajes, como el cínico crítico teatral compuesto por George Sanders. Adherida a las grandes peliculas de la historia del cine, alcanzó un enorme éxito popular y crítico, hasta el punto de obtener nada menos que catorce nominaciones al Oscar; todavía un record del certamen, aunque en la actualidad compartido con el TITANIC (1997) de James Cameron.

Otras películas sobre la trayectoria de un TREPA

La ciudad frente a mí – Vicncent Sherman (1959)
Un lugar en la cumbre – Jack Clayton (1959)
El trepa – Michel Deville (1974)

TUMOR (Amarga victoria)

Cualquier alteración de los tejidos que produzca un aumento de volumen. Es un agrandamiento anormal de una parte del cuerpo que aparece, por lo tanto, hinchada o distendida (…) En sentido restringido, un tumor es cualquier masa o bulto que se deba a un aumento en el número de células que lo componen. https://es.wikipedia.org/wiki/Tumor
Un tumor cerebral es un crecimiento descontrolado de células derivadas de componentes cerebrales (tumores primarios) o de células tumorales localizadas en otras áreas del organismo (metástasis). Los tumores pueden ser benignos o malignos, dependiendo de la rapidez de su crecimiento y de si logran resecarse o curarse mediante el tratamiento neuroquirúrgico. https://es.wikipedia.org/wiki/Tumor_cerebral

“Existen pruebas que nos permiten no perder tiempo ante una sospecha de un tumor cerebral, pero no disponemos en ningún sitio del mundo de una prueba para el diagnóstico precoz”
Cristóbal Belda (- ) Doctor y especialista en oncología médica

AMARGA VICTORIA (Dark victory) – 1939

amarga

Director Edmund Goulding
Guión Casey Robinson
Fotografía Ernest Haller
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 106m. B/N
Reparto Bette Davis, George Brent, Humphrey Bogart, Ronald Reagan, Henry Travers, Geraldine Fitzgerald, Cora Whiterspoon, Virginia Brissac.

“¿Por qué células normales y sanas se vuelven locas? ¿Lo sabes? (…) ¡Nadie lo sabe! Pero los llamamos quistes, gliomas, tumores y cánceres. Esperamos curarlos con el bisturí sin conocer la causa. Nuestros pacientes tienen fe porque somos médicos. Algún día, alguien descubrirá un suero que será para estos tumores lo que la insulina es para la diabetes y las antitoxinas para la difteria”

Prodigiosa adaptación al celuloide de una obra teatral de George Emerson Brewler Jr. y Bertram Block que constituye una de las inapreciables joyas del género melodramático hollywoodiense, perdurando además como uno de aquellos magníficos papeles que Miss Davis compuso en su triunfante paso por la Warner. Dotado de una especial delicadeza para la puesta en escena y fundamentalmente versado en la dirección de grandes estrellas, sobre todo femeninas, Goulding extrajo todo el dinamismo y la espontaneidad de su flamante protagonista para conmocionar al público de la época con la historia de una joven heredera de Long Island, acostumbrada a vivir con una actitud tan indómita como hedonista, que debe hacer frente a un incurable tumor cerebral. Refinada en su romanticismo y contenida en sus momentos más tristes al abrigo de un tratamiento lumínico de encomiable intensidad, resulta infinitamente superior al mediocre remake HORAS ROBADAS, firmado por Daniel Petrie veinticuatro años más tarde con la temperamental Susan Hayward en el papel de la vigorosa enferma.

Otras películas con algún TUMOR CEREBRAL

Antes llega la muerte – Joaquín Luis Romero Marchent (1964)
Declaración de guerra – Valérie Donzelli (2011)
La música nunca dejó de sonar – Jim Kohlberg (2011)

COJERA (Cautivo del deseo)

Impedimento físico que no permite andar de modo normal. http://es.thefreedictionary.com/cojera

“Con tu sonrisa de medio lao cuántos te quiero te habrás callao, cuántas cosas de chiquillo aún conservas en los bolsillos. Con tu eterno cigarrillo, con tu ojera y tu descuido, La más bella de las danzas es tu cojera al caminar” (canción Ese que me dio la vida)
Alejandro Sanz (1968-) Cantautor y músico español

