Anna Magnani

NEORREALISMO (Roma, ciudad abierta)

Movimiento cinematográfico que surgió en Italia durante la primera mitad del siglo XX como una reacción a la Posguerra. Tuvo como objetivo mostrar condiciones sociales más auténticas y humanas, alejándose del estilo histórico y musical que impuso el fascismo. Los autores utilizaban frecuentemente a actores no profesionales. El término fue acuñado por el crítico Umberto Barbaro y la primera película de este género es considerada Roma ciudad abierta de Roberto Rossellini. (Wikipedia)

“Con el neorrealismo nos vimos desde fuera, de modo despejado, casi con descuido, castigando con ese descuido todas nuestras ambiciones creativas. Así le fue devuelta su autenticidad a las cosas, llegando a una función del cine que ya no era personal, egoísta, sino social”
Roberto Rossellini (1906-1977) Cineasta italiano

ROMA, CIUDAD ABIERTA (Roma città aperta) – 1945

Director Roberto Rossellini
Guión Roberto Rossellini, Federico Fellini y Sergio Amidei
Fotografía Ubaldo Arata
Música Renzo Rossellini
Producción Excelsa Film/Minerva
Nacionalidad Italia
Duración 100m. B/N
Reparto Anna Magnani, Aldo Fabrizi, Marcello Pagliero, Maria Michi, Harry Feist, Francesco Grandjacquet.

“¿Quién nos hará olvidar todos esos sufrimientos, esas angustias, esos miedos? ¿Acaso Cristo no nos ve?”

Obra fundamental en el devenir cinematográfico italiano, y, sin duda alguna, un título crucial en la trayectoria de su eminente realizador, que utilizaba como punto de partida un guión inspirado en la tortura y el posterior fusilamiento de un sacerdote que colaboraba con la resistencia anti-nazi para intercalar diversos relatos basados en hechos reales y, a través de ellos, rendir un rotundo homenaje a la lucha antifascista. En condiciones tremendamente precarias, sin apenas recursos técnicos ni económicos, localizaba en un asolado paisaje romano unos hechos históricos que acababan de suceder mediante una perfecta fusión entre la crudeza naturalista de su crónica social y una intriga de poderosa complejidad moral y psicológica, cosechando un gran éxito internacional que sirvió para abrir una puerta al revolucionario y entonces emergente movimiento neorrealista. Cabe destacar la inmediatez documental de su puesta en escena, así como las meritorias actuaciones de un reparto prácticamente extraprofesional, si exceptuamos a Fabrizi y a una soberbia Anna Magnani, que, tras doce años de profesión, lograba consagrarse como estrella cinematográfica.

Otras obras maestras del NEORREALISMO italiano

Años difíciles – Luigi Zampa (1948)
Ladrón de bicicletas – Vittorio De Sica (1948)
Tierra tiembla, La – Luchino Visconti (1948)

CINECITTÀ (Bellísima)

Complejo de estudios de cine y televisión en la parte oriental de Roma, en la vía Tuscolana, a nueve kilómetros del centro de la ciudad. Tiene una superficie aproximada de 600.000 m2. En Cinecittà fueron rodadas más de 3.000 películas, 90 de las cuales recibieron una nominación al Premio Oscar y de estas 47 han ganado la prestigiosa estatuilla. La idea de su fundación aparece en los años treinta, durante el régimen fascista de Mussolini, en un intento de competir con los estudios de Hollywood en Estados Unidos. Asimismo, el régimen era consciente de la importancia de un arma de propaganda, parecida a la desarrollada en la Alemania Nazi. El 26-01-1936 Mussolini pone la primera piedra, y tras quince meses de obras, los estudios son inaugurados el 28-04-1937. En este mismo año se rodarían 19 películas, y en los siguientes varios cientos de filmes más. Durante estos primeros años los estudios vieron pasar a muchos de los grandes nombres del cine italiano: Rossellini, Fellini, De Sica y Visconti. En 1943 Cinecittà fue saqueada por los nazis, quienes la utilizaron como campo de concentración para civiles, y luego bombardeada por las fuerzas aliadas. Tras la crisis provocada por la guerra, ya en los años cincuenta, se rodaron allí grandes clásicos del cine ambientadas en el Imperio romano, como ‘Quo vadis’ (1949), y ‘Ben Hur’ (1959), siendo este período la edad de oro de los estudios. Tal fue la inversión estadounidense en Cinecittà que llegó a conocerse como “la Hollywood sul Tevere” (…) En los años setenta, con la popularización de la televisión, los estudios se centran en las producciones de series y teleseries. En los años noventa Cinecittà es privatizada. Los estudios fueron afectados por un incendio en agosto de 2007 el cual se originó en el hangar donde se grabó la serie de televisión producida por HBO y la BBC ‘Roma’. https://es.wikipedia.org/wiki/Cinecitt%C3%A0

