Claude Renoir

GOCE (Una partida de campo)

Experiencia de disfrutar de los placeres de la vida que reportan sensaciones agradables (…) El goce es un regalo de la vida que suma momentos de ilusión y bienestar a la rutina cotidiana (…) Por ejemplo, existen goces personales tan bonitos como disfrutar de la agradable conversación de un buen amigo o experimentar la ilusión del enamoramiento. (definicionabc.com)

“La sabiduría de la vida consiste en la eliminación de lo no esencial. En reducir los problemas de la filosofía a unos pocos solamente: el goce del hogar, de la vida, de la naturaleza, de la cultura”
Lin Yutang (1895-1976) Escritor chino

UNA PARTIDA DE CAMPO (Une partie de campagne) – 1936

Director Jean Renoir
Guión Jean Renoir
Fotografía Claude Renoir y Jean Bourgoin
Música Joseph Kosma
Producción Phanteon Production
Nacionalidad Francia
Duración 42m. B/N
Reparto Sylvie Bataille, Georges D’Arnoux, Jane Marken, Jean Renoir, André Gabriello, Jacques-Bernard Brunius, Marguerite Renoir.

“Dime mamá, cuando eras más joven, cuando tenías mi edad ¿venías al campo a menudo? (…) ¿Y recuerdas si te sentías tan rara como yo me siento hoy? (…) Sí, mamá, que todo te provocara una especie de ternura: la hierba, el agua, los árboles… como un vago deseo. ¿No crees? Algo que entra, te eleva y te da hasta ganas de llorar. Dime, mamá, ¿tú sentías esto cuando eras joven?”

Embriagadora transcripción de un fugaz romance campestre extraído de un relato homónimo de Guy de Maupassant, que, pese a perdurar como una obra inacabada, constituye uno de los ejemplos más perfectos del universo poético y estilístico de su autor. En una especie de esbozo de lo que más tarde sería su gran obra maestra LA REGLA DEL JUEGO (1939), Renoir alcanzó un complejo equilibrio entre su tradicional humanismo populista y una melancólica evocación del Impresionismo pictórico fomentado por su progenitor, consiguiendo una bucólica y sensual apología de la naturaleza, del ambiente rural frente a la mentalidad urbana y del goce de vivir para atrapar, de vez en cuando, ese sentimiento fugaz, voluble y poderoso llamado felicidad. Antes de abandonar el rodaje para dedicarse de lleno a su nuevo proyecto, la adaptación del drama de Maxim Gorki LOS BAJOS FONDOS (1936), el maestro francés tuvo que improvisar varios fragmentos debido a una imprevista tormenta que, curiosamente, contribuyó a fortalecer la magnitud melodramática de su bellísimo paisaje fluvial, especialmente luminoso en la poética escena de la seducción de la protagonista.

Otras películas que exaltan la sensualidad y el GOCE de vivir

Sonrisas de una noche de verano – Ingmar Bergman (1955)
Belle epoque – Fernando Trueba (1992)
La fortuna de vivir – Jean Becker (1999)

HIPOCORÍSTICO (Toni)

Los nombres hipocorísticos son aquellos apelativos cariñosos, familiares o eufemísticos usados para suplantar a un nombre real. Se caracterizan por el hecho de que las palabras son sometidas a cierta deformación, siendo muchas veces apócopes, aféresis o diminutivos del nombre propio verdadero, aunque también pueden tener un origen etimológicamente distinto al de éste (como es el caso de Pepe, por José). (Wikipedia)

“El cambio de aires le iba a sentar de maravilla; estaba, de la tarea de buscar piso, hasta la coronilla; tocaba enmendarle la plana a la marisabidilla. Sus humores hipocráticos canturreaban a canon, escarbando en balde en la copla prima hermana tetuda del “toma tomate” un hipocorístico para tachar de chiquilicuatre a un desafortunado propósito de presentarse en casa de su amiga sin avisar” (novela Entrevista)
Rita Tapia Oregui (1988-) Escritora y traductora española

TONI (Toni) – 1935

Director Jean Renoir
Guión Jean Renoir, Carl Einstein y Jacques Levert
Fotografía Claude Renoir
Música Paul Bozzi
Producción Les Films d’Aujourd’hui
Nacionalidad Francia
Duración 82m. B/N
Reparto Charles Blavette, Edouard Delmont, Jenny Hélia, Max Dalban, Celia Montalván, Andrex, Jacques Leveil, Michel Kovachevitch.

