REPUGNANCIA (Saló, o los 120 días de Sodoma)

1. Alteración del estómago causada por algo desagradable que produce ganas de vomitar.
2. Aversión o sentimiento de rechazo hacia ciertas ideas o actos, desde el punto de vista moral o intelectual.
http://es.thefreedictionary.com/repugnancia

“Los recuerdos biológicos son casi siempre desagradables, ecos de peligros y terrores. Nada dura tanto como el miedo. En toda la naturaleza ves ahora ejemplos de mecanismos liberadores innatos, que han estado dormidos durante miles de generaciones, pero que conservan todo su poder (…) ¿De qué otro modo puedes explicar la repugnancia universal y completamente injustificada que inspiran las arañas, aunque solo una especie pica a sus victimas?”
J.G. Ballard (1930-2009) Escritor británico de ciencia-ficción

SALÓ, O LOS 120 DÍAS DE SODOMA (Salò o le 120 giornate di Sodoma) – 1975

saló2

Director Pier Paolo Pasolini
Guión Pier Paolo Pasolini y Sergio Citti
Fotografía Tonino Delli Colli
Música Ennio Morricone
Producción PEA/Les Productions Artistes Associés
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 117m. Color
Reparto Paolo Bonacelli, Giorgio Cataldi, Aldo Valletti, Caterina Boratto, Elsa De Giorgi, Umberto Paolo Quintavalle, Sonia Saviange.

“Fuisteis reunidas, débiles criaturas, como un rebaño destinado a nuestro placer. No esperéis encontrar aquí la ridícula libertad concedida al mundo exterior. Estáis fuera del alcance de cualquier “legalidad”. Nadie sabe que estáis aquí. Para el resto del mundo, vosotros ya estáis muertos”

Uno de los largometrajes más controvertidos, provocadores y escandalosos de todos los tiempos, que traslada las teorías hedonistas perpetradas en el libro del Marqués de Sade a la república fascista de Saló, en plena ocupación nazi, para delimitar qué inexcusable grado de envilecimiento e impudicia es capaz de alcanzar la condición humana. Mediante una impavidez narrativa aterradora, que no vacila en insertar simbólicas y discordantes inflexiones burlescas en un entorno tan angustioso como radicalmente vejatorio, la cinta nos convierte en atónitos espectadores de una confabulación sádico-morbosa entre cuatro tiránicos jerarcas y unas curtidísimas prostitutas, consistente en secuestrar a un nutrido grupo de adolescentes para someterlos a una sucesión de humillaciones sexuales, aberrantes sesiones coprofágicas y atroces torturas somáticas. Una obra desigual, a todas luces excesiva por su desagradable y repugnante obscenidad, e incluso premonitoria, pues Pasolini falleció misteriosamente asesinado en Ostia ese mismo año, tres meses después de abjurar de toda la belleza inherente a su insigne obra.

Otras películas dominadas por un sentimiento de REPUGNANCIA

Pink Flamingos – John Waters (1972)
La montaña sagrada – Alejandro Jodorowski (1973)
Saw – James Wan (2004)

6 comments

  1. Es, cuando menos, curiosa la palabra que empleas para hablar de la obra de Pasolini, pues verdaderamente no sé si “insigne” es la más ajustada a semejante trabajo. Si es por su acepción de célebre, pudiera dentro de determinado grupo de cinéfilos, pero si es por ilustre o egregia creo que discreparíamos sobremanera. Sin duda tal merecedor sería su coetáneo compatriota Visconti.

    No voy a entrar de nuevo a valorar al cineasta italiano pues ya sabes de sobra cual es mi arbitraria opinión (especialmente enfrentada con el encumbramiento que siempre han formulado algunos sesudos eruditos), pero sí quisiera decir que respecto de la renuncia de algunas piezas de su “insigne” obra, especialmente, la llamada “trilogía de la vida” por la pérdida en las mismas de su capacidad y sentido crítico (hay que reconocerle al italiano su disposición autocrítica), el boloñés reconoció al retractarse o renegar de ellas que la propuesta no había soportado el paso del tiempo. Ni que decir tiene que la película de hoy es otro ejemplo palmario de una obra con terribles fallos conceptuales y que como metáfora resulta excesiva, fácil y desmesura, que en su mezcolanza de elementos simbólicos y de escenas lacerantes no atina a promover nada más que una repugnancia alejada de su objetivo. Un abrazo.

    Me gusta

    1. Prefiero obviar la comparación entre la obra pasoliniana con la filmografía de Visconti, porque, además de no tener prácticamente nada en común en lo referente a sus parámetros estilísticos, tampoco sería demasiado justo con el primero por la profunda admiración que me profesa el talento como creador cinematográfico del segundo, sin duda, una de mis más grandes debilidades… Reconociendo que “insigne” quizás no sea el adjetivo más adecuado para acentuar el cómputo de su obra, e incluso aceptando que se ajusta más a la primera acepción que a la segunda, la trayectoria de Pasolini ha deparado películas de una admirable factura, especialmente en unos inicios herederos de la tradición neorrealista, como por ejemplo “Accattone”, “Mamma Roma” o “El evangelio según San Mateo”. Ahora, no puedo opinar lo mismo acerca de esta atroz y desproporcionada fábula sobre la degradación del raciocinio humano… Un abrazo.

      Me gusta

  2. Catherine Breillat y Michael Haneke la incluían en su lista de las diez mejores películas de la historia. Curiosidades.
    Pero hay que tener mucho estomago para verla.
    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s