“Cinecittà es una simbólica y hermosa fortaleza; fuera está el infierno, mientras dentro de sus muros se cuentan historias de hadas, a veces amargas, a veces dulces, a veces divertidas”
Marcello Mastroianni (1924-1996) Actor italiano

BELLÍSIMA (Bellissima) – 1951

Bellissima

Director Luchino Visconti
Guión Luchino Visconti, Suso Cecchi D’Amico y Francesco Rosi
Fotografía Piero Portalupi y Paul Ronald
Música Franco Mannino
Producción Società Film Bellissima
Nacionalidad Italia
Duración 103m. B/N
Reparto Anna Magnani, Walter Chiari, Tina Apicella, Gastone Renzelli, Arturo Bragaglia, Lola Braccini, Alessandro Blasetti, Tecla Scarano.

“No quiero que mi hija sea una desgraciada como yo. Quiero que sea alguien”

La etapa neorrealista de Visconti concluyó con esta perspicaz adaptación de un relato corto de Cesare Zavattini, cuya acepción denunciadora contenía una parábola moralizante sobre la dificultad de preservar la decencia y el anhelo por alzar la cabeza en una sociedad esquiva e infamante, donde sus deterioradas perspectivas e incesantes desilusiones eran supuestamente aplacadas por resquicios del sistema tan peliagudos y abusivos como la industria cinematográfica, de la que se ofrece una radiografía feroz aunque suavizada por una enérgica y desbordante ironía. En este contexto, atestado de seres grotescos, parásitos y disolutos, progresaba la obstinada e intrépida desazón de una humilde mujer romana por introducir a toda costa a su hija de corta edad en un concurso organizado para descubrir la protagonista de un film de Alessandro Blasetti, realizador que aparecía caracterizándose a sí mismo. Por supuesto, el meollo dramático de la historia radicaba, una vez más, en el vehemente e inmenso temperamento interpretativo de su esplendorosa protagonista.

Otras películas sobre CINECITTÀ

Entrevista – Federico Fellini (1987)
Hollywood sobre el Tíber – Marco Spagnoli (2009)
Qué extraño llamarse Federico – Ettore Scola (2013)

MADRE (Mamma Roma)

Aquel ser vivo de sexo femenino que ha tenido un hijo. Por instinto, las madres de todas las especies tienden a cuidar a sus crías, a amamantarlas, a ayudarlas a crecer, hasta que puedan valerse por sí mismas. http://deconceptos.com/ciencias-naturales/madre

“El amor de una madre por un hijo no se puede comparar con ninguna otra cosa en el mundo. No conoce ley ni piedad, se atreve a todo y aplasta cuanto se le opone”
Agatha Christie (1890-1976) Escritora inglesa

MAMMA ROMA (Mamma Roma) – 1962

mamma

Director Pier Paolo Pasolini
Guión Pier Paolo Pasolini
Fotografía Tonino Delli Colli
Música Antonio Vivaldi
Producción Arco Film
Nacionalidad Italia
Duración 110m. B/N
Reparto Anna Magnani, Ettore Garofolo, Fraco Citti, Silvana Corsini, Luciano Gonini, Luisa Loiano, Paolo Volponi, Vittorio LaPlagia.

“El mal que has hecho es como un camino que los inocentes tienen que recorrer”

Los vehementes y abnegados esfuerzos de una madura prostituta para regenerarse y desviar del sendero de la delincuencia a su amado hijo adolescente polarizan el grueso dramático en el que se sustenta esta lacerante crónica sobre el desarraigo, que, junto a su predecesora ACCATONE (1961), conforman un fenomenal díptico en clave neorrealista acerca de la extrema marginalidad fertilizada en el extrarradio romano. Para ello, Pasolini espulgó el descorazonador miserabilismo de su contenido social por medio de un rígido distanciamiento dramático, resonancias místicas casi sacralizadoras y un enjundioso despliegue de facultades interpretativas a cargo de la Magnani (sus dos locuaces paseos nocturnos entre jóvenes viandantes y compañeras de profesión forman parte de lo mejor de su repertorio), dejando para el adusto, metafórico y conmovedor epílogo una de sus particulares evocaciones pictóricas, en esta ocasión el Cristo yacente de Mantegna. Desde otra óptica, el film puede verse además como una lapidaria verificación de la inigualable pureza, desazón y hondura que singularizan el amor de madre.

Otras películas sobre el abnegado amor de MADRE

Stella Dallas – King Vidor (1937)
La vida íntima de Julia Norris – Mitchell Leisen (1946)
Bailando en la oscuridad – Lars Von Trier (2000)