MADRE (Mamma Roma)

Aquel ser vivo de sexo femenino que ha tenido un hijo. Por instinto, las madres de todas las especies tienden a cuidar a sus crías, a amamantarlas, a ayudarlas a crecer, hasta que puedan valerse por sí mismas. http://deconceptos.com/ciencias-naturales/madre

“El amor de una madre por un hijo no se puede comparar con ninguna otra cosa en el mundo. No conoce ley ni piedad, se atreve a todo y aplasta cuanto se le opone”
Agatha Christie (1890-1976) Escritora inglesa

MAMMA ROMA (Mamma Roma) – 1962

mamma

Director Pier Paolo Pasolini
Guión Pier Paolo Pasolini
Fotografía Tonino Delli Colli
Música Antonio Vivaldi
Producción Arco Film
Nacionalidad Italia
Duración 110m. B/N
Reparto Anna Magnani, Ettore Garofolo, Fraco Citti, Silvana Corsini, Luciano Gonini, Luisa Loiano, Paolo Volponi, Vittorio LaPlagia.

“El mal que has hecho es como un camino que los inocentes tienen que recorrer”

Los vehementes y abnegados esfuerzos de una madura prostituta para regenerarse y desviar del sendero de la delincuencia a su amado hijo adolescente polarizan el grueso dramático en el que se sustenta esta lacerante crónica sobre el desarraigo, que, junto a su predecesora ACCATONE (1961), conforman un fenomenal díptico en clave neorrealista acerca de la extrema marginalidad fertilizada en el extrarradio romano. Para ello, Pasolini espulgó el descorazonador miserabilismo de su contenido social por medio de un rígido distanciamiento dramático, resonancias místicas casi sacralizadoras y un enjundioso despliegue de facultades interpretativas a cargo de la Magnani (sus dos locuaces paseos nocturnos entre jóvenes viandantes y compañeras de profesión forman parte de lo mejor de su repertorio), dejando para el adusto, metafórico y conmovedor epílogo una de sus particulares evocaciones pictóricas, en esta ocasión el Cristo yacente de Mantegna. Desde otra óptica, el film puede verse además como una lapidaria verificación de la inigualable pureza, desazón y hondura que singularizan el amor de madre.

Otras películas sobre el abnegado amor de MADRE

Stella Dallas – King Vidor (1937)
La vida íntima de Julia Norris – Mitchell Leisen (1946)
Bailando en la oscuridad – Lars Von Trier (2000)

12 comments

    1. Ni la ha he visto, pero hace muy buena pinta. Archivada queda para cuando un servidor disponga de más tiempo… Otro buen ejemplo del sacrificio y la abnegación de la figura materna lo encontramos en una de las obras mayores de Mikio Naruse, “Madre”.

      Me gusta

  1. Me impresionó esta película de Pasolini… y como siempre, siempre Anna. Aquí está desgarradora de principio a fin… Desde su exagerada alegría hasta el dolor insoportable. Recuerdo una cena o comida, una celebración donde a Anna tiene todos los registros posibles.

    Dos de las películas que nombras sobre el abnegado amor de madre me fascinan, tanto Barbara Stanwyck como “Stella Dallas” como Olivia de Havilland en “La vida íntima de Julia Norris”. Y por nombrar de nuevo a la Magnani en otro papel de madre amantísima que se equivoca y rectifica… “Bellisima” de Luchino Visconti.

    Besos
    Hildy

    Me gusta

    1. En efecto, “Bellísima” retrataba los esfuerzos de una madre para que su hija no padezca un futuro miserable y sin ilusiones, como le ha tocado vivir a ella. La Magnani, inmensa, ya nos había demostrado lo bien que plasma el dolor de una madre ante la pérdida de un hijo en “Roma, ciudad abierta”. Besos.

      Me gusta

    1. Me encanta que hayas citado “Imitación a la vida”, sea tanto en la versión original de Stahl como en el portentoso remake de Sirk. Estuve a punto de incluirla en las alternativas y finalmente la descarte con la esperanza de que alguien se acordara de ella. Un auténtico homenaje a la figura de la madre, con uno de los finales más emocionantes que haya visto nunca.
      John Ford trató como nadie el tema de la unidad de familiar y casi siempre retrataba a la madre en su papel protector, denodado y unificador. Quizás los dos mejores ejemplos sean el que tú has mencionado, el de Jane Darwell en “Las uvas de la ira”, o la entrañable Sara Allgood de “¡Qué verde era mi valle!”.

      Me gusta

  2. Desde otro punto de vista me vienen a la cabeza las madres dominantes de Hitchcock, desde Jessica Royce Landis en Atrapa a un ladrón hasta otra Jessica, Tandy, en Los pájaros.
    Un saludo,

    Me gusta

  3. Dominantes, castradoras, despóticas… Tienes mucha razón las madres de Hitchcock son punto y aparte. Además de las que citas me vienen a la memoria otras como la de Claude Rains en “Encadenados” o Cary Grant en “Con la muerte en los talones”, por no hablar de “Psicosis”. Bienvenido al blog y gracias por tu visita. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s