Alessandro Blasetti

TESTARUDEZ (Bellísima)

Actitud de la persona testaruda. (google.com)
Se llama testaruda a la persona que defiende una posición de manera firme (…) En principio, la testarudez expresa una tendencia negativa, ya que se trata de un comportamiento inflexible o poco transigente (…) Así, el testarudo puede ser alguien que no da su brazo a torcer y por lo tanto alguien que no atiende a razones. (definicion.mx)

“Nos gusta llamar testarudez a la perseverancia ajena pero le reservamos el nombre de perseverancia a nuestra testarudez”
Jean Baptiste Alphonse Karr (1808-1890) Crítico, periodista y novelista francés

BELLÍSIMA (Bellissima) – 1951

Bellissima

Director Luchino Visconti
Guion Luchino Visconti, Suso Cecchi D’Amico y Francesco Rosi
Fotografía Piero Portalupi y Paul Ronald
Música Franco Mannino
Producción Società Film Bellissima
Nacionalidad Italia
Duración 103m. B/N
Reparto Anna Magnani, Walter Chiari, Tina Apicella, Gastone Renzelli, Arturo Bragaglia, Lola Braccini, Alessandro Blasetti, Tecla Scarano.

“No quiero que mi hija sea una desgraciada como yo. Quiero que sea alguien”

La etapa neorrealista de Visconti concluyó con esta perspicaz adaptación de un relato corto de Cesare Zavattini, cuya acepción denunciadora contenía una parábola moralizante sobre la dificultad de preservar la decencia y el anhelo por alzar la cabeza en una sociedad esquiva e infamante, donde sus deterioradas perspectivas e incesantes desilusiones eran supuestamente aplacadas por resquicios del sistema tan peliagudos y abusivos como la industria cinematográfica, de la que se ofrece una radiografía feroz aunque suavizada por una enérgica y desbordante ironía. En este contexto, atestado de seres grotescos, parásitos y disolutos, progresaba la testaruda e intrépida desazón de una humilde mujer romana por introducir a toda costa a su hija de corta edad en un concurso organizado para elegir a la protagonista de un film de Alessandro Blasetti, realizador que aparecía caracterizándose a sí mismo. Por supuesto, el meollo dramático de la historia radicaba, una vez más, en el vehemente e inmenso temperamento interpretativo de su esplendorosa protagonista.

Otras películas determinadas por la TESTARUDEZ del personaje protagonista

El cochecito – Marco Ferreri (1960)
Simón del desierto – Luis Buñuel (1965)
Qiu Ju, una mujer china – Zhang Yimou (1992)

CORONA (La corona de hierro)

Ornamento de la cabeza considerado en todas las épocas como distintivo de la autoridad real o nobiliaria, y en algunas de sus formas, como premio o condecoración debida a méritos muy singulares.
La Corona de hierro es una antigua y preciosa corona usada desde la Alta Edad Media hasta el siglo XIX para la coronación del rey de Italia. Durante mucho tiempo, los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico recibieron esta coronación debido a que la titulación de reyes de Italia estaba ligada a la dignidad imperial.
(Wikipedia)

“Nada sienta tan bien en la frente del vencedor como una corona de modestia”
Juan Donoso Cortés (1809-1853) Filósofo, político y diplomático español

LA CORONA DE HIERRO (La corona di ferro) – 1941

corona

Director Alessandro Blasetti
Guion Alessandro Blasetti, Renato Castellani, Corrado Pavolini, Giuseppe Zucca, Guglielmo Zorzi y Mario Chiari
Fotografía Mario Craveri y Vaclav Vich
Música Alessandro Cicognini
Producción ENIC/Lux Film
Nacionalidad Italia
Duración 97m. B/N
Reparto Massimo Girotti, Gino Cervi, Elisa Cegani, Paolo Stoppa, Luisa Ferida, Rina Morelli, Umberto Silvestri, Osvaldo Valenti, Primo Carnera.

“Es la más poderosa reliquia de la verdadera fe, majestad, por dónde pasa la justicia triunfa, si encuentra el mal para y cuando reemprende el camino el bien ha vuelto a resplandecer como un milagro”

Asombroso fresco medieval de aventuras mitológicas que constituye el más aparatoso, divulgado e insólito exponente del cine rodado en Cinecittá bajo los auspicios del régimen fascista italiano, así como el título más recordado (que no el mejor) del prolífico e infravalorado Alessandro Blasetti. En una amalgama de influencias y evocaciones tan desmesurada como rocambolesca, que iba desde las prosopopéyicas leyendas teutonas hasta las tragedias familiares shakespearianas, la película urdía una caótica y moralizante fabula pseudohistórica de corte fantástico en torno a una corona que confería a su portador la facultad de obrar milagros. Exenta de cualquier impulso intelectualista y sustentada por un espléndido reparto (que incluía al excampeón mundial pugilístico Primo Carnera y en el que diversos actores encarnaban a dos personajes distintos) se caracterizaba por su atropellada narración, una atmósfera caliginosa, sensual y fantasmagórica, y, sobre todo, por su abrumadora grandilocuencia plástica, de donde sobresalían los fastuosos decorados de Virgilio Marchi.

Otras películas sobre CORONAS

Las perlas de la corona – Sacha Guitry (1937)
Ricardo III – Laurence Olivier (1955)
La locura del rey Jorge – Nicholas Hytner (1994)