“El país nativo es aquél que me da de comer”

Anticipándose casi una década a los postulados del cine neorrealista italiano al rodar íntegramente en escenarios naturales, con poquísimos medios económicos e intérpretes no profesionales, miembros en su mayoría del equipo habitual del dramaturgo y cineasta Marcel Pagnol, Renoir formalizó este drama rural de armoniosa meticulosidad naturalista que marcó el inicio de su época dorada, convirtiéndose, por añadidura, en una de las obras claves de la historia del cine francés. Partiendo de un suceso real y través de una perfecta homogeneidad entre su premeditada intención de denuncia social y una captación de lo cotidiano casi documental, describía las vicisitudes laborales y problemas de adaptación de una comunidad humana compuesta por obreros de distintas etnias y nacionalidades, radicada en un pequeño pueblo de la zona provenzal de Martigues, haciendo especial hincapié en un conflicto amoroso de inevitable desenlace trágico entre un jornalero italiano y una pasional inmigrante española. Cabe destacar el uso de canciones coloquiales de la época, así como la precisa fotografía de Claude Renoir.

Otras películas tituladas con un HIPOCORÍSTICO

Mandy – Alexander MacKendrick (1952)
Lola – Jacques Demy (1961)
Lenny – Bob Fosse (1974)

RÍO (El río)

Corriente natural de agua que fluye con continuidad. Posee un caudal determinado, rara vez es constante a lo largo del año, y desemboca en el mar, en un lago o en otro río, en cuyo caso se denomina afluente. La parte final de un río es su desembocadura. Algunas veces terminan en zonas desérticas donde sus aguas se pierden por infiltración y evaporación por las intensas temperaturas. https://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo

“Yo entré en Florencia. Era de noche. Temblé escuchando casi dormido lo que el dulce río me contaba. Yo no sé lo que dicen los cuadros ni los libros (no todos los cuadros ni todos los libros, sólo algunos), pero sé lo que dicen todos los ríos”
Pablo Neruda (1904-1973) Poeta chileno

EL RÍO (Le fleuve) – 1951

rio

Director Jean Renoir
Guión Jean Renoir y Rumer Godden
Fotografía Claude Renoir
Música M.A. Partha Sarathy
Producción Oriental International Films/United Artists
Nacionalidad Francia/ India/ Estados Unidos
Duración 99m. Color
Reparto Nora Swinburne, Esmond Knight, Arthur Shields, Thomas E. Breen, Radha, Patricia Walters, Suprova Mujerkee, Adrienne Corri.

“Esta es la historia de mi primer amor. En ella se cuenta lo que es crecer a orillas de un río salvaje. Aunque el primer amor debe ser igual en todas partes, y podría haber ocurrido en América, Inglaterra, Nueva Zelanda o Tombuctú. Aunque, claro está, no hay ríos en Tombuctú”

Una vez concluido su exilio hollywoodiense, Jean Renoir residió durante dos años en la India, donde concibió esta estimulante, límpida e iluminada parábola sobre la inocencia y el despertar de la adolescencia, basada en la novela homónima de Rumer Godden. Compuesta con una extraña sutileza y autenticidad e impregnada de una aséptica y purificadora sensación de placidez, detallaba la vida cotidiana de una familia de colonos británica instalada a orillas del río Ganges; haciendo especial hincapié en la fascinación que un joven oficial americano, mutilado de guerra, ejercía sobre el reducido colectivo femenino. Documental y ficción convergían en la película con absoluta armonía gracias a la cautivadora sencillez de su puesta en escena, que transmitía el choque cultural entre la civilización occidental y el panteísmo hindú con una gran cohesión y exquisitez. Primera obra en color del maestro francés, con una esplendorosa fotografía de Claude Renoir, donde comulgaba con la naturaleza en un tono evocador y nostálgico sin necesidad de recurrir al mero exotismo de postal.

Otras películas con el decisivo protagonismo de un RÍO

Las aventuras de Huckleberry Finn – Michael Curtiz (1960) / Mississippi
Aguirre, la cólera de Dios – Werner Herzog (1972) / Amazonas
El río de oro – Paulo Rocha (1998) / Duero