CAUTIVO DEL DESEO (Of human bondage) – 1934

cautivo

Director John Cromwell
Guión Lester Cohen
Fotografía Henry W. Gerrard
Música Max Steiner
Producción RKO
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 83m. B/N
Reparto Leslie Howard, Bette Davis, Kay Johnson, Frances Dee, Reginald Denny, Alan Hale, Reginald Owen, Desmond Roberts, Reginald Sheffield

“Siempre la misma historia… Si quieres que un hombre sea bueno contigo, tienes que ser dura con él”

Uno de los productos más destacados de John Cromwell, competente artesano especializado en melodramas de agitada pulsión romántica, lo encontraríamos en esta eminente adaptación de la novela más autobiográfica de William Somerset Maugham, donde abordaba con gran sensibilidad la historia de un estudiante de medicina enamoradizo y acomplejado por una cojera congénita, de cuya frágil personalidad se aprovecha una vulgar e insolente camarera para arrastrarlo por la senda de la humillación y el menosprecio. Fundamentada en una compacta construcción narrativa y un impecable sentido de la atmósfera romántica, ofrecía dos de las más brillantes caracterizaciones de sus respectivos protagonistas, especialmente una Bette Davis de deslumbradora lindura y fiereza que aprovecharía este generoso papel para afianzarse como una de las estrellas más fulgurantes de la época. Posteriormente se han llevado a la gran pantalla dos nuevas versiones del magistral texto, realizadas por Edmund Goulding (1946) y Ken Hughes (1964), pero con resultados infinitamente inferiores a esta obra maestra del género.

Otras películas con protagonistas que padecen de COJERA

La marcha nupcial – Erich Von Stroheim (1928)
Tristana – Luis Buñuel (1970)
Largo domingo de noviazgo – Jean-Pierre Jeunet (2004)

EGOCENTRISMO (El hombre que vino a cenar)

Característica que define a una persona que cree que sus propias opiniones e intereses son más importantes que las de los demás. Parte de la hegemonía de que sus pensamientos por sobre los otros, lo que él piensa, opina, decide, cree y razona es primero y más importante que el resto, el mundo gira alrededor de su individualidad y lo que no se ajusta a él es rechazado y desvalorado por su opinión. http://es.wikipedia.org/wiki/Egocentrismo

“Uno y otro se parecen en su sobria elegancia, su pelo gris, su mirada de jugador de póquer, su rictus serio. Pero también en el carácter solitario, la ironía con tendencia al sarcasmo, el egocentrismo que se convierte en megalomanía y en su lengua viperina que acaban por no controlar. Es imposible ser neutral ante House y Mourinho”
Màrius Carol (1953-) Periodista y escritor español

EL HOMBRE QUE VINO A CENAR (The man who came to dinner) – 1941

dinner

Director William Keighley
Guión Julis J. Epstein y Philip G. Epstein
Fotografía Tony Gaudio
Música Frederick Hollander
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 112m. B/N
Reparto Monty Woolley, Bette Davis, Ann Sheridan, Richard Travis, Reginald Gardiner, Billie Burke, Jimmy Durante, Grant Mitchell.

“Si Florence Nightingale hubiera tenido que cuidarle, se habría casado con Jack el Destripador en lugar de fundar la Cruz Roja”

Recordado preferentemente por co-dirigir junto a Michael Curtiz el inmarchitable clásico ROBIN DE LOS BOSQUES (1938), Keighley, artesano eficaz pero creativamente limitado, podía presumir de contar en su haber cinematográfico con esta trepidante comedia irracional, basada en una exitosa pieza escénica que George S. Kaufman y Moss Hart idearon como parodia a numerosas personalidades del momento. Ante el deterioro dipsómano de John Barrymore, Monty Woolley retomó con absoluto primor su actuación en Broadway del egocéntrico e irascible astro mediático de las ondas, trasunto del crítico teatral Alexander Woollcott, que, por culpa de una inoportuna lesión de pelvis, trastornaba la armonía familiar de un prototípico hogar provinciano de Ohio en las semanas previas al día de Navidad. Ann Sheridan como remedo de Gertrude Lawrence, Jimmy Durante caricaturizando el desliz de Harpo Marx por las rubias o la gran Bette Davis, entre otros, contribuían a representar un guión divertidísimo, trufado de frases cínicas y desdeñosos ataques a las arribistas influencias inherentes al mundo del espectáculo.

Otras películas sobre EGOCENTRISMO

Ciudadano Kane – Orson Welles (1941)
El jeque blanco – Federico Fellini (1952)
Cuando éramos reyes – Leon Gast (1996)